Enlaces accesibilidad

Dos mujeres suicidas matan a 58 personas en un campo de refugiados de Nigeria

  • En el campo se refugiaban familias que huían de la violencia de Boko Haram
  • Todo apunta a un atentado del grupo yihadista

Una mujer herida en el atentado de Dikwa es atendida en un hospital de Maiduguri, capital del estado de Borno, en Nigeria. AFP / PIUS UTOMI EKPEI
Una mujer herida en el atentado de Dikwa es atendida en un hospital de Maiduguri, capital del estado de Borno, en Nigeria. AFP / PIUS UTOMI EKPEI AFP / PIUS UTOMI EKPEI

Un doble atentado suicida perpetrado por mujeres causó el pasado martes al menos 58 muertos en un campo de refugiados en Nigeria. Otras 78 personas resultaron heridas.

La noticia se conoció un día después debido a las malas comunicaciones de la zona.

El ataque tuvo lugar en un campo de refugiados de la localidad de Diwka, a 85 kilómetros de la capital del estado de Borno (noreste del país), donde se refugian familias desplazadas por la violencia del grupo yihadista Boko Haram.

Las autoras fueron dos jóvenes que penetraron en el campo y se inmolaron entre la multitud. Una tercera mujer no detonó su bomba, posiblemente porque temía que sus padres se encontraran en el campo, fue detenida y está siendo interrogada, según han informado las autoridades locales.

Foto de archivo (2 de febrero de 2016): mujeres y niños en el campo de personas desplazadas de Dikwa, en el estado de Borno, en Nigeria. AFP

Foto de archivo (2 de febrero de 2016): mujeres y niños en el campo de personas desplazadas de Dikwa, en el estado de Borno, en Nigeria. AFP AFP

Boko Haram

Ninguna fuerza ha reivindicado el ataque, pero las sospechas recaen sobre el grupo terrorista Boko Haram, que en los últimos años ha matado a decenas de miles de personas en su intento de imponer la sharía o ley islámica en el noreste de Nigeria.

"La gente estaba haciendo cola para el desayuno, y una de las bombas explotó. En el caos que siguió a la explosión, otra bomba fue detonada", explicó a Channels Televisión Mustapha Ali, un testigo del atentado.

El campo para desplazados de Dikwa, que está a 80 kilómetros de Maiduguri, alberga a más de 51.000 personas que huyeron de la violencia de Boko Haram, que declaró su lealtad al grupo yihadista Estado Islámico a principios de marzo del año pasado.

Al menos 65 muertos en un ataque de Boko Haram al norte de Nigeria

Cuatro mil muertes

"No tenemos control sobre nuestros movimientos. El Gobierno decide dónde nos quedamos, pero nos gustaría que nos realojaran en Maiduguri, porque ahora estamos en una zona de guerra", ha añadido Ali.

Solo en 2015, el grupo islamista radical fue responsable de más de 4.000 muertes a pesar de la creciente presión del Ejército nigeriano y de sus aliados regionales. A finales de enero, un grupo de milicianos de Boko Haram atacó un pueblo cerca de Maiduguri, capital del estado de Borno, y mató al menos a 85 personas.

En los últimos meses el grupo terrorista ha ampliado su zona de operaciones al lago Chad, una zona difícil de controlar por la porosidad de las fronteras entre Nigeria, Camerún, Chad y Níger donde han cometido decenas de atentados suicidas.

Noticias

anterior siguiente