Enlaces accesibilidad

Sánchez espera no depender del voto de los independentistas y apela a entenderse con Podemos y Ciudadanos

  • Insta a Podemos y Ciudadanos a entenderse para conseguir un "gobierno de cambio"
  • Asegura que es mucho lo que les une y que podrían estar de acuerdo en muchos temas

Por
Sánchez no descarta un gobierno en coalición y asegura que está abierto al diálogo

A pocas horas de que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reúna con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para tratar de conseguir un acuerdo para su investidura, el socialista ha asegurado que espera no depender del voto de los independentistas para conseguir ser investido presidente del Gobierno y para ello apela a entenderse con Podemos y Ciudadanos.

"Espero no depender de esos votos -los independentistas-. Es importante que nos entendamos con Podemos y Ciudadanos. El PP quiere dividir a las fuerzas del cambio. Dejemos de lado los vetos, y las incompatibilidades y mejor ver qué se pude hacer juntos", ha afirmado Sánchez este viernes en una entrevista en la Cadena Ser.

Preguntado por la posibilidad de gobernar en coalición o en minoría, el líder socialista ha explicado que no descarta hacerlo en coalición con Podemos y Ciudadanos, siempre y cuando sea "producto de un programa de gobierno compacto".

Ha asegurado que se va a "dejar la piel" para conseguir formar gobierno y no se cierra a ninguna opción. "Es un tiempo nuevo, y estoy dispuesto a explorar otras vías, coalición o no, pero que sea producto de un programa compacto".

Apela a lo que les une a PSOE, Podemos y Ciudadanos

Es por eso, que ha instado en varias ocasiones a la formación morada y a la naranja a entenderse y llegar a un acuerdo que facilite un "gobierno de cambio". "Ese cambio no lo monopoliza un solo partido. Tenemos que dar un paso al frente las formaciones que representamos el cambio. Por eso, le pido a Rivera e Iglesias que hablemos de lo que nos une que es mucho", ha advertido.

Para el candidato a la investidura, las tres formaciones podrían estar de acuerdo en diversos temas como la reforma de la LOMCE, la regeneración democrática, la reforma de la ley de seguridad ciudadana o la ley electoral.

Sánchez ha pedido "ser generosos" tanto a Podemos como a Ciudadanos y que dejen de "mirarse de reojo" porque considera que todos comparten que "el actual presidente en funciones no debe seguir en La Moncloa".

También les ha recordado que tienen ante sí "una gran oportunidad de hacer las cosas mejor en política, de recuperar derechos y de luchar contra la desigualdad".

El líder socialista ha subrayado que "sería un fracaso repetir las elecciones generales", porque, para él, significaría que las "fuerzas del cambio" -que, a según él, representan PSOE, Podemos y Ciudadanos- no han logrado "ponerse de acuerdo".

Por otro lado, no ha querido pensar en cómo podría afectar a su futuro político no conseguir formar gobierno e ir a nuevas elecciones. . "La vida sigue y estaré donde quieran mis compañeros y los militantes del PSOE", ha dicho.

Críticas a la falta de confianza de Podemos

Aunque ha pedido en numerosas ocasiones lograr ese acuerdo, Sánchez ha criticado al líder de Podemos por querer entrar en el Gobierno sin ni  quiera hablar de políticas porque no se fía de los socialistas, y le ha lanzado un mensaje: "Mal empezamos si no te fías de mí... Si no te fías de mí, ¿por qué me vas a dar el apoyo?".

Aún así, ha negado que le dé miedo un acuerdo con Podemos, "siempre que se garantice la estabilidad económica, el respeto a la legalidad democrática" y que no se caiga en "frentes".

"La respuesta y el cambio político que han pedido los españoles no es replicar un frente en la izquierda al frente en la derecha que ha sufrido este país", ha defendido, insistiendo en que, por eso, él aboga por mirar "a izquierda y a derecha".

Tampoco han faltado guiños a su posible socio de gobierno al reconocer que en el reparto de los sillones en el CongresoPodemos debería tener otra ubicación, por lo que cree que se debería reconsiderar la petición de la formación de Iglesias porque es una cuestión "perfectamente resoluble".

"Hay que encontrar una fórmula para que Podemos se pueda sentir identificado y cómodo en el hemiciclo", ha señalado.

Críticas al PP

Preguntado por la insistencia de Ciudadanos en contar con el PP, Sánchez ha explicado que no es posible porque "los dirigentes populares están asentados en el tacticismo electoral y están asediados por la corrupción". A su juicio, "lo mejor es que el PP pase a la oposición y se regenere".

Sin embargo, ha reconocido para determinados asuntos como es la reforma constitucional, no se podrían cambiar sin los 'populares'. Es por eso que ha afirmado que en "cuestiones de estado"siempre va a contar con el PP porque en esos "asuntos", se deben "entender todas las fuerzas políticas".

Sánchez ha aprovechado también para criticar al PP que no le ha contactado para acordar las líneas de actuación ante los pasos iniciados por Junts pel Sí y la CUP en el Parlament para la "desconexión" con España, cuando sí ha llamado al líder de Ciudadanos.

"¿Eso de qué va? ¿Que si apoyo a Rajoy, soy un hombre de estado, y si trato de formar gobierno porque me lo ha encargado el rey, soy un peligroso independentista?", se ha preguntado el líder socialista.

Un paso atrás en la derrogación de la reforma laboral

Por primera vez desde las elecciones, el secretario general del PSOE ha reconocido que es posible que no se pueda derogar toda la reforma laboral como siempre había dicho. "Mi propósito es derrogarla entera, pero hacerlo implica tocar más de 20 reglamentos, y no podemos dejar en el limbo tantos reglamentos", ha justificado.

En este sentido, también ha explicado que "hay muchas cosas de la reforma laboral que podemos derogar y otras que habrá que dejar en donde se tiene que resolver que es en el diálogo social. Cuando se impuso la reforma, había un diálogo que fue roto por la imposición. Hay elementos que tiene que ser resuelto por trabajadores y empresarios".

Noticias

anterior siguiente