Anterior Un centenar de personas siguen trabajando en la extinción del incendio de Chiloeches, en Guadalajara Siguiente Rajoy se reunirá este lunes con Sánchez para pedirle la abstención tras el acuerdo con C's Arriba Ir arriba
Trabajadores en un restaurante de Madrid
Trabajadores en un restaurante de Madrid. REUTERS

El número de parados se redujo en 678.200 en 2015 y la tasa de desempleo cayó al 20,9%

  • El total de desempleados se situó a finales de diciembre en 4.779.500

  • En los últimos doce meses se crearon 525.100 puestos de trabajos

  • La población activa cae en 153.200 y sigue por debajo de los 23 millones

  • De Guindos, satisfecho porque "es la mayor caída del paro de la historia"

|

Diferente al paro registrado

La medición paro y empleo de la Encuesta de Población Activa es distinta a la del paro registrado, que se publica mensualmente.

La EPA es una encuesta telefónica realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre una amplia muestra de hogares y trata de reflejar las relaciones de los ciudadanos con el mercado de trabajo (ocupados, parados, activos e inactivos), mientras que el paro registrado se obtiene de un acto administrativo: apuntarse en los servicios públicos de empleo.

Así, la EPA pretende recoger a todas las personas desocupadas que buscan empleo, mientras que el paro registrado refleja solo a los que se inscriben en las oficinas públicas de empleo.

El número de personas en paro en España bajó en 678.200 en 2015 respecto a un año antes (-12,43%) hasta quedarse en 4.779.500 -la cifra más baja desde finales de 2010- con lo que la tasa de desempleo se situó en el 20,9% de la población activa -casi tres puntos menos que en 2014, cuando era del 23,7%- según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La reducción del número de parados en términos absolutos es la más elevada desde el año 2002, cuando empieza la serie histórica homogénea ya que en 2011 se cambió la definición de parado. Si no se tiene en cuenta este factor, es la mayor caída de la serie histórica, según el INE, que arranca en 1976.

Se encadenan así tres años consecutivos de bajada del número de parados -después de seis años de incrementos- y dos años de creación de empleo. En este sentido, el número de personas con empleo, en los últimos 12 meses, creció en 525.100 (2,99%) respecto a un año antes. Éste es el aumento más intenso de la ocupación desde 2006, cuando se crearon 686.200 empleos. Los datos reflejan que en 2015 dos de cada tres nuevos contratos fueron temporales.

De esta forma, el total de ocupados al cierre de 2015 era de 18.094.200, su nivel más alto desde el cuarto trimestre de 2011, pero entonces era superior (18.153.000). La tasa de ocupación se situó en 47,01% (1,4 puntos porcentuales más que un año antes).

La diferencia entre la caída del paro y el aumento del empleo se explica por la caída de la población activa, que desciende por cuarto año consecutivo. En 2015 disminuyó en 153.100 personas respecto a un año antes, lo que dejó el número de activos -aquellas personas que trabajan o están buscando un empleo- aún por debajo de los 23 millones. En concreto, a finales de diciembre del año se declaraban activas 22.873.700 personas, la cifra más baja desde el primer trimestre de 2008. La tasa de actividad bajó tres décimas respecto a la de finales de 2014 y se situó en el 59,43%.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha asegurado que los datos de la EPA "superan las expectativas" del Gobierno, aunque ha destacado que "queda mucho por hacer" y que para superar la crisis hace falta crear dos millones de empleos más. En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Efe, De Guindos ha subrayado que "los datos son positivos" ya que "es la mayor caída de la historia", por lo que ha invitado a todos "a estar satisfechos por el cambio que se ha dado". "Es la mejor EPA de la historia", ha subrayado mientrsa el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Los datos que revela la EPA superan las previsiones del Gobierno en algunos aspectos, pero no en otros. Los datos publicados por el INE superan lo esperado por el Ejecutivo tanto en lo que a reducción de paro se refiere (esperaba una caída de 591.000 desempleados) como en la tasa de paro (preveía el 21,1%). También ha acertado el Ejecutivo en crecimiento del empleo (3%), pero no así en el número de ocupados: se han creado 77.000 empleos menos de los esperados (preveían 602.000 ocupados más, hasta los 18.171.400). De esta forma, entre 2014 y 2015 se han creado -según el INE- un total de 959.000 empleos en términos EPA frente al 1.036.000 previsto por el Ejecutivo.

Desde el PSOE, su secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, ha asegurado que el aumento del empleo en 2015 se corresponde con una mayor temporalidad y precariedad y que la caída del desempleo se debe a la pérdida de población activa. Desde CC.OO. se ha destacado también el "sorprendente" dato del números de activos y ha calificado la legislatura como "muy mala" para el mercado laboral. UGT cree que la EPA corrobora una mejora del mercado de trabajo pero ha advertido de que el paro -especialmente el de larga duración- "se ha enquistado". La CEOE ha reclamado que las empresas han sido el motor del crecimiento del empleo.

El paro baja en todos los sectores en 2015

Durante 2015, y respecto al año anterior, el paro disminuyó en todos los sectores: servicios (53.400 desempleados menos), agricultura (48.800), industria (37.700) y construcción (21.300). Por su parte, el número de parados que perdió su empleo hace más de un año cayó en en 425.400 personas, mientras que había 91.700 desempleados menos entre aquellos que buscaban su primera oportunidad laboral.

En función del sexo, el descenso del paro en el año fue mayor entre los hombres (436.100 menos) que entre las mujeres (242.100 menos), lo que dejó, por primera vez desde el segundo trimestre de 2008, un mayor número de féminas desempleadas. En concreto, 2015 acabó con 2.387.600 parados (el 19,49% de la población activa masculina) y 2.391.900 paradas (el 22,52%).

Por edades, y siempre respecto a un año antes, el desempleo se recortó en 2015 en todos los tramos salvo entre aquellos que tenían entre 60 y 64 años (aumentó en 21.100 sobre todo por el incremento de la población activa en 100.500 personas).

El mayor descenso del paro se registró entre las personas que tenían entre 30 y 34 años (132.100 menos, una cifra que se explica por la caída de la población activa en 193.600), entre el grupo de entre 40 y 44 años (120.400 parados menos, donde aumentó la población activa en 20.000 personas) y en los jóvenes de 20 a 24 años (113.000 parados menos, cifra que también se debe en parte a la menor población activa).

Por nacionalidad, la mayor parte del descenso del desempleo se concentró en los españoles (522.400 parados menos), por lo que afectó menos a los extranjeros (155.800), cuya tasa de paro fue superior (28,38% frente al 19,89%). El paro bajó en 2015 en todas las comunidades autónomas, principalmente en Andalucía.

El sector servicios encabezó la creación de empleo en 2015

La creación de empleo en 2015, basada en el sector servicios

El crecimiento del empleo en 2015 se basó en el sector servicios, en los contratos a tiempo parcial, en el aumento de los ocupados en el sector privado y en el empleo a tiempo completo.

Por sectores, el número de puestos de trabajo creados aumentó en todos, pero principalmente en servicios (421.500 ocupados más). También aumentó el empleo en agricultura (50.800 más), construcción (28.100) e industria (24.600).

La mayor parte del empleo creado fue a tiempo completo (501.700) frente al aumento en 23.300 de los puestos de trabajo a tiempo parcial. El porcentaje de personas que trabajaban a tiempo parcial es del 15,72%.

Además, el número de asalariados subió en 505.700 personas y hasta rozar los 15 millones (14.988.800). El incremento se basó en el aumento del empleo temporal (335.100), lo que dejó el número de trabajadores con este tipo de contrato en 3,84 millones. Mientras, el empleo indefinido creció en menor medida (170.600) hasta los 11.142.600. De esta forma, la tasa de temporalidad subió más de un punto respecto a un año antes: ha pasado del 24,24% al 25,66%. 

Por su parte, el número de trabajadores por cuenta propia aumentó en 19.400 respecto a un año antes, hasta los 3.105.400.

El empleo en el sector privado aumentó en 452.000 (un incremento interanual del 3,09%), hasta los 15.093.500. Mientras, el empleo en el sector público se incrementó en 73.100 personas (un 2,5% más). Ese incremento hace que al finalizar el año 2015 hubiera más de tres millones de personas trabajando en el sector público (3.000.700), lo que no sucedía desde el cuarto trimestre de 2012.

Por nacionalidad, se incrementó mucho más el empleo entre los españoles (441.500 ocupados) que entre los extranjeros (83.600).

Cae el paro en el cuarto trimestre en 71.300 personas

Aparte del resultado anual, en el cuarto trimestre del año el paro bajó en 71.300 peronas (-1,47%) respecto al trimestre anterior (el año pasado había subido) por la creación de 45.500 puestos de trabajo -cifra inferior a la de los últimos tres meses de 2014, cuando se generaron 65.100 empleos- y la caída de la población activa en 25.800 personas. Este último dato se debe a la bajada de los hombres que se declararon activos en 104.400 (la población activa femenina aumentó en 78.600).

El paro bajó entre las personas que perdieron su empleo hace más de un año (17.400) y entre los que buscaban su primera oportunidad laboral (98.100). Por sectores, disminuyó solo en agricultura (35.800 parados menos). Sin embargo aumentó en la constucción (11.700), la industria (3.600) y especialmente en servicios (64.700).

Por edades, la reducción del paro se concentró especialmente entre los menores de 25 años (-79.100), algo que se debió en exclusiva a la bajada de la población activa en ese grupo de edad en 159.100 personas respecto al trimestre anterior, en unos meses en los que se inicia el curso académico.

Respecto al empleo, del total de puestos de trabajo creados entre octubre y diciembre del año pasado, 31.200 correspondieron al sector privado y 14.300 al sector público. Por sectores, se destruyeron empleos en el sector de la industria (55.500) y en la construcción (24.100), cifras que fueron compensadas por el aumento de los ocupados en la agricultura (70.200) y en servicios (54.900).

El aumento del empleo en el cuarto trimestre respecto al tercero se basó en un aumento de los contratos a tiempo parcial (93.300), que compensó la destrucción de empleos a tiempo completo (-47.800), y en el aumento del número de asalariados con un contrato indefinido en 103.400 (el empleo temporal cayó en 63.600 personas). Por su parte, el número de trabajadores por cuenta propia se incrementó en 5.700.

Por sexos, el empleo aumentó entre las mujeres (78.600 ocupadas más) y disminuyó entre los hombres (se destruyeron 33.200 puestos de trabajo).

Por edades, el empleo creció en todos los grupos mayores de 40 años en 192.100 ocupados -especialmente entre aquellos que tienen entre 55 y 59 años (50.800)-, lo que compensó la destrucción de empleo entre aquellos que tenían entre 16 y 39 años (-146.600 ocupados), que se centró en el grupo de entre 20 y 24 años (-53.700).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente