Anterior Las regiones italianas de Lombardía y Véneto votan a favor de más autonomía Siguiente El cese del Govern será efectivo el sábado tras el aval del Senado y su publicación en el BOE Arriba Ir arriba
Peter Dahlin
Peter Dahlin AFP

China libera al activista sueco Peter Dahlin

  • Dahlin, de 35 años, llevaba detenido desde principios de enero

  • La liberación se produce tras el acuerdo entre Pekín y Estocolmo

  • Aún permanecen detenidos el sueco Minhai Gui y el británico Lee Po

|

El Gobierno chino ha puesto en libertad y deportado a Peter Dahlin, cofundador de la ONG "China Action", quien se encontraba detenido en el país desde principios de mes acusado de poner en riesgo la seguridad del Estado a través de su organización, según ha confimado este martes la Embajada de Suecia en Pekín.

La liberación de Dahlin, de 35 años, se produce tras un "contacto frecuente entre el Ministerio de Suecia y los representantes chinos", ha señalado la ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström, en un comunicado.

Dahlin desapareció cuando acudía al aeropuerto de Pekín el 3 de enero para tomar un vuelo a Tailandia junto a su novia, de nacionalidad china y cuyo paradero aún se desconoce, y las autoridades confirmaron su detención diez días después, que se produjo en medio de una campaña de represión inédita contra abogados de derechos humanos.

Wallström confirma que, de momento, Dahlin ha podido ya "reunirse con su familia en Suecia", sin precisar cuando.

Apareció en la televisión china "confesando" su delito

El sueco, cuya ONG promueve el desarrollo del estado de derecho en China, apareció en la cadena nacional de la televisión china CCTV la semana pasada para confesar que había "violado la ley china" y "causado daño al Gobierno chino", entre otras cosas.

Varios miembros de su organización consideraron la confesión, que suele suponer un atenuante de la condena en el sistema judicial chino, como "falsa" y "absurda".

La CCTV argumentó entonces que el ciudadano sueco trabajó en China como una especie de agente extranjero para minar el poder del Partido Comunista de China y atentar contra la seguridad del Estado.

Además, las autoridades chinas acusaron a Dahlin de recibir dinero no declarado a través de su ONG y de llevar a cabo actividades irregulares en conexión con el bufete local Fengrui, perseguido por Pekín y conocido por defender importantes casos de derechos humanos.

De momento, se desconoce si se han retirado los cargos contra Dahlin, cuyo caso y los de otros contra ciudadanos comunitarios despertaron la preocupación de la delegación de la Unión Europea (UE) en China.

El sueco Gui y el británico Po aún siguen detenidos

El embajador comunitario en Pekín, Hans Dietmar Schweisgut, urgió la semana pasada "transparencia total y acceso completo" a Dahlin y a su compatriota sueco Gui Minhai, así como al británico Lee Po, de origen hongkonés y que formaban parte de un grupo de cinco libreros y editores de la excolonia británica desaparecidos desde fin de año.

Gui Minhai apareció antes que Dahlin "confesando" sus delitos en la televisión china, aunque familiares y otras personas de su entorno cuestionaron la veracidad del testimonio.

Sobre la detención de Gui, Wallström manifiesta en el comunicado su "preocupación" y subraya "nuestros esfuerzos incesantes para arrojar claridad a su situación y garantizar que sea visitado con continuidad".

En cuanto a Lee Po, -del que se había informado que su nombre era Lee Bo-, el Gobierno chino aseguró ayer que habrá "un juicio justo y práctico" sobre su caso, después de que éste se reuniera con su mujer en un lugar secreto de China recientemente y asegurara en una misiva estar cooperando "voluntariamente" en una investigación.

Todos los casos tienen lugar en medio de una campaña de represión sin precedentes por parte del régimen chino contra abogados de derechos humanos, entre ellos de la firma Fengrui, con alrededor de 300 letrados interrogados, detenidos o sometidos a vigilancia residencial desde julio.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente