Anterior Trump anuncia que "no aceptará ni permitirá" a las personas transexuales servir en el Ejército Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Al menos 26 heridos leves en Melilla a causa de un terremoto de 6,3 grados

Testigos del sismo en Melilla y Málaga: "Me he despertado porque la cama se movía muchísimo y no sabía por qué"

  • A las 5.22 horas se ha registrado un seísmo de magnitud 6.3 en el mar de Alborán

  • El terremoto se ha notado en Melilla y parte de Andalucía

  • Al menos hay 26 heridos en Melilla por cortes y crisis de ansiedad

|

Un seísmo de 6,3 en la escala Richter registrado en el Mar de Alborán ha despertado a las 5.22 horas a los habitantes de Melilla y de Málaga -aunque también se ha sentido en otras partes de Andalucía-. El fuerte movimiento de la cama es el que ha hecho que se levantaran sobresaltados y confusos porque no sabían qué estaba pasando.

"Estaba durmiendo y el golpear de la cama con la pared ha hecho que me despertara. La cama se movía mucho y también se oía un ruido extrañísimo", cuenta a RTVE.es Jesús Andújar, vecino de Melilla. "Ha sido terrorífico. El miedo se apodera de ti y piensas que se puede caer el bloque”, explica Jesús.

También a Noelia Ramos y a su familia, el terremoto les ha pillado durmiendo en la cama. “Estaba durmiendo y me he despertado de un sobresalto sin saber qué estaba pasando. Las lámparas y los cuadros se movían. Ha durado unos segundos pero parecía eterno”, relata aún “muy asustada”.

Ha durado unos segundos el terremoto pero se me ha hecho eterno

Pero si el seísmo en sí ha asustado a muchos, las posteriores réplicas tampoco han dejado indiferente a nadie, porque dicen que han sido “muy fuertes” también.

Hasta el mediodía de este lunes, se han producido 28 réplicas, siendo las más elevadas dos registradas a las 6.54 horas y a las 7.10 horas y que alcanzaron una magnitud de 4,6 en la escala de Richter, y otra a las 5.34 horas, de magnitud de 4,5. El resto han sido menores de 3,5.

No se recuerda un terremoto de la misma intensidad

En Melilla no recuerdan un terremoto y sus posteriores réplicas de la misma intensidad que el sufrido este lunes de madrugada. Según el 112, terremotos como el de este lunes, de magnitud por encima de 6, solo se han registrado dos en Melilla, uno en 2004 (el fatídico terremoto con epicentro en Alhucemas que causó más de 600 muertos en esta ciudad marroquí) y otro en 1994.

“Viví el terremoto de 2004 que se produjo en Alhucemas y se sintió aquí. Ha sido parecido de fuerte, pero en esta ocasión, las réplicas han sido peores que entonces”, asegura Noelia.

"Estaba durmiendo y las sacudidas me han despertado, notaba que no paraba y no sabías en qué momento terminaría de lo largo que ha sido. No sé cuánto ha durado, pero para mí que ha sido larguísimo. He vivido otros terremotos en Melilla, pero ninguno tan fuerte como éste", ha explicado a Efe Inés García, una vecina melillense.

"El piso parecía mantequilla", ha afirmado la mujer antes de agregar que los bomberos ya han visto la estructura de su casa y le han asegurado que no estaba dañada, que podía entrar.

Crisis de ansiedad y cortes

El seísmo ha dejado al menos 26 heridos leves en Melilla, y de momento, no hay constancia de otros daños personales más graves, ni materiales. La mayoría de heridos ha sido por cortes al recoger objetos de cristal, o por crisis de ansiedad.

Y es que en el interior de las viviendas se han movido lámparas y muebles, se han caído vasos, botellas y cuadros. “La lámpara se movía de tal modo que parecía que se iban a romper los globos. Luego he visto que en el salón se habían caído algunas copas que estaban rotas y portarretratos”, describe Laureano Valladolid, otro vecino de la ciudad autónoma.

En el exterior, el seísmo ha hecho que algunas cornisas de edificios se vinieran abajo, han aparecido grietas y algunas tuberías también se han roto. En el centro histórico, donde hay edificios modernistas, de principios de siglo XX, es donde más daños se han producido, y el edificio más afectado, como el propio presidente de Melilla ha reconocido en TVE, ha sido el Palacio de la Asamblea, que permanece cerrado.

Imbroda: "Ha habido muchos desprendimientos en los edificios y hay riesgo de que se produzcan más"

“Cuando ha empezado a haber réplicas, hemos salido a la calle y al dar una vuelta por el barrio, hemos visto muchos cascotes en el suelo. Mucha gente se ha ido corriendo a una explanada muy grande que hay en Melilla, a Rostrogordo, porque había mucho miedo”, explica Noelia.

En algunos edificios se han formado grietas y los bomberos han tenido que intervenir para analizar el alcance y asegurar las estructuras, en algunos casos. “A mi hermana se le ha rajado una pared y ha tenido que salir de casa. Ahora está a la espera de que los bomberos le indiquen si es segura y puede volver a entrar”, asegura Jesús Andújar.

También se notó en Málaga

En toda Andalucía, se ha notado el temblor, aunque ha sido Málaga donde más se ha percibido. El miedo y la incertidumbre también se ha apoderado de los vecinos esta provincia.

Nos hemos asustado muchísimo y nos hemos quedado sin saber qué hacer

Nos hemos asustado muchísimo y nos hemos quedado sin saber qué hacer. Me he despertado porque la cama se movía muchísimo. Creía que era mi mujer, que le pasaba algo, pero luego he visto que la lámpara también se movía”, explica aún “con el susto en el cuerpo” Francisco Soler, vecino de Málaga.

A Pedro García, vecino de Torremolinos, lo que más le ha impresionado ha sido el ruido que hacía su edificio. “Me desperté por el movimiento de la cama, pero luego escuché un zumbido extraño. Parecía que un edificio se estaba frotando con el de al lado”, cuenta.

Otros, en cambio, lo han vivido con más calma por la hora a la que se ha producido. Es el caso de José Carlos Domínguez, que vive en Estepona y que aunque se ha despertado por el temblor, ha podido seguir durmiendo después.

“Me quedé hasta tarde estudiando y no llevaba mucho tiempo durmiendo. Me desperté creyendo que era mi hermano el que estaba moviendo mi cama pero al abrir los ojos he visto cómo los cristales de la lámpara tintineaban y es cuando me he dado cuenta de que era un terremoto”, explica tranquilo José Carlos.

También Sandra García lo ha vivido con calma. “Nos ha despertado la sacudida de la cama y mi hija se ha puesto a llorar. Al ser madrugada, nos hemos quedado pensando en salir a la calle, pero al final hemos decidido quedarnos en casa”, afirma.

En Melilla, el 112 ha recibido más 600 llamadas para comunicar incidencias y pedir consejos sobre qué hace ante los temblores de tierra que se estaban produciendo. Mientras, en Andalucía, ha recibido más de 400 llamadas informando de que se había sentido el terremoto, aunque el movimiento sísmico no ha causado daños personales.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente