Enlaces accesibilidad

Tsipras se someterá a un voto de confianza en el Parlamento después del 20 de agosto

  • Se aprueba por mayoría absoluta el acuerdo para el tercer rescate
  • Sin embargo, 43 diputados de Syriza han votado en contra o se han abstenido
  • Nueva Democracia ve “imposible” darle su voto de confianza a Tsipras

Por
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, durante la votación del rescate en el Parlamento
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, durante la votación del rescate en el Parlamento REUTERS CHM/JG/

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se someterá a un voto de confianza a los diputados del Parlamento griego después del 20 de agosto, cuando Grecia pagará al Banco Central Europeo 3.400 millones de euros, después de que este viernes se haya aprobado por mayoría absoluta el acuerdo con los acreedores para el tercer rescate.

43 diputados de Syriza, el partido de Gobierno, se han abstenido o han votado en contra de la medida, una rebelión interna que el partido lleva sufriendo después de que Tsipras aceptara las condiciones de los acreedores europeos a pesar del rotundo “No” del referéndum del pasado 5 de julio.

Por eso, el primer ministro ha pedido un voto de confianza en el Parlamento para defender su decisión del programa del rescate de 86.000 millones de euros, que implicará un aumento de los impuestos, recortes de gastos y duras reformas económicas, insistiendo en que la única opción era “seguir con la vida o el suicidio”.

"es lo mejor que pudimos lograr bajo el actual sistema de poder en Europa, en las asfixiantes condiciones de vida económica y financiera impuestas sobre nosotros”

“No me arrepiento de mi decisión aunque ésta me comprometa. No estamos en la gloria, pero tampoco estamos de luto ante esta difícil cuestión. Tengo la conciencia tranquila porque es lo mejor que pudimos lograr bajo el actual sistema de poder en Europa, en las asfixiantes condiciones de vida económica y financiera impuestas sobre nosotros”, ha dicho en la Cámara Baja.

Miembros de Syriza firman una declaración por un movimiento anti-rescate

Una de las más duras dentro del partido contra el programa aceptado por Tsipras es Zoe Konstantopoulou, la portavoz del Parlamento. Antes de la votación ya se reveló en el seno de Syriza un enfrentamiento contra las medidas de austeridad, que ha acabado con una división en el partido.

El líder de una facción más dirigida a la izquierda dentro del partido y ex ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, también incitó el jueves a una ruptura de Syriza pidiendo de nuevo un movimiento anti-rescate.

“La lucha contra el nuevo plan de rescate comienza hoy, movilizando a la gente de todos los rincones del país”, expuso en una declaración firmada por él mismo y otros 11 miembros del partido que fue publicado en la página web de Iskra.

La declaración llama a la fundación de “un movimiento unido que justificará el deseo de la gente de llegar hacia una democracia y una justicia social”. Sin embargo, en el documento no se contempla la creación de un nuevo partido ni de una fracción de Syriza.

Nueva Democracia no dará su voto de confianza al Gobierno

La oposición conservadora del partido de Nueva Democracia, del que fuera el ex primer ministro Andonis Samarás, que dimitió después del referéndum griego contra el rescate europeo, ha anunciado que no apoyará al Gobierno con un voto de confianza.

“¿Nueva Democracia dándole al Gobierno un voto de confianza? Es imposible”, ha dicho el diputado Makis Voridis después de que el Parlamento aprobara este viernes el último proyecto de ley del rescate de Grecia.

Noticias

anterior siguiente