Enlaces accesibilidad

La sonda Rosetta intentará acercarse de nuevo al cometa 67P

  • La sonda que acompaña al cometa 67P se recupera de algunos fallos
  • La Agencia Espacial Europea quiere que Rosetta se vuelva a acercar a 67P
  • Este mes harán maniobras de aproximación e intentarán proseguir la misión científica

Por
 Ilustración del acercamiento de la sonda Rosetta al cometa 67P siguiendo una trayectoria en 'pirámide'.
Ilustración del acercamiento de la sonda Rosetta al cometa 67P siguiendo una trayectoria en 'pirámide'. ESA

La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea, que sigue de cerca al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en su viaje hacia el Sol, está haciendo maniobras para acercarse de nuevo a él, si su estado de 'salud' lo permite.

Y es que la sonda orbitadora continúa recuperándose de unos problemas de navegación que experimentó cuando sobrevolaba al cometa el fin de semana del 28 de marzo y desde entonces se halla en modo seguro, según ha informado la ESA.

Por otro lado, algunos de los instrumentos científicos de la sonda se han encendido esta semana y la próxima continuará su puesta en marcha.

Debido a esos fallos, se llevó la sonda desde los 14 kilómetros de distancia en los que se encontraba del cometa a 400 km, en lo que denomina la ESA "una trayectoria de escape".

Maniobras de acercamiento

El pasado 1 de abril, el equipo de operaciones ejecutó con cuidado la primera maniobra de corrección orbital y una segunda tres días después, que finalizaron con éxito. Así, Rosetta se situó a una distancia de 140 kilómetros el pasado miércoles 8 de abril.

Sobre las maniobras, el jefe de operaciones de la sonda Rosetta, Sylvain Lodiot, ha indicado que han tenido que hacer una nueva planificación de las próximas trayectorias para sobrevolar el cometa


Visualización del acercamiento de Rosetta al cometa en agosto de 2014. Vídeo: ESA.

Primero ubicarán la sonda Rosetta a 100 kilómetros de 67P. "A continuación vamos a adoptar una estrategia similar a cuando nos acercamos al cometa en agosto del año pasado. Es decir, vamos a volar trayectorias en 'pirámide', partiendo de los 100 km el 11 de abril, y vamos a monitorizar cómo reacciona la nave espacial antes de situarse más cerca ", ha señalado Lodiot.

Se prevé llevar a cabo tres trayectorias con forma de triángulo o pirámide desde esta semana hasta finales de mes. El equipo evaluará la situación antes de decidir acercarse o, si es necesario, llevar a Rosetta más lejos de nuevo.

Próximas fases científicas

Por su parte, el jefe científico del proyecto Rosetta, Matt Taylor, ha comentado que están valorando el impacto del nuevo escenario de observaciones de los próximos meses, incluyendo los vuelos próximos al cometa.

"Nuestro equipo de operaciones científicas en el ESAC está muy ocupado trabajando con los equipos de instrumentos para optimizar las observaciones científicas", ha subrayado Taylor.

"A medida que avanzamos, analizaremos lo que puede modificarse y mejorarse con el fin de maximizar el retorno científico según la capacidad de la sonda espacial. Vamos a examinar todas las opciones para mitigar los problemas que tuvimos y recuperar algunos de los objetivos de investigación", ha rematado.

Noticias

anterior siguiente