Enlaces accesibilidad

Muere el diseñador Manuel Pertegaz a los 96 años

  • Sus restos descansan en el cementerio de Sant Pere de Riu, en Tordera
  • La familia está preparando un funeral que se hará más adelante
  • Pertegaz fue el elegido para hacer el vestido de novia a Doña Letizia
  • Perfil:  El hombre que vistió a los cisnes

Por
El mundo de la moda llora la muerte de Pertegaz

"Ha sido una persona inspiradora y un revolucionario de la moda en este país, un modelo de trabajo a seguir". Habla Josep Font, director creativo del Delpozo desde Nueva York y añade que Pertegaz que es "un gran ejemplo a seguir por su dedicación en su trabajo y su perfeccionismo en la alta costura".

Las muestras de admiración, respeto y cariño se suceden. Hannibal Laguna resalta que "ha dejado un legado de incalculable valor, es la representación del equilibrio entre la innovación y la elegancia intemporal". El diseñador destaca tambien que Pertegaz desarrolló su trabajo en una época floreciente para la alta costura y supo mantener su estilo por encima de tendencia y modas.

"Ha sido para mi un ejemplo a seguir, sus técnicas de costura artesanal y la construcción de volúmenes están presentes en muchas de mis colecciones", añade Laguna.

Tenía 96 años y estaba en activo

Y es que en estos días la moda se tiñe de negro por la muerte de Manuel Pertegaz. El maestro de los maestros falleció la madrugada del sábado día 30 en Barcelona. Tenía 96 años.

Belén Cailá, una de sus personas de confianza y parte del equipo, nos ha contado que "desarrolló una neumonía provocada por un grave resfriado que no ha podido superar". 

Los restos del modisto descansan ya en el cementerio de Sant Pere de Riu (Tordera). Antes se ofició una misa en el tantatorio de Sant Gervasi y como nos dijeron desde su taller, "haremos más adelante un funeral para que pueda acudir todo el mundo porque en estos días hay mucha gente fuera".

Telegramas y flores de la Casa Real

A la despedida han asistido sus familiares, sus íntimos, muchos amigos, clientas y rostros conocidos. La Casa Real ha enviado dos telegramas y los reyes han mandado una corona de flores blancas enviada.

El modista tenía poca familia, tan solo tres sobrinas., Dioni, Elisa y Sionín. Pero Belén y Ángel Tribaldos, la mano derecha de Pertegaz durante 40 años, se consideran también familiares, tanto por los años que han trabajado juntos como por la estrecha relación que los unía.

La desaparición de Pertegaz supone la desaparición de uno de los máximos exponenentes de la cultura española, un creador de prestigio internacional y un referente para varias generaciones de diseñadores que vieron, y ven, en él al maestro. 

Una fuente de inspiración para los diseñadores

Pertegaz había nacido en Olba (Teruel) en 1918 y desde los 9 años residía en Barcelona.El actual director creativo de Delpozo también señala la originalidad del maestro pero, sobre todo, el don que tenía para entender a la mujer. 

"Me dejas de piedra", dice Ion Fiz cuando le llamamos por teléfono. "Se me ha encogido el corazón. Es una gran pérdida para la alta costura española. Era el mejor modisto de costura de España y encima trabajó siempre aquí". 

Fiz trabajó tres años en el estudio de Pertegaz y lo recuerda como "Un lujo, supuso una experiencia muy importante y una gran oportunidad de ver, y contemplar, su maravilloso trabajo". 

Un maestro para las nuevas generaciones

Para Amaya Arzuaga, Premio Nacional de Moda, Pertegaz "es un referente de la moda de España y de toda una época. Que hiciera el vestido de Doña Letizia fue muy oportuno porque es uno de los grandes".

"Es una gran pérdida para la moda y para la cultura españolas", dice Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME). "He coincidido con él en varias ocasiones y me llamaba la atención su energía. Intentamos que fuera asociado de honor de ACME pero no nos ha dado tiempo. Es muy triste".

Lomba destaca su gran legado en la alta costura, junto a mitos como Balenciaga, Castillo o Rodriguez y dice Pertegaz "forma parte de la huella cultural creativa de España". 

Eclipsado por Balenciaga

"Era el eterno olvidado, porque siempre se hablaba de Balenciaga" dice Nacho Aguayo. "Valoro mucho su discreción y que nunca renunció a su estilo; también que siempre decía que un taller tenía que ser un taller y que la clienta estaba por encima de todo".

A esa idea se suma Laura Ponte. La modelo dice que "quizá estaba menos valorado porque Balenciaga se lo comió y quedó en la sombra pero es un grande y su pérdida es una gran pena". 

Ponte realizó el catálogo de la exitosa exposición que se celebró en el Reina Sofía - comisariada por Elio Berhanyer- para homenajear a Pertegaz. La modelo, fotografiada por Toni Bernad, posó con muchos vestidos del maestro. "Me siento una privilegiada", nos dice, "su trabajo era muy meticuloso y llevar todos esos vestidos fue increible porque eran de épocas distintas, su trabajo de muchos años".

Fernando Lemoniez destaca también que paseara la moda española por todo el mundo. "Tengo mucho respeto por su trabajo y mucha admiración". Además señala que "captaba muy bien el aire de la época y sabía perfectamente lo que las mujeres necesitaban".

Jesús Maria Montes-Fernández, director de Solo Moda, de TVE, estuvo en la presentación del documental que realizó Imprescindibles de TVE en Barcelona dedicado a Pertegaz y señalaba que "han sido casi 80 años de abnegada dedicación en los que el virtuosismo de sus manos se hilvanan con la tenacidad y el nervio que despliega el maestro de la aguja en cada una de sus piezas".

Pionero en internacionalizar la moda española

Contaba el modista siempre que su madre le contagió el gusto por coser, afición que aumentó cuando entró a trabajar como aprendiz en el taller de la sastrería Angulo.

Su trabajo consistía en hacer ropa de hombre pero comenzó a practicar en solitario con moda femenina y realizó vestidos para las mujeres y amigas de su familia.

En 1942 abrió su primera casa de costura en la avenida Diagonal y presentó su primera colección. El éxito llegó enseguida y seis años después montó taller en Madrid. En 1954 llevó su trabajo a EEUU, y junto a Elio Berhanyer, Balenciaga y Pedro Rodríguez llevó la moda española a lo más alto.

Mujeres de todo el mundo, desde Canadá a El Cairo, reclamaban sus vestidos y los premios, incluido el Oscar de la Costura de Harvard, abarrotaban su estantería. Por eso, tras la muerte de Chistian Dior, fue propuesto para tomar las riendas de la casa francesa.

Pertegaz rechazó el ofrecimiento y siguió trabajando en España. Aún así, siempre formó parte del grupo de grandes agujas como Coco Chanel, Valentino y Pierre Cardín.

Adorado por Ava Gadner

En los 70 llegó el prêt-à-porter y, al contrario que Balenciaga, Pertegaz se adaptó al cambio que significaba pero siempre conservando el trabajo de costura y llenando los armarios de estrellas del cine, damas de alta sociedad y personajes populares. 

Vistió a Ava Gadner, a la Condesa de Romanones y revolucionó el sector nupcial tras vestir a Bibi Salisachs con un abrigo el día de su boda.

Nadie olvida los trajes que hizo a Salomé y Laura Valenzuela para el festival de Eurovisión de 1968 pero Pertegaz será recordado también por el diseño que llevó Doña Letizia el día de su boda. Un diseño especial, un vestido para la historia.

Noticias

anterior siguiente