Enlaces accesibilidad

La digitalización de las obras de la Biblioteca Nacional tendrá continuidad

  • La BNE y Telefónica firman la renovación del acuerdo que lo ha permitido
  • Hasta ahora se han digitalizado 150.000 obras de la Biblioteca
  • En esta fase se desarrollarán aplicaciones móviles para los usuarios

Por
 La edición ilustrada del Quijote de Ibarra, de 1780
La edición ilustrada del Quijote de Ibarra, de 1780, una de las joyas bibliográficas pertenecientes a los fondos de la BNE noticias

La Biblioteca Nacional de España (BNE) y Telefónica han firmado este martes la renovación del acuerdo iniciado en 2008 que ha servido para digitalizar en seis años 25 millones de páginas de un total de 150.000 obras de diferentes tipos de materiales.

"Si no hubiera sido por el presupuesto destinado por Telefónica a este fin, la Biblioteca Nacional no hubiera podido digitalizar nada", ha asegurado en la presentación de la ratificación del acuerdo la directora de la institución, Ana Santos, quien ha indicado que se ha digitalizado lo fundamental, "lo básico", de sus fondos.

Entre los documentos digitalizados en estos cuatro años, la responsable de la BNE ha citado las grandes obras maestras, el teatro del Siglo de Oro, la colección de estampas de Francisco de Goya o las ediciones de El Quijote, aunque ha reconocido que el porcentaje de documentos digitalizado es "muy pequeño" respecto a los 30 millones de ejemplares con que cuenta la Biblioteca.

Desde que se pusiera en marcha el convenio, en 2008, Telefónica ha invertido un total de 10 millones de euros en este proyecto, según ha señalado este martes el director de Asuntos Públicos y Regulación de la empresa, Carlos López, quien ha precisado que en la renovación del acuerdo por otros cuatro años la inversión será cercana al medio millón de euros.

Desarrollo de aplicaciones móviles

El descenso de presupuesto para el próximo cuatrienio se justifica, según Carlos López, porque en esta etapa Telefónica colaborará "en menor medida" en la digitalización de los documentos de la BNE, y se centrará más en la mejora de las aplicaciones móviles con el fin de facilitar el acceso a los contenidos por parte de los usuarios.

Ana Santos ha destacado el "valor intangible" de la labor realizada por Telefónica con la BNE, y ha subrayado que es más importante "hablar de estrategia conjunta que de cantidad", aunque ha admitido que "queda muchísimo por digitalizar" y ha destacado la necesidad de hacerlo "al máximo" en los próximos años como una garantía de preservación y difusión.

Entre los retos de futuro, la directora de la institución cultural "más antigua" de España ha destacado el acercamiento al mundo de la investigación con la firma de acuerdos con distintas universidades, un camino ya iniciado y que cuenta actualmente con más de cuarenta proyectos, la difusión de sus fondos en colegios o los proyectos de colaboración en el ámbito internacional.

La Biblioteca al alcance de todos

La labor de digitalización realizada en estos seis años pone al alcance de cualquier ciudadano, de cualquier lugar del mundo, 150.000 títulos de los diferentes tipos de materiales que se encuentran en la BNE, como dibujos, grabados, fotografías, partituras, libros impresos y manuscritosregistros sonoros, material cartográfico, revistas o periódicos.

Estos fondos, accesibles libre y gratuitamente desde los portales de la Biblioteca Digital Hispánica (BDH) y la Hemeroteca Digital abarcan desde el siglo IX hasta hoy, representan 25 millones de páginas digitalizadas, y corresponden a los fondos de dominio público, aquellos que están libres de derechos de autor.

La digitalización de fondos en el futuro, según la directora de la Biblioteca, se centrará en autores que en los próximos años pasarán al dominio público, como Ramón y Cajal, Lorca, Valle Inclán, Unamuno, Ramiro de Maeztu o Pedro Muñoz Seca, así como en grandes autores de los que aún faltan obras emblemáticas por incorporar a la BDH como Clarín, Espronceda, Rosalía de Castro, Juan Valera o José Zorrilla, entre otros.

Acceso a ejemplares únicos y rarezas

Asimismo, se digitalizarán obras de las que la BNE alberga el único ejemplar que se conserva y cuya preservación es clave, y se continuará en la labor de digitalización de obras de todo tipo, como manuscritos, incunables, dibujos, grabados, fotografías o partituras, así como 6.500 rollos de pianola con un escáner único diseñado por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Para este fin, se desarrollarán Apps con colecciones destacadas de la BDH, búsqueda de nuevos usuarios y otros desarrollos como pasapáginas, líneas de tiempo y geolocalización de obras.

En 2012 el ritmo de digitalización alcanzó las 30.000 páginas diarias, con una media anual de visitas desde ese año de 440.000, 31.000 usuarios al mes de 163 países y la descarga en los últimos seis años de 15 millones de documentos.

Noticias

anterior siguiente