Enlaces accesibilidad

Los astronautas logran en su segundo paseo espacial reparar la refrigeración de la EEI

  • Los dos astronautas han instalado una nueva unidad de bombeo
  • Tras el éxito en la operación no será necesario un tercer paseo espacial

Por
Los astronautas Mike Hopkins y Rick Mastracchio salen de la Estación Espacial Internacional
Los astronautas Mike Hopkins y Rick Mastracchio salen de la EEI este 24 de diciembre para reparar la refrigeración de la EEI. AFP PHOTO / NASA TV

Los ingenieros de vuelo Rick Mastracchio y Mike Hopkins han completado la instalación de una nueva bomba para reparar el sistema de refrigeración en la Estación Espacial Internacional (EEI), en su segundo paseo espacial con este fin, según ha informado la NASA a través de su cuenta de Twitter.

Para ello los astronautas han salido por el módulo Quest a las 12.00 horas UTC (13.00 hora peninsular española) y han permanecido en el espacio unas seis horas y media. Así, los dos astronautas han completado en torno a las 19:00 (hora peninsular española) el trabajo iniciado el pasado sábado en una primera caminata espacial de 5 horas y 28 minutos.

Hopkins, de 44 años, ha sido el primero en salir de la EEI y ha exclamado: "¡Qué magnífica vista!", a lo que uno de los controladores del Centro Espacial Johnson en Houston (EE.UU.) le ha respondido: "De hecho, os encontráis encima del Atlántico", según las conversaciones retransmitidas en directo por la televisión de la NASA recogidas por France Presse.

Transcurridas algo más de dos horas y media en el espacio, ambos habían retirado ya la protección térmica de la nueva bomba de refrigeración, una de las tres con que cuenta la EEI, así como los diversos elementos de fijación y sujeciones.

Problema en la refrigeración de la EEI

El pasado miércoles 11 de diciembre surgió un problema en una de las dos bombas externas de refrigeración de la EEI, que registró una temperatura anómala aunque no ha supuesto ningún riesgo para los seis astronautas que ocupan el complejo.

La semana pasada los directores de la misión de la EEI decidieron que era necesario que los astronautas salieran al exterior del complejo orbital para reparar la avería y programaron tres jornadas de labor extravehicular los días 21, 23 y 25 de diciembre, según informa Efe.

Sin embargo, tras el éxito de esta segunda salida ya no será necesario un tercer paseo, ya que con este segundo paseo los astronautas han completado cinco conexiones eléctricas y cuatro conexiones de fluidos, y han activado la bomba que ha permitido recuperar la plena capacidad de refrigeración de doble circuito de la estación.

Los únicos problemas que han encontrado en esta última salida se han producido al retirar una de las conexiones de amoníaco colocada en su primer paseo. Algunos copos de nieve de amoníaco se han escapado justo cuando ambos se preparaban para regresar a la estación pero aparentemente no han afectado a su traje espacial.

Incidencia en uno de los trajes espaciales

En la primera salida del pasado sábado los astronautas llevaron incorporados unos improvisados sistemas de absorción de humedad y tubos de respiración adicionales dentro de sus trajes espaciales. El objetivo era evitar los problemas a los que se enfrentó el astronauta italiano Luca Parmitano en un paseo espacial en julio.

En aquel momento Parmitano comenzó a notar la acumulación de agua mientras trabajaba en colocar un cable de la red de datos de la EEI y tuvo que regresar rápidamente ya que su traje se podía llenar de agua.

En esta ocasión fue Mastracchio quien tuvo un problema de configuración en una válvula de control de flujo interno en una parte de su traje, según ha informado la NASA. Una pequeña cantidad de agua entró en el sistema de refrigeración del traje después de que ambos astronautas ya se hubieran enganchado a la esclusa, en el compartimento Quest, que se usa para la descompresión y compresión en el paso del interior al exterior de la EEI y viceversa.

Segundo paseo en víspera de Navidad

Después se decidió cambiar el traje del ingeniero estadounidense de 53 años para el nuevo paseo espacial que finalmente se programó para este martes. La NASA señala que este incidente no está relacionado con la situación que vivió el astronauta italiano en verano.

Desde el sábado, Mastracchio y Hopkins han estado preparando la nueva salida, que se ha retrasado un día. Han dejado listas las herramientas que tienen previsto utilizar y han revisado los procedimientos del paseo junto a su compañero de la EEI,  Koichi Wakata. Este maneja el brazo robótico Canadarm2, de 17 metros de longitud, desde la estación y al que Mike Hopkins está sujeto.

Esta es la caminata de mantenimiento de la EEI número 176 y el segundo paseo espacial de la historia realizado en la víspera de Navidad. El anterior tuvo lugar hace 14 años, cuando los astronautas Steve Smith y John Grunsfeld, a bordo del transbordador espacial Discovery instalaron actualizaciones y un nuevo sistema de aislamiento en el Telescopio Espacial Hubble en un paseo de 8 horas y 8 minutos.

Noticias

anterior siguiente