Anterior Puigdemont sitúa el referéndum el 17 o 24 de septiembre pero se aplazaría si se pacta con el Estado Siguiente El PSOE convoca la Comisión de Garantías después del Comité Federal para organizar las primarias Arriba Ir arriba
Cerca de 300 personas se concentran ante Justicia tras la reforma del aborto

Las clínicas alertan de que será "imposible" abortar y las asociaciones provida lo celebran

  • El Foro de la Familia celebra que se elimine el supuesto de malformación

  • Para los obispos, cualquier norma que sea "menos mala" es "un alivio"

  • Las clínicas aseguran que "acaba con un derecho básico de la mujer"

  • Fundación Mujeres advierte de que va a provocar el "aborto clandestino"

|

Las asociaciones provida han celebrado que se elimine el supuesto de malformación del feto en el anteproyecto de reforma del aborto aprobado este viernes por el Gobierno, aunque han recordado que no es su "ideal" y esperan que se consigan más ayudas para la maternidad. Mientras, las clínicas y la Fundación de Mujeres aseguran que "acaba con un derecho básico de la mujer" y que va a provocar el "aborto clandestino".

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI) ha asegurado que el anteproyecto de la nueva ley del aborto "acaba con un derecho básico y fundamental de la mujer" al tiempo que establece unos supuestos para acceder a esta prestación que, para esta entidad, son "prácticamente imposibles de cumplir".

Según han apuntado tras conocer el contenido, ningún profesional sanitario puede determinar objetivamente si el conflicto psicológico que en una mujer genera un embarazo no deseado o una patología grave o incompatible con la vida puede ser solucionado sin recurrir al aborto y "mucho menos determinar si esa afectación se prolongará en el tiempo".

"Es la mujer, y solo ella, la que tiene que saber si puede sobrellevar o no la disfunción psicológica y vital que tal situación  le puede suponer", ha recordado ACAI.

Asimismo, han criticado todos los mecanismos burocráticos que introduce el Gobierno para poder abortar, que "llevarán muy probablemente a la mujer a una semana de gestación alta que incida en la posibilidad legal de interrumpir su gestación por plazos, e incluso por evolución gestacional".

Fundación Mujeres avisa de que va a provocar el "aborto clandestino"

Además, la presidenta de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, ha señalado que la reforma es "incluso peor en cuestión de restricción de derechos y de endurecimiento de las condiciones del aborto" que la regulación de 1985, y ha advertido de que "va a generar una situación de imposible cumplimiento", arrastrando a las mujeres a "una situación de aborto clandestino".

"Se confirma el peor escenario para el respeto al derecho de las mujeres y la salud sexual y reproductiva de las mismas", ha indicado. Por todo ello, Soleto ha tachado de "profundamente dura y restrictiva" la propuesta y ha apuntado que "no representa a la población española".

Igualmente, ha indicado que la reforma transmite una "profunda desconfianza con el funcionamiento normalizado del sistema sanitario", ya que el incremento de los controles "da la sensación de presunción de falta de rigor y profesionalidad en lo que se ha venido aplicando hasta ahora".

Mientras, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha explicado que "volvemos a la situación de hace 28 años". No obstante, la OMC quiere conocer la "letra pequeña" del nuevo texto y trasladarlo a su Comisión Deontológica para pronunciarse con mayor conocimiento sobre su contenido.

El Foro de la Familia celebra que se elimine el supuesto de malformación

Por su parte, el Foro de la Familia y las asociaciones provida han celebrado que se elimine el supuesto de malformación del feto en el anteproyecto, por considerar que discriminar el "derecho a la vida" por tener una minusvalía es "especialmente injusto". No obstante, esperan que se consigan más ayudas, tanto económicas como sociales, para la maternidad.

Otro de los aspectos que más han valorado es que la "amenaza penal ya no vaya a caer sobre la mujer", según ha declarado el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco. Asimismo, ha aplaudido, entre otros asuntos, que se exija un informe que acredite "formalmente y por escrito" la situación que puede despenalizar el aborto.

A su vez, se ha mostrado satisfecho por que "España se incorpore a los países que caminan en la dirección de la defensa de la vida".

La presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, Alicia Latorre, ha calificado la nueva ley como "un paso adelante" hacia el objetivo final de proteger "siempre" la vida humana.

Además, todos los portavoces han coincidido en alabar el que se exija el consentimiento de los padres ante la decisión de una menor de interrumpir su embarazo.

Para los obispos, cualquier ley "menos mala" que la actual "es un alivio"

El nuevo secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha indicado que cualquier norma que sea "menos mala" es "un alivio". No obstante, los obispos españoles no expresarán su posición ante el anteproyecto de ley.

En todo caso, Gil Tamayo explicó recientemente, en una entrevista con Radio Euskadi recogida por Europa Press, que el aborto nunca va a ser "buena noticia" porque "es un trauma para el que muere, que es un ser humano inocente y es una trauma para la mujer, porque tomar esa decisión es doloroso y hay detrás tragedia".

Además, señaló que "no es una cuestión religiosa" sino "de ética fundamental" y en la que afirmó que el llamado derecho al aborto no es sino "un puro derecho de diseño en función de unas demandas o de  una ideología previamente implantada".

Cerca de 300 personas se concentran ante el Ministerio de Justicia

Unas 300 personas se han concentrado ante la sede del Ministerio de Justicia para protestar contra el anteproyecto de reforma del aborto. Entre gritos de 'Nosotras parimos, nosotras decidimos',  'Gallardón, dimisión' o 'Aborto libre y gratuito', mujeres y hombres de distintas edades han manifestado su rechazo.

Entre los asistentes se encontraba la secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, o Justa Montero, miembro de la Asamblea Feminista y la Plataforma Mujeres ante el Congreso, que considera que "la nueva ley es una bofetada a los derechos de las mujeres".

A su juicio, la primera consecuencia de esta norma es que "va a llevar a las mujeres a abortar en la clandestinidad o en otros países".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente