Enlaces accesibilidad

Cameron traslada su "seria preocupación" a Rajoy, que ve "inaceptables" las acciones de Gibraltar

  • Cameron llama al presidente español y hablan diez minutos sobre Gibraltar
  • Rajoy considera "inaceptable" el lanzamiento de bloques de hormigón
  • Downing Street asegura que España rebajará los controles | Comunicado
  • Desde Moncloa defienden la legalidad de los mismos | Comunicado

Por
Rajoy y Cameron hablan por teléfono sobre Gibraltar

El primer ministro británico, David Cameron, ha telefoneado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para trasladarle su "seria preocupación" por las tensiones entre ambos países por los fuertes controles en la frontera de Gibraltar.

El presidente español ha respondido que las últimas acciones unilaterales en el Peñón son "inaceptables" en referencia al lanzamiento por parte de Gibraltar de bloques de hormigón en la Bahía de Algeciras, y ha añadido que los conflictos deben resolverse con "honestidad".

El Gobierno de Reino Unido, a través de un comunicado oficial, ha asegurado este miércoles que el jefe del Ejecutivo español se ha comprometido ante el primer ministro británico a "rebajar las medidas en la frontera" con Gibraltar, según informan diversos medios británicos y recoge Europa Press.

Desde Moncloa, no confirman este extremo y remiten al comunicado hecho público este miércoles en el que se afirma  que los controles en la verja "obedecen al cumplimiento de su obligación de control para evitar tráficos ilícitos", ya que Gibraltar no forma parte del espacio Schengen.

Conversación "constructiva"

"Le he dejado claro mis preocupaciones sobre Gibraltar y que nuestra posición sobre la soberanía (británica) no cambiará", ha afirmado, por su parte, Cameron a través de Twitter. El premier británico también ha calificado la conversación entre ambos mandatarios como "constructiva".

Una idea que ha repetido en una entrevista a la BBC donde ha explicado que está "satisfecho" de su contacto con el presidente español porque se han hecho "algunos progresos" sobre Gibraltar, pero ha apuntado que "solo" lo estará "de verdad" cuando se rebaje la tensión y se atiendan los intereses de los gibraltareños.

Durante la llamada telefónica que ha sido realizada a petición del Goberno británico y ha durado diez minutos, Rajoy ha subrayado que España y el Reino Unido son países "socios, amigos y aliados", por lo que "los conflictos que surjan entre ambos se tendrían que gestionar con honestidad y transparencia, en un diálogo bilateral enmarcado dentro del respeto a la legalidad internacional, europea y nacional".

El presidente del Gobierno le ha trasladado a Cameron, según el comunicado del Ejecutivo, su voluntad de buscar cuanto antes una solución a la actual situación generada por las autoridades de Gibraltar y que ha producido en España "un profundo malestar y una gran preocupación al perjudicar el medio ambiente y la actividad pesquera", según recoge EFE.

Conversaciones entre los titulares de Exteriores

Los ministros de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, y de Reino Unido, William Hague, también han mantenido una conversación telefónica tras acordarlo Rajoy y Cameron esta mañana.

Según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado, Margallo ha recordado la "plena disposición de España a dialogar sobre las cuestiones que afectan a ambos países". No obstante, ha asegurado que el acto de instalación de los bloques de cemento en la bahía de Algeciras, es "reflejo de una política de hechos consumados inaceptable para España".

Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores, ha informado sobre el compromiso de trabajar para resolver la situación "creando grupos de trabajo ad-hoc", aunque el Gobierno de Gibraltar ha rechazado la creación de estos grupos relacionados con la pesca o la gestión del medio ambiente en los que considera "aguas territoriales británicas".

Según el Gobierno de Gibraltar, Hague ha dicho al ministro principal del Peñón, Fabián Picardo, que la creación de esos grupos no fue mencionada durante la conversación.

Por su parte, Margallo ha manifestado a Hague que "España se reserva la potestad de hacer controles para evitar tráficos ilícitos", así como adoptar las medidas necesarias para "evitar el fraude fiscal".

Margallo le ha garantizado a su homólogo que las medidas que se tomen "respetarán siempre la legalidad internacional" y velarán "siempre por la defensa de sus ciudadanos".

Mientras, Rajoy ha explicado a su homólogo británico el desarrollo de los controles en la verja, que obedecen al cumplimiento de su obligación de control para evitar tráficos ilícitos en la zona.

El jefe del Gobierno le ha recordado que las medidas adoptadas se adecúan "perfectamente" al código de fronteras Schengen, guiándose exclusivamente por los principios de aleatoriedad, proporcionalidad y no discriminación.

"Profundo malestar"

Además, Rajoy ha atribuido a Gibraltar la tensión que ha surgido, debido al lanzamiento de 70 bloques de hormigón al fondo del mar que han dificultado la labor de los pescadores españoles.

Esta situación "generada por las autoridades de Gibraltar" ha producido en España, le ha explicado, "un profundo malestar y una gran preocupación al perjudicar al medio ambiente y la actividad pesquera".

El presidente del Gobierno ha recalcado al primer ministro Cameron que "el acto unilateral de la instalación de los bloques de cemento en la Bahía de Algeciras" es "inaceptable".

Esta conversación telefónica fue solicitada hace 24 horas por la parte británica y aceptada por la parte española para realizarse este miércoles a la hora fijada por el presidente del Gobierno, según ha informado Moncloa.

La llamada se ha producido después de que el pasado viernes Reino Unido convocara al embajador español en Londres, Federico Trillo, para protestar por los controles exhaustivos que están haciendo las fuerzas de seguridad españolas en la frontera con Gibraltar.

En la reunión, a la que acudió el 'número dos' de la legación diplomática, España insistió en que estos registros son una "obligación" ya que Gibraltar no forma parte del espacio Schengen.

Noticias

anterior siguiente