Enlaces accesibilidad

El déficit del Estado se dispara hasta los 25.007 millones de euros, el 2,38% del PIB

  • Se recauda un 5,3% menos por IRPF y un 37,1% menos por Sociedades
  • Por impuestos indirectos, el Estado obtuvo 14.125 millones, el 13,1 % menos
  • Suben los gastos por los intereses de la deuda y las diferentes transferencias
  • La Seguridad Social registra un superávit de 7.275 millones, el 0,69% del PIB

Por
El déficit del Estado sube hasta los 25.007 millones de euros, el 2,38% del PIB

El Estado registró hasta abril un déficit de 25.007 millones de euros en términos de Contabilidad Nacional, el 2,38% del PIB, según la información publicada este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en su web. 

El dato es sensiblemente peor al de marzo, cuando el Estado había registrado un déficit de 17.092 millones de euros, el 1,63% del PIB; y también es peor al del mismo periodo de 2012, cuando supuso el 2,36% del PIB.

El resultado del déficit hasta abril se debe a unos ingresos que alcanzaron los 30.911 millones de euros, mientras que los gastos no financieros se elevaron a 55.918 millones.

En todo el año 2013, según las últimas previsiones macroeconómicas del Gobierno, el déficit de la administración central del Estado debería ascender al 3,7% del PIB, si bien estos datos no se corresponden con la Administración Central, pues no incluyen por ejemplo a las empresas públicas.

En términos de caja, que registra ingresos y los pagos cuando efectivamente se han realizado, el déficit llegó en abril a 17.404 millones, el 1,66% del PIB, lo que supone un incremento del 89,3% respecto al mismo mes del año anterior.

Caen los ingresos

Los impuestos directos y cotizaciones sociales sumaron 30.072 millones, un 9% menos, y los indirectos cayeron un 4,3%, hasta los 26.833 millones de euros, comparados los datos con el mismo periodo de 2012.

Dentro de esta partida, la recaudación por el IRPF, que se situó en 26.518 millones de euros, cayó un 5,3% por el aumento de las devoluciones y por el distinto ritmo de realización de las mismas. Corregido el efecto del calendario, los ingresos por IRPF cayeron hasta abril un 2,8%.

En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, su recaudación en los cuatro primeros meses del año alcanzó los 2.347 millones de euros, lo que refleja un descenso del 37,1% respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia del distinto ritmo de realización de las devoluciones en los dos últimos años. Eliminada esta distorsión, los ingresos homogéneos por este impuesto crecieron hasta abril un 11,9%.

De su lado, la recaudación del Estado por impuestos indirectos, con 26.833 millones de euros, registró un descenso del 4,3%. El IVA alcanzó unos ingresos de 19.980 millones, un 4,7% menos, que en términos homogéneos, es decir, ajustado el distinto ritmo de realización de las devoluciones, pasa a situarse en un aumento del 7,2%, tasa que recoge el efecto de la subida de tipos del impuesto.

Respecto a los impuestos especiales, sus ingresos alcanzaron los 5.929 millones de euros, un 2,7% menos, destacando el descenso del 14,7% del impuesto sobre las labores del tabaco (hasta los 1.966 millones de euros) y el aumento del 5,7% del tributo sobre hidrocarburos (hasta 3.117 millones).

Suben los gastos

Por el lado de los gastos, los pagos no financieros efectuados por el Estado se situaron en 58.052 millones de euros, un 5,7% más. En este resultado ha influido el incremento de los gastos financieros en un 10,6%, hasta situarse en los 12.591 millones de euros. Si se descuenta estos últimos, el pago por los intereses de la deuda, el incremento sería del 4,4%.

Dentro de los pagos no financieros, Hacienda explica que este aumento se debe al alza del 10,6% en los intereses, hasta 12.591 millones. Además, subieron un 49% las transferencias a la Seguridad Social, hasta los 7.488 millones, mientras que las transferencias a las comunidades autónomas descendieron un 38,7% (hasta los 6.207 millones).

Los gastos de personal del Estado subieron un 1,1% en los primeros cuatro meses del año, hasta los 7.965 millones de euros, si bien el capítulo de sueldos y salarios de personal activo se redujo un 6,4% (3.856 millones).

Superávit de la Seguridad Social

Mientras, la Seguridad Social ha registrado hasta abril un saldo positivo de 7.275,11 millones de euros, que equivale al 0,69% del PIB, según los datos de ejecución reflejados en el Sistema de Información Contable de la Seguridad Social y que han sido difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esta cifra supone un descenso del 3,1% respecto al superávit obtenido en el mismo periodo del año anterior.

Según explica el Ministerio en una nota de prensa, el superávit es consecuencia de unos ingresos de 43.048,14 millones, que han crecido el 2,17% interanual, menos unos gastos de 35.773,03 millones, que han aumentado el 3,29%. En los ingresos de abril están incluídas transferencias del Estado por importe de 6.413,09 millones, 1.944,22 millones superiores a las recibidas un año antes.

Los ingresos por cotizaciones hasta abril representan el 31,39% de lo previsto para todo 2013

Las cotizaciones sociales han supuesto 33.231,98 millones de euros, lo que representa una disminución de un 3,84% respecto al mismo periodo del año anterior, que viene originada por el descenso de la cotización de ocupados en un 2,83%, mientras que la cotización de desempleados registra un decremento del 12,49%.

En conjunto, la Seguridad Social tenía previsto ingresar este ejercicio un total de 105.863,21 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones hasta abril representan el 31,39% de lo previsto para todo 2013.

Las transferencias corrientes totalizaron 8.401,71 millones de euros y las tasas y otros ingresos reflejan la cantidad de 591,93 millones de euros.

El gasto por pensiones contributivas sube más de un 4%

En la parte de los gastos, las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron 33.784,15 millones de euros, cifra que representa un 94,44% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 32.598,10 millones de euros corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 3,97%.

Dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 30.826,76 millones de euros, un 4,84% superior a la del año pasado.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 689,33 millones de euros, lo que representa un decremento interanual del 5,50%.

En Incapacidad Temporal, el gasto realizado alcanza un importe de 930,06 millones de euros, un 11,88% inferior al ejercicio anterior, lo que supone seguir manteniendo la tendencia al descenso de dicha prestación.

A 30 de abril las pensiones y prestaciones no contributivas presentan un incremento interanual del 1,49%, alcanzando un importe de 1.186,05 millones de euros, dedicándose a pensiones no contributivas 645,27 millones y a subsidios y otras prestaciones 540,78 millones de euros, de los que 514,97 millones de euros, corresponden a prestaciones familiares.

Noticias

anterior siguiente