Seguridad biométrica con la palma de la mano

  • Un prototipo de Intel es capaz de 'leer' los patrones de las venas de las manos
  • Basta acercar la mano a una cámara especial, sin tocarla, para identificarse
  • El objetivo es navegar y usar aplicaciones seguras con más comodidad
Ampliar fotoEl sistema es uno de los avances en seguridad que se están preparando para el futuro

El sistema es uno de los avances en seguridad que se están preparando para el futuronoticias

ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY'ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY' 

Durante la conferencia para desarrolladores Intel 2012 celebrada recientemente en San Francisco, la empresa mostró en una de las sesiones algunos de los avances en seguridad que están preparando para el futuro.

Sridhar Iyengar, director del área de investigación de seguridad, realizó algunas demostraciones prácticas, incluyendo un dispositivo que reemplazaría a las contraseñas tradicionales con una cámara: el aparato funciona acercando la mano al ordenador o la tableta, sin siquiera tocarlo, leyendo los patrones que forman las venas en las palmas de las manos.

Este sistema entra dentro de la categoría de los llamados sistemas de seguridad biométricos, que utiliza características únicas de los individuos para identificarlos positivamente.

Entre estos métodos cada vez más habituales para identificarse son más conocidos los de las huellas dactilares, la lectura del iris de los ojos o los patrones de voz.

Para poder 'ver' y comprobar las formas y patrones que tienen las venas de las manos los equipos informáticos necesitarán de una cámara especial, que no será muy distinta de las pequeñas webcams que actualmente incorporan todo tipo de dispositivos, incluyendo los teléfonos móviles.

Con una mano, basta

Estas cámaras trabajarán conjuntamente con un software especializado de modo que sólo hará falta pasar la mano por delante, gesticulando un '¡hola!', para que el sistema reconozca al usuario.

El sistema es más preciso que los lectores actuales de huellas digitales

Al menos así lo enseñó Iyengar en una de las demostraciones, asegurando que es incluso más preciso que los lectores actuales de huellas digitales.

Una vez el usuario se ha identificado, el dispositivo puede gestionar por él todas las contraseñas de las distintas aplicaciones y servicios que vaya a utilizar en el equipo o en su navegación por Internet: bancos, redes sociales y demás.

Con un simple gesto, como por ejemplo dejar la tableta sobre la mesa, el sistema detectaría que el usuario ha dejado de usar el aparato -gracias a los giroscopios y a la pantalla táctil que casi todos llevan incorporados- y daría por concluida la 'sesión'.

Si se vuelve a levantar, pediría de nuevo la identificación. Que todo esto funcione depende en parte del hardware y en parte del software y acuerdos con los proveedores de información y servicio.

Supondrá gestionar con ellos la utilización de este tipo de sistemas para crear una especie de 'sello de garantía de seguridad' como a día de hoy ofrecen VeriSign o las transacciones a través de Visa o Mastercard -cuyos iconos al pie de página ofrecen cierta garantía a los consumidores.

Los menores privilegios posibles

En la web de Intel se puede acceder a abundante documentación acerca de cómo gestiona la compañía la seguridad como parte de su estrategia.

Un primer planteamiento es lo que denominan el principio de los menores privilegios posibles, que viene a decir que una vez que un usuario se ha identificado debe poder acceder a únicamente ciertos datos sobre los que tiene privilegios pero a nada más.

Este principio evita que en situaciones complejas en las que se maneja mucha información -que el usuario a veces no necesita- ciertos datos de alta seguridad o de mayor privacidad queden expuestos.

Iyengar puso el ejemplo de los medidores digitales de consumo eléctrico que ya hay en muchas casas: si el usuario pierde su contraseña, un atacante malicioso podría consultar no solo el consumo sino también los horarios en que hay gente en casa o la familia está de vacaciones: un potencial problema de seguridad más grande que si se planteara de otro modo.

En situaciones cotidianas en las que es difícil encontrar el equilibrio entre seguridad y comodidad, sistemas como el prototipo que ha presentado Intel pueden ser un avance relevante: qué puede haber más cómodo que levantar la mano y tener acceso sin necesidad de recordar contraseñas durante todo el tiempo que se maneje un aparato.

­ ­ ­ ­

Especial 'Éxodo sirio' (I)

"Nosotros respiramos pero no vivimos, vivir es otra cosa"

NURIA MEJÍAS (Enviada especial a Jordania).- Jordania ha acogido ya a cerca de 4 millones de sirios huidos por el conflicto.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Rajoy admite que el caso Rato "afecta especialmente" al PP

Afirma que Rato fue "uno de los activos más importantes" del partido. Niega que el caso tenga relación con la amnistía fiscal.

­ ­ ­ ­

El Barça salva otra 'final' en su lucha por la Liga

ANTONIO SERRANO

Los culés han vencido a un Valencia que perdonó en la primera parte (2-0). Luis Suárez marcó en el minuto 1 y Messi sentenció en el 93. Parejo falló un penalti y Alcácer la mandó al palo.

­ ­ ­ ­
Rato dice que su patrimonio está "por debajo" de los 27 millones de euros

Rato: mi patrimonio está "muy por debajo" de los 27 millones de euros

Niega que se haya dedicado a vaciar sus sociedades. Insiste en que ninguna está situada en paraísos fiscales.

­ ­ ­ ­

Día del libro 2015

AMBIENTE

Cuánto vale una dedicatoria

ÓSCAR LÓPEZ.- Los autores más vendidos acabarán con tendinitis de firmar autógrafos. Merece la pena leer a otros no tan vendidos: Grossman, Del Corral y Castro.

­ ­ ­ ­
El cofundador de Closca Design, Carlos Ferrando, muestra el nuevo diseño del casco plegable

El casco plegable se hace un hueco en la moda ciclista de EE.UU.

Boston y Nueva York prevén incorporarlos a su alquiler de bicis. La empresa ha lanzado la segunda generación del casco.

Espacio reservado para promoción
cid:62930