Anterior El número de parados registrados bajó en 94.727 en junio, lo que deja el total en 4.120.304 Siguiente Rajoy adelanta al 1 de julio la rebaja fiscal del IRPF prevista para 2016 Arriba
El este de Kenia, escenario de las peores matanzas entre tribus, de los últimos años

Mueren al menos 38 personas en nuevos enfrentamientos tribales en el este de Kenia

  • Se han producido en el delta del Taba, al este del país

  • Dos tribus de la región se disputan los pastos de la zona

|

Un grupo de atacantes ha matado a 38 aldeanos este lunes y ha quemado más de 160 casas en una región costera de Kenia, según ha informado la Cruz Roja. En las últimas tres semanas, cerca de 100 personas han muerto por enfrentamientos violentos entre las comunidades Pokomo y Orma, enfrentadas por los recursos naturales de la zona, informó hoy la Cruz Roja de Kenia (CRK).

"Hay 38 muertos: 16 hombres, cinco mujeres, ocho niños y nueve agentes de policía" por los enfrentamientos en la localidad oriental keniana de Kilelengwani, ha asegurado la Cruz Roja keniana en un comunicado. "Las tensiones siguen siendo muy fuertes, pero la lucha ha cesado", ha afirmado a Reuters Abbas Gullet, jefe de la Cruz Roja de Kenia

Esta matanza se ha producido en la misma región en la que el pasado agosto murieron 48 personas, también en enfrentamientos entre ambas etnias. En el delta del Tana, al este del país, las comunidades de Pokomo y Orma se encuentran enfrentadas por el pasto de la zona, ya que se trata de una de clima seco y que sufre frecuentes sequías.

Los Pokomo son esencialmente agricultores sedentarios, instalados a lo largo de la rivera del Tana, mientras que los orma son mayoritariamente nómadas. Ya en 2001 más de 100 personas murieron en enfrentamientos relacionados con el acceso a las tierras y al agua en la misma región.

"Este ataque del lunes resulta preocupante porque una reunión de paz reunió a dos comunidades durante todo el día sábado", según ha manifestado a AFP el parlamentario Danson Mungatana. "Algo anda mal, la violencia estalló cuando un operativo policial está en marcha para limpiar la zona de armas ilegales", ha añadido.

La policía ha sido acusada de pasividad en el distrito del río Tana desde la masacre del pasado agosto, la más sangrienta en Kenia desde la violencia posterior a las elecciones a finales de 2007 y principios de 2008, que había degenerado en enfrentamientos étnicos.

División política, social y sectaria en Kenia

Este nuevo estallido de violencia se ha producido tras los disturbios en el principal puerto del país, en Mombasa, en este caso producidos tras el asesinato de un clérigo musulmán radical.

Los dos eventos revelan las profundas divisiones sociales, políticas y sectarias que podría conducir a más violencia antes de las elecciones presidenciales del próximo año. Los esfuerzos de los altos funcionarios del gobierno - entre ellos el primer ministro Raila Odinga, quien visitó el área después de un ataque anterior - no han logrado calmar las tensiones.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente