Anterior Artur Mas hablará del registro en CDC y Catdem si le preguntan el miércoles en el Parlament Siguiente Cinco muertos y dos heridos muy graves tras la explosión de una pirotecnia en Zaragoza Arriba

El último de los menores que asesinó a Sandra Palo quedará en libertad el 20 de mayo

  • Saldrá libre tres días después del noveno aniversario del asesinato

  • Participó en la violación, atropello y quema de Sandra Palo

  • Aunque tenía más medidas por cumplir, éstas han quedado sin efecto

|

El próximo día 20 quedará en libertad Ramón M.M., el último de los tres menores que asesinó a la joven Sandra Palo en un descampado de Leganés en 2003 y que aún se encontraba cumpliendo condena en un centro de internamiento, según el auto al que este jueves ha tenido acceso Efe.

Ramón M.M, que tenía 16 años cuando ocurrieron los hechos, saldrá libre tres días después de que se cumpla el noveno aniversario del asesinato de Sandra Palo, la joven de 22 años que padecía una minusvalía psíquica y fue secuestrada, violada y asesinada por Rafael F.G., "El Rafita", Ramón S.J. y Ramón M.M.

Los dos primeros jóvenes ya fueron puestos en libertad: el 9 de junio quedó en libertad Ramón S.J, que tenía 16 años cuando sucedieron los hechos, mientras que "El Rafita", el más joven de los tres con 14 años, cumplió en junio de 2010 la pena de cuatro años de internamiento y tres de libertad vigilada que le fue impuesta por el crimen.

Además de estos tres menores, en el crimen participó Francisco Javier Astorga, "El Malaguita", el único mayor de edad al que se le impuso una condena de 64 años que sigue cumpliendo.

Ocho años de internamiento

Como recuerda el auto del Juzgado de Ejecutorías de Menores número 7 de Madrid, Ramón M.M fue condenado a ocho años en un centro de internamiento en régimen cerrado, pena que cumplió ya el 25 de junio de 2011 y a la que siguió otra de once meses de internamiento que finalizan el próximo 20 de mayo.

Además de esta última pena, al menor le fue impuesta otras medidas complementarias: otros cinco años en libertad vigilada, el internamiento en régimen semiabierto durante 12 meses, la libertad vigilada durante seis meses y la permanencia en un centro durante otros seis fines de semana. Ahora todas estas medidas pendientes de cumplimiento sucesivo quedan sin efecto, según el juzgado de menores.

Los cuatro participantes del crimen introdujeron en un coche el 17 de mayo de 2003 a Sandra Palo que esperaba el autobús. En el vehículo la condujeron hasta un descampado de la carretera de Toledo, donde la violaron y atropellaron en repetidas ocasiones, para posteriormente prenderle fuego.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente