Enlaces accesibilidad

Cientos de personas en el funeral por el joven hincha del Athletic de Bilbao

  • Algunos jugadores, exjugadores y directivos del Athletic han asistido al sepelio
  • El obispo que ha oficiado el acto ha pedido el esclarecimiento de los hechos
  • Cientos de personas se han concentrado en el lugar donde falleció Cabacas

Por
Celebrado esta tarde en Bilbao el funeral por la muerte de Iñigo Cabacas

Cientos de personas han asistido al funeral por el joven hincha del Athletic de Bilbao Iñigo Cabacas, muerto el pasado domingo tras recibir un pelotazo de goma en unos incidentes registrados el 5 de abril al término del partido entre Athletic y Schalke 04.

El funeral, celebrado en la parroquia del Corpus Cristi de Bilbao, muy próxima al lugar donde Cabacas recibió el pelotazo de goma que le provocó una fractura craneal y hemorragia cerebral, se ha desarrollado en un ambiente de serenidad y dolor contenido entre los allegados del fallecido.

A las honras fúnebres han asistido la familia del joven aficionado rojiblanco, sus amigos y algunos jugadores y exjugadores del Athletic como los lesionados Carlos Gurpegui y Aitor Ocio o el legendario portero del equipo bilbaíno y la selección española José Ángel Iribar. El club rojiblanco estuvo representado por dos miembros de su junta directiva.

En el transcurso del funeral, el oficiante leyó una nota del obispo de Bilbao, Mario Iceta Gabicagogeascoa, en la que se une al deseo de quienes solicitan el esclarecimiento de los hechos que causaron la muerte de Cabacas y "la asunción de las responsabilidades pertinentes".

Iceta considera en su nota que "el relato veraz y la aplicación de la justicia pueden ofrecer consuelo, aunque de ninguna manera compensen la pérdida de una vida humana, siempre irreparable".

El obispo bilbaíno pide por último que "sucesos tan lamentables" como este ayuden a extraer las consecuencias "para que no se vuelvan a repetir".

Homenaje en las calles de Bilbao

Centenares de personas se han concentrado en el lugar en el que recibió el disparo. Los ciudadanos han seguido colocando flores, velas y bufandas del club rojibanco en ese punto, situado a escaso metros de la Parroquia Corpus Christi, en la que se ha celebrado el funeral del seguidor equipo bilbaíno.

La Policía municipal se ha visto obligada a cerrar la circulación viaria en la calle Licenciado Poza, en la que está ubicada la Iglesia.

Los establecimientos hosteleros de la zona han cerrado sus puertas en señal de duelo y el lugar en el que el hincha del Athletic sufrió las heridas mortales, en la parte trasera de la Iglesia, han albergado a cientos de personas que han permanecido en silencio. Además, las ventanas y balcones exhibieron banderas del Atlhetic Club con crespones negros.

Noticias

anterior siguiente