La policía reprime con gases lacrimógenos una manifestación pacífica en Túnez

  • Los tunecinos tienen prohibido reunirse en la avenida Burguiba
  • Conmemoraban la represión sangrienta de las tropas francesas en 1938
RTVE.es / AFP 

La policía ha dispersado violentamente a cientos de personas que se manifestaban este lunes en la gran avenida Habib Burguiba, la principal arteria de la capital tunecina, según informa un periodista de la agencia France Presse.

Los tunecinos tienen prohibido desde el pasado 28 de marzo reunirse en esta avenida, y los manifestantes han aprovechado para protestar contra la prohibición con motivo del aniversario del día de los mártires que se celebra cada 9 de abril en recuerdo de la represión sangrienta de las tropas francesas en 1938 contra una manifestación pacífica en Túnez.

Envueltos en banderas tunecinas, al grito de "no tenemos miedo, es el pueblo el que está aquí", los manifestantes comenzaron a llegar a las 10.00 de la mañana al centro de la ciudad en medio de un gran despliegue policial.

La oposición ha llamado a todos los ciudadanos a manifestarse en todas las calles del país llamadas Habib Burguiba, en memoria del primer Jefe de Estado tunecino, para protestar, precisamente, en contra de la prohibición de celebrar manifestaciones en la avenida que lleva el nombre del primer jefe de Estado del Túnez independiente.

"Estoy aquí para honrar a nuestros mártires, y para protestar contra la prohibición de que se celebren manifestaciones aquí. Somos nosotros quienes liberamos Túnez y no tienen derecho a prohibir marchas pacíficas", ha afirmado Mohsen Ben Henda, un septuagenario que acababa de salir del hospital y se había acercado a la manifestación.

La concentración no llevaba ni media hora cuando se encontró con los primeros gases lacrimógenos. La gente huyó a las calles adyacentes a la avenida Burguiba y se refugió en las cafeterías de la zona.

"Hemos venido hoy para defender nuestras libertades, para denunciar la represión que nos infligen diariamenate las milicias de Al Nahda (el partido islamista vencedor de las últimas elecciones)", ha señalado un joven médico mientras se esconde en un restaurante. "Queremos decirle al mundo que no aceptamos el proyecto oscurantista de Al Nahda", ha añadido.

El símbolo de la revolución

La avenida Burguiba es un símbolo de la revolución tunecina y el escenario que acogió las protestas que acabaron con 23 años de dictura de Ben Alí. 

El pasado sábado, una manifestación de jóvenes licenciados en paro también fue dispersada de forma violenta y varias personas resultaron heridas.

El ministro de Interior tunecino, Ali Laaridi, justificó la prohibición de las manifestaciones en esta céntrica arteria de la capital por las quejas de los comerciantes y hoteleros que aseguran verse afectados por las continuas convocatorias de protesta que desembocan en esta.

Esta tarde hay un acto programado en el mausoleo de los mártires de Séjoumi, cerca de Túnez, al que tiene previsto asistir el primer ministro Hamadi Jebali. El líder del partido Al Nahda, Rached Ghanuchi, también honrará la memoria de las víctimas de la represión de 1938 en otro acto.

Espacio reservado para promoción
cid:44850