Enlaces accesibilidad

Standard & Poor's retira la máxima calificación al fondo europeo de rescates

  • Draghi: "Tenemos que aprender a prescindir de las agencias"
  • Tres días después de rebajar la nota a nueve países del euro

Ver también: Especial sobre la crisis de deuda pública en Europa

Por

La agencia crediticia Standard & Poor's ha quitado la máxima calificación, la triple A, al fondo europeo de rescates (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera--FESF--), solo tres días después de retirar también la máxima nota, a la deuda soberana de Francia y de bajar también en dos escalones la calificación de España que pasó así de 'AA-' a 'A'.

Pese a todo, en el mismo comunicado en el que anuncia su decisión, S&P también avanza que no excluye volver a elevar su calificación.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha reaccionado a la noticia asegurando que la rebaja "tiene consecuencias" y los países que tienen la máxima calificación "tendrán que aportar más" al fondo de rescates, aunque al mismo tiempo ha señalado que hay que "aprender a prescindir de las decisiones de las agencias de calificación".

Por su parte, el presidente del FESF, Klaus Regling, ha señalado que "la capacidad de préstamo de 440.000 millones de euros del Fondo no se verá afectada por la rebaja de nota de S&P". En el mismo sentido se ha pronunciado el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, quien ha asegurado que el fondo de rescates seguirá contando con "garantías incondicionales e irrevocables de los Estados miembros de la zona euro".

Regling ha añadido que se trata de una herramienta "con los recursos para cumplir sus compromisos actuales y los que se produzcan hasta la puesta en marcha del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera el próximo mes de julio", ha afirmado Regling en un comunicado.

La decisión de S&P del pasado viernes no ha afectado sin embargo a las Bolsas europeas que han cerrado este lunes con ganancias. La rebaja en la nota de la deuda de nueve países afectó a Austria, que perdió la máxima calificación y a España, Italia, Portugal y Chipre, cuya nota bajó en dos escalones, mientras Malta, Eslovaquia y Eslovenia vieron degradados sus títulos en un escalón.

Presión sobre la zona euro

Sin embargo, la rebaja de nota de la deuda soberana francesa sí afectó de forma indirecta al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera ya que Francia es el segundo país que más dinero aporta a esta herramienta creada para proporcionar financiación a países con problemas, como Grecia, Irlanda y Portugal,

Precisamente, este lunes en la visita del presidente galo, Nicolas Sarkozy a Madrid, el mandatario francés y el presidente español, Mariano Rajoy, han señalado que las decisiones de las agencias de calificación no definen sus políticas económicas.

El Fondo ha destacado además que sigue manteniendo la máxima calificación por parte de las otras dos grandes agencias, Moody's (Aaa) y Fitch (AAA), lo que subraya su "solidez". "Ninguna de las dos agencias ha indicado acción alguna para el FEEF en el futuro inmediato", ha destacado.

Standard & Poor's indicó en diciembre que, dependiendo del resultado de su revisión de las notas de gobiernos miembros del FEEF, podrían "rebajar la nota a largo plazo del FEEF en uno o dos escalones".

El FEEF goza de la máxima solvencia porque está respaldado por las garantías -por valor de 780.000 millones de euros- de los países de la eurozona, especialmente de los países triple A y tiene una capacidad efectiva de préstamo de 440.000 millones de euros, aunque en realidad es ya solo de 250.000 millones de euros si se descuentan los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

Nuevo mecanismo

El contribuyente más importante al FEEF es Alemania que, tras la reciente ampliación del fondo, aporta 211.046 millones de euros, seguida precisamente por Francia, país al que la agencia retiró el viernes la triple A, corresponden 158.488 millones de euros en avales y garantías.

El fondo temporal de rescate emite bonos a 3, 5 y 10 años y recientemente lanzó un programa a corto plazo centrado en subastas de letras a 3, 6 y 12 meses. De momento emite títulos para financiar los rescates de Irlanda y Portugal y está previsto que actúe también en el segundo programa de asistencia financiera de Grecia.

El MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera) entrará en vigor un año antes de lo previsto y, a diferencia del FEEF, tendrá un capital suscrito de 700.000 millones de euros, de los que 80.000 millones serán aportaciones directas de capital por parte de los Estados de la zona euro en cinco entregas anuales iguales, mientas que los 620.000 millones restantes se aportarán como capital movilizable y garantías, lo que le permite actuar con más rapidez y flexibilidad.

Los líderes de la eurozona acordaron además en la cumbre de diciembre revisar en marzo el techo de la dotación de 500.000 millones de euros. También se mostraron dispuestos a acelerar los pagos de capital.

Noticias

anterior siguiente