Enlaces accesibilidad

Amnistía Internacional pide al nuevo Gobierno libio que detenga los "abusos de detenidos"

  • AI denuncia que muchas víctimas son combatientes de Gadafi
  • La ONG denuncia, además, detenciones arbitrarias
  • Pide que no se vuelvan a cometer errores del pasado

Por

Amnistía Internacional (AI) ha pedido este jueves al Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia que ponga fin a "la detención arbitraria" de personas y al "abuso de detenidos", a menudo combatientes del expresidente Muamar al Gadafi.

En un informe titulado "Los abusos de detenidos manchan la nueva Libia", la organización pro derechos humanos revela que el maltrato de prisioneros, como soldados gadafistas, personas presuntamente leales al antiguo régimen o supuestos mercenarios del oeste del país, son frecuentes.

Según la ONG, se producen numerosos casos de tortura para obtener confesiones o como castigo.

Romper con el pasado

"Existe el riesgo de que, sin medidas firmes, se repitan las pautas de comportamiento del pasado", ha explicado la portavoz de AI para Oriente Medio y Norte de África, Hassiba Hadj Sahraoui, quien ha añadido que "el arresto arbitrario y la tortura eran marcas del régimen del coronel Gafadi".

Sahraoui ha pedido al CNT que actúe con rapidez, pese a "los muchos desafíos que afronta", para "romper con el pasado" ya que, de otra manera, se transmitirá el mensaje de que "tratar a los prisioneros así se tolera en la nueva Libia".

Amnistía Internacional denuncia que la mayoría de los detenidos son apresados sin las pertinentes órdenes de la fiscalía y no bajo la supervisión del Ministerio de Justicia, sino de autoridades locales o militares sin competencias al respecto.

Los africanos subsaharianos sospechosos de ser mercenarios -aunque muchos suelen ser inmigrantes económicos- constituyen entre un tercio y la mitad de los detenidos, si bien algunos son liberados al no hallarse pruebas de su participación en combates.

También son particularmente vulnerables los libios de raza negra, sobre todo de la región de Tawargha, que fue la base de las tropas gadafistas en su esfuerzo por tomar Misrata, afirma AI.

Pasos necesarios

Amnistía Internacional también denuncia que algunos niños han sido recluidos junto a adultos y que mujeres detenidas son vigiladas por guardias varones.

AI pide al CNT que garantice que todas las detenciones practicadas vayan acompañadas de una orden de la fiscalía y que el Ministerio de Justicia supervise el proceso, mientras que los detenidos deben poder cuestionar su arresto o, si no se les imputan cargos, ser liberados.

La organización explica que en septiembre mantuvo reuniones con representantes del Consejo que reconocieron la gravedad del asunto en cuanto a detenciones arbitrarias y tortura de detenidos, y se comprometieron a aumentar el control sobre las milicias y a garantizar la protección legal para los sospechosos.

Si no cumplen con su promesa, señala Amnistía, estos abusos mancharán "el historial de derechos humanos de la recién inaugurada nueva Libia".

Noticias

anterior siguiente