Enlaces accesibilidad

Google y Verizon desmienten negociaciones para acabar con el principio de neutralidad en Internet

  • El creador de contenidos reafirma su apuesta por una Internet abierta
  • La proveedora de servicios niega un "arreglo de negocios"

Por

Google, líder de contenidos en Internet, y Verizon, principal proveedor de acceso a Internet en Estados Unidos han desmentido este jueves que estén negociando un acuerdo por el cual la primera pagaría un extra a la segunda para que sus contenidos tuvieran prioridad sobre otros y llegasen con ventaja hasta los usuarios, tal y como han informado varios medios de comunicación estadounidenses como The New York Times y la agencia Associated Press.

"El artículo del New York Times sobre las conversaciones entre Google y Verizon es erróneo", ha señalado David Fish, portavoz de la proveedora de servicios de Internet, en el blog de la compañía.

"Nuestro objetivo es lograr un marco regulador de Internet que asegure su apertura y rentabilidad, e incorpore la autoridad específica de la Comisión de Comunicaciones Federal, mientras mantiene la inversión y la innovación. Sugerir que esto es un arreglo de negocios entre nuestras compañías es completamente incorrecto", concluye Fish en su breve texto.

El desmentido de Google ha sido más rotundo, pero también más anónimo. En el twitter de la empresa, se asegura que el diario estadounidense "está equivocado.

"No tenemos ninguna conversación con Verizon (VZN) para pagar por el traslado de nuestro tráfico. Seguimos comprometidos con una Internet abierta", asegura el texto sin firma.

Una Internet con diferentes categorías

Un acuerdo de ese tipo podría poner fin al principio de neutralidad de la red, según la cual ningún contenido de la web tiene prioridad sobre otro.

El funcionamiento, según el diario estadounidense, sería que compañías como, por ejemplo, Youtube (propiedad de Google) pagaran a proveedores de acceso a Internet como Verizon para que otorgasen prioridad a sus contenidos y así, hacerlos llegar antes a los usuarios de la web.

Así, los consumidores de Internet podrían tener que pagar más para conseguir mejores servicios de su proveedor. De esta forma, advierten los expertos en Internet, muy pronto podría reproducirse en ese medio un sistema similar al de la televisión por cable o por satélite, donde los usuarios pagan más para recibir una categoría determinada de servicio.

Noticias

anterior siguiente