Anterior Simeone: "El Sevilla es muy similar a nosotros" Siguiente Tres niños en estado crítico rescatados en otro camión con inmigrantes en Austria Arriba

El conflicto entre Rusia y Bielorrusia hace disminuir el suministro de gas natural en Europa

  • Lituania, Polonia y el este de Alemania se han visto afectadas

  • Los dos países se acusan de deberse millones de dólares

|

El flujo de suministro de gas natural ruso a Lituania, Polonia y el este de Alemania ha disminuido a consecuencia del conflicto entre Rusia y Bielorrusia, según ha afirmado estemartes el presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek.

"No hay seguridad respecto a los suministros de gas ruso. Los volúmenes que se bombean ahora son inferiores a lo que esperábamos", ha asegurado Buzek, según han recogido las agencia rusas en una reunión con el ministro de Energía de Rusia, Serguéi Shmatkó.

"No tengo esa información", ha asegurado por su parte Shmatkó, designado por el Gobierno ruso como responsable para los contactos con la Comisión Europa sobre la situación de las exportaciones rusas de gas a través de Bielorrusia.

Según el ministro ruso, "los suministros, incluido los destinados a Polonia, se llevan a cabo de acuerdo con los volúmenes contratados".

"No tengo datos de que los últimos dos días se haya reducido el bombeo", ha afirmado Shmatko, quien también ha expresado su seguridad de que los problemas del tránsito del gas ruso serán resueltos a corto plazo.

Deudas económicas

Esta disminución del suministro es una consecuencia directa de la medida anunciada esta mañana por Bielorrusia. Su presidente, Aleksandr Lukashenko, ha ordenado detener el tránsito de gas ruso a Europa a través del territorio de su país y ha acusado Moscú de "humillar al pueblo bielorruso".

Con esta medida Bielorrusia ha respondido a la decisión que tomó el pasado lunes 21 el consorcio ruso Gazprom, quien recortó desde ese día los suministros de gas al país vecino por una deuda de 200 millones de dólares.

Por ello, según la agencia oficial bielorrusa Belta, Lukashenko ha comunicado su decisión al jefe de la diplomacia rusa Serguéi Lavrov, al que le ha comunicado que el corte continuará "hasta que Gazprom pague lo que debe".

Lukashenko, además, le ha recordado la cifra a la deuda rusa con su país: 260 millones de dólares por el transito de carburante a Europa.

"Hasta qué cinismo y absurdo se puede llegar, cuando tú me debes 260 millones de dólares y yo a tí sólo 190 millones; pero me cierras el grifo", ha dicho el presidente bielorruso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente