Anterior Mas acusa al Estado de tratar a Cataluña con "menosprecio, juego sucio y querellas" Siguiente Maduro amplía el cierre fronterizo a otros cuatro municipios y dice estar dispuesto a reunirse con Santos Arriba

Liberado Sahil Saeed, un niño británico de cinco años, secuestrado en Pakistán

  • El niño fue secuestrado el pasado 4 de marzo

  • En Pakistán se registran anualmente cientos de secuestros

  • Fuentes locales aseguran que se ha pagado un rescate de 1.000 euros

|

Ya está en libertad pero con tan solo cinco años, Sahil Saeed, de nacionalidad británica, había sido secuestrado al este de Pakistán a principios de este mes de marzo.

Según ha informado una fuente de la Embajada del Reino Unido en Islamabad, la operación se ha podido llevar a cabo gracias a una acción conjunta de las fuerzas de seguridad pakistaníes y de dos países extranjeros. No han trascendido más datos sobre la operación.

El secuestro se produjo el pasado día 4 de marzo cuando un grupo de delincuentes irrumpió, para robar, en el domicilio de la abuela de Saeed en la ciudad de Jhelum, situada en la provincia oriental de Punyab, donde el pequeño se encontraba de vacaciones.

Tras el robo, los atacantes capturaron al menor y se lo llevaron a un lugar desconocido.

El rescate

Aunque no existe una confirmación oficial, según fuentes locales, los secuestradores habían pedido una suma de más de 100.000 euros.

El Alto Comisionado Británico no ha desvelado si hubo pago de dicho rescate, pero el ministro de Justicia de la provincia del Punjab, Rana Sanaullah, ha declarado que el padre sí pagó para la liberación del pequeño.

Además, ha especificado que el dinero no se pagó en Reino Unido sino en otro país.

Pakistán: escenario habitual de secuestros

En el país surasiático se registran anualmente cientos de secuestros en los que los captores exigen el pago de un rescate a cambio de la liberación del rehén, que en la mayoría de ocasiones se trata de empresarios paquistaníes.

"Hace tres meses secuestraron a un chico de una familia con propiedades. Estamos en contacto con los secuestradores para negociar un precio y confiamos en que el grupo no venda el rehén a otro grupo peor", ha explicado este martes a Efe un jurista paquistaní.

La fuente ha agregado que en el caso de ciudadanos paquistaníes, "si la familia no tiene conexiones en los estamentos de poder es complicado", pues "las agencias de seguridad no hacen caso".

"Cuando se trata de una persona de origen extranjero, entonces saltan todas las alarmas. No sólo se involucran las autoridades del país del afectado, sino que encuentran la estrecha colaboración de las paquistaníes", ha denunciado el jurista.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente