Enlaces accesibilidad

Cincuenta muertos y cientos de desplazados por dos tormentas tropicales caídas en Filipinas

  • Ha provocado inundaciones y el caos en múltiples zonas de la ciudad
  • El Ejército ayuda a evacuar a los vecinos de las áreas más afectadas
  • Hay peligro de que en cualquier momento se desborde el río Pasig

Por
TORMENTA TROPICAL 'ONDOY'
Un grupo de filipinos camina por la bahía durante el paso de la tormenta tropical 'Ondoy', que ha provocado intensas lluvias e inundaciones en varias zonas de Metro Manila. EFE EFE/DENNIS M. SABANGAN
Al menos 50 personas murieron y cientos tuvieron que abandonar sus hogares en Manila por las lluvias torrenciales de la tormenta tropical "Ketsana", y "Ondoy" que sembraron el caos e inundaron múltiples zonas de la ciudad.

Un padre y su hijo perdieron la vida sepultados por un muro, cuatro menores perecieron ahogados en el río Pasig y otros tres fueron arrastrados por la subida del agua cerca de un embalse situado a las afueras de Manila, informaron los servicios de emergencia.

Otras 700 personas tuvieron que salir de sus domicilios y las autoridades han puesto en marcha una operación especial -en la que participará el Ejército- para seguir evacuando a los vecinos de las áreas más afectadas por las riadas.

En apenas seis horas cayó sobre Manila una cantidad de lluvia equivalente a la media mensual en esta época del año, según los meteorólogos.

No salir de casa

La mitad de los 17 municipios de la capital están prácticamente inaccesibles por tierra y cuatro vuelos locales fueron cancelados. Imágenes de televisión mostraron kilométricos atascos, ciudadanos subidos a los tejados de sus casas, coches abandonados en calles inundadas y manileños desplazándose en lanchas de plástico por la ciudad.

Las autoridades pidieron a la población que se quede en casa para no colapsar más el tráfico y que se abstenga de depositar basura cerca de los desagües para no reventar el vetusto sistema de cañerías del que dispone la mayoría de distritos.

También existe el peligro de que en cualquier momento se desborde el Pasig así como dos presas al sur de Manila, mientras el suministro eléctrico ha sido cortado en algunos barrios pobres para impedir accidentes.

El ministro de Defensa y jefe del Consejo Nacional de Coordinación de Desastres, Gilberto Teodoro, tuvo que desplazarse a su oficina en metro ya que las carreteras quedaron impracticables por el tremendo aguacero.

Vientos de más de 100 km/h

La tormenta también ha afectado al tercio meridional de la isla de Luzón, y más de 1.700 pasajeros están varados en la provincia de Bicol puesto que la Guardia Costera ha prohibido que zarpe cualquier barco. En estos momentos, 28 poblaciones de la isla han declarado el estado de calamidad.

"Ketsana" tocó tierra en Filipinas esta madrugada con vientos superiores a los cien kilómetros por hora y ahora se desplaza a unos veinte kilómetros por hora hacia el noroeste a la región central de Luzón, donde se hallan la mayoría de cultivos de arroz.

Para las próximas horas están previstas más lluvias antes de que la tormenta abandone el país en dirección a China en la madrugada del próximo lunes.

Decenas de personas mueren cada año por inundaciones y riadas en el archipiélago durante la estación lluviosa y época de tifones, que suele durar de junio a diciembre.




Noticias

anterior siguiente