Enlaces accesibilidad

La tecnología de Mercury Steam, entre las diez mejores del mundo

  • Enric Álvarez, co-fundador de Mercury Steam, señala el alto nivel tecnológico del industria en España
  • Los desarrolladore españoles, muy bien valorados en todo el mundo
  • El Gobierno ha decidido apoyar al sector como parte de la industria cultural

Por
Informe semanal - Videojuegos, sube el nivel
Él éxito de Lords of Shadows será, en buen medida, el de la creciente industria española de los videojuegos, que lucha para esquivar la crisis. Formada por entusiastas emprendedores, no tiene la musculatura de las industrias nipona, estadounidense o británica, pero es capaz de hacer frente a proyectos tan abrumadores como Castlevania, un título mítico que, si falla, puede provocar una conmoción en el sector.

Enric Álvarez, cofundador de Mercury Steam  director de proyectos, explica que el nivel de los desarrolladores españoles es muy alto. "Muchos de los programadores que trabajan con nosotros podrían estar construyendo cohetes espaciales", asegura.

También comenta que hacer un videojuego es una tarea muy complicada. Dice que la clave es que todo sea creíble en tiempo real, es decir, que el motor gráfico del juego tenga la potencia suficiente para construir la realidad virtual necesaria en tiempo real, que los escenarios y ambientes de la acción se creen de forma fluida y todo resulte real, "y que si el jugador hace que el personaje gire, el paisaje que ha dejado atrás siga ahí". Y  todo, a 30 imágenes por segundo.

Enric Álvarez explica que el motor gráfico de Mercury Steam "está entre los diez mejores del mundo" y  "En Mercury Steam tendemos a hacer juegos con una representación muy rica de la realidad del juego, muy completos: hay que representar maderas, metales¿ y  es muy difícil hacer que eso funcione bien y que lo haga en todas las plataformas (consolas)", describe.

José Raluy, responsable de la producción técnica, es consciente de esta dificultad, pero se muestra confiado en las posibilidades de Mercury Steam. Asegura que toda la tecnología utilizada se ha desarrollado en España y aclara que  "la experiencia de Jericho nos ha permitido hacer un juego que, desde el principio, se adapta perfectamente a casi cualquier proyecto", asegura Raluy. Ahora, la lucha del estudio es hacer que casen a la perfección los diferentes planos que componen el videojuego: programación, física, diseño, música... "

Industria en expansión

Es una muestra de cómo se hacen las cosas en la industria española, un sector que lucha para capear la crisis y la piratería, y que en 2008 facturó 1.432 millones de euros, un 1,5 por ciento menos que en 2007. Aunque la venta de juegos ha subido, las dificultades económicas han hecho que el parque de consolas no aumente en igual proporcion, con lo que el momento no es del todo boyante.

Pero, a cambio, el sector ha logrado que el Gobierno lo considere ya parte integrante de la industria cultural, lo que permitirá que las empresas accedan a ayudas y subvenciones culturales. Enric Álvarez consdiera que esta es una buena decisión y que "ya era hora" de que se tomara. Pero también sabe que, con ayudas o sin ellas, ellos seguirán adelante, diciéndole a la sociedad "que hacemos algo en la vanguardia cultural, tecnológica y artística. Y que es factible exportar una imagen de los desarrolladores en España, de su nivel y  de su valía".

Con todo, los videojuegos concentran ya el 57 por ciento del ocio en España. Muy pronto, el 'Castlevania español' añadirá sus números a estas estadísticas y los fanáticos del juego decidirán si lo hace con la fuerza que se espera.

Noticias

anterior siguiente