Enlaces accesibilidad

Rajoy ha estado más "cómodo" que Zapatero y se ha refugiado en la "cercanía" y la "confianza"

  • Así es como han visto al líder del PP los expertos consultados por RTVE.es
  • Salomé Berrocal considera que "ha mejorado su comunicación no verbal"
  • "Rajoy no transmite futuro, es el eterno segundón", asegura Luís Arroyo
  • Marcos Magaña opina que se ha mostrado como una "alternativa tranquila"
  • Envía tus preguntas sobre el programa Tengo una pregunta... a Lorenzo Milá
  • Puedes votar tu pregunta favorita del programa en RTVE.es

Por
Segundo asalto. Segundo cara a cara con los ciudadanos. Pero esta vez el líder del partido popular conocía el 'ring' y ha estudiado con lupa el terreno de juego.

Después de salir airoso del primer examen abril de 2007 Mariano Rajoy se ha vuelto a enfrentar a 51 mujeres y 49 hombres en el programa Tengo una pregunta para usted.

Lleva un fin de semana encerrado entre fichas y asesores para preparar todas las respuestas posibles. ¿Pero ha estudiado de igual manera la manera de contestar? ¿Qué imagen ha proyectado Rajoy en este segundo encuentro?

Lo que sí ha cambiado a simple vista Rajoy ha sido su apariencia. Un ligero cambio, traje gris y corbata a rayas, que los expertos consultados por RTVE.es han calificado de "correcta". El dirigente popular ha pasado todo el programa con la chaqueta abierta y un boli entre las manos.

En términos generales los consultores políticos consideran que el líder popular se ha mostrado más cómodo que el presidente Jose Luis Rodríguez Zapatero y en su opinión el objetivo de Rajoy era transmitir confianza a los ciudadanos.

Los analistas preguntados por RTVE.es en el anterior programa de Tengo una pregunta..., cuando acudió Zapatero, vieron al presidente "sobrado en las formas" y echaron falta "corazón" en su mensaje.

"Muy presidencial"

Salomé Berrocal, profesora titular de la Universidad de Valladolid y especialista en comunicación política ha asegurado que "Zapatero estuvo más incómodo, tenso y nervioso que Rajoy".

Aunque Rajoy ha tenido un "comienzo atropellado", con respuestas demasiado rápidas, a lo largo del programa se ha ido relajando y ha centrado su mensaje en generar confianza en su partido, ha explicado Berrocal.

"Ha mejorado la comunicación no verbal" y ha mostrado una "imagen presidencial". Según Berrocal el uso del 'yo' en muchas respuestas muestra una actitud propia de un gobernante.

La experta ha apreciado a un Rajoy "próximo", y ha destacado su empleo de un lenguaje "claro y didáctico". No obstante, le ha parecido "muy ficticio" el abuso de 'personalidad' en sus respuestas.

"El eterno aspirante"

Luis Arroyo, presidente de asesores de comunicación pública, y ex asesor personal de Carme Chacón y de la vicepresidenta Maria Teresa Fernández de la Vega, tiene una opinión muy clara.

"Rajoy es el eterno aspirante, un eterno segundón que no transmite futuro", ha aseverado Arroyo. En este sentido ha señalado que ha visto a un Rajoy "resultón" pero sin cambios importantes.

No obstante, Arroyo, que formó parte del gabinete que asesoró al presidente José Luis Rodríguez Zapatero en la primera edición del programa (la del famoso café), ha reconocido el esfuerzo del dirigente popular y ha destacado su cercanía como su punto fuerte.

"Rajoy ha inspirado más cercanía que confianza, pero no ha rascado ni un voto", ha asegurado.

Por otra parte Arroyo ha hecho hincapié en la preparación de las respuestas de Rajoy. "El contenido de sus respuestas ha sido muy previsible, lo tenía todo muy preparado".

El analista incluso se ha atrevido a señalar cuál ha sido la estrategia del equipo del PP. ¿Han hecho un recorrido por toda España para preparar las respuestas", ha explicado, en relación a al tono cercano y personal de las respuestas.

"Alternativa tranquila"

Por su parte, Marcos Magaña, socio director Noline y presidente de honor de la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos, ha destacado el "tono moderado" de la intervención de Mariano Rajoy como su mejor herramienta.

"Rajoy ha intentado transmitir una posición más moderada y se ha mostrado como una alternativa tranquila al Gobierno", ha asegurado.

Al igual que Arroyo, Magaña también ha percibido la 'preparación' del dirigente del PP así como un discurso claramente "intencionado" y con el objetivo de atenuar el rechazo a su partido. En este sentido, el experto cree que ha respondido a las preguntas 'incómodas' con "arrogancia" e "indecisión".

Aunque nadie esperaba que Rajoy alcanzara la oratoria griega de Demostenes, o la romana de Cicerón, parece que los expertos han apreciado una mejoría en su comunicación política.  Y es que los buenos políticos manejan a la perfección el arte de seducir con la imagen; saben que política es comunicación.

Noticias

anterior siguiente