Elige usuario

Noticia de Clan

Así son los 'Lunnis de Leyenda'

Los Lunnis vuelven más legendarios que nunca...¡son los Lunnis de Leyenda!

En el claro de un bosque, bajo un árbol milenario...Lucho, Lupita, Lulila y Lublú se encuentran con Lucrecia y su libro mágico lleno de historias y fantásticas leyendas.   

|

  • Un nuevo formato semanal dirigido al público preescolar donde los Lunnis, junto a la cantante Lucrecia, nos irán descubriendo historias y leyendas de nuestra tradición más popular
  • Personajes como Cervantes, Aníbal, Sant Jordi o el Olentzero saldrán del libro mágico de Lucrecia
  • Una historia animada y una pieza musical completan el desarrollo de cada cuento
  • El domingo 4 de diciembre, en el cine Palafox de Madrid, será la presentación oficial...¡Rellena el formulario y consigue tu entrada!

Los Lunnis vuelven en un nuevo formato dirigido a que los más pequeños conozcan las historias y leyendas de nuestra tradición..."Lunnis de leyenda".  Desde las aventuras de Cervantes como marinero a las conquistas de Aníbal...De la leyenda de Sant Jordi a la tradición moderna del Olentzero vasco. Junto a Lucrecia los Lunnis conocerán estas y muchas más historias a la vez que aprenden valores fundamentales como la superación, la confianza o la amistad.

Cada semana Lucho, Lupita, Lulila y Lublú acudirán a un claro en el bosque en el que Lucrecia les espera con su libro mágico para contarles una nueva historia. Gracias a la aventura animada podremos conocer a personajes claves de nuestra historia o leyendas que configuran nuestras tradiciones. Pero siempre el libro adapta la historia para que nuestros amigos consigan resolver conflictos de su día a día.

Un formato semanal de nueve minutos dirigido al público preescolar en el que se mezclan el humor y la ternura de los ya clásicos personajes de la televisión. Porque los Lunnis están de vuelta.

Así son los Lunnis...de Leyenda

Cada semana, los Lunnis llegan al claro del bosque donde les espera Lucrecia y su libro mágico. Pero  hay algo que les incomoda o les inquieta: los chicos no dejan a las chicas construir una cabaña en el bosque, los más mayores no dejan jugar a Lulila en su equipo o alguno cree que leer es muy aburrido. En cambio, el libro siempre tiene preparada una historia que les enseña algo nuevo a la vez que descubren a los personajes clave de nuestra tradición.

Tras una pequeña introducción, conoceremos el conflicto de cada semana hasta que Lucrecia nos introduce en un cuento. Una historia animada de unos tres minutos de duración que se adapta a los objetivos de cada capítulo. Siempre buscando una moraleja bien definida, el cuento concluye con el protagonista habiendo aprendido, cambiado o luchado por un objetivo. Siempre ante valores que, en el segundo bloque de los Lunnis, ayudarán a Lucrecia a enseñarles que hay una solución para cualquier cosa.

Este esquema entremezcla la clásica combinación de humor y ternura de los Lunnis, acabando con un simpático gag que da paso a dos nuevos amigos. Se trata de dos simpáticos conejos que se pasan el día discutiendo. Coneja siempre tiene la razón y trata de hacerle ver a Conejo cuando una historia es cierta o no. Pero Conejo es testarudo y acaba desquiciando a Coneja con sus absurdos argumentos.

El capítulo concluye con una pieza musical que resume la historia de esa semana. Un videoclip donde Lucrecia y los Lunnis ponen letra a cada cuento, entremezclando géneros y estilos musicales. Gracias a sus letras pegadizas, los más pequeños pueden revivir cada historia desde una perspectiva más festiva.

Como gancho final se invita a los niños a construir su propio personaje protagonista mediante un recortable que pueden hacer en sus casas. Una pequeña pieza de stop motion muestra los pasos a seguir para tener en casa tu propio Hércules o Quijote.

Un aprendizaje simpático y divertido

Los Lunnis vuelven a nuestros hogares con un claro objetivo didáctico. No solo se trata de dar a conocer las historias y leyendas de nuestro país, también de aprender los valores que se pueden desprender de cada una de ellas. Pero además se busca que ese proceso de aprendizaje se haga de una manera simpática, cercana y divertida, gracias al uso del humor y las canciones.

Para ello el libro mágico de Lucrecia adapta ligeramente cada personaje histórico y cada leyenda, cogiendo ciertos pasajes de sus vidas para mostrar a Lupita y compañía cómo conociendo nuestra historia podemos aprender muchas cosas de lo que nos rodea.

Gracias a la minuciosa selección de las historias, se ha conseguido llegar a gran parte de los territorios de nuestro país y, así, acercar a niños de todos los rincones las leyendas de sus regiones. Desde el amor imposible Gara y Jonai en las Canarias, hasta el coraje de la Dama de Arintero leonesa. Todas son historias adaptadas al imaginario de nuestros Lunnis de las que podemos aprender valores fundamentales y soluciones a conflictos del día a día.

Conoce a nuestros legendarios protagonistas...

Esta vez la carismática anfitriona de los Lunnis, Lucrecia,  hace las funciones de cuentacuentos. En un claro del bosque, bajo un gran árbol milenario y junto a su libro mágico, es la encargada de que los Lunnis aprendan las grandes historias de nuestro territorio. Divertida y bondadosa, siempre trata de poner paz en el grupo instándoles a utilizar el sentido común. La historia siempre acaba dándole la razón sobre cómo solucionar cada problema que se les planeta. Y como colofón, Lucrecia nos recuerda a todos de nuevo la historia en forma de pegadiza canción.

Inteligente y reivindicativa, Lupita siempre quiere saber la verdad detrás de cada historia. Es la primera en poner en duda si una historia es real o es leyenda. Siempre con los pies en el suelo, prefiere los hechos reales a las historias con gigantes y dragones. Le desespera la desigualdad entre chicos y chicas de nuestra historia y está dispuesta a cambiarlo.

Siempre buscando mil aventuras, Lucho se deja llevar por las historias hasta creérselas por completo, por imposibles que parezcan. No para de hacer trastadas y de buscar animales mitológicos. Al contrario que Lupita prefiere dejarse llevar por las fantasías que les cuenta Lucrecia. Constantemente lidera al grupo de Lunnis en aventuras que no llevan a nada bueno, pero al final siempre acaba aceptando su error y dando la razón a Lucrecia.

Despistado y romántico, Lublú siempre está siguiendo a Lucho en sus trastadas. Pese a estar en segundo plano tras él, es quien le hace entrar en razón. Le encantan los libros de todo tipo y si por el fuera se leería el libro de Lucrecia de un tirón. Al contrario que Lucho, prefiere las historias más románticas a las aventuras fantásticas. Asustadizo y soñador, siempre se deja llevar por las historias metiéndose en ellas hasta creérselas.

Lulila es la más pequeña del grupo y se pasa el día observando a los demás como queriendo aprender de ellos. Es una Lunni de extremos, admirando a sus compañeros cuando hacen algo bueno, o criticando cuando meten la pata o no tienen razón. Tiene los mismos miedos e inquietudes que un niño pequeño. Es curiosa pero a la vez miedica. En muchas ocasiones siente que sus compañeros le dejan de lado al ser más pequeña, pero siempre acaba haciéndose valer.

En un segundo plano, Coneja y su compañero Conejo observan a los Lunnis y Lucrecia aprendiendo también con cada historia y discutiendo si es historia o leyenda. Pese a ser animales, en muchas ocasiones parecen tener más juicio que los Lunnis y los humanos. Coneja tiene un fuerte carácter que le hace enfrentarse a Conejo por cualquier cosa. Le saca de quicio cada argumento de Conejo, pero también se aprovecha de él consiguiendo que haga cualquier cosa que ella quiera. Pese a ser dos polos opuestos, Coneja en realidad no duda en declarar su amor por Conejo, aunque siempre sea por un error de éste que le deja en evidencia.

Junto a Coneja discute si las historias que cuenta Lucrecia son reales o leyendas. Pese a los razonamientos de Coneja, él siempre piensa lo contrario que ella. Cuando una historia es claramente real el cree que es una leyenda, y cuando estas son imposibles piensa que son reales. Su carácter tranquilo y sus retorcidos razonamientos ponen de los nervios a Coneja, a la que siempre acaba “crispando las orejas”.