Enlaces accesibilidad

Champions | Real Madrid 2-2 Bayern Múnich

Keylor, Benzema y otras claves del pase del Madrid a la final de Kiev

Por
Keylor Navas, protagonista del partido contra el Bayern.
Keylor Navas, protagonista del partido contra el Bayern. REUTERS

El Real Madrid certificó el pase a su tercera final de Champions consecutiva tras salir ileso de un partido loco en el Bernabéu ante el Bayern, que se quedó a las puertas de la final europea, pese a sus continuos intentos sobre la portería de un espectacular Keylor Navas.

Analizamos las claves de este partido de vuelta de semifinales que permitirá al Real Madrid defender su Champions en Kiev el próximo 26 de mayo contra Liverpool o Roma.

Keylor Navas, de señalado a héroe

Cuando más dudas se cernían sobre él, más grande fue su figura. El portero costarricense ha crecido sobremanera desde su mala primera parte en Múnich. Desde entonces, sus paradas han resultado determinantes para la clasificación del Real Madrid a la final de Champions. En el Bernabéu fue el muro sobre que el que chocó el Bayern de Múnich.

Con detenciones espectaculares a Alaba y Tolisso, y con sus despejes a los balones al área del Bayern mantuvo vivo a su equipo y lo llevó en volandas hacia la final. Heinckes, en la rueda de prensa posterior al partido, reconoció la importancia de su actuación en la eliminatoria.

Heynckes: "El Real Madrid le puede dar las gracias a Keylor Navas"

La resurrección de Benzema

Si había dudas con Keylor Navas, muchas más había sobre Karim Benzema. Uno de los señalados por la mala temporada en Liga del Real Madrid regresó al once de Zidane para resurgir y marcar en un partido grande. Y, para colmo, lo hizo por partida doble. Con dos goles de pillo, el punta francés se reivindicó como el '9' del Real Madrid. Una vez más.

Marcó el primero con un cabezazo en el segundo palo tras desmarcarse de su par y anotó el segundo al aprovechar el garrafal error de Ulreich. Y se marchó ovacionado. Cuando todos pensaban que Benzema había vuelto al once para generar más juego a Cristiano, fue él que que se llevó el protagonismo con su decisiva actuación.

Naufragio de Kovacic

Zidane apostó fuerte por un centro del campo novedoso. Las bajas obligaron a colocar a Lucas Vázquez en el lateral, lo que provocó un efecto dominó en el resto del dibujo. El técnico galo metió a Kovacic en lugar de Casemiro, desplazando a Modric a la derecha y poblando el centro del campo. Pero el croata naufragó por completo. El Bayern llegó con mucha facilidad al área de Keylor aprovechando los huecos que Kovacic y Kroos dejaban a sus espaldas. Cuando entró Casemiro en la recta final del partido, el Bayern ya era un torbellino difícil de detener.

La verticalidad de Thiago

El internacional español dio un recital de verticalidad desde su posición de medio centro. Thiago se hartó de buscar la espalda del centro del campo blanco y aprovechó los huecos de su rival para hacer mucho daño en la salida de balón del equipo bávaro. Sin embargo, su gran partido no tuvo la recompensa del pase a la final.

James Rodríguez brilló en su regreso al Bernabéu

El colombiano fue el mejor del Bayern en el Bernabéu. Marcó el segundo tanto de su equipo y fue un peligro constante para la defensa madridista. Incluso estuvo elegante pidiendo perdón tras marcar pese a la importancia del momento. James ha brillado en su primera temporada en el Bayern y se ha ganado su continuidad en el campeón alemán.

Los regalos condenan al Bayern

El Bayern, pese a su despliegue físico y futbolístico, volvió a cometer un error imperdonable a estas alturas de la competición. Acosado por los únicos minutos de presión efectiva madridista, Tolisso cedió el balón a Ulreich y el portero del Bayern, en una extraña acción, dejó pasar el balón para que Benzema marcase. Este error, unido al de Rafinha en la ida, ha acabado lastrando las aspiraciones del equipo de Heynckes.

El penalti no señalado de Marcelo

Los jugadores del Bayern, tras una semana de dudas sobre el arbitraje que iban a tener en la vuelta de la semifinal de Champions en el Bernabéu, protestaron con insistencia una mano de Marcelo en el área no señalada al final del primer tiempo. El penalti, claro, podría haber cambiado el rumbo de un partido que nunca llegó a decantarse del lado alemán, que también pidió otras dos penas máximas por contactos más dudosos entre Ramos y Lewandowski.

Final a final

El Real Madrid, emulando a la Juventus de los noventa, jugará su tercera final consecutiva, la cuarta en cinco años y la decimosexta de su historia en la máxima competición continental. Los blancos solo han perdido tres veces y el próximo 26 de mayo tendrán la ocasión de levantar su 13ª 'Orejona'. Y lo hará tras una sufridísima semifinal que culmina un camino plagado de grandes rivales. El Real Madrid jugará la final de Kiev tras haber eliminado a los campeones de Francia (PSG), Italia (Juventus) y Alemania (Bayern Múnich). 

Deportes

anterior siguiente