Enlaces accesibilidad

Fútbol | Dopaje

Un año de sanción al peruano Paolo Guerrero por positivo de cocaína

  • El capitán de la selección peruana dio positivo en un control el 5 de octubre
  • El periodo de suspensión empieza a contar desde el pasado 3 de noviembre
  • El jugador se perderá el Mundial de Rusia que se disputa el próximo verano

Por
Un año de sanción al peruano Paolo Guerrero por positivo de cocaína
Pablo Gerrerro durante un partido con la selección de Perú. noticias

La Comisión de Disciplina de la FIFA decidió suspender durante un año al capitán de la selección de Perú Paolo Guerrero, después de que el jugador diera positivo por cocaína en un control de dopaje el pasado octubre.

La FIFA confirmó este viernes la decisión de su comisión disciplinaria y notificó que el periodo de suspensión empieza a contar desde el pasado 3 de noviembre.

El positivo de Guerrero se detectó en el control al que fue sometido el pasado 5 de octubre en Buenos Aires, tras el partido de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 entre Argentina y Perú, al localizar en su muestra el metabolito de la cocaína benzoilecgonina, incluida entre los estimulantes que figuran en la lista de sustancias prohibidas la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

"Al haber dado positivo por una sustancia prohibida, el futbolista ha contravenido el artículo 6 del Reglamento Antidopaje de la FIFA y, en consecuencia, el artículo 63 del Código Disciplinario de la FIFA", informó este organismo en un comunicado.

Guerrero fue suspendido temporalmente durante un mes el pasado 3 de noviembre, pero la suspensión se amplió veinte días más a la espera del fallo conocido hoy, en el que la FIFA recordó que "la suspensión incluye, entre otros, todo tipo de partidos en el ámbito nacional e internacional, amistosos u oficiales".

El capitán de Perú apelará esta decisión

La suspensión provisional impidió al jugador entrenarse con su equipo, el Flamengo brasileño, y participar con la selección de Perú en la eliminatoria de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, con la que los peruanos lograron el pase tras superar a Nueva Zelanda.

En vísperas de esos encuentros la FIFA rechazó un recurso extraordinario de la Federación Peruana para autorizar que Guerrero participase en esa repesca, vía por la que su equipo logró el billete para un Mundial 36 años después de su última participación en España 1982.

Perú ratificó su presencia en Rusia 2018 el pasado 15 de noviembre al ganar 2-0 a Nueva Zelanda en Lima, con goles de Jefferson Farfán y Christian Ramos, después de que ambas selecciones empataran a 0 en el choque de ida jugado días antes en Wellington.

Hace una semana en el sorteo de la fase final del Mundial celebrado en el Kremlin en Moscú, el equipo que dirige Ricardo Gareca quedó emparejado con Francia, Australia y Dinamarca dentro del grupo C.

El día anterior, durante la audiencia en la que Paolo Guerrero fue citado a declarar por la FIFA en Zúrich, su defensa acreditó que la sustancia encontrada en su orina, por los bajos niveles encontrados en los análisis, fue fruto de haber ingerido un té contaminado con restos de hojas de coca en los días previos al partido disputado en Buenos Aires.

En la misma la FIFA constató que la benzoilecgonina, principal metabolito de la coca hallado en los exámenes, no procede del consumo de cocaína.

Guerrero es la gran figura del fútbol peruano, que confía en poder recuperarlo para el Mundial. En las eliminatorias previas anotó 5 goles, el primero de ellos en la derrota en Lima por 3-4 ante Chile y, el segundo, en el 2-2 jugado contra Venezuela en el Estadio Nacional.

El jugador fue decisivo en el empate en Lima 2-2 ante Argentina, firmó otro gol en el 2-2 con el que cerró su visita a Venezuela y marcó su último tanto en el empate (2-2) con Uruguay también en la capital peruana.

El capitán de la selección de fútbol de Perú, Paolo Guerrero, recibió con "extrema sorpresa y decepción" la decisión de la FIFA de suspenderlo por un año a pesar de que la propia entidad acepte que el jugador no usa cocaína, y anunció que apelará.

"Las pruebas son contundentes y sumadas a la bajísima concentración del metabolito común a la hoja de coca no justifica bajo ninguna circunstancia esa decisión", afirmó su abogado, Pedro Fida, en un comunicado remitido a Efe.

"Estamos sorprendidos y decepcionados de la decisión de la FIFA, penalizando al atleta con un año de suspensión a pesar de que han reconocido que el jugador no usa cocaína", denunció Fida.

Ante este hecho consumado, el letrado indicó que apelarán al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

Deportes

anterior siguiente