www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3407700
Debate Cara a Cara reproducir video 01h 59 min
Transcripción completa

Buenas noches, España, buenas noches, Europa, buenas tardes, América.

Saludos cordiales a los que nos siguen a través de televisiones, de radios, a través de Internet, desde cualquier parte del mundo.

En nombre de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión, gracias por su confianza a las televisiones, gracias a los partidos políticos por confiarnos la organización de este debate "cara a cara", que será el único de esta campaña electoral. Único y para todos. Antes de las elecciones del 20 de diciembre.

Gracias a los más de 100 profesionales,voluntarios, que, colaborando con los invitados, están con los académicos, ayudándonos a hacer este debate, que esto sea posible.

Comenzamos dando la bienvenida a nuestros invitados de esta noche. Ellos son los candidatos de los dos partidos que obtuvieron mayor representación parlamentaria en la elecciones equivalentes de hace cuatro años. En esta campaña ha habido muchos debates, afortunadamente.

Ha habido debates a 9, a 7, a 6, con 5 candidatos, con 4, con 3 y también es lógico que haya con 2, y de ahí este "cara a cara".

Mariano Rajoy, don Mariano Rajoy, buenas noches.

Buenas noches.

Es su cuarto debate cara a cara con la Academia.

Efectivamente.

Dos veces con el Sr. Rodríguez Zapatero, una vez con el Sr. Pérez Rubalcaba y hoy con el Sr. Sánchez.

Eso es. Pero es el primero en su condición del presidente del Gobierno.

Efectivamente.

Así que, como sigue siendo presidente del Gobierno en este momento, yo le voy a pedir que... le voy a tratar como candidato del Partido Popular en aras, simplemente así, en aras de la mayor neutralidad.

Es en la condición en la que estoy aquí.

Perfecto. Muy bien. Muchas gracias.

Don Pedro Sánchez es secretario general y candidato a la Presidencia del Gobierno por el Partido Socialista. Bienvenido.

Muchas gracias. Buenas noches.

Su primer debate, pero vamos a ello.

Así es.

Su primer "Cara a cara". Ya saben, trataremos de que los tiempos sean equivalentes, aproximadamente, y hablarán sin límites, sin pactos previos, de lo que estimen oportuno.

Nosotros simplemente ordenaremos los temas, haremos sugerencias a través de nuestras preguntas.

Déjenme un instante decir a los espectadores, oyentes e internautas que nos siguen. Esto es un cara a cara. Es un debate muy exigente para los candidatos, porque además, conlleva la intervención mínima del moderador para que haya la máxima confrontación entre las personas que están aquí.

Como dice el profesor Alan Schoeder, esto de todos modos no es un combate dialéctico. Es una selección de personal. Los ciudadanos con su voto contratan, como si fuera una entrevista de trabajo, a la persona que les merece más confianza para dirigir la gran empresa que es España.

Y pueden contratar a cualquiera de las dos personas que hay aquí, o a un tercero. Así de rotundo, así de trascendental nos estamos jugando en estas elecciones, en buena medida, el futuro de España en los próximos cuatro años.

Vamos a comenzar con un minuto. Yo les pido que sea un minuto, mirando a cámara, la misma pregunta para los dos...

Tenemos mucho interés en saber cuál es la idea de España que ustedes tienen. Esa primera declaración de importancia. Así que, don Pedro Sánchez, si usted es presidente del Gobierno, ¿a dónde quiere llevar a este país?

Buenas noches. Inmediatamente voy a responder a esa pregunta, pero antes me gustaría hacer una declaración de intenciones a los españoles que nos estén viendo.

Este es el "Cara a cara" que voy a celebrar con el Sr. Rajoy, es el único al que ha accedido celebrar el Sr. Rajoy, y es una decisión que yo no comparto.

Durante estos últimos días lo que hemos hecho ha sido precisamente celebrar otros debates, con otros candidatos...

Pero eso es ... ahora tendríamos que ir a la idea de España, por favor. ¿Qué idea tiene de Esaña, si usted es presidente del Gobierno?

¿A dónde quiere llevar a este país?

Hay cuatro desafíos que tiene que afrontar España. El primero es el de la falta de oportunidades, el segundo es el de la desigualdad, el tercero es la falta de confianza en las instituciones, y también la corrupción, y el cuarto el dasafío de la convivencia. La convivencia en Cataluña.

Desde luego, para esos cuatro desafíos, el Partido Socialista tiene una propuesta. Una respuesta.

Y a lo largo de este debate estoy convencido de que muchos de los españoles que nos están siguiendo verán que el Partido Socialista tiene una propuesta de futuro con equipos renovados, pero sobre todo con una muy buena historia detrás, que ha logrado alcanzar esas mayores cotas de derechos y libertades

durante estos últimos 37 años de democracia.

Y bien, don Mariano Rajoy, si usted vuelve a ser presidente del Gobienro, ¿a dónde quiere llevar a este país en esta nueva etapa?

Buenas noches. Mi objetivo para los próximos cuatro años es el empleo.

En España tenemos que crear dos millones de empleos para que haya 20 millones de españoles trabajando. Y yo creo que es algo que se puede hacer. Y se puede hacer porque en los dos últimos años de esta legislatura, año 2014 y 2015, se ha creado más de un millón de puestos de trabajo en España.

Por tanto, si somos capaces de mantener las mismas políticas reformistas que hemos llevado a cabo a lo largo de estos años, nosotros estamos en condiciones de que la sociedad cree puestos de trabajo.

Yo creo que eso es lo que quieren la inmensa mayoría de las personas que todavía no han encontrado un puesto de trabajo y sus familias. Y además, si logramos empleo, aseguraremos las pensiones, la sanidad, la educación, los servicios sociales y, en general, el bienestar de todos los españoles.

Creo que el empleo da esperanza a los jóvenes y a sus familias, da tranquilidad a todos y da mucha seguridad a los mayores. Ese es mi principal objetivo para los próximos cuatro años.

Bueno: pues vamos a comenzar, precisamente, hablando de economía y de empleo, por una razón muy sencilla. Porque la encuesta del CIs, Centro de Investigaciones Sociológicas, que mide la preocupación de los españoles en distintos asuntos, nos dice claramente que son, por este orden, el paro, la

la corrupción y el fraude, los problemas de índole económica, los partidos y la política, la sanidad, los problemas de índole social, la educación, los nacionalismos, los problemas relacionados con la calidad del empleo y la inmigración.

Por lo tanto, como arriba del todo, la preocupación mayor es efectivamente el empleo, es la economía, empezamos hablando de este asunto, de lo que crean ustedes conveniente, pero introducido con una pregunta.

En este caso para Mariano Rajoy. El desempleo golpea, visto, a jóvenes, a mayores, especialmente a mujeres en este país. Pero en las mejores épocas de España si siempre hubo un 8% de paro. Es decir: eso que se llama el paro estructural.

¿Tenemos que resignarnos en España a que haya siempre paro al límite del 8%?

No. No tenemos que resignarnos de ninguna de las maneras y tenemos que hacer el mayor esfuerzo que seamos capaces para superar esa situación.

Realmente esto se ha complicado en España los últimos años, como todos sabemos, pero en estos años, 2014 y 2015, pues hemos logrado que la sociedad española creara más de un millón de puestos de trabajo.

Yo quiero, y estoy seguro que lo voy a conseguir, que en los próximos cuatro años nuestras políticas económicas estimulen la sociedad para crear esos dos millones de puestos de trabajo que señalé en mi intervención inicial.

Bueno, yo le escucho al Sr. Rajoy y tengo que decirle que escucho lo mismo que dijo hace cuatro años.

Yo recuerdo hace cuatro años, Sr. Rajoy, que usted dijo aquello de que no iba a subir los impuestos y que no iba a tocar ni la sanidad, ni la dependencia, ni tampoco la educación.

Es verdad que durante estos cuatro años lo que ha hecho ha sido mentir también a los españoles desde su acción de gobierno. Hay que recordar, Sr. Rajoy, que usted envió un mensaje al Sr. Bárcenas diciendo aquello de todos "estemos tranquilos, sé fuerte Luis".

Y luego públicamente, lo que vino a decir es: que todo era falso salvo alguna cosa.

Y es verdad también, Sr Rajoy, que durante esta campaña electoral yo le he venido escuchando también decir que España es el país que más crece, de la UE. No es cierto, somos los octavos.

Mire, Sr. Rajoy, yo le voy a decir lo que ocurre en este país. Lo que ha ocurrido en este país es que durante estos últimos cuatro años usted ha subido los impuestos a la clase media y trabajadora en 17 500 millones de euros

Mientras lo que hacía era amnistiar fiscalmente a excompañeros del PP, como Rodrigo Rato.

Lo que ha ocurrido es que, durante estos últimos cuatro años, lo que ha puesto en pie usted es un modelo de crecimiento y de competir España a base de costes laborales. De hacer las cosas más baratas y no mejor.

¿Y qué es lo que ha ocurrido? Que la reforma laboral planteada por el PP lo que ha hecho ha sido introducir consecuencias sociales demoledoras.

Por ejemplo: muchos de los trabajadores que nos estén viendo saben perfectamente que hoy se cobran en España muchos menos sueldos que hace cuatro años. Se pagan 40 000 millones menos de euros en sueldos que hace cuatro años

Yo he hablado con madres que están indignadas porque ven a sus hijos cómo están cobrando 300 euros por jornadas de 10 y 12 horas, como consecuencia de su reforma laboral.

Mire, Sr. Rajoy, la España que usted está construyendo es muy sencilla. Lo que está haciendo es... Lo que está haciendo usted, Sr. Rajoy, es que los padres vean a sus hijos, o coger el pasaporte para emigrar fuera, o estar en paro o la explotación laboral.

¿Sus hijos? Ver a sus padres en paro de larga duración, y los abuelos, con las cortas pensiones que usted les ha dejado, tener que pagar y ayudar a sus hijos y a sus nietos.

Esa es la realidad que usted está practicando en este país.

Puede intervenir cuando crea conveniente, ¿eh? Pueden interrumpirse.

Ha dicho muchas cosas y poco sensatas. Realmente no puedo compartir lo que ha sido su planteamiento.

Mire, cuando nosotros llegamos al Gobierno en el año 2011, España estaba al borde del rescate. España estaba al borde de la quiebra. La prima de riesgo...

Sí, sí. Estaba muy elevada. Apenas podíamos financiarnos. Teníamos todos los desequilibrios económicos; estábamos en crecimiento negativo y el paro había aumentado en 3 400 000 personas en los últimos cuatro años.

Éramos el enfermo de Europa y se ponía en duda la propia existencia del euro, entre otras cosas por la situación de países como el nuestro.

Y vea cómo están ustedes... No. Yo le voy a explicar ahora cómo están las cosas ahora. ¿Quién habla hoy del rescate de España? Nadie. ¿Quién habla hoy de la quiebra de España? Nadie.

¿Quién habla hoy de la prima de riesgo de España? Nadie. Los desequilibrios económicos están superados. Y sobre todo, España está creciendo al 3,4 anual, cuando al llegar al Gobierno tenía un crecimieto negativo.

Somos el país de la UE, de los grandes, que más crece. Por encima de Reino Unido, Alemania, Italia y Francia. ¿Y quién iba a decir eso en el año 2012?

Pero ¿sabe cuál es el dato más significativo del cambio, Sr. Sánchez? Que cuando yo llegué al Gobierno, 1500 españoles al día perdían su puesto de trabajo. Y ahora 1400 españoles al día encuentran un puesto de trabajo.

Y ahora le voy a decir lo que quiero hacer en el futuro, que creo que es lo que a usted también le debe importar.

El objetivo, como le he dicho antes, es que la sociedad española, entre todos, creemos dos millones de puestos de trabajo. Es necesario porque en su etapa de Gobierno perdimos 3 400 000.

El trabajo le va a dar seguridad a las personas. Pero además es la garantía de que podamos tener un buen sistema de pensiones, unos buenos servicios públicos. Y eso se puede hacer.

Y ¿sabe por qué se puede hacer? Porque lo hemos hecho en el 2014 y en el 2015. Porque desde el principio de 2014....

Sí, sí. A usted no le importa, pero a mí sí. Y a las personas que encontraron un trabajo también. Más de un millón.

La única forma de que no lo podamos hacer es dar marcha atrás, volver a las políticas económicas que aplicaron ustedes, y que generaron en España la mayor crisis económica en décadas. Esa es la historia.

Mire, Sr. Rajoy. Que no, que no es cierto. Que los datos no le cuadran. Que no es verdad. Mire, usted lo único que ha hecho ha sido recortar y devaluar los derechos laborales de los trabajadores y recortar todo menos la corrupción en su partido, Sr. Rajoy.

Mire, hay 15.000 millones de euros menos en políticas sociales que hace cuatro años. Si usted habla por ejemplo con los pensionistas de este país, ¿sabe lo que le dicen?

Que están preocupados, profundamente preocupados por cómo ha dejado usted la hucha de las pensiones. Estaban en 70.000 millones casi hace 4 años, y hoy está en 30 000 millones de euros.

Y si sigue usted gobernando este país, dentro de cuatro años, estará a cero euros, Sr. Rajoy, la hucha de las pensiones, los ahorros de nuestros pensionistas.

Mire: su herencia, su balance es muy sencillo. Su balance será el siguiente. Menos empleo, más precario y más desamparo en los desempleados de larga duración.

Mire, Sr. Rajoy, usted que habla tanto de milagro económico. Más que de milagro económico debería hablar usted de el misterio digno de ser investigado en "Cuarto milenio".

Y le explico por qué: durante estos cuatro años ha pasado lo siguiente: fíjese, Sr. Rajoy.

Los españoles pagamos más impuestos, recibimos un estado del bienestar mucho más recortado. Porque han recortado el gasto social.

Y estamos más endeudados que hace cuatro años: 300 000 millones de euros más en deuda pública.

¿Qué es lo que falla aquí? ¿Cómo es posible que una familia ingrese más, gaste menos y estemos más endeudados con los bancos? Pues yo se lo digo, Sr. Rajoy.

Usted, en esa ecuación tiene que introducir el ingrediente de Bankia, de Rodrigo Rato. Porque ese fue el rescate del sector financiero, Sr. Rajoy, del cual usted niega su existencia. Pero existió el rescate financiero.

¿Y qué es lo que ha ocurrido? que ahora mismo, ahora mismo estamos pagando 41 000 millones de euros. Nos ha costado ese rescate 25 800 millones de euros, que hemos perdido. Hemos perdido todos los españoles, Sr. Rajoy

Por eso, el ingrediente que falta en ese supuesto milagro económico, es el rescate de Bankia, presidido por Rodrigo Rato, su gurú económico. Aquel que la compañera de partido, Esperanza Aguirre, dijo que fue elegido presidente de Bankia porque lo puso quien lo puso. Es decir, usted, Sr. Rajoy.

Realmente tiene usted una visión muy negativa de su país.

No.

Que es el mío también. Pero creo que no hay mucha gente que la vaya a compartir. Mire, cuando llegamos al Gobierno, los precios subían el 2,4. Ahora están bajando el 0,3.

El déficit público estaba en el 9. Ahora está en el 4,2. La prima de riesgo apenas podíamos financiarnos. El dinero nos costaba carísimo.

Ahora España va a los mercados, y España, el interés es negativo. Es decir, se nos paga por pedir un crédito.

La balanza de pagos en el sector exterior estaba entonces en negativo y ahora está en positivo. El crédito a PyMes bajaba el 17% al año, y ahora sube el 14 al año.

Hombre, Sr. Sánchez, es que está subiendo la venta de automóviles, la venta de viviendas, el turismo, estamos en las mejores etapas de nuestra historia. Ya nadie habla de la amenaza del rescate.

Ya nadie habla de nuestra salida del euro.

No, sí. Le voy a hablar del rescate.

Ustedes dieron 22 000 millones de euros y nosotros, para no resolver nada.

Señor Rajoy, usted presume mucho de tasas de crecimiento, pero le voy a decirque el 50 % de la tasa de crecimiento viene de fuera, por los vientos favorables de fuera.

Cuando estaban ustedes, ¿también venía de fuera? Pues ustedes tinenen mala suerte.

No, mire señor Rajoy, a falta de méritos propios, usted pretende apropiarse de los méritos ajenos.

Yo no me apropio de nada.

A no ser que usted considere que en lugar de poderes, ha tenido superpoderes. YY además de mejorar la recuperación económica que tanto están beneficiándose la mayoría de españoles en este país, también usted es el responsable de la caída del precio del petróleo a mínimos históricos, también usted es

responsable de que Mario Draghi, el gobernador del Banco Central europeo, esté comprando deuda pública, también, a lo mejor, usted, es el responsable de que el euro haya depreciado y, en consecuencia, ahora mismo estemos mejorando las exportaciones.

Mire, señor Rajoy, hablemos de sus responsabilidades como gobernante, de su política económica que ha dado la espalda a los españoles o, mejor dicho, sobre la espalda de los españoles.

Mire, si usted hablara con los españoles de a pie, si por ejemplo hablara con esos trabajadores que ahora mismo están firmando contratos de menos de una semana de duración o, por ejemplo, con los 300 000 empleados públicos que han sido despedidos como consecuencia de sus recortes en el estado del bienestar o por

ejemplo con los 63 000 empresarios que, durante estos últimos cuatro años, han cerrado el negocio como consecuencia de cómo han bajado el crédito en 300 000 millones de euros durante estos cuatro últimos años o, por ejemplo, con las mujeres, que son contratadas a tiempo parcial, pero tiene jornadas a tiempo completo.

Si hablara con los españoles de a pie se daría cuenta usted, señor Rajoy, de que no tiene ningún motivo para la autocomplacencia, es más, le digo una cosa, usted no habla con los españoles, usted no rinde cuentas ante los españoles, ¿sabe cómo le conocen a usted en términos coloquiales en España, señor Rajoy?

Como el del plasma, como el del plasma. Usted nunca ha rendido cuentas, usted hasta incluso en situaciones graves para la democracia en nuestro país, usted se ha parapetado siempre detrás del plasma. ¿Se acuerda, señor Rajoy?

Señor Sánchez, si nosotros hubiéramos dejado quebrar los bancos que estaban en la situación en la que estaban porque no intervinieron ni el ministro de Economía de la época ni el gobernador del Banco de España ni la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ¿quién hubiera pagado los depósitos de todos los bancos que tuvimos que nacionalizar?

Como, por ejemplo, Caixa Catalunya o como, por ejemplo, Bankia, o como, por ejemplo, los bancos gallegos. ¿Quién hubiera pagado...? ¿Qué hubiera sido de las personas que estaban trabajando ahí? ¿Qué hubiera sido de los fondos de inversión? ¿Era usted partidario de dejarlos quebrar o no?

Yo, desde luego, no, porque no quiero que quiebre ninguna empresa en nuestro país. Usted ha hablado aquí de Bankia, pero olvida usted que usted era miembro de la Asamblea General de Bankia, la antigua Caja Madrid y, desde luego, nunca dijo ni una sola palabra. Sánchez. Cómo concejal del Ayuntamiento de Madrid. No diga usted esas cosas señor Rajoy.

Sí, sí, pero nunca ni una sola palabra sobre la gestión de Caja Madrid, nunca. ¿Cómo me habla usted de recortes? El mayor recorte en la historia de España fueron los 3 400 000 españoles que perdieron su puesto de trabajo cuando hicieron ustedes una política económica demoledora.

Generó la pérdida de 70 000 millones de euros de recaudación. ¿Y cómo me habla usted de impuestos? Si yo he bajado este año dos veces el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, si hemos exonerado de pagar la Renta de las Personas Físicas a las personas que ganen menos de 12 000 € al año,

si el marginal mínimo del IRPF lo hemos bajado del 24, que lo tenían ustedes, al 19, y en la próxima legislatura lo vamos a bajar al 17.

Usted, lo que quiere, es pintar una España tenebrosa, olvidando lo que fue su gestión y olvidando los avances que se han producido en los últimos tiempos, porque lo que usted dice no coincide con lo que dicen ni analistas internacionales ni, desde luego, lo que me dicen a mí en Europa o en otros países.

Creo que este país ha salido de la parte más dura de la crisis y ahora, lo que toca, como le decía yo al principio, es crear 2 millones de puestos de trabajo, que si perseveramos en las políticas que hemos hecho, si seguimos con el control del gasto, con las reformas estructurales, si seguimos bajando los impuestos, podremos hacerlo.

Desde luego, como volvamos, que parece que es lo que usted pretende, a una marcha atrás, al sitio de donde venimos, tenemos un problema muy grave, por eso creo que no le convienen a España sus políticas.

Señor Sánchez.

Tenemos la oportunidad de aprovechar los vientos favorables que vienen de fuera para, precisamente, unir lo que usted ha separado, señor Rajoy, y eso es lo que yo me propongo hacer en política económica y en política laboral.

Yo me propongo, por ejemplo, unir educación y oportunidades laborales, por eso trabajamos para que 900 000 jóvenes, con programas de acreditación y aumentando la Formación Profesional, puedan encontrar una salida de trabajo digna.

Vamos a unir también juventud y oportunidades laborales. Usted no habla del plan de garantía juvenil que ha paralizado durante estos últimos cuatro años. Vamos a unir trabajo con sueldos dignos.

Usted no habla, señor Rajoy, de que ha congelado el salario mínimo y yo me comprometo a subirlo al 60 % del sueldo medio en este país dentro de ocho años, es decir, durante estos últimos ocho años o en los próximos ocho años, mejor dicho, hasta 1000 euros al mes.

Vamos a unir también salario e igualdad. Usted no habla de que ahora mismo las mujeres cobran un 24 % menos que los hombres y yo voy a proponer una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres. Usted no habla de que hay que unir trabajo y estabilidad.

Mire, señor Rajoy, 9 de cada 10 contratos en este país que se firman son temporales, y el 25 % dura menos de una semana. Pero cómo puede usted tener lugar a la autocomplacencia.

Nosotros, lo que vamos a hacer es derogar su reforma laboral, vamos a aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores que va a reducir a 3 el número de contratos: uno fijo, uno temporal y uno de formación, ¿y eso qué va a significar?

Que en aquellos puestos de trabajo que sean fijos en la empresa, tendrán que ser cubiertos con contratos fijos, no con la concatenación de trabajos temporales.

Vamos a unir también energía y fuentes renovables, por eso vamos a derogar su impuesto al sol. Vamos a derogar también la reforma laboral, como le decía, y vamos a unir también la función pública a los sueldos dignos.

Vamos a unir los trabajadores autónomos a las cotizaciones sociales que sean adecuadas a los rendimientos netos de sus ingresos al mes.

Vamos a unir, y termino con esto, señor, vamos a unir, señor Rajoy, ciencia y empresa recuperando los niveles de inversión que teníamos hace cuatro años y vamos a unir también cultura e industria.

Vamos a bajar el IVA cultural del 21 % al 10 %. Mire, señor Rajoy, estas son las cosas de la vida, nosotros vamos a bajar el IVA. Yo le recuerdo lo que decía hace cuatro años. Usted decía que subir el IVA era un sablazo de los malos gobernantes. Eso es lo que usted decía, textualmente.

Fíjese, señor Rajoy, cómo son las ironías de la vida, que usted ha acabado subiendo el IVA de los chuches de los niños.

Pero si acabas de decir ustedes hace un cuarto de hora que no se pueden bajar impuestos en España. Lo ha hecho en el último debate en el que ha participado.

El IVA cultural lo vamos a bajar.

¿Qué pasa? Usted es que dice una cosa y la contraria. Hoy ha dicho que va a haber sueldos dignos para los funcionarios públicos. Cuando se lo bajaron un 5 %, fíjese lo que dijo usted: "Otros Gobiernos, como es el caso del Gobierno socialista del señor Zapatero, lo que intentan es ajustar, en un ejercicio de

solidaridad, el sueldo de los empleados públicos" le dieron un castañazo y esto fue como lo justificó usted. Y ahora dice que va a colocar en muy buena posición a los funcionarios públicos. Pues yo, desde luego, tras muchos años de muchas complicaciones, este año ya le hemos subido el sueldo, de una manera modesta, a los funcionarios públicos.

Habla del impuesto del sol. Yo le podría hablar de las energías renovables cuando ustedes pusieron unas primas entre el 20 y el 25 % mientras una gente se forró, la tarifa subió durante ocho años el 69%. No sé a qué impuesto del sol se refiere usted, yo, desde luego, lo que no le voy pesar regalar dinero, como

como hicieron ustedes y reconoció el ministro Sebastián, para que luego lo paguen los españoles en la tarifa.

Habla de derogar la reforma laboral. Mire, a mí me gusta la reforma laboral porque ha servido para crear más de 1 millón de puestos de trabajo en nuestro país. Ustedes estaban con unas leyes antiguas y, por eso y por otras razones, se perdieron más de 3 millones de puestos de trabajo en nuestro país.

Yo le voy a decir lo que vamos a hacer. Vamos a seguir con las políticas reformistas que hemos hecho. Ahí ustedes no tienen credibilidad porque una de las razones de la crisis que hubo en España es que no hicieron ninguna reforma. Nosotros hicimos muchas reformas y vamos a seguir haciéndolas en España.

Nosotros hicimos la reforma laboral, la reforma presupuestaria, la reforma del sistema financiero, la energética, la de Educación y ahora hay algunas importantes. La FP. Habrá 100 000 plazas de Formación Profesional dual para los próximos años en nuestro país.

Vamos a bajar los impuestos. El impuesto de la renta, otra vez, el marginal mínimo del 19 al 17. Y recuerdo que cuando llegamos al Gobierno estaba en el 24, con lo cual, quien menos paga, va a bajar mucho más y se va a aprovechar de la bajada y el máximo, de 45 al 43.

Vamos a permitir que aquellas personas que lleguen a la edad de jubilación y quieran seguir trabajando, puedan hacerlo y no paguen Impuesto a la Renta de las Personas Físicas, y vamos a favorecer la contratación indefinida.

En España, el 75 % de las personas que trabajan tienen un contrato indefinido. Cuando yo llegué al Gobierno, eran el 69.

9 de cada 10 de los contratos firmados en este país son temporales, no son indefinidos. No mienta a los españoles.

Sí, se lo voy a explicar. Pero antes déjeme decirle una cosa, vamos a hacer una operación que va a servir para que muchos contratos temporales se conviertan en fijos, porque esa persona que tenga contratado a un trabajador temporal y lo convierta en fijo durante cuatro años, no va a pagar, ni él ni el trabajador, por los

primeros 500 € de sueldo. Eso es una operación que jamás se ha hecho en España y que va a funcionar muy bien y creo que va a hacer que los contratos, las personas que trabajan indefinidos pacientes 75 en adelante. Le voy a explicar muy bien los contratos.

Si me permite, señor Rajoy, porque entiendo... Vamos a ver, esas propuestas no sé si entran dentro de la categoría de aquella promesa que hizo electoral hace cuatro años de que no iba a tocar ni la Sanidad ni las pensiones ni la Educación ni la dependencia o entran dentro de la categoría de que no iba a subir el IVA.

Le recuerdo, señor Rajoy, que usted ha subido los impuestos a la clase media y trabajadora en 17 500 millones de euros mientras amnistiaba a excompañeros del Partido Popular como Rato o como Granados. Le voy a decir más, señor Rajoy, su reforma laboral le llama a devaluar las condiciones laborales de los trabajadores

y su reforma del sector financiero se lo llama a rescatar al soldado Rato y al desastre que hicieron en Bankia. Y quiero hablarles de esto, porque mire, usted presume de que su gran logro económico ha sido evitar de rescate, y es mentira, señor Rajoy.

Mire, el anterior Gobierno socialista fue quien evitó el rescate, precisamente, en contra de los criterios del Partido Popular. Hay que recordar que el hoy ministro de Hacienda, entonces portavoz económico, Cristóbal Montoro, dijo aquello de: "Que se hunda España, que ya vendremos a rescatarla".

Menudo patriota, ¿eh, señor Rajoy? Pero le voy a recordar algunas fechas. El 28 de mayo de 2012 usted anunció que no iba a haber un rescate al sector bancario en nuestro país. Con usted sí hubo un rescate, y se lo he dicho antes, 41 000 millones de euros.

El 10 de junio de 2012, usted anunció el rescate como un éxito sin precedentes, no lo llamó "rescate", lo llamo una "línea de crédito". Dos días después, usted afirmó en el Congreso, que el rescate financiero no iba a costar un céntimo de euro a los españoles. Una vez más, mintió, señor Rajoy.

Lleva costados 25 000 millones de euros y permítame que le diga, mire, señor Rajoy, hubo rescate del sector financiero, se podía haber evitado, lo dijo Mario Draghi. La intervención que ustedes hicieron de Bankia fue, textualmente lo que ha dicho el gobernador del BCE, es de la peor manera posible.

Subió la prima de riesgo a 600 puntos básicos en nuestro país, señor Rajoy. Hubo un rescate del sector financiero. Fue de libro. Y fue firmado por el Gobierno de España y por la Troika. Le voy a decir una cosa más, señor Rajoy. El 9 de junio de 2012, Europa anunció ese rescate.

Entonces, en aquel momento, el ministro De Guindos dijo aquello de que este era un préstamo en condiciones muy favorables, las mejores del mercado, decía, ¿se acuerda? Pues bien, en aquel momento, eso es lo que dijo el señor De Guindos y, justamente, un año después, el propio ministro de Economía reconoció en una

entrevista televisiva, que está grabado y, por tanto, se puede contrastar, que España había tenido un rescate bancario y sentenció: "Acepto absolutamente que hubo un rescate bancario". Así que señor Rajoy, tengo una pregunta para usted: ¿Hubo o no rescate en España? ¿Hubo, sí o no, un rescate en España?

El año 2012 fue, probablemente, uno de los años más duros de la economía española y fue, fundamentalmente, porque tuvimos una gran batalla con el rescate porque había muchísimos y muy poderosos agentes, tanto dentro de España como fuera de España, que decían: "España puede cargarse el euro", y

hubo muchas presiones y yo la recibí para que aceptáramos el rescate y no lo hice, no fue el Gobierno socialista, fue el Gobierno del Partido Popular hubiéramos hecho nos hubiera podido ocurrir, vamos, nos hubiera ocurrido, lo que ocurrió a otros países, que le obligaron a bajar el 20 % las pensiones o le obligaron a subir al 23 % el IVA en hostelería...

No, no hubo rescate, se lo estoy explicando, pero no me interrumpa, porque...

Este es el memorándum de entendimiento entre la Troika y el Gobierno de España...

Pero le estoy hablando del rescate del país, no hubo ningún rescate. En el tema bancario... El problema del sector bancario es que la actuación de su Ministerio de Economía, que autorizó algunas fusiones importantes de su Comisión Nacional del Mercados de Valores, de su Banco de España, hizo que la situación

del sistema financiero español estuviera en una situación caótica. Pedimos 40 000 millones de euros a la Unión Europea que dentro de 10 años tendremos que empezar a devolver, pero que ya hemos empezado a devolver alguna parte, porque podemos hacerlo y eso nos da credibilidad,

pero ¿usted qué hubiera hecho? ¿Cerrado Caja Madrid? ¿Cerrado Bancaja? ¿Cerrado La Caixa que presidía el señor Narcis Serra, vicepresidente del Gobierno socialista? ¿Cerrado las cajas gallegas? ¿Hubiera hecho eso?

¿Sabe lo que hubiera hecho? No nombrar a Rodrigo Rato, como usted hizo, presidente de Bankia. Mire, señor Rajoy, estas son las portadas de los principales diarios de España. "Rescate a España". Usted presume, en inglés aquí lo dice, usted presume del rescate al sector bancario como si fuese una victoria.

Señor Rajoy, usted, como presidente del Gobierno, no evitó el rescate. Hubo rescate a España, hubo rescate a España, señor Rajoy.

Perdone, yo he evitado el rescate a nuestro país y he conseguido que se mantuvieran las pensiones, que no nos obligaran a subir los impuestos y, desde luego, he salvado del sector financiero español que ustedes habían dejado al borde de la quiebra y no hay ningún país del mundo que dejé hundir su sector financiero,

porque eso acaba con el propio país. ¿Qué pasa con los trabajadores? No me lo ha respondido. ¿Qué pasa con los depósitos?

El señor Rajoy dijo que no iba a costar un céntimo de euro el rescate bancario a nuestro país y llevamos gastado, con el dinero de los contribuyentes españoles, señor Rajoy, 25 800 millones de euros.

Eso no es verdad, porque eso habrá que empezar a devolverlo dentro de 10 años.

25 000 millones de euros, señor Rajoy, que han perdido los españoles de un Gobierno que dijo que no iba a gastar un céntimo de euro.

Conviene que quien le haya dado los datos, se los diera de verdad o que lo repase.

Señores, tenemos una pregunta final para concluir este área de trabajo que nos envía el director de "El Mundo", David Jiménez, a través de un correo electrónico y de un Twitter.

El mensaje directo nos dice: "A pesar de los recortes y sacrificios exigidos a los españoles en estos años, la deuda pública no ha dejado de crecer y cada español debe ya cerca de 23.000 €. Es una pregunta para los dos y concluyamos esta parte con ello. ¿Cómo pretenden reducirla? ¿Quién tiene una idea de como resolver esta deuda pública tan importante en España?

Lo que tenemos que hacer primero es controlar el déficit público. El presidente del Gobierno ha aprobado unos quintos presupuestos que, precisamente, la Comisión Europea lo que ha dicho es que son papel mojado. Que son un arma electoralista. Que es un arma partidista. Como suele ocurrir, señor Rajoy, con todaslas cosas que usted toca.

Que las convierte en manipulación. La Comisión Europea ha dicho, señor Rajoy, que el próximo Gobierno va a tener que hacer un ajuste de 10.000 millones de euros para poder cumplir los objetivos de déficit público.

Yo le digo, señor Rajoy, y a los telespectadores que nos están viendo, lo siguiente. Me parece una pregunta importante y procedente. Es la siguiente. Nosotros estamos comprometidos con la estabilidad presupuestaria. En cuatro años vamos a cumplir con el objetivo del 1% del PIB de déficit público en nuestro país.

Ahora bien, señor Rajoy. Yo negociaré con Bruselas una senda de cumplimiento del objetivo de déficit público distinta a la suya. Lo que no voy a permitir es que se recorte aún más el Estado del Bienestar en nuestro país.

Última intervención para cerrar este bloque. Pasamos a hablar del Estado del Bienestar.

Fíjese lo que dijo el señor Sánchez sobre los presupuestos del 2011.

Son unos presupuestos... Si miramos la evolución del déficit a lo largo de este año, hasta el mes de agosto, se ha reducido en un 42%. Dijo usted en el año 2011 tuvimos un déficit público del 9%. Es decir, gastábamos 90.000 más de lo que ingresábamos.

Hablar, por tanto, de controlar el déficit, cuando han dejado el mayor déficit de la historia de España, que ha generado unos enormes problemas y que ha provocado el aumento de la deuda pública es algo verdaderamente notable, como es notable el que hablen algunos de deuda pública porque, entre otras cosas,

hemos tenido que pagar el fondo de pago a proveedores porque había deuda comercial. Entonces a la gente no se le pagaba por parte de la Administración. Eso dio lugar al aumento de la deuda pública, pero claro, hablar usted de presumir del déficit público y decir que va a negociar por la Comisión Europea...

¿No ha visto lo que le ha pasado al señor Tsipras en Grecia? Debería tomar nota

Pero señor Rajoy, no es eso. No es eso...

Vamos a concluir esta parte.

Parece que usted está cómodo con el aumento de 300.000 millones de euros de deuda pública.

Queríamos introducir el elemento económico, el elemento del paro. Es la primera preocupación de los españoles, pero en segundo lugar hay toda una serie de asuntos importantes: la sanidad, las pensiones, la educación. Todo esto está englobado a lo que llamamos el Estado del Bienestar.

Y es verdad que hay declaraciones inquietantes sobre cuál es el futuro del Estado del Bienestar. Voy a empezar con una pregunta, en este caso para Pedro Sánchez, sobre esa realidad. Tenemos un sistema de pensiones que fue diseñado hace 30 años. Teníamos una pirámide de edad completamente distinta.

Había muchos más jóvenes que ahora. Había muchas más personas trabajando. ¿Vamos a poder mantener el Estado del Bienestar, señor Sánchez?

Absolutamente. Pero para eso necesitamos un cambio de Gobierno. Si algo ha demostrado preciamente este Gobierno es que no sé si podremos lograr la recuperación económica con la derecha, pero desde luego, recuperar los derecho va a ser imposible. ¿Qué es lo que proponemos los socialistas?

Lo que proponemos los socialistas es completar el artículo 135 de la Constitución para garantizar la financiación pública de los servicios sociales. Proponemos reconocer, como derecho fundamental dentro de la Constitución, la sanidad pública, que usted se ha quebrado su universalidad, señor Rajoy. Proponemos blindar el sistema público de pensiones y recuperar

el Pacto de Toledo que usted se ha quebrado durante estos últimos cuatro años, señor Rajoy. Proponemos reforzar y ampliar el derecho a la educación. Nosotros vamos a hacer y a garantizar la universalidad de la educación de cero a 18 años.

Vamos a aprobar el reconocimiento al derecho al ingreso mínimo vital para los 700.000 hogares que ahora mismo no tiene ningún tipo de prestación , señor Rajoy. Vamos también a mejorar el reconocimiento al derecho al trabajo con la tutela judicial efectiva en la Constitución Española, para evitar los despidos injustos que se están produciendo por su reforma laboral.

Vamos a aumentar la protección a las familias y a la conciliación familiar, laboral y personal. Vamos a dotar de contenido el derecho a la vivienda, señor Rajoy. ¿Eso qué va a significar? Que aquellas familias en riesgo de desahucio tendrán garantizada una vivienda social. Por cierto, también vamos a luchar contra la pobreza energética.

Vamos a reforzar los derechos medioambientales en nuestra Constitución y yo me comprometo a aprobar una ley de lucha contra el cambio climático. Déjeme leerle, señor Rajoy, algo que dijo usted hace cuatro años en este debate. Tirando de hemeroteca, porque usted le gusta tirar de mi hemeroteca.

Usted dijo lo siguiente: "Debemos garantizar la igualdad de oportunidades. El Estado debe garantizar también que nadie quede desamparado, abandonado a su suerte. Y para conseguir estos objetivos hay que garantizar un sistema público de pensiones, un sistema educativo público y un sistema sanitario público.

Y también, lógicamente, debemos mejorar la situación de aquellas personas que no pueden cuidar o valerse por sí mismas. Es decir, las personas dependientes. Señor Rajoy, creo que la inmensa mayoría de los españoles podemos estar de acuerdo con estos siete principios.

Pero, evidentemente, cuatro años después, estos siete principios han sido fallados siete veces por su Gobierno. Ha fomentado la desigualdad de oportunidades, señor Rajoy. Ha dejado abandonados a su suerte a los más desprotegidos. Ha extendido la injusticia. Ha dejado el sistema público de pensiones sin garantías de futuro. Ha tocado el sistema público educativo.

Ha recortado el sistema sanitario público y ha empeorado la situación de las personas dependientes. Es decir, hizo exactamente siete buenas declaraciones sobre el Estado del Bienestar que se han convertido en sus siete pecados capitales del Estado del Bienestar.

Tiempo para el señor Rajoy.

Bueno, todas estas cosas que dice el señor Sánchez que va a hacer podría haberlas hecho cuando estaban en el Gobierno.

Voy a contestarle a tres o cuatro de algunas de las curiosas afirmaciones que he oído. Oírle hablar a usted del sistema de pensiones, cuando el Partido Socialista fue el único partido en la historia de España que congeló las pensiones es algo que produce un cierto...

Ahora lo que están planteando es un impuesto para las pensiones. ¿Quién va a ser el que tenga que pagar ese impuesto? Yo no plantea ningún impuesto para pagar las pensiones. Planteo una política económica que cree empleo y que, para ello, haya más cotizantes a la Seguridad Social.

En los últimos 18 meses, más de 1 millón de personas se han afiliado a la Seguridad Social. Y así es como se pagan las pensiones y no estableciendo nuevos impuestos a los contribuyentes. Habla usted de la dependencia.

Pero los datos de la dependencia dicen que la inversión que se ha producido a lo largo de estos cuatro años supera el 50% de inversión que hicieron ustedes en dependencia. Sí, sí.

Señor Rajoy, por favor. Hablé con los dependientes.

Y lo mismo ocurre con las deudas. ¿Que cómo habla usted de pobreza energética después de generar una subida del precio de la luz del 60 y tantos por ciento con las primas a las renovables, favoreciendo a la gente con rentabilidades garantizadas por el Estado del 20 -25%?

Mire usted, el tema de la política social requiere hacer política económica. Una buena política económica que genere empleo. Porque eso es lo que supone recursos. Nosotros hemos hecho un esfuerzo importante ahora con el déficit que ustedes nos dejaron. Con la pérdida de 70.000 millones de euros de recaudación. No había dinero.

Logramos, en una situación muy difícil, mantener el sistema de pensiones. Logramos en una situación muy difícil mantener el desempleo. Ampliar el Prepara. Firmar un acuerdo con los sindicatos para atender a las personas que estaban en una situación más difícil. Mantener los grandes servicios públicos fundamentales. Y todo ello en situación de dificultad. Y para

mantener el sistema de bienestar se necesita dinero. Y para eso, una política económica que lo genere, porque lo que hicieron ustedes fue dejar 2 millones de cotizantes menos a la Seguridad Social, por lo cual, a ver cómo pagamos las pensiones, y además, 70.000 millones de euros menos en las arcas públicas, con lo cual,

a ver cómo pagamos la sanidad y la educación. Y así había 16.000 millones de euros de impagos en sanidad que el Gobierno que yo presido se encargó de pagar. Por lo tanto, de lo que se trata es de mantener la misma política económica para poder mejorar las pensiones y para poder mejorar el resto de los servicios públicos. 217

Mire, señor Rajoy. Usted lo que ha hecho ha sido recortar todo menos la corrupción. Yo recuerdo mucho unas palabras, hablando de educación pública, que usted lo ha mencionado, de un socialista de la Segunda República que se llama Fernando de los Ríos, que decía que apostar por una educación pública es dotar de recursos morales a nuestros hijos para ser libres.

Yo me comprometo a lo siguiente. A reconstruir el pacto educativo que usted se ha quebrado imponiendo la LOMCE. Vamos a hacer lo siguiente. Vamos a universalizar de cero a 18 años la educación. Vamos a triplicar la inversión en cuatro años en educación pública y lo que vamos a hacer es convertir las becas en un derecho.

Vamos a acabar con su política educativa, señor Rajoy, que es el paradigma de la mala educación. Porque usted ha faltado el respeto, ha despreciado a los estudiantes. Hoy hay 40.000 becarios menos que hace cuatro años, señor Rajoy. Usted se ha despreciado a los profesores y maestros de la educación pública.

Hoy hay 35.000 profesores menos que hace cuatro años. Usted ha despreciado también a los estudiantes universitarios, subiendo las tasas en más de un 50%. Luego tenemos que escuchar al ministro de educación decir que en España sobran estudiantes universitarios. ¿A que estoy convencido de que no piensan en los hijos e hijas de los miembros del Consejo de Ministros?

Mire, señor Rajoy, aquí tiene hoy una oportunidad de desacreditar y descalificar esa afirmación del ministro de educación. Me gustaría hacerle una pregunta muy sencilla. ¿Usted de verdad cree que en España sobran estudiantes universitarios? ¿Sí o no?

Yo creo que en España cada uno puede estudiar lo que considere oportuno y conveniente. Es la gente la que tiene que elegir.

Pero sí o no.

Lo que creo que es muy importante... No, no. Es que no es un problema de sí o no. Es que yo soy partidario de la libertad. Usted ha hecho una afirmación aquí verdaderamente notable, que yo he roto el pacto educativo. No he roto ningún pacto educativo. Quienes rompieron el pacto educativo serían ustedes porque yo recuerdo que poco tiempo después de salir nosotros

del Gobierno en nuestra primera etapa en el año 2004, en 48 horas liquidaron por real decreto ley una ley de educación. ¿Cuál fueron las consecuencias de esa ley de educación? Las mayores tasas de abandono escolar y fracaso escolar de la historia. ¿Qué ha pasado a lo largo de estos cuatro años?

Que han bajado los porcentajes de gente que abandonaba pronto los estudios. Los porcentajes de fracaso escolar. Le hemos dado un impulso importante a la formación profesional, que tenemos que adecuar lo que se estudie a lo que sea la realidad del mercado laboral. Que vamos a crear 100.000 plazas, como le he señalado antes, en materia de formación profesional dual,

y el aumento de estudiantes de formación profesional ha sido muy importante a lo largo de estos años. Por lo tanto, no hable usted de que he roto ningún pacto educativo porque nunca hubo un pacto educativo. La educación siempre, ustedes, por decreto, hicieron lo que estimaba oportuno y conveniente.

Por tanto, no puedo aceptar las afirmaciones que hace usted. Lo único que tengo que decirle es que, claro, cuando se hace una política económica como la que hicieron ustedes, que lleva a que el Estado se quede sin recursos, es imposible mejorar las políticas sociales. Y cuando se pierden 2 millones de cotizantes a la Seguridad Social, que son los que pagan las pensiones,

¿puede usted explicar cómo se van a mejorar las pensiones? Eso es lo que ustedes no entienden. Prometen muchas cosas, pero luego tenemos que cumplirlas.

Un momento, porque justamente sobre ese tema, la subdirectora de "La Razón", Pilar Gómez Leal, dice: "¿Pueden garantizar que no se sacarán más fondos de la hucha de las pensiones?". Esa es su pregunta.

Mire lo que ha dicho el presidente del Gobierno durante esta última semana. Lo que ha hecho ha sido anunciar que va a sacar 7750 millones de euros más de esa hucha de las pensiones. Fíjese, señor Rajoy. Esto es lo que ha ocurrido con la hucha de las pensiones. Con el fondo de reserva de la Seguridad Social.

En 2004, cuando entró el Gobierno socialista, multiplicamos por siete, señor Rajo, casi por siete hasta llegar a los 66.815 millones de euros de la hucha de las pensiones. Fíjese lo que ha pasado en tan solo cuatro años, señor Rajoy. Usted ha esquilmado la mitad de la hucha de las pensiones, del ahorro de los pensionistas, señor Rajoy.

Así que lecciones sobre buena gestión y el cuidado de nuestros mayores de usted ninguna. Para mí, el cuidado de los mayores va a ser la mayor de mis preocupaciones. Como hicimos, por cierto, cuando gobernamos este país. Fíjese, señor Rajoy. Esta es la evolución de las pensiones mínimas. De las pensiones mínimas.

Esto es lo que creció desde el año 2005 hasta el 2011 las pensiones mínimas en este país. Para mí congelar es esto, señor Rajoy. Además no solamente ha congelado. Sino que además lo que ha hecho ha sido aumentar los copagos farmacéuticos por primera vez en la historia a los pensionistas de este país.

Y mire, le voy a decir una cosa que me parece importante. Tenemos que reconstruir el Pacto de Toledo. Yo me comprometo a hacerlo. Me comprometo a subir las pensiones mínimas, a subir las pensiones de orfandad, y a eliminar los copagos farmacéuticos a los pensionistas que nos estén escuchando. Es decir, a los 8 millones de jubilados que hay en nuestro país.

Me gustaría también hacerle algo, una reflexión porque usted utiliza muchos datos, que le veo ahí con muchos datos. Le voy a decir una cosa. En muchas ocasiones los datos, los números, ocultan la verdad, no la aclaran. Usted en España no dice cosas, pero en Bruselas dice cosas bastante interesantes.

Usted ha dicho en Bruselas que las pensiones van a suponer en torno en inversión pública, el 11% del PIB a unos cuantos años, a las próximas décadas. Déjenme terminar, déjame terminar. Lo estoy diciendo, un 11%. ¿Sabe lo que pasa, señor Rajoy? Cuando se dice que se va a mantener esa inversión en torno al 11% del PIB,

la gente puede decir: "Oye, pues bien, no va a recortar el señor Rajoy las pensiones, pero oculta una verdad". Durante las próximas décadas se va a multiplicar por dos el número de pensionistas. Es decir, que manteniendo esa inversión, lo que va a ocurrir es que usted va a recortar a la mitad la pensión de nuestros jubilados. Así que diga usted la verdad, señor Rajoy.

Voy a explicar lo que hemos hecho en materia de pensiones y lo que vamos a hacer en el futuro. En primer lugar quiero decir que nosotros hemos subido las pensiones todos los años que hemos estado en el Gobierno. Ustedes han sido los únicos que los han congelado.

En segundo lugar, quiero decirle... Ese es un papel que tiene usted que pone Partido Socialista, pero todo el mundo sabe que no se han congelado las pensiones nunca. Si todo lo que dice es tan cierto como eso... va a acabar teniendo un problema. En segundo lugar, hemos controlado los precios porque cuando ustedes congelaron las pensiones,

la inflación era en España del 3% y cuando nosotros estamos subiendo las pensiones, este año la inflación está en negativo.

Permítame. ¿Qué ha pasado con los copagos farmacéuticos?

Ahora se lo cuento. Bajamos también el impuesto de la renta de las personas físicas. Sobre todo a las rentas más bajas, donde están muchas de las personas pensionistas. Libramos a España del rescate, mal que le pese a usted. Con lo cual, evitamos lo que ha ocurrido en otros países donde han bajado las pensiones un 20% porque se le impuso la Troika.

Aquí no. Habla usted del fondo de reserva de la Seguridad Social. ¿Quién lo creo? Lo creo el PP. ¿Por qué no lo dotaron ustedes en los tiempos buenos en en el año 2009 y 2010? Todavía no lo sabemos. Lo que sí le puedo decir es que, para mantener las pensiones, no hay otra alternativa que generar trabajo y personas cotizando a la Seguridad Social.

Usted dice que va a poner un impuesto para pagar las pensiones. Tiene que explicar ustedes en qué consiste ese impuesto.

¿Sabe lo que ha dicho o su secretario de Estado de Seguridad Social? Ha dicho que las pensiones debido de viudedad no se van a poder pagar con las cotizaciones a la Seguridad Social. Eso ha dicho su secretario de Estado de la Seguridad Social.

Pero, hay muchas pensiones que no se pagan con las cotizaciones de la Seguridad Social.

El fondo de reserva de la Seguridad Social se multiplicó por siete gobernando los socialistas. Ustedes lo han esquilmado, lo han dejado en la mitad, señor Rajoy.

Primero el señor Rajoy y después palabra para el señor Sánchez.

Generaron un desempleo en España descomunal. Perdimos 2 millones de cotizantes a la Seguridad Social. Tuvimos que seguir pagando las pensiones con 2 millones de personas menos cotizando a la Seguridad Social. Por eso mi propuesta es hacer una política económica que cree empleo, que es lo que ustedes no saben, como ha quedado demostrado.A lo largo de esta legislatura hemos bajado el IRPF, hemos controlado los precios, los subimos todos los años y hemos librado a España de un rescate que hubiera sido letal para las pensiones.

Está muy bien. pero todavía no me ha explicado aqui por qué en un buen momento como era el año 9 y el año 10 no dotaron con las cantidades obligadas el fondo de reserva a la Seguridad Social no me ha explicado qué va a hacer en España para crear empleo. Es lo que quieren saber los españoles y no aclara usted.

Se lo he dicho. A lo mejor usted no lo escucho, pero se lo he dicho. Le voy a decir una cosa, señor Rajoy. Rescate hubo en España. Sí, lo hubo, señor Rajoy. Lo ha dicho el ministro de economía. Incluso usted lo calificó de un crédito extraordinario.

Es un tema bancario.

Eran obligaciones para los bancos, no era dañopara los pensionistas ni para los ciudadanos.

No, déjame terminar. No, no, disculpe, pero no. No mienta a los españoles, señor Rajoy.

Permítame, permítame. No diga usted que ha bajado el IRPF a los trabajadores. Que están pagando 17.500 millones de euros más en impuestos que hace cuatro años, Sr. Rajoy.

Déjeme terminar que ahora es mi turno, señor Rajoy. Ahora es mi turnos, señor Rajoy.

Es para aclarar una cosa Aquí ha habido dos rebajas del IRPF este año 15. ¿Lo niega usted? ¿Todo lo que dice es tan cierto...?

¿Sabe quién ha bajado los impuestos? ¿Sabe quién ha bajodo los impuestos?

Nosotros. A los beneficiario de la amnistía fiscal.

Eso es absolutamente falso.

Tiempo ahora para el Sr. Sánchez y después tiempo para el Sr. Rajoy. Vamos.

17 500 millones de euros más que pagan en impuestos los españoles,..

¿Cómo que falso? Es cierto Sr. Rajoy. 17 500 millones de euros.

¿No se ha enterado de que ha bajado el IRPF?

Déjeme terminar. Mire: 17 500 millones de euros más en impuestos que hace cuaro años.

Pero permítame: mire, Sr. Rajoy, usted lo que ha hecho durante estos últimos cuatro años ha sido paralizar la ley de dependencia. No sé de qué presume, Sr. Rajoy. Usted ha recortado la Ley de Dependencia en casi 2000 millones de euros durante estos últimos cuatro años.

Y desde que llegó usted al Gobierno, lo que ha significado es la paralización de la Ley de Dependencia y, en consecuencia, el quee 400 000 dependientes se queden sin ningún tipo de prestación. Es más: ha habido 200 000 cuidadores no profesionales, en su mayoría familiares, en su mayoría mujeres de esos dependientes, a los cuales usted ha suprimido la cotización a la Seguridad Social.

Es más: ha habido 200 000 cuidadores no profesionales, en su mayoría familiares, en su mayoría mujeres de esos dependientes, a los cuales usted ha suprimido la

Eso es lo que ha hecho usted, Sr. Rajoy. Mire, yo no me olvido de lo que ha dicho el Observatorio Estatal de la Dependencia, Sr. Rajoy. Durante estos últimos cuatro años han muerto 100 000 dependientes a la espera de la prestación social a la cual tenían derecho.

Mi compromiso ¿cuál va a ser?

Mi compromiso va a ser revitalizar la Ley de Dependencia, recuperarla. Vamos a mejorar la aportación del Estado a los dependientes. Y vamos a hacer una cosa. Vamos a recuperar esa cotización a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales.

Me lo tomo tan enserio, que durante estos 15 meses que llevo al frente del PSOE he recibido muchísimas cartas de personas que pedían socorro, auxilio como consecuencia de los recortes que usted ha perpetrado a los más débiles, a los dependientes de la sociedad, Sr. Rajoy.

Mire, le voy a leer por ejemplo una carta de una vecina de un pueblo de Valladolid, con un familiar dependiente a cargo.

Antes de los recortes, hasta el año 2011 ¿sabe cuánto recibía esta mujer? O mejor dicho, ¿su familiar dependiente? 381 euros al mes. No era mucho, pero eran 381 euros al mes.

Recibió esta carta, y en agosto de 2012, lo que supuso fue pasar de 381 euros al mes a 31. A 31 euros al mes, Sr. Rajoy. Un 90% de caída. Un euro. Un euro al día de prestación.

Usted ha convertido una prestación del Estado en una limosna de su Gobierno. Y a mí eso me parece inaceptable.

Sr Sánchez, conviene decir la verdad.

En la legislatura de 2008-2011 el gasto en dependencia fue 10 968 millones. En la legislatura 2012-2015 ha sido de 15 000 millones. Un 50% más.

Usted habla de la Seguridad Social, usted habla de la Seguridad Social de los cuidadores. No, no. Yo le voy a decir la Seguridad Social de los cuidadores. La tuvimos que pagar nosotros porque ustedes dejaron una deuda de mil millones de euros con la Seguridad Social.

Es decir, ustedes prometen mucho y luego tenemos que pagar los demás. Como ocurrió con la deuda sanitaria, 16 000 millones.

Como ocurrió con el déficit de tarifa, 26 000 millones, y como ocurrió con el déficit público. Dejaron todo en ruina, hubo que ordenar las cuentas, gobernar de una manera sensata y razonable, y al final hemos colocado al país en una situación mucho mejor que hace cuatro años.

Le voy a decir una cosa. Hay 40 000 personas dependientes atendidas más hoy en España que en el año 2011. 780 000 personas.

La cantidad más alta de toda la serie histórica. Hemos reducido la lista de espera a más de la mitad. Los que están en ella de media esperan 49 días menos que en la anteior legislatura.

El grado de cobertura de atención a los dependientes severos y grandes dependientes es del 87% y los servicios profesionales han aumentado en un 27%. Por tanto yo le ruego a usted que diga la verdad.

Hace grandes afirmaciones, y una detrás de otra. Ni las demuestra ni da una fuente, ni da un dato, ni hace un apunte...

Perdone. Eso es una carta de una vecina de Valladolid.

Sí. Es una carta de una vecina y estos son los datos que...

Usted ha recortado de 381 euros , 381, 32 euros que cobraba hasta el año 2011, y que ahora mismo cobra 31,92 euros mensuales. Es decir, un euro al día, Sr. Rajoy.

Esa es la consecuencia de sus recortes en más de o en casi 2000 millones de euros en la Ley de Dependencia.

Es que no le acepto lo de los recortes porque hemos gastado un 50% más que lo que hicieron ustedes en su momento. No vamos...

Oiga, no es cierto, Sr. Rajoy. No. Usted no da un dato. Enseña una carta, hace una cosa, una serie de...

Una carta de una afectada por los recortes de la Ley de Dependencia, Sr. Rajoy

No voy a entrar en su juego. Le estoy diciendo que ustedes han recortado en casi 2000 millones de euros la Ley de Dependencia.

Yo le digo que no. Porque ustedes han gastado 10 000 millones y nosotros 15 000 millones.

No mienta, Sr. Rajoy.

Son datos oficiales, Sr. Sánchez. Si no le gustan, lo siento mucho

Vamos concluyendo este bloque, adelante.

Mire, yo quiero, por terminar el bloque, me gustaría, Sr. Rajoy, hablarles también de la igualdad entre hombres y mujeres.

Porque usted, durante estos últimos cuatro años lo que ha hecho ha sido precisamente recortar el derecho a decidir de las mujeres, cuándo ser madres y cuándo no.

Lo que ha hecho usted también, Sr. Rajoy, es, en una ley importante, en una ley de lucha contra la violencia de género, Déjeme terminar...

Sí, sí. Explíquelo usted, Sr. Rajoy. Usted lo sabe muy bien.

Usted ha estado jugueteando con la ley de interrupción del embarazo.

Durante estos últimos cuatro años y han recortado el derecho a decidir de las mujeres, sí.

A decidir cuándo ser madres y cuándo no.

Mire, usted, Sr. Rajoy, lo que ha hecho ha sido recortar en una cuarta parte el presupuesto de la Ley de lucha contra la Violencia de Género. Y usted lo que ha hecho, yo tengo que recordar además...

Explíqueme por qué yo he prohibido a las mujeres que sean madres.

Permítame... ha recortado ese derecho. Pero déjeme decirle una cosa, Sr. Rajoy. Déjeme decirle una cosa.

Nosotros aprobamos una ley de igualdad entre hombres y mujeres. Ustedes lo que han hecho ha sido aprobar una reforma laboral que lo que ha provocado entre las mujeres ha sido precisamente más paro, más desigualdad y más precariedad.

Hoy las mujeres cobran un 24% menos que los hombres. Y mi propuesta con las mujeres es sencillamente la siguiente: vamos a defender el derecho a las mujeres a decidir cuándo ser madres y cuándo no.

Vamos a recuperar esa ley de violencia de género, esa ley de lucha contra la violencia de género y vamos a reconstruir un gran pacto por la lucha contra la violencia de género. Y en tercer lugar, lo que vamos a hacer es aprobar una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Mire, Sr. Rajoy, conmigo como presidente del Gobienro, habrá un gobierno paritario.

Como son las listas del PSOE, paritarias. Y no como usted, que no tiene un gobierno...

Sr. Sánchez, parece que usted quiere sacar los votos de las mujeres. Pero yo le pido que me explique qué he hecho yo para recortar los derechos de las mujeres para ser madres. Porque esa es una afirmación terrorífica.

Es que usted no lo ha explicado. Dice: "lo ha hecho" pero no lo explica. Yo le ruego que lo explique.

Ha hablado de violencia doméstica. Mire: indultos concedidos en el 2008-2011, 16. Indultos concedidos en casos de violencia de género por el gobierno que yo presido, 0

Yo he estado en el 0,16. No hemos recortado nada; he estado allí, he estado hace poco en centros de la Comunidad de Madrid, he estado en la entrega de los premios de asociaciones que peleaban contra la violencia de género. Oiga, y ¿a qué juega usted?

Es decir, ¿por qué quiere confrontar conmigo en estos temas de violencia de género si todos estamos de acuerdo que es un disparate todas esas...

Si es un tema en el que estamos todos de acuerdo.

Esto conduce a parte alguna? Yo no he recortado ningún presupuesto.

¿Cómo que no? ¿Tampoco ha recortado el presupuesto en violencia de género?

Vamos a equilibrar los tiempos.

Concluya el Sr. Rajoy. Vaya concluyendo.

Habla otra vez de la reforma laboral, vuelvo a insistir en lo que le he dicho antes. La reforma laboral ha creado en España los dos últimos años más de un millón de puestos de trabajo. Y con su legislación laboral perdieron 3 millones.

Y cuando se pierde trabajo, ahí está la clave de todo.

Por primera vez en la historia de la democracia ha caído la población activa femenina como consecuencia de su reforma laboral.

No sé. Cayó la población activa femenina y la masculina. Pero ahora se está recuperando. Porque, claro, comprenderá usted que, entre los años '8 a '11, 3 400 000 personas

perdieron su puesto de trabajo, el año '12 fue malo, porque las reformas no producen efectos en un cuarto de hora, pero ya en el '13 empezó a crecer el empleo, y en el '14 y en el '15.

La reforma laboral es una magnífica reforma para las mujeres, para los hombres y para todos, pero hay que darle tiempo. Por eso yo hablo ahora de crear dos millones de empleos.

Y por último, Sr. sánchez, sigue usted sin explicar la afirmación, es realmente notable, de que yo impido a las mujeres ser madres. Además dice, sí lo hace, y no lo explica. No he recortado nada.

Y le voy a decir una cosa. Usted ha recortado el presupuesto en la lucha contra la violencia de género en una cuarta parte.

Usted lo que ha hecho ha sido, ¿me permite hablar, Sr Rajoy? Yo le he escuchado.

Usted ha impuesto una reforma laboral que lo que ha provocado es que hoy la población activa femenina haya caído por primera vez en la historia de la democracia.

Y le digo más, Sr. Rajoy. Como consecuencia de su reforma laboral, hay muchas mujeres que son contratadas a tiempo parcial, pero trabajan a tiempo completo. Y cobran un 24% menos que los varones.

Tiempo para el Sr. Rajoy y concluimos este área.

Simplemente el tiempo solo lo necesito para decir que el Sr. Sánchez no ha explicado aquí su afirmación de que yo he recortado el derecho a las mujeres a ser madres y que me parece intolerable.

Vamos a cerrar esta parte del debate.

Señores, estamos en la media parte del debate, y debemos concluir, tenemos la posibilidad, después de cinco minutos, de continuar con otros asuntos, porque es importante también que hablemos de otras cuestiones que tenemos en nuestro país,

que están en la lista de preocupaciones del CIS, y que desde luego las vamos a plantear aquí: como la ordenación territorial, la reforma de las instituciones que hace España en el mundo,

en esta sociedad, cada vez tan compleja, en esta Europa debilitada, en esta Europa a la que están llegando, desde luego, refugiados, que hay tensiones migratorias.

Hablaremos de todas estas cuestiones inmediatamente después de la publicidad.

Continuamos, estamos en un cara a cara vibrante, realmente muy intenso, entre los representantes de los dos partidos que obtuvieron mayor representación parlamentaria hace cuatro años en unas elecciones equivalentes.

Ha habido estos días, les decíamos, 200 debates en España con varios participantes y con distintos formatos. En este formato, en el del cara a cara, es fundamental porque hay la máxima exposición entre las dos personas que aspiran a ser presidentes del Gobierno.

Decíamos que la ciudadanía con su voto contrata a cualquiera de estas dos personas o a un tercero para que se ocupe de la dirección de esta gran empresa que es España. Vamos a hablar ahora de reformas institucionales.

Es un sentido muy amplio este área pero, desde luego, este país necesita, seguramente, reformas institucionales para que tengan encaje tensiones territoriales.

Estoy pensando en la situación en Cataluña, para que se recupere el prestigio de la política y de las propias instituciones, para que se combata la corrupción sin tregua. Percibimos que hay un impulso de cambio en la sociedad civil española y corresponde a los políticos hacer propuestas.

La pregunta para abrir este área de trabajo a Mariano Rajoy es si hay que reformar la Constitución, ¿sí o no? ¿En qué capítulos? En definitiva, ¿qué tenemos que cambiar en este país para adaptarnos a los nuevos tiempos, señor Rajoy?

Creo que la Constitución española ha sido una de las operaciones políticas más importantes que se ha hecho en España en muchísimo tiempo. La Constitución Española nos ha traído democracia, libertad, derechos humanos, nos ha traído progreso.

Hemos sido el quinto país del mundo donde más ha aumentado la renta per cápita desde que está en vigor la Constitución Española, hemos entrado en Europa, tenemos nuestro lugar en el mundo y se puede modificar, claro que sí. Ya se ha modificado, de hecho, dos veces, y una hace poco tiempo.

Recuerdo, finales del año 11, cuando me llamó el señor Rodríguez Zapatero, el tratado fiscal, para que los países tuviéramos que tener unos determinados niveles de déficit de deuda para que las economías no quebraran.

Tratado fiscal que votó el señor Sánchez aunque luego dijo que, quizá, se había equivocado y que había que reformar ese artículo 135. Quizá hoy, pueda aclararnos este asunto.

Creo que la Constitución se puede reformar, pero se necesita, en primer lugar, tener los objetivos muy claros y, en segundo lugar, tener el máximo consenso posible. La Constitución no es una cosa de dos. La de 1978 fue una cosa de muchos.

Yo, en este momento, veo posiciones muy diferentes, sobre todo, en los temas territoriales. Hay partidos que pueden tener votos a favor del derecho de autodeterminación, hay otros que dicen que hay que quitarle competencia las autonomías, otros que hay que darles más...

Para mí, hay cuatro cosas que son innegociables: la unidad de España, la soberanía nacional, es decir, España es lo que los españoles digan que tiene que ser, la igualdad de todos los españoles en derechos, en oportunidades y también en deberes y en obligaciones y el cumplimiento de la ley.

A partir de ahí, estoy dispuesto a atender las sugerencias que quiera hacer cualquiera, pero me parece que la prioridad básica para los próximos cuatro años es, primero, el paro; segundo, las pensiones y los grandes servicios públicos;

tercero, la lucha contra el terrorismo y cuarto, la defensa de la unidad nacional que está siendo atacada ahora por algunos.

Y la lucha contra la corrupción, señor Rajoy. Es que usted no la menciona, pero yo quiero hablar de corrupción, señor Rajoy, porque usted, cuando envió ese SMS a Bárcenas tuvo que dimitir. Y usted no debía de seguir siendo presidente del Gobierno ni tampoco ser candidato a la presidencia del Gobierno.

Usted debía haber dimitido, asumir la responsabilidad en primera persona y haber abandonado la presidencia del Gobierno, señor Rajoy. Causa, la verdad, es que sonrojo cuando no indignación recordar algunas de las cosas que han pasado durante estos últimos cuatro años.

Mire, en el año 2009, un poquito más atrás, usted convocó una rueda de prensa, cuando salió todo el escándalo Gürtel, y convocó a todos los medios de comunicación y puso detrás a todos los líderes del Partido Popular para denunciar una supuesta conspiración judeomasónica de jueces,

de fiscales, de policías y también del Gobierno de entonces frente al Partido Popular.

Luego, señor Rajoy, lo que usted ha hecho, ha sido enviar mensajes a un delincuente político, como Luis Bárcenas, para intentar calmarlo y que no diga las cosas que ha hecho durante estos últimos años.

Hay que recordar, señor Rajoy, que usted nombro a Luis Bárcenas gerente, le ascendió a tesorero y luego a senador del reino de España.

Luego, señor Rajoy, hay que decir que usted en el año 2004, cuando perdió las elecciones generales, usted se fue con las vacaciones pagadas por parte de la empresa de Correa, el líder de la Gürtel.

También hay que recordar, señor Rajoy, que usted ha permitido que la señora De Cospedal mintiera en la cara de todos los españoles diciendo que iba a hacer un despido en diferido de Luis Bárcenas.

Como también, señor Rajoy, usted ha permitido que en la sede de la calle Génova del Partido Popular, rehabilitada con dinero de B de Bárcenas, señor Rajoy, se haya destruido el ordenador a martillazos de Luis Bárcenas ante el requerimiento de los jueces.

Mire, señor Rajoy, lo peor de todo es que cuando se dieron a conocer todos los papeles de Bárcenas usted dijo que todo era falso. En ese momento, usted tenía que haber dimitido. No lo hizo. A los días siguientes, usted matizó su declaración y dijo: "Todo es falso, salvo alguna cosa".

Desgraciadamente, hoy los españoles sabemos perfectamente que lo que dicen esos papeles son ciertos. Usted tenía que haber dimitido entonces, señor Rajoy, hace dos años. Ahora se presenta para ser presidente del Gobierno otros cuatro años y yo le digo lo siguiente, señor Rajoy:

los españoles el próximo 20 de diciembre van a tener que elegir libremente, con su voto, a quién va a ser el próximo presidente del Gobierno. Ahora eso sí, yo le advierto de que si usted sigue siendo presidente del Gobierno, el coste para nuestra democracia y para la institución que usted quiere representar es enorme,

porque el presidente del Gobierno, señor Rajoy, tiene que ser una persona decente y usted no lo es.

Señor Rajoy, tiempo para usted.

Hasta ahí hemos llegado, señor Sánchez. Mire, yo soy una persona... Primero, si usted creía que yo tenía que haber dimitido y no era digno de ser el presidente del Gobierno de España, su obligación, como líder de la oposición, era presentar una moción de censura. Yo, desde luego, lo hubiera hecho.

O preguntarme de forma ininterrumpida en el pleno del Congreso por qué no dimití. Me hizo 23 preguntas orales, jamás me habló de ese asunto. Pero le voy a decir una cosa, mire, yo soy un político honrado, como mínimo, tan honrado como usted, como mínimo.

He sido concejal, he sido presidente de la Diputación, he sido vicepresidente de la Xunta, cinco veces ministro, vicepresidente del Gobierno y presidente del Gobierno. Jamás me ha citado nadie en ningún juzgado ni jamás me acusó nadie de apropiarme de nada.

Mis declaraciones de la renta son públicas desde hace más de 10 años. No me dedico a la política por dinero, señor Sánchez, y usted lo sabe. Cuanto más dinero he ganado en mi vida ha sido cuando me he dedicado a mi profesión, no a la política, a mi profesión.

Y yo le voy a decir una cosa, le voy a decir una cosa y no olvide lo que le voy a decir ahora, señor Sánchez, usted es joven, usted va a perder estas elecciones y por esto no va a ganar estas elecciones.

Pero yo puedo opinar. Pero no pasa nada, porque tanto el señor González, como el señor Aznar, como yo, las perdimos en dos ocasiones. De eso se puede recuperar uno, de una pérdida electoral, de lo que no se puede recuperar uno es de la afirmación ruiz, ruin, mezquina y miserable que ha hecho usted hoy aquí.

De eso no no se va a recuperar usted nunca. Si usted tiene algo contra mí, lléveme al juzgado, pero no estoy dispuesto a aceptarle nada sobre cuestiones de honradez ni le voy a hablar de su crédito de Caja Madrid ni le voy hablar de los ERE de Andalucía, no le voy a hablar de eso.

Si usted quiere emponzoñar este debate, yo no lo voy a hacer, pero no le acepto. Su intervención ha sido ruin, mezquina y deleznable. Es una intervención miserable y eso le va a perseguir toda su vida.

¿Me permite usted hablar, señor Rajoy?

Mire, señor Rajoy, usted tenía que haber dimitido hace dos años cuando envío el SMS. Si tuvimos que amenazar con una moción de censura para que usted compareciera en el Congreso de los Diputados.

Déjeme terminar, señor Rajoy, que es mi turno.

Mire, señor Rajoy...

Esto va de usted o de yo, y la diferencia entre usted y yo es muy grande. Yo soy un político limpio, señor Rajoy. Mire, le voy a poner un caso, porque usted está diciendo que está en política, pero no gana dinero o no está para ganar dinero. Le voy a decir cuánto cobro yo como líder de la oposición.

Yo cobro 88 000 € brutos al año, ¿sabe cuánto usted cobraba, declarado en la Agencia Tributaria, cuando era líder de la oposición, es decir, con el mismo puesto de responsabilidad política que yo tengo? ¿Entre sueldos y sobresueldos? 239 084,89.

Por supuesto, aquí está, y esa es la diferencia.

¿Me permite terminar?

¿Me permite terminar? Como líder de la oposición, yo cobro 88 000 € brutos al año, usted como líder de la oposición, señor Rajoy, cobraba 240 000 € al año.

Bueno, pues ahora como presidente del Gobierno cobro 78 000.

Permítame, señor Rajoy, por tanto, la diferencia entre usted y yo es abismal. Yo sí que no estoy para ganar dinero en política, señor Rajoy. Y yo cobraba mucho menos que usted como líder de la oposición.

Lo siento mucho, señor Rajoy.

Me parece muy bien que lo sienta mucho, pero insisto, yo gano 78.000 €, gano menos que usted...

Como líder de la oposición, usted ganaba 240.000 €.

No, yo como presidente del Gobierno, gano menos que usted y no tenemos que estar discutiendo con usted... Yo no he cobrado un sobresueldo nunca. Le digo, ha sido usted ruin, mezquino y miserable.

Declarado a Hacienda. Sí, claro me pagaban... No le acepto que usted diga...

Pues no se lo acepto.

Yo le digo que usted no es un político decente para ser el presidente del Gobierno, señor Rajoy. Lo siento mucho.

Pues podría haber pedido mi dimisión presentando una moción de censura si tuviera cuajo.

Señor Sánchez y señor Rajoy...

Si usted está desesperado por la situación, puede utilizar otro tipo de argumentos, podría decir qué es lo que pretende hacer en el futuro, pero no le puedo aceptar eso. Insisto, no se lo acepto.

Bueno, lo siento mucho, pero tendrá que escucharlo, señor Rajoy, porque es lo que piensa la mayoría de españoles.

Hemos escuchado las argumentaciones... Señor Sánchez, señor Rajoy, hemos escuchado las consideraciones que han hecho ambos sobre este capítulo, hay otros asuntos que preocupan a la ciudadanía española, que están ahí y que debemos tratar en las reformas institucionales.

Nos dice, por ejemplo, hablemos de Cataluña, nos dice Màrius Carol, director de "La Vanguardia", cómo van a convencer al 47,8% de los catalanes que han votado por opciones soberanistas de que esta no es la mejor vía.

Afrontemos este asunto, porque es un asunto importante, está aquí encima de la mesa, para que puedan intervenir ambos sobre esta cuestión.

Permítame, señor Rajoy... Permítame, señor Rajoy...

Usted tiene un mitin con él el otro día y lo apoya.

Se ha puesto nervioso.

Yo no me he puesto nervioso, hombre. Tiene que mirar bien, usted tiene un problema en los ojos y le dificulta la visión.

No sigamos con este debate, salvo que usted quiera. Lo único que quiero decir es que no le acepto de ninguna manera que a mí, que llevo 30 años en política, me diga que no soy un político...

Lo dicen los españoles, señor Rajoy.

Eso lo dice usted, no lo dicen los españoles. Por lo tanto, yo mantengo mi acusación. Ha sido usted ruin y miserable. Y no se lo acepto.

Usted no es ejemplar, señor Rajoy. Usted tendría que haber dimitido hace dos años. ¿Me permite terminar, señor Rajoy?

Sí, pero antes le voy a recordar que en este los ERES hay más de 200 personas imputadas, ocho exconsejeros de la Junta y dos expresidentes de su partido. Si usted quiere que continuamos con este tema, yo estoy dispuesto. Lo único que no le voy a aceptar es que me insulte.

Mire, señor Rajoy. Le voy a decir lo siguiente. Usted tendría que haber dimitido hace dos años.

Ya me lo dijo y ya le he dicho que no fue capaz de presentar...

¿Me deja terminar?

Le dejo terminar pero no repita lo que ha dicho.

Señor Rajoy, le veo muy nervioso. Esto que le estoy diciendo lo están pensando millones de españoles.

Eso lo dice usted.

Usted tendría que haber dimitido hace dos años.

¿Y por qué no presenta una moción de censura?

Señor Rajoy, usted tendría que haber dimitido. Es que no eso es una cuestión de la oposición. Usted tiene mayoría absoluta. Si es que usted, señor Rajoy, tendría que haber asumido en primera persona la responsabilidad política y haberse marchado a casa. Y lo que está haciendo es, y el mantenimiento de usted como presidente del Gobierno,

Lo que está haciendo es dañar a la democracia en nuestro país y a la institución que usted dice representar, señor Rajoy.

Tenía usted una enorme posibilidad poniendo una moción de censura, pero le insisto, no le acepto que me insulte.

Yo no estoy insultando. Lo que estoy diciendo es que usted...

No es un político decente, señor Rajoy.

Yo soy un político limpio y decente. Llevo 30 años en la vida política y nunca nadie me ha hecho una acusación de una conducta reprobable.

Pues yo se la hago.

Por eso es ruin, mezquino y deleznable.

Para usted, señor Rajoy. Mire, señor Rajoy. Para luchar contra la corrupción, lo que los españoles quieren son gobernantes que persigan la corrupción. ¿Me deja terminar, señor Rajoy? Si no va a hablar usted solo. Esto es un debate, no es un monólogo, señor Rajoy. ¿Me deja terminar? Mire, señor Rajoy.

Para luchar contra la corrupción hay que aprobar leyes que persigan la corrupción. Siempre. Y también lo que que hacer, señor Rajoy, es que los ciudadanos tengan la certeza, la garantía de que los políticos lo que haces es castigar y perseguir la corrupción afecte a quien afecte siempre, señor Rajoy.

Mire, durante estos últimos años, han salido a la luz de muchos casos de corrupción de tramas que han venido operando durante estos últimos años y décadas. Ha sido, precisamente, porque un Gobierno socialista que puso en pie por ejemplo la UDEF. La Unidad de Delitos Económicos y Financieros que reforzó los recursos de la UCO, es decir,

la Unidad Central Operativa que es la Policía Judicial de la Guardia Civil y también los recursos de la Fiscalía Anticorrupción. Le voy a decir, señor Rajoy, mire. La Fiscalía Anticorrupción con el Gobierno socialista multiplicó por ocho su capacidad operativa. De 10 fiscales anticorrupción que había en España en el 2004, se pasó en el 2011 a casi 40.

De cuatro a 40 o de 10 fiscales a 40, contando los fiscales de la Unidad Central y los destinados en las delegaciones o fiscales anticorrupción territoriales. En 2004 solo existe una delegación con un único fiscal que estaba en Barcelona. Al final del mandato había 12 en Málaga, Baleares, Canarias, Valencia, Castellón, Alicante, Murcia, Almería, Cádiz, Sevilla,

y en Barcelona se habían triplicado los fiscales. Estas delegaciones territoriales, señor Rajoy, fueron las que sacaron a la luz, por ejemplo, el caso Malaya, la Ballena Blanca, el caso del Nido, el caso Brugal en Alicante, el caso Gürtel, el caso Matas, el caso Nóos... El caso ERE, de Mercasevilla, por supuesto que sí, señor Rajoy.

Fueron delegaciones abiertas por Gobiernos socialistas. Permítame terminar, señor Rajoy. Entre el año 2004 y 2011 se crearon 11 delegaciones de la Fiscalía Anticorrupción. ¿Cuántas se han creado con usted como presidente del Gobierno? ¿Se lo digo yo? Ninguna. Ninguna, señor Rajoy.

Le voy a contestar...

Venga, ahora tiempo para el señor Rajoy.

Hay algunas cosas que conviene que sepa para el señor Sánchez que son las leyes que nosotros hemos aprobado en esta legislatura con su voto en contra. Hemos prohibido que los bancos perdonen las deudas a los partidos políticos. Hemos prohibido que las empresas puedan donar dinero a los partidos políticos.

Por primera vez en España, los partidos políticos tienen responsabilidad penal y su financiación irregular es un delito específico. Hemos abierto nuevas plazas de jueces y fiscales y dotado con más medios a la Agencia Tributaria. La mayor convocatoria de jueces en 25 años.

Hemos aprobado una ley para obligar a los gerentes de los partidos políticos a dar explicaciones en el parlamento. Hemos aprobado la primera ley de trasparencia en la historia de España. Y la medida de la que más orgulloso me siento, señor Sánchez, hemos creado, ya está aprobada, una oficina para que los corruptos, además de pagar sus delitos,

devuelvan lo robado. Todo con el voto en contra de su señoría.

Usted lo que hace, señor Rajoy...

Esto es lo que hemos hecho.

Le voy a poner un caso para que sepan los telespectadores lo que está ocurriendo. Mire, señor Rajoy. Hay que apreciar la desigualdad porque puede señalarse, por ejemplo, con esas modificaciones legislativas que usted ha aprobado, que un hurto de alimentos por valor de 450 € está castigado con pena de cárcel, señor Rajoy.

¿Qué es lo que ocurre con la financiación ilegal de un partido político por importe de 450.000 €? Que solamente se le castigad con una multa. Esa es la impunidad que está constituyendo, señor Rajoy. Permítame que termine. Está bien que usted haya... Déjeme terminar, señor Rajoy. No somos lo mismo, somos lo contrario.

Mire, el PP... ¿Me permite? ¿Bárcenas ha devuelto lo robado?

Sí, claro.

Primera noticia. ¿Ha devuelto lo robado? No, no. Dígame. ¿Ha devuelto Bárcenas el dinero robado, los 40 millones de euros en Suiza? ¿Sí o no?

Es que todavía no ha sido condenado ni juzgado. Es que no ha sido ni juzgado ni condenado.

Ah...¿Entonces de qué presume usted, señor Rajoy?

Le pregunto que si Bárcenas ha devuelto el dinero, porque yo le veo en Baqueira Beret disfrutando de la libertad, señor Rajoy.

Si de mí depende, tenga la total y absoluta certeza de que lo va a devolver.

Dígame si ha devuelto el dinero, sí o no.

Desde luego, en lo que de mí dependa, tiene la total y absoluta certeza de que va a ser así.

De lo que depende de usted, señor Rajoy, me fío poco.

De lo que depende de usted me fío menos. Porque le voy a decir que del paquete de leyes ha aprobado ni una.

Mire, señor Rajoy. Usted no es creíble en la lucha contra la corrupción. Usted no es libre. Usted no es un presidente libre. Está atado y es prisionero de los papeles de Bárcenas, señor Rajoy. A ver si se entera, usted no es libre.

¿Usted es libre en la lucha de la Junta de Andalucía?

Hemos asumido la responsabilidad política y usted sigue siendo presidente del Gobierno. El Partido Popular está siendo investigado para los siguientes delitos: Por asociación ilícita, prevaricación, fraude continuado a las Administraciones Públicas, cohecho continuado, falsedad continuada, malversación de caudales públicos continuado, estafa, delitos contra la Hacienda pública,

por delitos electorales con responsabilidad civil, señor Rajoy. Usted está fulminando todos los artículos del código penal, señor Rajoy.

En el mes de enero va a declarar ante el juzgado el Secretario General de su partido en Galicia por acusaciones de prevaricación, cohecho y tráfico de influencias. Y usted va allí, lo apoya y dice que es su amigo. ¿Usted tiene una vara de medir distinta para unos y otros? Todo lo que dice usted está muy bien. Todas las cosas que hacen ustedes están muy bien.

Y con los demás se les trata de forma diferente. Para mí este ha sido un tema muy duro pero yo le digo una cosa yo le voy a explicar... Déjeme terminar. En primer lugar, a todas las personas que en mi partido cometieron actos que no debieran cometer, por ejemplo, lo que no hizo con el secretario del PSOE gallego o que tardó mucho en hacer en el caso del PSOE, yo los puse en la calle.

Segundo.

¿Y por qué no ha dimitido usted? ¿Por qué no ha asumido la responsabilidad?

Porque yo no hice nada. Porque soy un hombre honrado y limpio.

¿Quién nombró tesorero y senador a Bárcenas?

Es la única persona en la historia que se equivoca en un nombramiento... Me parece que no soy yo.

40 millones de euros en cuentas corrientes en Suiza, señor Rajoy.

La Agencia Estatal Tributaria, la Policía, la Guardia Civil, todos los servicios de vigilancia aduanera, la Fiscalía, los jueces, actuaron con absoluta independencia y por eso han aparecido ahora muchísimos casos históricos. Y por último he aprobado este paquete de leyes, he hecho todo el esfuerzo que he sido capaz.

Usted ha sido incapaz de darme su voto y su apoyo ni una sola vez. Por lo tanto, no le acepto sus acusaciones.

No, si ya se que no las acepta.

Escúchenme a mí, por favor, porque nos queda muy poco tiempo. Dos cosas, por favor, muy telegráficas. Ahora hablaremos de Cataluña, porque tenemos que hablar de Cataluña, que eso es importante. Bieito Rubido, director de "ABC", nos dice: "Partiendo de que, cuanto menos tamaño tenga el Estado, menos posibilidades de corrupción,

¿se han planteado reducir el tamaño de las Administraciones Públicas? ¿Qué tiene que decir sobre fusionar ayuntamientos o suprimir diputaciones?

Aquellos que están proponiendo suprimir ayuntamientos o fusionar ayuntamientos no conocen la realidad española. De los ocho mil ciento y pico ayuntamientos que hay en nuestro país, la mayoría son ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. Por tanto, lo que no podemos hacer es lo que ha hecho este Gobierno, el Gobierno del señor Rajoy.

Lo que ha planteado es privatizar muchos de los servicios hoy en manos de los Ayuntamientos, por ejemplo la atención en la prevención de la violencia de género. Por ejemplo, los servicios sociales que ahora mismo están en manos de ayuntamientos. Con la ley supuesta de racionalización de la Administración local que todos podemos estar de acuerdo en el nombre,

pero que desde luego, señor Rajoy, lo que hace es privatizar servicios públicos hoy en manos de los Ayuntamientos, lo que usted está haciendo, señor Rajoy, es construir una España más desigual desde la base.

Tiempo para esta respuesta, señor Rajoy.

Los servicios sociales, lo que hicimos fue pagar la deuda que dejó el Gobierno socialista. En esa materia, materia sanitaria, materia de déficit tarifario, déficit público, materia de proveedores. Aquí hicimos exactamente lo mismo. Yo los Ayuntamientos... Aquí sí que coincido con el señor Sánchez. Creo que no se deben suprimir ayuntamientos.

Solamente debe haber fusiones si hay acuerdo entre los vecinos. Estoy a favor de las diputaciones, porque los ciudadanos que viven, que son muchísimos, más de 15 millones en pueblos pequeños, son iguales que el resto de los ciudadanos que viven en los núcleos urbanos. Son las diputaciones las que les dotan de los servicios públicos fundamentales.

Y coincido, fíjese, con el señor Sánchez. Que quien quiere suprimirlo es porque no conoce la realidad española. Coincido también en que hay que reducir el Administración. Y lo hemos hecho. La reducción de gasto de la Administración ha sido de 30.000 millones en estos cuatro años. Hemos suprimido más de 2000 organismos autónomos y entes públicos que creíamos que no eran necesarios.

Esa es una de las reformas que hay que mantener en el futuro. Esa, la unidad de mercado, la financiación autonómica y la reforma de la ley electoral para que la lista más votada en las elecciones municipales sea elegida alcalde, y que el partido del señor Sánchez, para quitarle alcaldías al PP, no se las dé al partido independentista catalán.

Me gustaría, porque me parece importante...

Brevemente, porque quiero que hablemos de Cataluña.

Por supuesto. Me parece además un tema importante.

Será grave que no hablemos de Cataluña.

Por supuesto.

Pero es que el señor Sánchez prefería hablar de otras cosas.

Por supuesto, de corrupción, que es la segunda preocupación de los ciudadanos.

Él presume de rigor presupuestario a costa de terceros, señor Rajoy. Hay que recordar, por ejemplo, que usted lo que ha hecho en estos últimos cuatro años ha sido aumentar el déficit público de la Administración General del Estado y de la Seguridad Social. En cambio, en las Comunidades Autónomas...

Déjeme terminar, señor Rajoy. Sume, no haga trampas, señor Rajoy. Es lo que hace usted. De la Administración general del Estado y la Seguridad Social ha aumentado en un 1,5%.

No, no, no es verdad. No le acepto esa afirmación.

¿Me permite terminar?

Señor Rajoy, miente, miente, miente.

No, el que miente es usted.

Miente, miente, miente.

El que miente es usted.

¿Me permite? ¿Me permite?

No estoy dispuesto a que usted diga datos falsos.

¿Me permite? ¿Me escucha?

Sí, sí. Porque a lo mejor aprende algo, señor Rajoy. Le voy a decir lo siguiente.

Eso es difícil... Por usted, no por mí. Que tengo mucho que aprender todavía.

¿Puedo continuar, señor Rajoy? No sea condescendiente conmigo, señor Rajoy.

No vamos a poder hablar de Cataluña. ¿Quiere concluir, por favor?

Si me deja el presidente del Gobierno... Señor Rajoy, durante estos últimos cuatro años usted lo que ha hecho ha sido elevar el déficit público de la Administración general del Estado y de la Seguridad Social en 1,5%. Lo que ha pasado es que en las Comunidades Autónomas se ha reducido el déficit público en 3,5 puntos.

Y el de los Ayuntamientos en un punto. Ahora mismo, los Ayuntamientos tienen un déficit de cero. Las Comunidades Autónomas lo que han hecho ha sido recortar, y precisamente por eso, señor Rajoy, ha cargado sobre las espaldas del Estado del Bienestar que ahora mismo está en manos de las Comunidades Autónomas.

Es decir, la sanidad, la dependencia, la educación, las políticas sociales, todo el esfuerzo del recorte. Mientras tanto, usted y la Seguridad Social, y la Administración general del Estado, ha aumentado, léase bien los datos, en 1,5 puntos durante estos últimos años.

Es otra falsedad de las de primera categoría. Lo que hemos hecho con las Comunidades Autónomas es crear el Fondo de Liquidez Autonómica con el cual, entre otras cosas, estamos midiendo los excesos de déficit y pagar los servicios públicos. Y además, estamos pagando también el fondo los proveedores. Que todo el mundo lo sabe, en materia sanitaria.

El famoso debate de las farmacias en Cataluña. Eso lo está pagando el conjunto de los españoles. Y además lo hacemos con gusto. Porque tenemos que ser absolutamente solidarios entre todos.

Son impuestos de los catalanes también, señor Rajoy.

Sí, claro, por eso. Y somos solidarios, que en una situación difícil...

No sea condescendiente.

No, no soy displicente, porque lo hacemos en Cataluña, lo estamos haciendo en la Comunidad Valenciana, en Murcia y en Baleares, y en alguna otra Comunidad. Por tanto no le puedo aceptar una vez más la otra afirmación.

Pero léase los datos.

Me los conozco muy bien.

Hay 1,5% de déficit público.

Reforzaremos el tiempo, pero respóndanos a esto. Lo decía Màrius Carol de "La Vanguardia".

Cómo van a convencer al 47,8 de los catalanes que han votado por opciones soberanistas, que esa no es la mejor vía. Nos pasamos de tiempo pero...

En un minuto respondamos eso, por favor. Quien quiera.

Yo abro... Ante todo una firme convicción. Yo defiendo la España unida, una España diversa y en convivencia. Y por cierto:

humildemente digo que el PSOE es el mejor garante de la unidad de España. Y lo digo porque en el año 2004 nosotros hicimos frente con democracia, con acción política y con diálogo al Plan Ibarretxe.

Cuando ha gobernado el PSOE nunca ha habido una declaración de independencia en Cataluña y con usted sí.

Yo le escucho a usted algunas veces decir, Sr. Rajoy, que con usted como presidente del Gobierno se va a garantizar la unidad de España. ¡Toma!, con usted y conmigo.

Por cierto: con usted ya veremos.

Porque durante estos últimos cuatro años ha subido el voto independentista del 10% en el año 2011 al 48% en el año 2015.

Le digo una cosa: nosotros, ni estamos en el inmovilismo ni estamos en el rupturismo. Sabe usted, porque lo hemos hablado, que siempre aquellos que quieran romper la legalidad democrática nos van a encontrar enfrente.

Pero vamos a hacer una cosa. Es que me parece importante. Pero ni el inmovilismo ni el rupturismo es la vía. Desde luego la vía es una reforma constitucional.

Una reforma constitucional que blinde los derechos sociales. Una reforma constitucional que mejore la calidad democrática en nuestro país. Una reforma constitucional, Sr Rajoy,

que reconozca que España es un estado miembro de la UE uy una reforma que efectivamente mejore el estado autonómico en nuestro país.

Porque desgraciadamente hoy en la Constitución no vienen reconocidas cuáles son las competencias de la Administración General del Estado,

de las Comunidades autónomas y de los ayuntamientos.

No viene reconocido en la Constitución Española los principios básicos de la financiación autonómica que por cierto usted lleva incumpliendo su actualización desde hace dos años.

Así que, Sr. Rajoy, la reforma constitucional no va a convencer, pero estoy convencido, va a persuadir, y ya con esto termino, a la mayoría de catalanes que quiere, no el estatus quo actual, sino vivir de otra forma en España.

Sobre el voto debería plantearse usted por qué el PSOE que siempre fue mayoritario en Barcelona y en Cataluña ha perdido todos los votos que ha perdido. Alguna equivocación habrá tenido el PSOE.

Sí, sobre Cataluña. Esto es de Cataluña. Es el viejo truco de siempre. Ni Mas, ni Rajoy, se lo he oído muchas veces, ni inmovilismo ni rectura, reforma constitucional.

Pero reforma constitucional como tantas veces le ocurre al Sr. Sánchez, es un eslogan. Porque lo que tiene que decir es: "Más competencias para las autonomías, menos".

Todas iguales o desiguales, federalismo asimétrico o qué es eso del Estado federal del que habla.

Ese es el verdadero drama. Esto no se resuelve con eslogans. Pues hablando.

Se resuelve primero dejando claros los principios. Para mí son: unidad nacional, soberanía, igualdad de los españoles y ley y a partir de ahí hablando. Pero yo lo que no estoy dispuesto es a autorizar un referéndum en el que se parta la soberanía nacional.

A partir de ahí hablo de lo que sea. Usted ha hablado del plan Ibarretxe. Yo defendí el Plan Ibarretxe en las Cortes. Y di mi batalla.

Claro, evidentemente en contra, sí.

Y por tanto yo viví aquello, di la batalla, pacté con el Gobierno de España, como era mi obligación, porque evidentemente yo la unidad de España la voy a defender. Ahora, estas cosas, es como decir, no. Y ahora trasladamos el Senado a Barcelona. Mire, eso es una frivolidad.

Esto requiere hablar, pero dejando las cosas claras y cada uno manteniendo sus posiciones e intentando buscar el entendimiento entre todos.

No retuerza mis palabras.

Mucho diálogo y mucha ley. Si es que lo dijo usted.

Mucho diálogo, mucha ley, y también mucha reforma, Sr. Rajoy.

¿Le quiere dar más competencias o menos? ¿Y el concierto, que opina usted del concierto?

El concierto vasco yo lo respeto. ¿Usted?

Entonces estamos de acuerdo.

Que no, Sr. Rajoy, que queremos un sistema...

Mire, usted, que frivoliza con todas las cosas que dicen sus adversarios políticos, mire, yo lo que quiero entre otras cuestiones es reformar el Senado para que de verdad funcione.

Y sea una verdadera cámar territorial y por lo tanto pueda ser localizada en Barcelona.

Mire, el que no dice nada es usted. No habla con el Sr. Mas desde hace años. Usted... bueno, un año al menos.

Un año al menos que usted no habla con él.

Ha habido en esta legislatura... Lo que no hice fue atender a las peticiones del Sr. Mas porque, como presidente del Gobierno no pude.

Mire, Sr. Rajoy: inmovilismo y rupturismo no son las soluciones.

Desde hace cuatro años, desgraciadamente en España ha subido el independentismo del 10% en votos al 48% en votos.

¿Y qué hizo el PSOE, que era el mayoritario en Cataluña?

Terminemos, pero terminemos de verdad.

Concluya y tiene la palabra él y terminamos. Concluya usted, por favor. Tiene la palabra él y cerramos.

Mire, sr. Rajoy, tenemos que dar una oportunidad para recomponer los consensos rotos. Usted habla mucho de consenso. Pero el consenso tiene que ser la última etapa de la reforma constitucional.

Porque hay un consenso previo, Sr. Rajoy. Es evidente que la mejor constitución que ha tenido la historia de España ha sido esta. Y lo que tenemos que hacer es actualizarla al S XXI, a la España de 2015.

Yo entiendo que para usted esto suene a chino. Porque a lo mejor es un político del siglo pasado. Pero le digo una cosa, Sr. Rajoy. Reformar la Constitución significará revitalizar nuestra democracia, nuestra convivencia territorial y también la cohesión social.

No sé de qué siglo soy yo, pero usted no ha sido ni siquiera concejal. Y sus conocimientos...

¿Ha tomado usted alguna decisión? Ninguna.

Vamos a ver. España es la nación europea que más tiempo llevamos viviendo juntos. Hemos hecho muchas cosas, hemos tenido problemas difíciles, los hemos superado, sobre todo después de la Constitución de 1978,

hemos sido un gran país. Es que a veces atacamos a nuestro propio país o no nos damos cuenta de lo que somos.

Somos un país con un sistema de bienestar como no tiene nadie. Somos un país con unas infraestructuras de ferrocarril como no tiene nadie.

Somos un país donde vienen más turistas que a ningún sitio. Más estudiantes de Erasmus, estamos haciendo muchas cosas. Somos un gran país, de verdad.

Empresas españolas fuera, haciendo obras importantes, como el tren la Meca Medina, o como el canal de Panamá. Estamos en Europa, hemos tenido una crisis económica, sí. Pero ya la estamos superando...

Yo digo: somos una gran nación, por favor. Tenemos nuestros problemas y nuestras dificultades. Pero no se puede estar todo el día diciendo lo mal que está todo...

No ha dicho una sola cosa buena que se haya producido en España el Sr. Sánchez en sus intervenciones.

Muy bien. Vamos a hablar, si les parece, de lo que yo resumo como España en el mundo. Aquí tenemos la UE, tenemos los refugiados, tenemos la amenaza del terrorismo yihadista, tenemos una presión inmigratoria muy importante en Europa.

Y tenemos presente también las relaciones con Latinoamérica, que es nuestro mercado, nuestros aliados naturales.

Eso es lo que quiero plantearles yo. En ese escenario cada vez más complejo, en un continente como Europa, con estos problemas, con unas tensiones económicas y políticas incluso entre líderes europeos.

La pregunta para abrir este área de trabajo, que será la última, le quiero plantear a don Pedro Sánchez: ¿dónde queda España en esa nueva Europa, y en su relación con Latinoamérica, y en qué dirección la va a conducir usted si llega a la Presidencia del Gobierno.

La política exterior ya es política nacional. La política europea es política nacional. Lo que pasa por ejemplo o lo que ha ocurrido en Kabul.

Y desde luego todo mi reconocimiento a los policías nacionales y toda la solidaridad a los familiares de los dos policías muertos en Kabul, es política nacional Nos afecta en primera persona.

Desde luego, desde estos últimos cuatro años lo que ha ocurrido es que hemos perdido peso y voz, tanto en la construcción europea como también en la comunidad internacional.

Le voy a dar algunos datos que me parecen interesantes de lo que ha pasado durante estos últimos meses. Cuando el futuro del euro estaba en juego,

Sr. Rajoy, usted dijo lo siguiente: "Una cosa es ser solidario y otra es serlo a cambio de nada". Me estoy refiriendo a la crisis en Grecia

Y decía textualmente lo siguiente, Sr. rajoy: "Si gana el no en el referéndum griego, no habrá más remedio que la salida del euro de Grecia".

Es decir, así es como interpreta usted la construcción europea. La salida del Euro de Grecia, y en consecuencia la insolidaridad con millones de griegos que están sufriendo no solamente las consecuencias de un mal gobierno, sino también las consecuencias de una política económica equivocada, la autericidad.

También en la crisis de refugiados, Sr. Rajoy, usted ha seguido las líneas más duras de los gobiernos europeos conservadores.

Pero fíjese: su ministro de interior comparó el reparto de refugiados con una fuga de goteras en una casa. Y decía estar en radical desacuerdo con lo que planteaba en Bruselas.

Usted pasó de decir que no aceptaría ningún refugiado en junio, a aceptar 14 900 refugiados el 9 de septiembre tras reunirse con Angela Merkel.

¿Cuál es la realidad? La realidad es que, de los 39 600 refugiados que están en Italia, están esperando solo 130 para llegar a su nuevo país. De los 66 400 que están en Grecia, apenas 30.

De las 160 000 plazas que deben ofrecerse, solo 14 países han ofrecido hasta ahora 3827 plazas.

España se ha comprometido a acoger finalmente 17 000. Hoy han sido reubicados en nuestro país 12 refugiados. 11 eritreos y un sirio. Y no se espera ninguno más este año.

Yo creo, Sr. Rajoy, que usted lo que está haciendo es plantear una política europea contraria a los valores, por ejemplo el de la solidaridad de la mayoría de españoles en nuestro país.

Es más: yo he escuchado a responsables de su Gobierno y también de su partido político identificar a terroristas con personas que huyen del terror de Siria y de Irak.

Le voy a decir una cosa, Sr. Rajoy. Además, usted durante estos últimos cuatro años ha desmantelado la cooperación al desarrollo. Hoy en nuestro país está situada esa cooperación en los niveles de 1989.

En el 0,14% de la Renta Nacional Bruta. Según la OCDE, España es el donante que más ha reducido su cooperación en un solo año. Y la ayuda humanitaria ha sido recortada en esta legislatura en más de un 70%.

Pero mi compromiso, y con esto ya termino, es recuperar la voz y el peso tanto en la construcción europea como en la política exterior.

Quisiera hacer unos comentarios sobre el terrorismo yihadista, pero antes simplemente quisiera señalar cuatro falsedades que ha dicho el Sr. Sánchez.

Solo cuatro porque no me ha dado tiempo a tomar nota de lo que ha dicho.

La primera que yo me opuse a aceptar refugiados en España. Eso es absolutamente falso.

Apoyé siempre la posición que el señor Juncker, y no generamos ningún problema. Quienes fueron los que se opusieron fueron algunos países del Este. Por lo tanto afirmación falsa.

Segundo: yo desde luego jamás comparé, ni por la imaginación se me hubiera pasado, a un terrorista con un refugiado de Siria.

Un señor que se va de Siria o que se va de Libia o de países que están en guerra merece todo mi apoyo y mi respaldo porque tienen derecho a llevar una vida digna.

Tercera mentira. Que yo he planteado la salida de Grecia del euro. ¡En absoluto! Yo fui de las personas que más ha apoyado a Grecia para que no saliera del euro.

Y cuarto: la política de austericidio de que habla usted, la políttica de austericidio es el tratado fiscal de la UE que se ha incorporado a la Constitución Española en el art. 135

y en el que hemos coincidido el PSOE y el PP. O sea, solamente en un minuto y medio ha dicho cuatro cosas que son falsas.

Y ahora vamos al terrorismo. Vamos a ver: yo en primer lugar me quiero sumar al pésame y al sentimiento por los dos policías que han perdido la vida en Kabul, quiero también resaltar la labor de los otros policías que por suerte vivieron y que evitaron unos problemas muchísimo mayores,

y quiero manifestar una vez más también mi solidaridad con la Policía Nacional.

Mis cuatro prioridades para los próximos cuatro años, volveré a repetirlo, son: la lucha contra el desempleo, las pensiones y la atención a los servicios sociales, la lucha contra el terrorismo, y la defensa de la unidad nacional.

Sobre el terrorismo quiero decir una cosa: todos estamos amenazados. Pero tenemos que estar tranquilos. En España tenemos unas fuerzas y cuerpos de seguridad y unos servicios de información muy buenos.

Creo que es fundamental que mantengamos la misma política de unidad que hemos mantenido a lo largo de las últimas fechas. Aquí y fuera de aquí.

Y España desde luego va a colaborar, como ya está haciendo en otros muchos países, en Mali, en República centroafricana, en Turquía, unidad con todos nuestros aliados.

Y siempre en decisión que tiene que tomar el Parlamento nacional.

Porque usted ha apoyado, y yo lo celebro porque yo también apoyé las intervenciones de España en el extranjero. Para luchar contra el terrorismo.

Creo que esa es la forma eficaz de manejarse en el futuro.

Yo creo que una de las cosas que tenemos o que hemos echado en falta durante estos últimos años ha sido una actitud constructiva por parte del Gobierno de España en lo que representa la profundización de la unión económica monetaria social ,

y política en Europa.

Mire Sr. Rajoy, de usted no se conoce ninguna propuesta durante estos últimos cuatro años.

No. Lo que ocurre es que usted sigue a la Sra. Merkel, nada más. Pero los intereses de España son completamente distintos a los intereses de Alemania; porque nosotros somos una economía deudora y ellos son una economía ahorradora.

¿Qué es lo que estamos proponiendo por ejemplo los socialistas, tanto en Europa como también en España?

Primero: que tenemos que reforzar todas aquellas estructuras federales. No puede ser que nosotros compartamos la moneda euro con el resto de formaciones, o mejor dicho Estados miembros, y que en cambio no tengamos una política presupuestaria común.

No me refiero en cuanto a los objetivos del déficit público. Me estoy refiriendo en cuanto a los objetivos de la inversión pública.

También creemos que lo que tenemos que hacer es constuir un mercado de trabajo común, integrado en la zona euro. ¿Eso qué significa? Que haya una portabilidad de las contribuciones a la Seguridad Social y el desarrollo de políticas activas de empleo con dimensión europea.

Significa el establecimiento de un salario mínimo europeo. Significa también la armonización de la edad de jubilación, al menos en la eurozona.

Significa también, Sr. Rajoy, que reforcemos los instrumentos democráticos de gobernanza del euro. Eso es lo que echa en falta muchísimos ciudadanos.como consecuencia de esta crisis que ha sido mal gestionada por la zona euro.

No hay más que mirar a lo que ha pasado al otro lado del Atlántico. Con un gobierno progresista, presidido por Obama, lo que ha habido es una política expansiva, políticas monetarias, también expansivas, además de la fiscal y hoy han salido de la crisis.

Hoy, ahora mismo tienen una tasa de desempleo de menos del 10%. Y aquí en Europa, desgraciadamente no ocurre lo mismo.

A mí, sinceramente, sr. Rajoy, me hubiera gustado escuchar una voz mucho más clara, mucho más nítida por parte de usted como presidente del Gobierno en defensa de los intereses de España en Europa.

Vamos a ver: España tiene un proyecto de presente y de futuro que se llama UE. Y este no es un proyecto de un partido político ni de un gobierno, esto creo que lo compartimos la gran mayoría de los españoles.

Y yo a Europa y a Bruselas le he dedicado una parte muy importante de mi tiempo. Primero porque era mi obligación, y segundo porque lo considero uno de los temas más importantes para el futuro de nuestro país. Y me he dedicado a dos cosas: al proceso de integración europeo, y a los problemas españoles que se resuelven en Europa.

Proceso de integración europeo, en su parte económica y social, y luego en su parte política,ha habido avances importantes a lo largo de estos últimos años.

Por ejemplo, ha habido reformas económicas, ha habido la unión bancaria, ya se garantizan a nivel europeo los depósitos por debajo de 100 000 €, en caso de problema, a los bancos, hemos aprobado el tratado fiscal para controlar el déficit en la deuda pública,

la unión económica avanzada, hemos logrado mantener el euro en un problema de enorme dificultad, hemos avanzado también en otros temas y hay algunos en los que hay que seguir.

Creo que hemos avanzado en el tema de inmigración, que es un tema capital, luego hablaré, si tengo tiempo, de lo que creo que hay que hacer en África. También ha habido una mejor coordinación en el tema de terrorismo.

Y en el futuro, hay que hablar, en mi opinión, de unión monetaria, de un fondo de garantía de depósitos europeo, es decir, que los depósitos de las personas que tengan su dinero en el banco, al final, tengan una garantía de tipo europeo, hay que hablar de un presupuesto europeo, estoy de acuerdo con lo que he oído aquí,

y hay que hablar de un Parlamento y un Gobierno, en el medio plazo, elegido por todos. Y luego hay dos o tres problemas que son específicamente españoles. Hemos dado la batalla por la PAC, por la Política Agraria Común, y creo que es muy importante para nuestros agricultores y ganaderos, porque el resultado fue muy positivo.

Hemos negociado bien el presupuesto, hemos negociado la bajada del déficit, porque cuando nosotros llegamos se nos decía: "No, usted tiene que tener un déficit del 4,4", lo cual era imposible porque el déficit que nos habían dejado era del 9. Pues hablando con la Unión Europea logramos rebajarlo.

Hemos aprobado algo muy importante, los visados para los colombianos y para los peruanos, que ahora quiero que se extiendan a los ecuatorianos. Y hay un tema capital, que son las interconexiones eléctricas.

Aquí celebramos, en Madrid, una reunión que vino Juncker, que vino François Hollande, el primer ministro de Portugal y yo, para poner en marcha algo que es capital para la competitividad de la economía española.

Pues bien, hay muchos más temas, no voy a entrar en ellos ahora, pero podríamos hablar de refugiados, de inmigración, de control de fronteras, porque estos son temas que no podemos resolver.

Déjeme una pregunta para los dos que nos introduce Anabel Díez, subdirectora de "El País", porque estima ella que España se encuentra en el concierto internacional, en un momento bajo, de irrelevancia.

¿Cuáles son sus planes concretos para que España tenga voz y personalidad definida en el mundo? ¿Qué es lo que vamos a hacer para que España, plantea ella, tenga más relevancia?

Reforzar la política exterior de la Unión Europea. Nosotros pertenecemos a un gran club que es la Unión Europea y, precisamente, lo que tenemos que hacer es integrar mucho más la política de defensa exterior, la política de cooperación.

Tenemos también que reforzar las fronteras comunes de la Unión Europea, que es una de las principales lecciones que tenemos que sacar de la crisis migratoria que ha azotado Europa durante estos últimos meses. Pero yo no he escuchado al señor Rajoy decir: "Luego quiero hablar de África".

Hombre, señor Rajoy, sobre todo, habrá que recordarse que durante estos últimos cuatro años usted ha recortado la ayuda oficial al desarrollo en España y lo ha puesto en niveles de 1989. España es el donante en el mundo que más ha recortado en un solo año.

Y en ayuda humanitaria el recorte ha sido de un 73 % en esta legislatura. A mí me gustaría, además de todo lo que ha dicho el señor Rajoy, hablar de los emigrantes, porque hay muchos españoles que viven fuera ahora mismo que seguro que nos están viendo por la televisión.

Hoy hay en torno a 2 200 000 españoles residiendo fuera, de los cuales, 487 000 son personas de más de 65 años. ¿Qué es lo que ha ocurrido durante estos últimos cuatro años? Que lo que ha hecho el señor Rajoy ha sido, precisamente, recortar muchos de sus derechos.

Usted, por ejemplo, ha recortado la tarjeta sanitaria a los emigrantes de nuestro país. Usted lo que ha hecho es, por ejemplo, reducir drásticamente el presupuesto destinado a las prestaciones por razón de necesidad, que en la migración se viene a conocer como las pensiones, en un 40 %.

También las destinadas a los centros y a las asociaciones de españoles en el exterior. Lo ha recortado un 55 %. El Gobierno del Partido Popular no ha planteado en una sola medida de retorno de muchos jóvenes científicos a nuestro país.

Yo me comprometo a poner en marcha un plan de retorno científico para que 10 000 jóvenes científicos vuelvan a España en cuatro años, es más, yo me comprometo a modificar un error compartido entre el Partido Popular y el Partido Socialista en la pasada legislatura, y es derogar el voto rogado.

Me parece indecente que ahora mismo en este proceso electoral del próximo 20 de diciembre, solamente haya solicitado el voto el 8 % de los españoles en el exterior.

Eso es porque hay mucha dificultad para pedirlo.

Exactamente. Yo me comprometo, si soy elegido presidente del Gobierno, a hacer esa modificación electoral y acabar con el voto rogado.

Bueno, el voto rogado fue una iniciativa del Partido Socialista. Pero, está bien, si el Partido Socialista quiere rectificar...

Estoy diciendo que quiero rectificar.

Pues igual que el modelo de financiación autonómica, que ahora andan todos los presidentes socialistas...

¿Qué tendrá que ver una cosa con la otra?

Diciendo que se modifique. No, es un caso similar. Yo voté en contra y me dicen: "Oiga, es que este modelo es malo" y dije: "Pero si es que lo han votado ustedes", pero en fin.

Pero el voto rogado, usted está de acuerdo, ¿sí o no?

Vamos a hablar de la política internacional.

Señor Rajoy, por favor, ¿usted está de acuerdo? ¿Se compromete conmigo a modificar el voto rogado?

Sí, pero tenemos que entrar en los detalles.

Como filosofía, ¿qué significa voto rogado?

Tiempo para el señor Rajoy.

Vamos a ver, en el tema de la política internacional, nosotros en Europa somos un país importante. Somos, en la zona euro, el cuarto PIB, intervenimos activamente en todas las grandes propuestas de futuro.

Nosotros hemos presentado varios documentos sobre unión monetaria, también sobre unión política, y es mi intención, porque creo que es capital para España, si merecemos la confianza de los españoles, el seguir trabajando aquí.

Estamos en la OTAN, que es donde están todos los países occidentales, están nuestros aliados, estamos en las misiones militares que vota el Parlamento nacional en la lucha contra el terrorismo en defensa de nuestra seguridad y nuestra libertad, estamos muy activos en temas de Libia, en Iberoamérica, para

nosotros es capital, he contado antes el tema de los visados, somos muy activos también en la alianza del Pacífico, de la que forman parte varios países y, para nosotros, es una prioridad básica. A Latinoamérica nos unen todo. Hay mucha gente que se ha ido allí. Hay iberoamericanos que han venido aquí.

Hay mucha gente que se ha nacionalizado. Tenemos muchas inversiones allí. Y lo que tenemos que hacer es mejorar también las relaciones comerciales. Pero tenemos que ser el pilar del puente con Iberoamérica.

Y por último, quisiera hacer un comentario sobre otro tema capital, que es África. Llevo años hablando del tema de la inmigración, diciendo que es necesario un plan Marshall para África porque el tema de la inmigración se produce porque hay gente que no puede vivir dignamente en su país.

Si le entendemos bien, inversión allí para que no tengan que salir.

Inversión allí. Eso es una buena operación, como digo, una especie de plan Marshall y, de hecho, por primera vez en años.

¿Por qué ha recortado la ayuda oficial al desarrollo? ¿Por qué ha recortado usted la ayuda oficial al desarrollo?

¿Hay algo que yo no haya recortado? Porque es que...

¿No ha recortado tampoco la ayuda oficial al desarrollo?

Hemos bajado la ayuda oficial, claro.

Ha sido el país que más ha recortado en un año la ayuda oficial al desarrollo, señor Rajoy.

Noticia, señor Rajoy, ¿usted no ha recortado la prestación por desempleo? Diga usted aquí que no ha recortado la prestación por desempleo a muchos desempleados de nuestro país. Diga que aquí si no ha caído la cobertura por desempleo en este país.

Señor Rajoy, no se me vaya de rositas, no se me vaya por las ramas.

Un momento, para que quede claro.

Usted, señor Rajoy, dice aquí, en esta mesa, ¿que no ha bajado la cobertura por desempleo en estos últimos cuatro años?

La cobertura por desempleo la tienen todas las personas con los requisitos que tenían antes, no sé si hay una leve modificación...

¿Cómo una leve modificación, señor Rajoy? Si ha bajado más de 15 puntos. Por favor, no mienta. No mienta a los españoles, señor Rajoy.

Eso es absolutamente falso. Eso es otra falsedad, por favor.

Si hay 2,5 millones de españoles desempleados sin ningún tipo de protección,señor Rajoy, sin ninguna. Por eso yo me comprometo a poner en pie un ingreso mínimo vital para los 700 000 hogares que ahora mismo no tiene ningún tipo deingreso.

¿Sabe usted cuántas personas reciben una prestación en España? ¿Sabe usted cuántas? ¿Sabe usted cuántas? Son 13 millones y tenemos que seguir trabajando para que sean más en el futuro.

Ha bajado la cobertura por desempleo y ha bajado, entre otras cuestiones, porque usted ha recortado...

Ha bajado el desempleo, claro.

No, es que esto me parece muy importante, porque le vengo escuchando estas cosas que dice, que son medias verdades, es decir, una gran mentira. Lo que ha ocurrido, señor Rajoy, es que ha aumentado el paro de larga duración en nuestro país. Y en consecuencia, la cobertura por desempleo ha bajado...

15 puntos de bajada de cobertura, ¿por qué? Porque usted, señor Rajoy, lo que ha hecho ha sido lo siguiente, ha sido ahorrar 10 000 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para la cobertura por desempleo y a cambio es lo que usted ha recortado a las grandes corporaciones en impuestos en estos PSG.

Eso es una absoluta falsedad.

Bueno, usted siempre dice que todo es mentira.

Tiempo al señor Rajoy.

Eso es mentira.

No es verdad lo que usted dice, señor Rajoy.

Hay que tener un poco de nivel a la hora de utilizar los argumentos. Todavía no me ha contestado qué he hecho yo con las mujeres, que no es verdad.

15 puntos.

No es verdad, no se lo acepto.

Pero mire, señor Rajoy, vamos a ver.

Que no se lo acepto.

Estará de acuerdo conmigo usted, sí o no, en una cosa, a ver si estamos de acuerdo en esto. ¿Estamos de acuerdo en que ha subido el paro de larga duración en nuestro país? ¿Sí o no? Es decir, el paro de más de 12 meses, ¿sí o no?

Sí, ¿y estamos de acuerdo en que hemos firmado un acuerdo con los sindicatos para que esas personas sean atendidas? ¿Estamos de acuerdo? Es que no es recortar, eso es crear y acordado con los sindicatos algo para evitar esa situación.

Señor Rajoy, usted ha recortado las prestaciones por desempleo en este país.

Hombre, si estamos hablando y está de acuerdo en que he firmado un acuerdo con los sindicatos para defender a estas personas... ¿Está de acuerdo en que hemos prorrogado el Prepara de manera indefinida?

Sí, el que usted criticaba. El que usted criticaba cuando estaba en la oposición. Que era un despilfarro, que era un insulto para los parados.

Yo en mi vida he criticado el Prepara. En mi vida. Igual que los refugiados y que Grecia salía del euro. No me atribuya...

¿Me permite?

Sí, le permito todo salvo que me atribuya lo que no he dicho.

El Partido Popular cuando estaba en la oposición criticó el Plan Prepara.

Usted ha dicho "yo". No sé lo que hizo el Partido Popular.

Usted era dirigente del Partido Popular, señor Rajoy.

Sí, pero le agradecería que no me atribuyera lo que no hice, porque eso me resulta bastante desagradable y no es justo.

Le digo una cosa, usted ha bajado las prestaciones por desempleo en este país.

Pues yo le digo que no, que hemos prorrogado el Prepara...

Aquí queda. Vamos a seguir en este ámbito en el que estamos hablando. ¿Tienen algunos planes para lanzar la economía española, también mirando al exterior? Estamos en un ámbito en el que, ¿nos conformamos con la nueva situación europea?

No estamos inquietos, yo creo que estamos todos inquietos, por lo que esta sucediendo electoralmente en Francia, por lo que esta sucediendo en otros países. ¿Qué posiciones toma España en esa situación?

A mí me gustaría, antes de nada, porque no he tocado el tema del yihadismo, me parece que es un tema lo suficientemente grave, un desafío que afecta a toda la Unión Europea y creo que, además, el pasado mes de febrero, tanto el señor Rajoy como yo, firmamos un buen acuerdo para luchar contra el terrorismo yihadista.

Un acuerdo que, entonces, fue criticado por otras fuerzas políticas diciendo que era electoralista, que era oportunista, que era partidista, en definitiva, hoy hay más fuerzas políticas dentro de ese pacto y damos la bienvenida a todas, porque creemos, en efecto, que la unidad de los demócratas es fundamental para luchar contra el terrorismo.

Fue contra ETA y tiene que serlo contra el terrorismo yihadista. ¿Qué es lo que hace este pacto? Hace cosas, me parecen interesantes, innovadoras y que hemos exportado también al conjunto de la Unión Europea.

Por ejemplo, actualiza los mecanismos del estado de derecho para perseguir este nuevo terrorismo, los lobos solitarios, o incluso también, hacer frente a las redes de captación en Internet, en las redes sociales, en Twitter, Facebook y demás.

También hace algo importante, y es reivindicar la cooperación judicial y policial a nivel europeo.

En tercer lugar, creo que tenemos, señor Rajoy, una lección pendiente que sacar de toda la crisis en Irak, en Afganistán, en Siria, la crisis de refugiados, y es, precisamente, que tenemos que reforzar las políticas exteriores o la política de fronteras común de la Unión Europea.

Y finalmente, creo que tenemos que reivindicar algo importante, y es que ese acuerdo lo que hace es reivindicar la memoria de las víctimas, del fanatismo, y algo que me parece que tenemos que impulsar, señor Rajoy, y es el diálogo con la comunidad musulmana.

Yo me he reunido con la comunidad musulmana en España y la comunidad musulmana está muy preocupada por la deriva del terrorismo yihadista y, desde luego, está solidarizada con las víctimas en España y lo que quiere es remar en la misma dirección.

Intervención, prácticamente estamos concluyendo, señor Rajoy, adelante.

En relación a la intervención que ha hecho el señor Sánchez, estoy sustancialmente de acuerdo y, por tanto, no voy a entrar en mayores detalles, pero yo lo que sí quería era responder a la pregunta que usted nos hizo: "¿Qué tiene que hacer España en el exterior?"

España tiene que tener una diplomacia muy activa, España tiene que hacer un esfuerzo para que salgan adelante tratados de libre comercio, es muy importante, por ejemplo, el Tratado de Libre Comercio con EE. UU.

Se calcula que en cinco años puede suponer un aumento del PIB español del 3,5 y la creación de 300 000 puestos de trabajo.

Creo que es muy importante que haya tratados de Libre Comercio entre la Unión Europea y los países iberoamericanos y ahí tiene que estar España, como siempre ha estado, ayudándolos. Me gustaría que Mercosur hiciese un tratado rápidamente. Es muy importante darle visibilidad y darle trascendencia a las exportaciones.

Estamos mejorando la competitividad. Cuanto más exportemos, mejor, porque cuando exportamos, nosotros producimos aquí, creamos empleo aquí, vendemos fuera y, por tanto, nos pagan, ¿no?

Y España en este momento, lleva ya tres años con superávit exterior, exportamos bienes de equipo, muy importante el sector agroalimentario, muy importante, que pelea al segundo puesto con el automóvil y con los productos químicos. Hay que seguir prestando atención al turismo. Estamos en cifras récords.

Es algo verdaderamente fantástico lo que está ocurriendo con el turismo. Hay que estar en los grandes foros, como estamos yendo ahora. Hemos mantenido la posición que en su día se consiguió en el G-20.

Yo en el G-20 tengo que decir que en las dos últimas reuniones, en Brisbane y en Antalya, en Turquía, fui nombrado ponente. Fíjese lo que es la vida, una de las ponencias que se me encargó fue de cómo la recuperación, las reformas pueden llegar a la recuperación económica.

Cuando dos años antes, en el año 12, en Los Cabos, España era el gran problema para todos los que estaban allí. Pero España tiene que mirar fuera. A España siempre le fue bien, a nuestro país, cuando miró hacia el exterior. Mucho Iberoamérica, mucha Europa y mucho África. Sobre todo, mucho Iberoamérica.

Es verdad que también el señor Rajoy lo que ha hecho durante estos años ha sido presumir ante inversores extranjeros, por ejemplo, en Japón, de un modelo de crecimiento basado en hacer las cosas más baratas.

Usted presumió de que los costes laborales unitarios habían bajado como consecuencia de la reforma laboral e insisto, efectivamente, hoy, ahora mismo en España, se pagan 40 000 millones de euros menos en sueldos a los trabajadores y trabajadoras gracias a su increíble reforma laboral, señor Rajoy.

Le digo más, nosotros lo que queremos hacer es transformar ese modelo de crecimiento hacia uno que haga las cosas mejor, no más baratas.

Por eso yo me comprometo a aumentar el nivel de inversión en I+D+i, a impulsar la ciencia, a impulsar la agroindustria, por cierto, usted siempre obvia que la renta agraria durante estos últimos años ha caído un 7 %, esa es la gran contribución del Gobierno de España al medio rural y el sector de la agroindustria

y, desde luego, lo que vamos a hacer es impulsar las exportaciones.

Uno de los principales desafíos que tiene la economía española es transformar pequeñas empresas en medianas empresas y medianas empresas en grandes empresas porque eso, al final, significará exportar, innovar y también crear trabajo.

Últimos segundos ya de esta parte, señor Rajoy y concluimos.

Solo una cosa, cómo va a impulsar las exportaciones, que está íntimamente unido a la competitividad de la economía española si pretende liquidar la reforma laboral...

Haciendo las cosas mejor, no más baratas.

No sé cuál es un modelo de crecimiento, porque aquí no nos ha contado absolutamente nada, yo solo sé que si seguimos con las políticas reformistas que hemos llevado a cabo estos años, España puede crear 2 millones de puestos de trabajo y si no, volveremos a las andadas como, desgraciadamente, tantas veces nos ha ocurrido.

Se puede hacer, porque se han creado 1 millón largo... Ustedes no lo podrían hacer con sus políticas, porque hay más indefinidos que cuando entramos al Gobierno.

No podemos reabrir ya el debate, debemos concluirlo y debemos concluirlo con una intervención, que les pido que sea de un minuto, les pido una intervención en la que no haya alusiones, por favor, al otro candidato.

Una intervención mirando a cámara como cierre de este debate apasionante que estamos viviendo aquí. En primer lugar, intervendrá Pedro Sánchez. A continuación, Mariano Rajoy para cerrar el debate.

Tiene la palabra el candidato a la presidencia del Gobierno por el Partido Socialista, Pedro Sánchez.

España necesita imperiosamente un cambio, necesita un cambio para que tengamos un Gobierno diferente que combata la desigualdad que ha provocado el actual Gobierno, para que recupere el estado del bienestar que ha desmantelado el actual Gobierno,

para que reúna a todos los territorios que no ha logrado integrar el actual Gobierno, para que acabe con la corrupción que ha permitido este Gobierno.

La recuperación económica debe ser justa, debe llegar a la mayoría de españoles y españolas y yo me comprometo a ello, por eso estamos pidiendo aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, subir el salario mínimo, recuperar la Ley de Dependencia, acabar con los copagos farmacéuticos

y también aprobar una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Y el Partido Socialista es la única alternativa de cambio real a esas políticas de la derecha, por eso, nosotros lo hicimos en el pasado, lo estamos haciendo ahora allí donde gobernamos, en Comunidades Autónomas y en Ayuntamientos y estoy convencido de que lo vamos a hacer a partir del próximo 20 de diciembre también desde el Gobierno de España.

Necesitamos reunirnos de nuevo, necesitamos reunirnos todos los españoles impulsando ese cambio. Cuenten conmigo, yo cuento con vosotros y con vosotras.

Y turno ahora para Mariano Rajoy, candidato a la presidencia del Gobierno por el Partido Popular.

En el año 2011 se inició en España un importante proceso de cambio. En el año 2015, las cosas, por fortuna, están mucho mejor.

Ya tenemos crecimiento económico, ya se está creando empleo, ya el comercio minorista empieza a vender, ya hemos corregido los desequilibrios económicos, ya no tenemos miedo la prima de riesgo ni tenemos la amenaza del rescate, ni el euro se va a ir hacia ninguna parte ni va a desaparecer.

De lo que se trata ahora es de perseverar en ese cambio. Creo que somos una gran nación, una de las naciones más importantes del mundo. Creo que tenemos muchas cosas por hacer en el futuro. Tenemos bases sólidas.

Los cuatro grandes objetivos para los próximos cuatro años tienen que ser, el primero, el empleo, mantener las pensiones, el estado de bienestar, la lucha contra el terrorismo y defender la unidad nacional y, sobre todo, necesitamos, que es a lo que se compromete el Partido Popular, estabilidad, seguridad y certidumbre.

Creo que eso es muy importante, porque no podemos tener un Parlamento que haga imposible la gobernación del país. Soy optimista respecto al futuro de España. Buenas noches y muchas gracias.

Hasta aquí el cara a cara 2015, cara a cara absolutamente vibrante, apasionante en muchos momentos. Muchas gracias, Pedro Sánchez, muchas gracias, Mariano Rajoy, por su participación y esfuerzo.

Mucha suerte a ustedes, pero también a todos los partidos que, legítimamente, están aspirando a tener una representación parlamentaria para reflejar la pluralidad de opciones políticas que hay en España y representar a los distintos territorios de nuestro país.

Aunque estemos en televisión, en radio y en Internet, queremos compartir con Gabriel García Márquez su expresión de que la imagen no puede desplazar a la palabra, y aquí hemos escuchado muchas palabras, palabras interesantes y palabras que nos pueden ayudar, si se transforman en hechos, en esos

proyectos, a forjar una esperanza para tener un país mejor. Muchas gracias a todos por su atención. Buenas noches, España. Buenas noches, Europa. Buenas tardes, América.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Debate Cara a Cara

Debate Cara a Cara Rajoy-Sánchez

14 dic 2015

Elecciones Generales 2015. La Academia de Televisión ha organizado el único debate cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, candidatos del PP y del PSOE, respectivamente, a la presidencia del Gobierno.

ver más sobre "Debate Cara a Cara Rajoy-Sánchez" ver menos sobre "Debate Cara a Cara Rajoy-Sánchez"

Los últimos 620 programas de Especiales informativos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos