Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Siria acepta el plan árabe para poner fin a la represión interna y abrirá las puertas a la delegación de observadores de la Liga Árabe. La decisión anunciada por el gobierno sirio deberá permitir que, a partir de ahora, los enviados de la Liga Árabe comprueben la situación sobre el terreno y articulen un plan de paz para el país.

Con esta aceptación Siria se libraría de las sanciones económicas establecidas por sus socios árabes, cuyo ultimatun venció este domingo. Pese al anuncio, que incluye también un alto el fuego por parte del gobierno sirio, la confianza no es total debido a los precedentes de incumplimiento de otros acuerdos por parte del gobierno del presidente BaShar al Asad que, desde marzo pasado, es responsable de más de 4.000 muertos.

Tras anunciar que aceptaba el plan de la Liga Árabe para enviar observadores, las autoridades sirias han pedido ahora cambios en dicho plan, mientras en el interior del país continúa la represión de las manifestaciones, que este viernes se ha cobrado la vida de al menos 11 personas.

El presidente del organismo, Nabil al Arabi, ha explicado en un comunicado que ha recibido una carta del ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem "incluyendo enmiendas al la propuesta de protocolo respecto al estatus legal y las obligaciones de la misión de la Liga a Siria". "Estas enmiendas están siendo estudiadas", asegura el comunicado.

Según informa la BBC, citando a una fuente siria anónima, Damasco ya había comunicado a la Liga su decisión de aceptar la misión. De hecho, el pasado jueves a última hora, otras fuentes informaron a la agencia Efe de que el régimen de Asad había optado por este plan.

El ministro marroquí de Exteriores, Taieb Fasi Fihri, ha considerado que la ausencia de Siria en la reunión de este miércoles en Rabat significa que la suspensión del régimen de Damasco de la Liga Árabe "ya ha entrado en vigor". "A la espera de una respuesta absoluta y clara de Siria al plan de paz de la Liga Árabe" el régimen de Damasco ha quedado suspendido de la organización, ha declarado el ministro en el marco del IV Foro Arabo-Turco que se celebra hoy en la capital marroquí.

La tensión aumenta en Siria después de ocho meses de protestas en la calle contra el régimen de Bachar el Assad, cada vez más aislado. Hoy, miercoles 16 de noviembre de 2011, los ministros de exteriores de la Liga Árabe se reúnen en Marruecos para formalizar la suspensión de Siria de esa organización. La represión interna sigue siendo feroz. Se habla de un centenar de muertos en las últimas 36 horas.

Para frenar las críticas de la comunidad internacional y la amenaza de sanciones, el régimen de Damasco ha liberado a un millar de detenidos en las revueltas.

Las deserciones en el seno del ejército continúan, y los rebeldes han atacado esta madrugada una importante instalación de la seguridad militar de la capital.

Hablamos en Radio 5 de todo ello con Sirin Adlbi Sibai, investigadora del Taller de Estudios Internacionales Mediterráneos de la Universidad Autónoma de Madrid, y miembro de la Asociación de Apoyo del Pueblo Sirio.

"Siria está al borde la de guerra civil". "Se está perdiendo el apoyo de la comunidad internacional, y La Liga Árabe ha tomado una posición histórica rompiendo sus relaciones con el gobierno sirio". "La violencia de régimen aumenta de forma desproporcionada". "La posibilidad de una intervención militar es muy lejana. Ahora se están aplicando otras formas de presión internacional" (16/11/11).

China ha hecho un llamamiento a las autoridades sirias para que apliquen la hoja de ruta acordada con la Liga Árabe en un día en el que, además, la Unión Europea ha decidido extender sus sanciones contra el régimen sirio a 18 personas, en su mayoría militares, y congelar los préstamos de los países europeos debido a la represión violenta de la oposición.