Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, ha afirmado este lunes en el Fórum Europa que desde Bruselas se ve con una "preocupación intensa" la evolución del desempleo en España, con una tasa de paro que supera el 25%.

En el acto, organizado por Nueva Economía Fórum, el comisario ha indicado que "hay preocupación cuando desde Europa se mira a España; preocupación intensa por el 25% de paro" y por el desempleo juvenil "en el 50%".

Este lunes se ha conocido el dato de paro registrado, que subió en octubre en 128.200 personas y alcanza los 4.833.500 desempleados.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, subraya que después del acuerdo de la cumbre de Bruselas los fondos de rescate europeos, el temporal y el permanente, pueden "operar ya" para aliviar la tensión sobre la deuda soberana de los países en dificultades que estén haciendo los deberes. Entrevistado en Los desayunos de TVE, Almunia ha destacado que los mercados se equivocaron al anticipar que la cumbre del Consejo Europeo se iba a quedar en agua de borrajas porque los responsables de los gobiernos europeos, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo han logrado cerrar filas y los fondos tienen "todos los instrumentos para que se pueda comprar deuda" e insiste que se van a usar "todas las alternativas disponibles". El comisario de Competencia considera que los inversores recuperarán la confianza al ver que la supervisión bancaria europea avanza y permitirá la recapitalización directa de los bancos cuando entre en vigor a principios de 2013. El BCE tendrá que realizar cambios legales para asumir la supervisión. Almunia también ha aplaudido la posición negociadora de España e Italia que se plantaron con el plan de crecimiento hasta que no se activen los mecanismos de compra de bonos y la ha definido como "un acierto indudable" cuya recompensa ha sido el comunicado final.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, cree que tiene que ser el Gobierno, o las Comunidades Autónomas, los que den una solución a los afectados por las participaciones preferentes. Almunia ha sugerido que se abra una línea de crédito especial en los presupuestos. El Partido Popular le ha acusado de aparecer en público solo para cuestionar al Gobierno.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha defendido este lunes que la salida de la crisis económica pasa por las soluciones comunitarias europeas, y que cualquier salida del euro sería "un error histórico" que "perjudicaría a todos" los estados miembro, tanto al que abandonara la unión monetaria como a los que lo "empujaran" a ello.

El qué y el cuánto aparecen claros: hasta cien mil millones de euros para hacer frente a las necesidades de la banca española. Falta por concretar los plazos y los tipos de interésLo importante ahora es la negociación de los términos del contrato, es decir, el plazo de devolución, cuanto más largo mejor, y los tipos de interés, cuanto más cortos mejor. Sigue abierta la cuestión de si la ayuda se dirige directamente a los bancos o se hace a través del Estado.Según la carta que el ministro de Economía dirige al presidente del Eurogrupo, el dinero lo recibirá el FROB, que luego lo distribuirá entre las entidades que lo necesiten. Y dice que el instrumento en que se materializará esta ayuda tendrá en cuenta las posibilidades disponibles ahora y las que se puedan decidir en el futuro. Un equipo de técnicos de la Comisión viajará en los próximos días a Madrid para analizar la situación sobre el terreno.Trabajaremos en la redacción de un memorándum que recogerá las condiciones especificas para el sector bancario ligadas a esta asistencia financiera que luego deberán discutir los ministros del Eurogrupo con España.

Entre esas condiciones, Bruselas establecerá unos límites para que las entidades nacionalizadas no incurran en competencia desleal con las que no tienen problemas.Previsiblemente dentro de las condiciones que se le impongan haya ciertas limitaciones en la política comercial, de forma que no sean más agresivos de lo que podrían ser el resto de las entidades que no han recibido apoyo público.El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia asegura que la carta con la petición de ayuda supondrá un cristal de más aumento en la lupa puesta sobre España.Se diga o no se diga, de una forma más o menos indirecta, significa que todos y cada uno de los compromisos adquiridos por España como Estado miembro en todos los diferentes mecanismos de vigilancia va a ser mirado con más atención de la que se le va a prestar a un país que no ha pedido una financiación. Desde el sector bancario recuerdan que el sistema financiero español es sólido en su mayoría y piden que los términos de la ayuda se aclaren cuanto antes. Las autoridades españolas, concluye la carta enviada hoy, ofrecerán su apoyo para que el memorando de entendimiento esté listo antes del 9 de julio y pueda discutirse en el Eurogrupo de esa fecha.

El vicepresidente y comisario de la Competencia de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ha dicho este lunes que el grado de cumplimiento de "todos y cada uno de los compromisos adquiridos por España" como miembro de la UE será mirado "con más atención" por Europa, una vez que se ha solicitado por carta el rescate de la banca.

"Se diga o no se diga", ha advertido Almunia, "los mecanismos de vigilancia" se van a aplicar "con más atención" que otros países de la UE que no han pedido una financiación a sus socios y colegas.

El comisario europeo ha participado en el Foro de las Autonomías, organizado por el Instituto de Derecho Público de Barcelona junto a las fundaciones Giménez Abad y Ortega-Marañón, y que este lunes se celebra en el Senado.

Clima cordial entre Mariano Rajoy y Joaquín Almunia, han hablado de la situación de España, de Grecia, de la zona Euro, pero tras la reunión, el vicepresidente de la Comisión Europea no ha rectificado sus palabras con las que abría la puerta a la liquidación de bancos españoles no viables. El propio Almunia ha negado que el presidente del Gobierno haya pedido su dimisión. Sí lo hizo ayer el PP, y este viernes los populares han vuelto a cuestionar su lealtad. En defensa del Almunia ha salido el PSOE. Y también la portavoz de la Comisión Europea, que asegura que no hay razón para dudar de su lealtad hacia el Ejecutivo europeo