Enlaces accesibilidad

steirischer herbst/otoño estiríaco 2019: Grand Hotel Abyss

Emisión 28 de octubre de 2019 · La 2

Por
Metrópolis - Steirischer Herbst

Metrópolis ofrece un recorrido por la 52ª edición del festival interdisciplinar steirischer herbst / otoño estiríaco, celebrado entre septiembre y octubre en la ciudad austríaco de Graz bajo el título Gran Hotel Abismo.

Gran Hotel Abismo

El término Gran Hotel Abismo fue acuñado en los años 30 del siglo XX por el filósofo húngaro György Lukács para reflejar la actitud y el estilo de vida de la escena intelectual y cultural europea durante el auge del fascismo. Partiendo de esta metáfora, la comisaria jefe Ekaterina Degot y su equipo curatorial invitaron a más de 40 artistas, entre ellos Cibelle Caballi Bastos, Jasmina Cibic, Jeremy Deller, Jule Flierl, Jakob Lena Knebl y Markus Pires Mata, Oscar Murillo, Manuel Pelmus, Nedko Solakov o Artur Zmijewski, a reflexionar sobre el hedonismo en tiempos de crisis política bajo dos de las premisas fundacionales del festival, como son la confrontación con el contexto histórico de la región y el choque entre el arte de vanguardia y la alta cultura que constituye uno de los pilares del hedonismo practicado en Austria.

El evento inaugural Opening Extravaganza se celebró en el Centro de Congresos de la ciudad, que habitualmente acoge los grandes bailes, los cuales, a pesar de su aparente anacronismo, siguen siendo muy populares dentro y fuera de las fronteras del país. Para contrastar las normas y convenciones que suelen regir este tipo de eventos, el festival programó una serie de performances que conformaron un “baile” transgresor y caótico, caracterizado por altas dosis de ironía y la celebración de la diferencia y la diversidad. Así la estatua de Beethoven que domina el vestíbulo se convirtió en lugar de ejecución de la “danza para cara y voz” Dissociation Study (2019) de Jule Flierl, mientras que en una de las salas laterales se celebró The Style Council (2019), una especie de tableau vivant concebido por Jakob Lena Knebl y Markus Pires Mata, donde culturistas de ambos sexos ejercían de esculturas vivas. Los camareros atendieron al público de modo ejemplar, sorprendiendo, de vez en cuando, al público con una serie de Tricks for Tips (2019) ideados por Manuel Pelmuş. Otra de las salas fue transformada en una especie de bar-cabaret retro-futurista, que sirvió de escenario para la performance Sonja Khalecallon’s Theirstories of the Retro-Future GoGo Show (2019), en la que Cibelle Cavalli Bastos se rebela contra normas a través de las que el patriarcado rige y demoniza lo femenino, abogando, en cambio, por una identidad flexible para liberar al ser humano de su actual condición de marca y objeto inmutable.

steirischer herbst/otoño estiríaco 2019: Grand Hotel Abyss

anterior siguiente
14 Fotos 1 / 14 ver a toda pantalla

El contexto histórico emerge en proyectos como Lost Cold War Spies (2019), con el que Nedko Solakov alude a los espías que frecuentaron los hoteles austríacos a partir de la ocupación del país por las tropas aliadas al final de la Segunda Guerra Mundial y durante de la Guerra Fría. En un gesto entre crítico y nostálgico, el artista escondió pequeñas figuritas, que reproducen los clichés sobre espías, en los vestíbulos de varios hoteles históricos como Das Weitzer, Grand Hôtel Wiesler, Hotel Mariahilf, para realzar el contraste entre los espías del pasado y el actual espionaje masivo e indiscriminado, que es efectiva y totalmente invisible. El centro de exposiciones Künstlerhaus, que, según un rumor nunca corroborado, fue el regalo de despedida de las tropas británicas a la ciudad, acoge la instalación The Gift – Act I (2019), primera entrega de un proyecto de Jasmina Cibic en torno a la cultura en cuanto regalo político. Su investigación sobre la arquitectura, el arte, la danza y la música que fueron regalados a ideologías o a estados a modo de diplomacia cultural encubierta a lo largo del siglo XX no solo ha llevado a la artista a identificar a esa estrategia como una especie de caballo de Troya, sino también a reflexionar sobre la complicidad de los artistas en estos procesos y el sistema del arte en general. En una de las opulentas salas barrocas del Palais Attems, antaño cuartel general de las fuerzas de ocupación británicas y en la actualidad sede del festival, se presentó la instalación Social Cataracts (2019) de Oscar Murillo, en la que el esplendor y lujo del pasado que perviven en este tipo de monumentos se ven fuertemente mermados por la decadencia o la destrucción intencionada de los muebles y objetos decorativos. La intervención recuerda que gran parte de la riqueza de Europa se debe a la explotación de otros pueblos y continentes, y que aún hoy día solo unos cuantos se pueden alojar en el Gran Hotel Abismo para disfrutar de la vida. La situación sociopolítica europea actual es tema central de Plan B (2019), proyecto para el que Artur Żmijewski transformó un local abandonado de Girardigasee, una céntrica calle de la ciudad. A primera vista la antigua tienda simplemente ha sido convertida en un taller de arreglos y composturas, pero una pequeña puerta camuflada en el probador da acceso a un refugio secreto, en el que pueden sobrevivir aproximadamente 15 adultos y 5 niños. Esta especie de bunker, que evoca persecuciones políticas históricas, es propuesto por el artista como un reflejo de la actual evolución política de Europa, donde, de repente, ya no es del todo impensable que ciertos segmentos de la población necesiten esconderse. El populismo de derechas con tendencias fascistas que se puede observar en el Reino Unido desde el referéndum sobre la salida del país de la UE celebrado en 2016 es retratado por Jeremy Deller en la videoinstalación Putin’s Happy (2019) presentada también en la Künstlerhaus. El video fue grabado en el Parliament Square de Londres, donde se congregan diariamente tanto defensores como detractores del Brexit, que el artista entrevistó para comprender las motivaciones, el alto nivel de emotividad y la susceptibilidad a la manipulación de las personas para las que el Brexit se ha convertido en mucho más que una opción política.

En años recientes la figura de Georg Lukács ha sido considerablemente denostada, como comisario, revolucionario, bolchevique y asesino en masa en Hungría, y en 2014 el gobierno decretó el cierre de su archivo en Budapest. En respuesta a estos acontecimientos, el equipo curatorial del festival concibió la exposición The Life and Adventures of GL para la Casa de Literatura, en la que se repasan los mitos que hay en torno al filósofo, investigando, a la vez, los acontecimientos en los que éstos se basan y los mecanismos que los han producido. No se trató por tanto de una revisión histórica sino de una narración especulativa en torno a las rupturas producidas en el siglo XX, creada a partir de la azarosa vida de quien acuño la metáfora que dió título al otoño estiríaco 2019.

Exposiciones colaterales 

La programación paralela estuvo compuesta de doce proyectos seleccionados por el equipo curatorial a partir de una convocatoria pública de temática libre o resultado de un acuerdo de colaboración como fue el caso de la exposición Connected. Peter Kogler with …, comisariada por Katrin Bucher Trantow para Kunsthaus Graz. La muestra repasó la obra del artista austríaco relacionándola con una serie de trabajos emblemáticos que conforman una red de posiciones artísticas en torno al pensamiento en un mundo dominado por imágenes y mensajes codificados. Esta red empezó a tejerse en el marco de las vanguardias de los años 20 con proyectos como la película Ballet Mécanique (1923-1924) de Fernand Léger y Dudley Murphy y refleja la confrontación de los artistas con las nuevas tecnologías y su impacto sobre el ser humano y la sociedad, que se convertiría en uno de los paradigmas más importantes de la evolución del arte en el siglo XX. La aparente dominación masculina en el campo de la tecnología es contestada en Machine Divas, el proyecto presentado por Eva Ursprung para la Casa de talleres independientes Schaumbad. La muestra, resultado de una investigación iniciada en 2007 en torno a mujeres artistas cuyas obras se aproximan al concepto de „teatro de máquinas“, reunió instalaciones y performances de Evelyn Loschy, Andrea Sodomka, Mare TrallaShu Lea Cheang, Anna Dumitriu o Moon Ribas, que destacan por el uso inovador de una amplísima gama de tecnologías. En el laboratorio de arte de los medios ESC se presentaron las tres instalaciones Empathy Swarm, Curious Tautophone and Dr. Doppler’s Machine del dúo de artistas Katrin Hochschuh & Adam Donovan, seleccionadas por Reni Hofmüller para acercar al público aplicaciones alternativas de los últimos desarrollos en robótica y procesos dirigidos por máquinas. Una de las propuestas emplea el reconocimiento facial para trasferir los sentimientos de los visitantes al comportamiento de una serie de robots, mientras que las otras dos experimentan con la percepción auditiva y visual en el espacio. Y el centro de arte contemporáneo < rotor > celebró su 20 aniversario con un exhaustivo repaso de la presencia de un anarquismo práctico y cotidiano en la producción artística actual. Para este proyecto expositivo Anton Lederer y Margarethe Makovec se inspiraron en el libro The Anarchistic Amateur’s Alphabet de Beatrix Müller-Kampel que recompiló, en 2007, los escritos del anarquista Herbert Müller-Guttenbrunn (1887-1945). La muestra reúne obras de 50 artistas, entre ellos Juan Pablo Macías, Leopold Kessler, Iris Andraschek, Nasan Tur Blue Noses Group. 

  • The Anarchistic Amateur’s Alphabet
     < rotor > center for contemporary art, hasta el 21 de diciembre
  • Jeremy Deller. Putin’s Happy 
    Jasmina Cibic. The Gift – Act I (2019)
    Künstlerhaus, Halle für Kunst & Medien, hasta el 28 de noviembre

Televisión

anterior siguiente