Enlaces accesibilidad

Ópera en Radio Clásica

'Capuletos y Montescos' de Bellini

  • Este sábado 18, a partir de las 19 h (CET), en Maestro cantores
  • Daniele Gatti estará al frente de un reparto de excelentes voces internacionales en el foso de la Ópera de Roma

Por
'I Capuleti e i Montecchi' (Capuletos y Montescos) rne

Este sábado 18, a partir de las 19 h (CET), Radio Clásica emite Capuletos y Montescos de Bellini desde la Ópera de Roma, en Maestros cantores.

Capuletos y Montescos fue estrenada con gran éxito en el Teatro La Fenice de Venecia el 11 de marzo de 1830. Sin embargo, y contra lo que mucha gente cree, la ópera no está basada en la famosa tragedia shakesperiana sobre los dos amantes de Verona, cuyas familias llevan siglos enfrentadas, y que en aquella época era prácticamente desconocida (pensemos en que Giuseppe Verdi sería el primer compositor en utilizar las obras del poeta inglés, desde Macbeth hasta Otello y Falstaff), sino en otras fuentes italianas originales, que se remontan al siglo XVI. De hecho, el libretista Felice Romani habría reescrito para Bellini el libreto de una ópera anterior, titulada Giulietta e Romeo, que había elaborado originalmente para otro ilustre compositor de la época, Nicola Vaccai, creada en Milán cinco años antes, en 1825, y que había tenido bastante fortuna.

Ópera de Roma

Ópera de Roma rne

Bellini recibió el encargo cuando se encontraba en la Ciudad de los Canales para preparar el estreno local de su ópera Il Pirata con Giuditta Grisi, una de las grandes divas de la época, como protagonista femenina. Le convencieron de que escribiera la nueva obra para la temporada de Carnaval de 1830 tras la renuncia de su colega Giovanni Pacini. El compositor siciliano dispuso únicamente de un mes y medio, a partir del 20 de enero, y escribió el papel de Romeo para la mencionada Giuditta Grisi (cuya presencia, junto con una compañía relativamente débil en el plano masculino, pudo haberle convencido para la elección del tema).

Bellini logró componer la ópera en tan poco tiempo apropiándose en gran medida de bastante música previamente escrita para su fracasada Zaira, de 1829. El propio músico llegó a afirmar: “Zaira, silbada en Parma, ha sido vengada por los 'Capuleti'”. Por otra parte, el aria de entrada de Giulietta, uno de los momentos sin duda más hermosos e inspirados de la partitura (Oh, quantevolte), utiliza la romanza de Nelly de otra ópera anterior, Adelson e Salvini, presentada en Nápoles en 1825.

 'I Capuleti e i Montecchi' (Capuletos y Montescos)

'I Capuleti e i Montecchi' (Capuletos y Montescos) rne

Al igual que en Zaira (basada en la tragedia homónima de Voltaire, y donde nos encontramos con la relación de amistadentredoshermanos), la pareja estelar está confiada a dos voces femeninas (una escrituraque Bellini dominaba con especialacierto, comopodemosobservar en su Norma). La elección de una mezzosoprano para un papelmasculinocomoel de Romeo, era algo muy habitual en la época, y una reminiscencia también de la ópera barroca, al que aquí se añade su adecuación para encarnar a un amor adolescente. Sin embargo, para dar mayor verosimilitud y credibilidad a la trama, a veces se ha acudido a un tenor (recordemosaquía nuestro Jaime Aragall, en una producción que viajó a varias ciudades europeas).

Bellini preparó una versión para La Scala de Milán, que se presentó el 26 de diciembre de 1830 (que era cuando tradicionalmente se inauguraba la temporada lírica). Dos años después, en Bolonia, el papel de Romeo fue asumido por la legendaria María Malibrán, que haría del mismo una de sus grandes creaciones (y que, por cierto, para su mayor lucimiento, sustituía el final belliniano original por la última escena de la mencionada ópera de Vaccai, una práctica que se mantuvo hasta finales del siglo XIX). La interpretación de otra destacada prima donna de aquel tiempo, la alemana Wilhelmine Schroeder-Devrient, como Romeo en Leipzig (1834) y Magdeburgo (1835) creó una profunda impresión en el joven Richard Wagner.Y es que hay decir que el músico sajón siempre fue un gran admirador del cisne de Catania, al igual que Frederic Chopin, que siempre trató de plasmar en el piano sus lunares melodías.

El maestro Daniele Gatti rne

La versión que escucharemos fue recogida por los micrófonos de la RAI en la Ópera de Roma, un teatro que se está afirmando actualmente como uno de los mejores coliseos líricos italianos, como prueba la presencia en el foso del milanés Daniele Gatti, nuevo director musical de la institución, al frente de un reparto de excelentes voces internacionales de las últimas hornadas.

Radio

anterior siguiente