Enlaces accesibilidad
QUEEN

Nathy Peluso, sobre sus inicios en la música: "De repente me encontré con que se me permitía ser imperfecta"

  • La intérprete es la protagonista del nuevo programa Radar de Spotify
  • "Cuando subo al escenario estoy entre el paraíso y el infierno"
  • Más noticias en Playz

Por
 Nathy Peluso: "Cuando subo al escenario estoy entre el paraíso y el infierno"
PLAYZ

Estamos acostumbrados a ver a Nathy Peluso darlo todo sobre los escenarios. Desde abril de 2021, la cantante lleva de gira por toda la geografía española demostrando el poder que posee sobre las tablas y erigiéndose como una de las artistas más icónicas del momento. Por ello, la argentina es la nueva protagonista del programa Radar de Spotify. Un espacio donde no ha dudado en hacer balance de sus comienzos y de desvelar de dónde procede su pasión por la música.

"Me seduce el arte. Yo lo que sabía es que tenía que hacer arte porque sabía que era artista. Tengo las raíces bien agarradas a lo que quiero transmitir", comenzaba explicando. "Ya sé quién soy, sé cuál es mi tarea. Sé lo que está a mi alcance y lo que puedo conseguir. También cuáles son mis puntos fuertes, mis puntos débiles... Cuando ves que alguien se emociona gracias a lo que vos le estás transmitiendo, sentís que estás teniendo una tarea en el universo", indicaba visiblemente emocionada.

Aunque nació en Argentina, Nathy llegó a España cuando no era más que una niña. Fue entonces cuando decidió que su futuro debía estar vinculado al mundo de la música: "Mudarme a España fue algo que no hice yo, decidieron mis papás. Yo era una niña y gracias a ellos fue algo que recuerdo con cariño. Yo nací en Luján. Y al día o al par de días de nacer, nos mudamos a Saavedra, que es un barrio de Buenos Aires. Ahí me crié hasta los 9, 10 años que vinimos para España. Lo importante de mi llegada a Madrid es que conocí la carrera que me construyó como artista del movimiento y que me emparentó directamente con la improvisación. Me dio muchas herramientas".

"Creo que la música no tiene edad"

Junto a unas imágenes donde se ve a una Nathy Peluso pequeña y junto a su madre, la intérprete continuaba relatando cómo fue el proceso que la llevó a convertirse en la artista que es hoy en día. "La música, desde que tengo consciencia, la recuerdo con mi mamá. Desde muy chiquitita estuvimos en pleno contacto sin limitaciones, ¿sabes? Se me dio a escuchar de todo: música brasileña, tango, folklore, minimalista, adulta... Es que a veces se piensa que a los nenes hay que darles música para niños, y yo creo que la música no tiene edad".

"Siempre me acuerdo de que en mi casa hubo mucho amor, mucha música, mucha creatividad, libertad... Todo lo que empecé a fabricar, estaba atravesado por la fusión. Porque no me parecía que había que separar las cosas si todo tenía que ver. Creo que se convirtió en mi filosofía. Esa manera de descubrir la música como que marcó una manera de trabajar para mí", continuaba explicando sobre sus inicios.

Miembros de su equipo confiesan que es una mujer a la que "no se le escapa nada": "Si hay una nota mala, la escucha y te la dice. Es exigente, trabajadora y sabe muy bien lo que quiere". Por ello, la propia Nathy afirmó que ahora que están en pleno tour están viviendo su mejor momento: "Todo lo que hicimos nos fue trayendo hasta acá. Ahora los shows tienen otro nivel. Yo improviso y me voy armando mi propia coreografía mental del espectáculo. Una va testeando, este movimiento funciona, este no le gusta al público. Bueno, ¿acá funciona? Pues lo dejamos acá. Voy armando mediante la experiencia".

"La catarsis es una de las sensaciones más hermosas del mundo"

La intérprete continuaba su discurso alegando que el mayor descubrimiento que llevó a cabo durante sus comienzos fue, precisamente, que la música le permitía ser ella misma: "De repente me encontré con que se me permitía ser imperfecta y eso valía, eso era correcto. Dije, "acá tengo un montón que aprender y que experimentar". No era una concreción que yo tenía que conseguir, tipo "yo quiero llenar estadios o ser famosa". Para nada. Lo único que me interesaba era poder estar en contacto con el arte, aprender en mi vida de él y nutrirme constantemente de eso transmitiéndole a los demás lo que yo sentía".

"A mí me gusta mucho compartir, transmitir, comunicar. Cuando subo al escenario es lo más cerca de estar en el paraíso y en el infierno. Ahí pasan muchísimas cosas. Hay veces que parece que estoy luchando contra un mar de fuego que me lanzó directamente el demonio y otra que estoy flotando entre las nubes en el lugar más hermoso de la tierra. Y la catarsis es, para mí, de las sensaciones más hermosas del mundo. Y es una de las razones por las que elijo dedicar mi vida a esto", concluía.