Enlaces accesibilidad
Gen Playz

¿Vivimos en una 'dictadura progre'?

GEN PLAYZ  

  • En Gen Playz hablamos de si existe o no la llamada 'dictadura progre'
  • ¿Existe un discurso hegemónico, un clima moral dominante al que todos nos tenemos que adaptar?

Por
¿Vivimos en una 'dictadura progre'?
¿Vivimos en una 'dictadura progre'? cropper

En Gen Playz debatimos sobre si estamos o no en una 'dictadura progre'. Para ello, nos acompañan unos invitados muy especiales que, además, no se cortan un pelo: Henar Álvarez, guionista y cómica; Fermín Turia, miembro de la Junta Nacional del Frente Obrero y estudiante de Derecho; Guillermo del Valle, director del canal de YouTube “El Jacobino” y abogado; Teresa Puchol aka Lady Crocs, magistrada del Juzgado nº1 de Huesca; y Antxón Arizaleta, miembro del espacio de comunicación política “El Observatorio” y estudiante de Ciencias Políticas. ¡Allá vamos!

No recomendado para menores de 16 años Gen Playz - ¿Vivimos en una 'dictadura progre'?
Transcripción completa

Ya no se puede decir nada.

Es que uno no puede expresar sus opiniones.

Vivimos en una dictadura "progre".

Seguro que has escuchado algo por el estilo,

pero más allá de los cabreos de tu tío en la cena de Navidad,

¿vivimos en un estado de censura o de autocensura?

¿Existe un discurso hegemónico?

¿Un clima moral dominante al que todos nos tenemos que adaptar?

Y si es así, ¿en qué consiste exactamente?

¿Qué es el progresismo?

Dices, mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.

¿Qué es un "progre? ¿Y tú me lo preguntas?

"Progre" eres tú. Dentro "Genplayz".

"Buona sera, bellissimi" acompañantes de "Genplayz".

¿Cómo estáis? Esperamos que fenomenal.

Os traemos unas fresquísimas azucenas en la tarde de hoy.

Además que sí.

¿Tú eres "progre", Darío?

En el "cole" se decía.

Ah, que progresabas adecuadamente.

(RIENDO) Ahí va.

Nos hemos roto la cabeza, nuestros compañeros de guion

en hacer esta abertura de "chavikosky".

¿Qué más cosas tenemos que decir?

Danel sería una persona que lo haría muy bien,

así como con su chaqueta, esta introducción.

Pero para eso siempre, ya sabéis que os preparamos

un vídeo de rigor para que te enteres de lo que va la "movie".

"Dictadura 'progre', ¿existe como los vampiros?".

Este programa es de rojos y maricones.

Quien no lo quiera ver, que no lo vea. Rojos y maricones.

"El término, popularizado en buena parte por la derecha,

se hace popular".

Hay que decírselo: "No moleste, 'progre'".

"Pero, ¿qué es exactamente un 'progre'?

Durante tantos años nos pusimos de acuerdo.

"¿De dónde viene el término?".

"¿Existe una moral dominante y hegemónica progresista

que encorseta y deja fuera todo pensamiento

que no comulgue con ella?

(TODAS) ¡La culpa no era mía ni donde estaba...!

"¿No es una dictadura sino un síntoma de justicia social?".

Hoy vamos a hablar de la paradoja de la tolerancia "nepoper".

"¿Cuáles son las consecuencias de esta dictadura 'progre'?".

Estoy encantado de dirigirme a vosotros y vosotras.

Militantes y militantas, votantes y votantas.

"En caso de que exista".

"¿De qué manera actúa?".

"¿Es culpable, más que de la censura, de la autocensura

en el reino de lo políticamente correcto?".

"¿Son los grandes medios y las plataformas digitales

y de redes sociales cómplices de ella?".

Caliente, caliente, eo, caliente, caliente, oa.

No sé si tú eres anarcosindicalista o no,

pero te voy a presentar a la mesa a ver qué te parece la onda.

A mi izquierda, Henar Álvarez.

Buenismo, bien, mala leche, consúmela.

Por favor. Y reina del twerk.

Gracias. Reina del twerk.

No sé si llego hasta ahí, creo que estoy en peón,

pero voy ahí. Tía, yo qué sé, ¿sabes?

¿Bufón del twerk? Eso me gusta.

Vale, vale. Fermín Turia.

-De mí no tienes tanta información.

Oye, pero no está mal.

Igual hacía yo también twerking.

¿Haces twerk? No.

¿Haces algún deporte que no sea sindicar?

Hago rugbi.

Ay, Dios mío, este chico.

Ya estáis viendo en casa que es atractivo

y estáis a ver dónde lo encuentro.

Pues es un chico que canta "La Internacional" y esas cosas.

Activista de esa "movie", ¿correcto?

Correctísimo.

Yo también estudié derecho, más cosas en común, Fermín.

No sabemos cómo va a acabar el programa.

Guillermo del Valle, ¿cómo estás? Abogado.

También soy abogada, por cierto.

-Un placer, ¿qué tal estáis?

Eres director del canal "El Jacobino".

Eso es. Haces ahí un análisis

de las coordenadas de la izquierda socialista republicana

y antinacionalista. O sea, luce rojo.

Exacto, exacto.

Sí, más nexos de unión

con los invitados que señalas.

También he estudiado derecho

y lo de "La Internacional" me parece bien.

Oye, qué fuerte.

Madre mía, madre mía.

España cómo está, cómo se nos está tiñendo.

Cómo se nos están tiñendo esos colores gualdas.

Teresa Puchol, "Lady Crocs", ella es magistrada.

Esta mesa tan jurista me está poniendo tensa, Teresa.

-Yo también estudié derecho, sí.

(Risas)

Bueno, bienvenida, Teresa, muchísimas gracias

por estar esta tarde con nosotros.

Y... bueno, lo voy a decir bien, Antxon.

-Antxon. Antxon.

Eso es.

Nombre vasco por excelencia.

Eso es.

Un gran debatista.

En fin, chicos, no quiero entretener más

porque he hecho una presentaciones muy de "kindergarden".

Vamos allá.

Yo quiero preguntaros a ver si alguien me sabe explicar

qué es ser "progre", qué es este concepto.

El que quiera.

Cuando se habla de "progre", muchas veces se viene a la cabeza

Losantos diciendo cualquier barbaridad.

¿No? Típico.

Pero...

La verdad es que yo llamaría la atención

de que los "progres", si algo reseñamos,

es que para nosotros no luchan por el progreso del país.

Entonces es como todo por el progreso,

pero sin el progreso.

Se hacen ideas absolutas de, por ejemplo,

se aprovecha la igualdad real del hombre y la mujer.

Yo estoy de acuerdo con eso

y sin embargo no estoy de acuerdo con el feminismo.

Se convierte algo como el feminismo,

que no es representativo de la mayoría de las mujeres,

y eso me parece una realidad.

La mayoría de las mujeres no se consideran feministas

y sin embargo,

es políticamente correcto.

Y si no eres feminista,

y más dentro de lo que es la izquierda,

que habría que definirla.

Si hay que definir "progre", imagínate la izquierda.

No te sientes representado. Estoy confusa.

-Yo también. -Lo explicamos.

-O sea, primero. ¿Por qué dices

que la mayoría de las mujeres no están a favor del feminismo?

¿Qué mujer no querría estar a favor de la igualdad?

Eso por un lado y por otro,

que eso sea la parte dominante.

Que eso sea como el pensamiento dominante.

Que si la gente dice que es feminista, un momento,

que si dice que es feminista ya va a ser todo un camino de rosas.

Ya te digo que eso no es real.

Porque yo muchas veces he puesto cosas en redes sociales

y las puertas laborales que se me han cerrado han sido... así.

O sea, que eso de que es el pensamiento dominante

y que todo el mundo está a favor y qué bonito es,

es que eso no es real.

-Vale, ¿puedo? Sí, sí, responde.

Es que me he expresado un poco mal,

pero yo quiero destacar

que cuando hablamos de la dictadura de lo políticamente correcto,

o el típico pensamiento "progre",

claro, yo creo que la trampa es:

en lugar de defender una ideología determinada,

se hace pensar que se infantiliza

y está lo bueno y lo malo.

Directamente, si no eres feminista,

eso es que no estás en contra de la igualdad.

Y eso es mentira.

Es decir, desde posiciones revolucionarias

siempre se ha apoyado la igualdad real de la mujer.

Y no se ha coincidido con el feminismo,

con el movimiento sufragista.

Es decir, ¿qué es eso de que directamente

niegas la igualdad por el hecho de compartir el feminismo.

Cuando es una ideología determinada.

Que actualmente es imperante en el sistema.

Que lo patrocina Ana Botín.

"Si el feminismo, es esto, yo también soy feminista".

Que Leticia cancela su agenda por la huelga feminista.

¿Dónde se ha visto una huelga

que la apoye la patronal, que la apoye el estado?

Le iba a preguntar

que qué opinaba su señoría de esto, Teresa.

Se dice así, señoría.

Con la venia.

-Sí, pero me ha extrañado. Fuera de sala nadie me llama señoría.

No estoy aquí, evidentemente, por ser juez.

Creo que entiendo lo que quiere decir,

lamento no acordarme del nombre. Fermín.

Creo que entiendo lo que quiere decir.

En el sentido pues que hoy en día se es feminista

desde un punto de vista radical, está de moda.

Pero ser feminista desde ese punto de vista

que dice radical.

Creo que se refiere a ese punto.

Y parece ser que si no llevas ese planteamiento,

pues estás un poco en la picota.

-Yo, con vuestro permiso,

si me permitís introducir un aspecto.

Creo que lo que hay es una hegemonía cultural

del capitalismo.

Me parece una tontería decir que hay una dictadura "progre".

Parece que hay una continuidad entre el marxismo,

entre el socialismo, con la caída de la URSS

y que continúa esa hegemonía a través de lo cultural.

Los valores culturales no se separan

de la hegemonía socioeconómica

y estamos en un modo de producción capitalista.

Y en estadio del capitalismo financiero, especulativo,

donde las desigualdades entre clases son más patentes que nunca.

Y las formas culturales van emparejadas

a esa estructura económica.

Por eso todos esos valores de individualismo,

de competitividad,

de falso emprendimiento,

de voluntarios que sustituyen puestos de trabajo.

Le son funcionales al sistema.

Lo que hay es una hegemonía cultural

como económica del capitalismo.

Y hay formas culturales que le son cómodas.

Quería preguntarle a Antxon, que veo

que lleva cinco minutos en tensión.

Quería...

La apertura de tu intervención te la quiero tirar

porque hay gente, porque hay grupos,

porque hay individuos

que utilizan "progre" como insulto.

¿De dónde viene esto?

-A ver, yo he utilizado "progre" como insulto.

Para mí, "progre" no significa prácticamente nada.

Lo escuchas, como decía Fermín, todo el rato

desde la derecha,

pero desde la izquierda yo he llamado a gente "progre"

y a mí me lo han llamado.

¿Realmente significa algo ahora mismo?

Yo creo que no.

Se utiliza "progre" simplemente para ridiculizarlo.

¿Puede ser como una marca, a lo mejor?

O sea, al final estamos ridiculizando posiciones

que simplemente difieren de nosotros en cuestiones

que tampoco son demasiado amplias.

Por ejemplo,

decía Guillermo

que en realidad los movimientos sociales estos

el son propios al sistema

porque el sistema es capaz de articularlos dentro de sí mismo.

Sin tener que cambiar demasiado.

Hombre, a ver.

Sí, hay una hegemonía cultural del capitalismo,

esto es evidente.

Pero esa hegemonía, para subsistir,

para reproducirse en el tiempo,

necesita adaptarse a los cambios culturales.

Y cuando se crea un consenso,

porque tú decías antes que el feminismo,

que la mayoría de mujeres no se definen feministas,

pero las ideas del feminismo son hegemónicas en España.

Lo son por mayoría.

Hay un consenso casi total sobre este tema.

El capitalismo tiene que ir adaptándose

para seguir sobreviviendo

y eso no significa

que estos movimientos sean parte del sistema.

Significa que el capitalismo, para reproducirse,

tiene que adaptarse a aquello que va pasando.

Y no significa en ningún caso

ni que el feminismo ni la luchas por los derechos LGTB sean

una parte de lo que las élites del capitalismo quieren

imponernos porque son degenerados y punto.

No, esto no es así.

Henar, día, noche,

negro, blanco.

Claro, oscuro.

"Progre", "facha".

-A ver, pues puede ser, la verdad.

Por "progre" entiendo

que es un insulto que se le da a la gente más a la izquierda

en las ideas

y que prefiere gastar fuerzas

en mejoras sociales que en económicas.

Yo lo vería así, como más o menos a grandes rasgos.

-Pero desde la derecha.

-Sí, desde la derecha.

Yo también he usado el insulto de "progre" como tú has dicho.

Porque el rollo intelectualoide de mucha gente de la izquierda,

me da mucha rabia y lo he utilizado como insulto.

Pero al final es verdad que lo uso en los mismos términos

que lo usaría una persona de derechas.

Yo creo que va por ahí.

Porque como la gente más de izquierdas se preocupa más

de temas sociales,

se presupone que estas alardeando de ser una buena persona.

Y creo que por eso luego vienen otras cosas

como lo de : "Se preocupa de los pobre, pero tiene un iPhone".

"Tan buena persona no serás".

Esto con la derecha no se hace.

Nadie dice: "Tan de derechas no serás si no te gustan los toros".

Como presuponiendo que tienes unas cosas

y creo que por eso se utiliza "progre" así.

Y luego, el tema de la dictadura de lo "progre",

que estabais diciendo ahora,

creo que lo único que quieren decir es que ahora hay voces

que pueden hablar que antes no lo hacían.

Y molesta al discurso dominante.

Antes solo había un tipo de voz que decía: "Esto es así".

Y de repente las redes sociales abren el micrófono

a un montón de personas.

A mujeres, a trans,

a la LGTBI.

Y de repente, cuando dicen algo

que puede ser,

vamos, que atenta contra nuestra propia integridad,

nosotros, como personas de derecho,

ya les decimos: "Esto no es así".

-"Qué dictadura de lo 'progre' que me está diciendo...".

Te estoy contestando, es que te has pasado toda la vida

pudiendo hablar sin que nadie te contestara

y eso es una dictadura "progre", pues vale.

-Yo creo que la nota característica

que creo que no lo he sabido expresar antes,

es que, que tú lo has dicho, en verdad.

Es que es mentira.

Creo que lo que se ridiculiza,

por eso es peyorativo el hecho de progresista,

por ejemplo, tú le puedes llamar a alguien socialdemócrata.

Una tendencia ideológica.

Quiere reformar el capitalismo, etcétera.

Pero "progre" hay una ridiculización.

Y la ridiculización es que es mentira.

Es que lo que tú dices, realmente es hipócrita,

porque yo, por ejemplo,

cuando veo a no sé...

a Wyoming hablar sobre la pobreza,

o cuando veo a Pablo Iglesias hablar

sobre... sobre que va....

el ingreso mínimo vital,

la preocupación en cuestiones de política internacional...

¿Y qué pasa?

-Esto es un poco, tan bueno no serás cuando tienes no sé cuánto.

-Por ejemplo, el discurso "progre",

la paz.

Todo el mundo quiere la paz,

pero ¿qué están haciendo los "progres"

que evocan la paz en Marruecos?

Con el Sáhara.

¿Por qué España no hace nada?

Bueno, eso es otro "garden".

Un "garden" es una cosa. No te estoy diciendo:

"Es que tienen 35 diputados".

Una cosa, una cosa, una cosa es solucionar el conflicto

y otra cosa es no vender armas

a Marruecos.

Es que España le está vendiendo armas a Marruecos.

Estamos yendo a la génesis del problema.

España, la única posición del Ministerio de Exteriores, por ahora,

respecto a lo del Sáhara, es condenar

que el pueblo saharaui, en embajadas como la de Valencia,

cambiara la bandera de Marruecos y pusiera la del pueblo saharaui.

Que está en guerra.

-Pero ¿no eras de juventudes obreras?

Tú te has metido dentro para dinamitarlos.

-Pero es que yo defiendo los intereses de los obreros.

Los que no los defendéis sois vosotros.

Es la gente que en nombre del progreso

realmente lo que está haciendo es perpetuar lo que hay.

-¿Sabes qué pasa?

Dices que esa gente que en nombre del progreso

realmente no es capaz de transformar la sociedad

y que simplemente se queda en el discurso

y no en la acción.

Ya, tío, pero es que

cuando se hacen ciertas reformas que entiendo

que para ti son insustanciales o insuficientes,

porque no son capaces de superar el sistema capitalista,

o sea, creo que rechazar esto de pleno

es no entender cómo funcionan las conquistas sociales

y sobre todo no entender

que paliar el sufrimiento de cierta gente no significa

estar ni más cerca ni más lejos del capitalismo.

Incluso si...

Si las élites globales del capitalismo compran

el discurso de estos movimientos para adaptarse, como decía antes,

eso ni nos aleja ni nos acerca del comunismo en absoluto.

Al final, de lo que estamos hablando es de paliar

cierto sufrimiento.

Con el feminismo, con los derechos LGTB, etcétera.

Guillermo. -Si me permitís.

Vamos a ver, la ampliación de derechos civiles

no bloquea las causas materiales.

Pero es verdad que ha habido una expansión

de causas identitarias.

Eso no significa que algunas estén bien.

Pueden estarlo y ampliar el progreso de la humanidad,

quién va a estar en contra del empoderamiento de las mujeres

y la igualdad civil y material.

Pero hay causas que están invisibilizadas, arrinconadas.

Y esos discursos que nacen en el corazón del capitalismo,

en las universidades yanquis,

se importan a Europa.

Y ha habido una sobrerrepresentación de determinadas causas

que han bloqueado el conflicto capital del trabajo.

Que sigue existiendo.

Hay otras cosas relevantes.

Una falta de vivienda pública alarmante en España.

Una precariedad importantísima de la clase trabajadora.

Hay quien dice que son parámetros anticuados

y que me he quedado atrás.

No, se trata de que son problemas y sufrimientos de hoy.

De las mujeres y de los hombres

y de los homosexuales y heterosexuales.

Y de los trabajadores.

Esa vocación de transformación colectiva

que había tenido la izquierda, creo que se ha invisibilizado.

Quería preguntarle a Teresa

que para ella cuáles son las herramientas

de la dictadura progresista.

De la que se está hablando.

-Creo que en cierto modo es intentar ridiculizar,

cuestionar, criticar

hasta la náusea al que no está de acuerdo

con todos estos parámetros que estáis comentando.

Un ejemplo de ello es la utilización de la bandera.

El que utilice la bandera alguien lo califica de "facha"

y automáticamente es algo negativo, peyorativo.

Aunque sea, no sé,

independientemente del motivo por el que la estés usando.

A no ser que sea porque ha jugado España.

En esos casos, su uso es fantástico.

Esas herramientas es acallar y ridiculizar

al que intenta ir en contra

de todos estos...

bienes o finalidades u objetivos tan excelsos.

Y sobre todo, situarse en una posición de superioridad moral

al que no lo defiende.

O al que no lo defiende como queda preestablecido.

Pues todas estas causas: la de los negros,

la de las mujeres, evidentemente,

como decía esa chica,

creo que todas las mujeres somos feministas,

la mayor parte de los hombres que conozco, también.

Lo que pasa es que luego dentro del concepto feminismo

pues parece ser que hay un espectro

bastante amplio en el que

por un lado está el que busca la igualdad entre el hombre y la mujer

y el que pretende o aspira

a que la mujer, haya una especie de revanchismo.

Si durante un montón de años

la mujer ha estado supeditada al hombre,

pues ahora va a ser el hombre el que esté supeditado a la mujer.

Entonces, pues claro, hay veces

que si tú no defiendes o cuestionas

esos planteamientos,

pues la manera de acallarte es ridiculizar

lo que estás diciendo

o directamente ponerte un adjetivo

que todo el mundo detesta, por ejemplo, "facha".

Si no defiendes esto, eres "facha".

¿Puede ser que dentro de estas herramientas de las que hablas

entre también, de algún modo, la cultura de la cancelación

que existe en redes sociales?

¿El qué? La cultura de la cancelación.

¿Puede ser también otro de estos... otra de estas armas, herramientas?

Sí, bueno, es una especie de persecución

o bien acallas,

en cierto modo, es una manera de censurar.

A una persona en concreto, un perfil.

Lo que pasa es que hoy en día

me parece algo tan absurdo

como cuando te dicen: "Pues bloquea a esta persona".

Si esa persona se puede abrir otro perfil mañana mismo.

Censurar una cuenta creo que tiene el mismo...

la misma virtualidad.

Henar, ¿qué sentimientos tienes?

-Por eso me hace mucha gracia cuando dicen que se ha cancelado.

¿A Pérez Reverte? Que acaba de sacar una novela,

que tiene una revista.

Por favor.

Confundir que haya personas

que ahora puedan decirte, puedan expresarse

y contestar con argumentos a una cosa que estás diciendo,

para nada tiene que ver con cancelar a alguien.

Se cancela de otras muchas maneras.

Se cancela a la gente que dice

que son los que ejecutan la dictadura de lo "progre".

Porque yo he visto cómo no se contrata a gente

por tener ideas feministas

o cómo no se contrata, bueno,

hay estadísticas de la gente transexual

que no encuentran trabajo de ninguna de las maneras

y se tienen que dedicar a equis cosas.

Eso sí que es cancelarte.

Es mantenerte en los márgenes de la sociedad.

No que cuatro señores te digan dos tonterías en Twitter.

Me parece bastante infantil.

-A mí se me ocurren tres ejemplos.

Sobre una misma ley.

A ver.

Que es la ley de queer.

La ley que está aprobando Irene Montero ahora.

Roberto Vaquero, en el canal de Formación Obrera, en YouTube,

tiene la cuenta cancelada durante dos semanas

por hacer un vídeo

en relación a esta ley.

A la ley de Irene Montero.

Lucía Etxebarría,

a que no se puede considerar cancelación

otorgar el Premio Ladrillo

en una asociación, por cierto,

que apoya...

es que apoya los vientres de alquiler.

Apoya los vientres de alquiler,

apoya la prostitución

y allí fue una ministra de España

a otorgar

y aplaudir el Premio Ladrillo a una feminista como Lucía Etxebarría.

Que no comparto nada de lo que dice Lucía Etxebarría,

en cuanto a su política feminista,

porque para mí es...

Para mí el progreso es luchar por el socialismo

y por transformar la sociedad de verdad.

No cupos de género,

el lenguaje inclusivo,

cosas que son parches y símbolos.

Que no ayudan a ninguna mujer trabajadora.

-Hombre que no ayudan.

-Y tercero, judicial.

Que creo que en esto Teresa, seguramente, podrá decir

bastante más que yo.

Lidia Falcón, está en juicio.

Delito de odio.

Bueno, vámonos un momentito.

Vamos a relajar un poco las tensiones,

que les voy a poner aquí nuestros jugos del amor.

Dentro Trotsky Danel.

Por si todavía no ha quedado patente,

soy tonto.

Es un aspecto que me esfuerzo poco en disimular.

Soy tonto del culo.

Soy tonto del culo.

No sé, yo no sé las cosas.

Yo las cosas, yo las cosas no las suelo saber.

Las cosas de saber importantes

de saber de la gente.

La política.

Las matemáticas.

Me resulta más fácil hacer malabares con cuchillos

que aprenderme la tabla del seis. Soy tonto.

¿Qué hago? Me rodeo de gente que sabe las cosas.

Un amigo mío, hace poco,

un amigo que sabe las cosas de saber,

me dijo: "España es el único país del mundo

en el que la palabra progresista

se utiliza como insulto".

Y dije, pues es verdad.

Yo soy tonto.

Pero yo sé que es fácil

vivir si tienes dinero, eso lo sé.

Y no tengo dinero, pero lo sé.

Porque lo veo.

Yo cuando tengo cinco euros soy más feliz que cuando tengo cero.

Entonces, multiplicar me cuesta, pero me hago a la idea.

También sé, resulta que tengo la suerte,

de haber sido educado en un contexto castrochavista bolivariano

revolucionario que quiere acabar con el orden tradicional

y destruir el mundo tal y como lo conocemos.

También sé que las personas deberían tener derechos humanos.

Es algo que me suena,

es algo que he oído.

Que he ido pillando por encima.

Que a nivel nacional se asocien ideas

como las personas deberían de tener un techo bajo el cual dormir

y comida caliente

o se deberían reconocer los derechos humanos

sin importar su origen o su trayectoria.

O su origen étnico o su identidad de género.

El hecho de que estas ideas estén asociadas

con una mentalidad sectaria destructora de todo lo bello,

me chirría.

Soy un maricón drogadicto sin estudios.

Me dicen que lo que pienso no es válido.

Lo válido es lo que piensa el escayolista de 54 años

que me deja comentarios en YouTube.

A mi cerebro pequeñito, cual percebe,

le cuesta muchísimo procesar

cómo alguien puede coger ideas tan básicas

de libertad y de derechos

y convertirlas en un insulto

y ponerse a defender desde su casa,

en un barrio obrero de Alcorcón,

a un "youtuber" millonario que se muda a Andorra

o a un señor que ha llevado la marca España

mediante explotar chavales en Bangladés.

Ha llevado la marca España.

Tú eres partícipe de la victoria de esa persona

y por ende tienes una subvención en el banco

y tu vida es mucho mejor.

Porque hay una persona con alopecia

que está en la marca España.

España, pulseras de España, tengo cinco en mi casa.

Es mentira, soy de la ETA.

Llamadme castrochavista, filocomunista,

ultrafeminista y rey de la pista.

Pero tampoco sé cómo hay gente que defiende la idea

del mercado libre y del capitalismo

como motor de innovación

y de gloria.

Cuando hay cinco marcas

que tienen la propiedad de todo lo que se vende en España.

Pero sabemos que en los primeros 15 segundos

del mandato de Stalin murieron 14.000 millones de personas.

Ni lo uno ni lo otro.

Ni machismo ni feminismo.

Los extremos se tocan y es todo lo mismo.

Al final es todo lo mismo.

No se puede hacer nada.

Porque es todo lo mismo.

Para dejarlo todo como está, mejor no hago nada

y yo ya, ya.

Pero los "progres", el progreso,

no, señor, en mi casa, no. En mi casa no.

A ver, Fermín, ¿qué querías decir? Antes te he cortado.

¿Qué te parece el vídeo que te he puesto?

Ya no me acuerdo de lo que me has preguntado antes.

¿Qué hacéis en tu asociación?

Respecto a la asociación.

Este 28 de enero tengo un juicio

en Palma de Mallorca

por una de las últimas acciones de lucha social que hemos hecho.

Hemos recuperado una sucursal bancaria de Cajamar.

Los directivos de esta entidad financiera están acusados

de blanqueo de capital proveniente del narcotráfico.

Hay centenares de sucursales por toda Palma de Mallorca,

totalmente abandonadas.

Y a una de ellas hemos decidido

darle un uso social

y ahora mismo es un albergue

y creo que con este tipo de acciones

ponemos de manifiesto la realidad.

La realidad de la clase obrera en España,

que es algo a lo que creemos que no se presta atención

en los medios de comunicación.

En esta crisis está pasando desapercibida.

El otro día...

Vas a cualquier centro de servicios sociales

y la situación es dramática.

Dramática.

Por eso, claro, yo me peleo aquí

por lo de la dictadura de lo políticamente correcto,

porque para mí han convertido la transgresión,

tener el pelo morado,

ir a manifestaciones como el 8 de marzo

que prácticamente son un botellón.

En una ridiculización de la lucha social

y en lugar de realmente enfrentar al capital

y enfrentar la situación dramática

que viven los trabajadores,

se convierte en un circo.

En una moda.

En una estética,

donde eres bueno o malo por seguirlo.

Dicen que la dictadura de lo políticamente correcto no existe,

hay una hegemonía del capitalismo.

Sí, hay una hegemonía cultural del capitalismo, es evidente,

pero ¿tú dirías que Playz tiene ideología?

No. No.

No, porque os estamos dejando hablar a todos.

Sí.

Pero el vídeo corporativo, el de Generación Z.

Es que os conocí por ese.

Os conocí por ese. ¿Y qué pasa con ese vídeo?

¿No te gusta?

Pero dice exactamente, exactamente. ¿Qué dice?

Apoyo a la ideología Queer. "Ya no hay etiquetas".

Yo no sé en qué barrio no hay etiquetas,

pero yo soy de Patraix, que es un barrio obrero,

no es Orcasitas, tampoco es el barrio de Salamanca

ni ninguno de la almendra de Madrid y yo eso no lo he visto.

Y estamos viviendo unos años de atraso en todos los sentidos.

-¿Nunca te has manifestado? ¿Nunca has ido a una manifestación?

-Mi primera manifestación fue la Primavera Valenciana

y me abrieron la cabeza.

-El 8-M no es ningún botellón.

Las mujeres también formamos parte de la lucha obrera

y tenemos derecho a manifestarnos para avanzar en nuestros derechos.

-Totalmente. Y hay un montón de mujeres

que luchan dentro de las organizaciones obreras

defendiendo su propia causa

con su propia bandera

y no necesitan la de Ana Botín

ni la promoción de Leticia.

-No sé por qué sigues diciendo lo de Ana Botín.

Muy pocas feministas están de acuerdo con lo que dice.

Que ya sabemos cuando alguien quiere aprovecharse

de un discurso porque le viene bien.

No es el discurso de Ana Botín

lo que lleva la mayoría del movimiento femenino.

Voy a recoger, disculpad un momento,

a mí me encanta estar en medio de un incendio,

ojalá haber vivido la caída de Constantinopla allí mismo.

Lo que pasa es que nací cinco siglos más tarde.

Pero hablando de esto que ha salido,

quiero redirigir una pregunta.

Vamos a por alguien,

a quien podamos focalizar, por así decirlo.

Hay empresas, todos sabemos cuáles son,

multinacionales,

que a lo mejor hacen la de Andorra un poquito,

pero a lo bestia.

Y luego, cada poco,

cada equis tiempo, sacan un vídeo corporativo,

normalmente, con música de ascensor,

en el que salen desde equis marcas: "Apoyamos a este nuevo movimiento".

"Queremos tal". ¿Eso qué nos parece?

Esa historia.

Esa patraña, no sé cómo llamarlo.

-Sinceramente, me importa muy poco lo que hagan esas empresas

para intentar ganarse el reconocimiento social.

Evidentemente, esta gente va a utilizar

las luchas sociales... Como un blanqueo.

Va a utilizar las luchas sociales

para tapar sus propias vergüenzas.

Pero es que el adversario también juega.

Es como pensar:

"Nosotros solo actuamos políticamente y los otros no,

son unos entes que está ahí, más allá de lo que hagamos nosotros".

No, ellos también juegan.

También quieren perpetuarse en el poder.

Que ellos tengan que ceder

en ciertas cosas,

porque las grandes empresas antes se adherían

a otras morales dominantes

y a otras cuestiones.

Ya fuera la moral dominante de la Iglesia Católica

o lo que fuese.

Pero, ¿realmente es un problema

que esas empresas hagan anuncios

apoyando esto? Creo que importa muy poco.

Creo que es más importante

pensar si los movimientos sociales tienen...

pueden ser capaces de tener la independencia suficiente

como para aunarse entre ellos

y avanzar hacia un horizonte común.

Que es...

-Pienso que no importa poco.

En el sentido de que estas grandes multinacionales, plataformas,

venden ideología hegemónica.

Claro que venden ideología hegemónica.

En un contexto de sociedades líquidas.

Cada vez las estrategias y expectativas están más perdidas.

Las prioridades materiales se han opacado totalmente.

Llevamos 20 años de retroceso

en la pérdida de derechos laborales.

Y eso afecta a las mujeres, a los hombres,

a la clase trabajadora entera.

Llevamos 20 años de reformas laborales neoliberales.

Una financialización de la economía

con muchos estados que no pintan nada en el concierto económico.

Con unas deslocalizaciones productivas absolutas.

Haciendo un agujero en las arcas públicas españolas.

Y todavía lo damos por bueno.

"Si este 'youtuber' se quiere ir, es libre".

El mal uso de la libertad como el "sálvese quien pueda".

Y eso forma parte de la ideología dominante.

Estas grandes empresas lo utilizan.

Eso no significa la ampliación de derechos civiles,

sino que el foco está ahí siempre.

Y no está en otras cosas.

A mí sí me preocupa.

Al hilo de lo que decía Fermín, a mí sí me preocupa

que el sentimiento haya sustituido a la razón.

A no importa el sexo, el sexo no existe.

Existe cómo uno se sienta.

La clase social, por tanto, no existe.

Importa si te sientes de una manera o de otra.

Pues no, existe la realidad material.

No transformaremos nunca la realidad material

ni siquiera la reformaremos radicalmente,

si no la conocemos.

Hay elementos objetivos de la realidad material

que hay que conocer.

Y me preocupa que haya millones de trabajadores pobres.

Gente precaria.

Gente que hace 15 horas y que no cobra las horas extraordinarias.

Una cantidad de fraude laboral inmenso.

¿Creéis que el foco está ahí?

Que está en los problemas de clase, la falta de vivienda pública.

En el mercado de trabajo lleno de fraude laboral.

En el enorme fraude fiscal.

En la pérdida de industria nacional.

En un economía muy debilitada, como la española,

con un sector servicios con sueldos de basura.

Voy a ser claro.

Pues no está ahí.

¿Eso es incompatible con los derechos civiles?

Pues por supuesto que no es incompatible

con que los homosexuales se puedan casar.

Pero el tema ecologista.

Hay un problema con el medio ambiente, claro que lo hay.

Pero a esas empresas y a Amazon y a Google y a Netflix

les va a interesar convertir eso en responsabilidad individual.

Desligada de la estructura económica.

Porque muchas de esas empresas contaminan.

O grandes estados que tienen la hegemonía mundial.

Lo que no les va a interesar es ligar esas otras causas

a la matriz productiva y económica.

El capitalismo es inteligente

y te vende ideología.

Os recomiendo que leáis "Feria", de Ana Iris Simón,

que ha tratado todo esto.

La hegemonía no es solo económica, es cultural.

Sociedades líquidas.

Nos sentimos libres.

Aplicaciones que te venden y romantizan

compartir piso con 38 años.

Eso es un drama.

Saludos a Ana Iris,

que es de la casa, también.

Teresa, ¿tú crees que lo "progre", así como concepto,

es patrimonio de adolescentes, de universitarios,

de niños pijos?

O realmente hay una lucha vinculada a ello.

-¿Una edad has dicho?

Yo no creo que sea... Una lucha.

Sí, pero has dicho que es algo vinculado a los jóvenes.

No, creo que los jóvenes siempre...

El joven siempre...

Yo lo fui en un momento,

ahora parece que no fuera posible, pero fui joven

y en su momento formé parte

de luchas y de...

Y lo sigo siendo.

Lo que pasa es que,

a ver es que no sé cómo explicar

lo que intento decir.

Siempre se ha idealizado

que el joven es el que lucha.

El joven es el que batalla.

El joven es el que se expone.

Y creo que en toda generación ha existido esta idea.

Y realmente no son los jóvenes los únicos

ni son los jóvenes de ahora, porque también lo fueron,

fuimos nosotros cuando fuimos jóvenes

y serán los jóvenes que vienen.

Y cuando uno ha sido joven, ha sido luchador y reivindicativo,

lo sigue siendo, lo que pasa es que igual cambia el objetivo,

pero lo sigue siendo.

O cambia el objetivo o los instrumentos.

La manera en que lo hace.

Pues igual.

Pues cuando tienes otros mecanismos,

pues empleas esos mecanismos

que no consisten simplemente

en salir y hacer una manifestación.

O en gritar.

Sino que utilizas los mecanismos que igual la madurez y la edad

te proporcionan

y que puede que resulten más efectivos.

Bueno.

No sé si he respondido a tu pregunta.

Sí, tomamos nota.

Yo quería preguntar.

¿La contrapartida de que lo "progre" sea hegemónico,

por así decir, es que lo conservador

y lo reaccionario es el nuevo punk?

¿Es el verdadero antisistema?

-No.

Lo reaccionario y...

Es que ahora hay mucha gente que está diciendo

que lo liberal es el nuevo "progre".

No, el nuevo punk.

Pero eso lo dicen

por lo que decía antes

de que tienen a gente que les contesta.

Vamos a ver, Jiménez Losantos tiene un programa de radio

donde habla todos los días.

¿Tú miras los columnistas?

Vamos a ver, hay un perfil muy claro

en el 90% de las columnas que se hacen.

Que son hombres blancos de una determinada edad.

¿Cómo va a ser el nuevo punk?

Si manejan todos los canales de comunicación de masas.

Que llegan a más sitios.

Es que no sé.

Incluso cuando decía antes Guillermo

que no se pone el foco en estas cosas.

Pero ¿cómo que no?

Por supuesto que se pone, lo veo todo el rato.

Se habla de la precariedad de los jóvenes,

de que no pueden acceder a vivienda.

-Contéstame una cosa.

La reforma laboral de 2010, por ejemplo,

la hace Zapatero.

Zapatero es un presidente en el imaginario colectivo progresista.

Progresista en lo moral. Es una reforma neoliberal.

La socialdemocracia se ha dedicado

durante estos últimos 25 años

a hacer la políticas del neoliberalismo.

A privatizar, a arrinconar lo público.

Desregular los mercados financieros y laborales

y en nombre del comunismo no se ha hecho nada

que tenga que ver con el comunismo.

Lo del marxismo cultural no es nada.

Es verdad que en el discurso de habla.

Como etiquetas.

Pero ¿dónde están las políticas materiales?

-Pero yo puedo decir eso con lo que tú hablabas de los colectivos.

Es que yo también te puedo decir

que hablamos de ello, pero dónde están las medidas y las leyes.

Si desde el matrimonio homosexual... ¿me entiendes?

-Pues muy bien, pero...

-Es lo mismo que estás diciendo con el otro tema.

-No es lo mismo.

Vamos a ver, el feminismo,

si es un feminismo de clase, me parece emancipatorio.

Es verdad, apuntaba Fermín una cosa.

A mí esta idea postmoderna

de que el sexo no existe.

El feminismo tradicional dice que es el elemento de delimitación

de la explotación de la mujer.

Pues negar el sexo, entiendo que una parte del feminismo esté preocupado.

Que el sexo es una cuestión subjetiva.

Que va de las apetencias de la persona.

Hay una realidad material.

-¿Cuál es la conclusión según esto?

¿Que la socialdemocracia se ha vendido al capital?

-Totalmente, la izquierda ha desaparecido.

-Espera, Guillermo, déjame hablar.

Que llevas mucho rato.

Vamos a ver.

Evidentemente, la socialdemocracia ya no realiza

el mismo tipo de reformas

o la promoción del estado de bienestar como en la postguerra.

Pero darse cuenta de esto ahora es como ver que llueve.

Pues evidentemente es así

Y luego, otra cosa más.

Hablar de realidades materiales

solo para las cuestiones que tienen que ver

con las contradicciones de clase, cuidado.

No es material que le peguen una paliza a un homosexual en la calle

por ir con su pareja.

Vamos a hablar de las cosas materiales de verdad.

La clase es una cuestión material que define

nuestra posición en la sociedad de una forma muy amplia.

Pero el resto de cosas no son menos prioritarias.

-Qué bien hablas, Antxon.

Chicos, Guillermo, Teresa,

tengo que despedirme de vosotros.

Muchísimas gracias por haber estado esta tarde.

Gracias por vuestro tiempo. -Ha sido un placer.

Recomendad Playz, si queréis.

Si no, pues nada.

Qué queréis que os diga.

Vamos a ver qué nos ha preparado Grey Trash.

# Quédate conmigo que pongo al cielo de testigo, agapimu.

# Quédate a mi lado, tengo el amor por aliado, agapimu.

Buah, tío.

En su línea.

Hemos incorporado a nuestra conversación

de esto, ya bastante agitada, como habéis podido observar.

A la juventud del papo.

Mira mi Sergio, hola, guapo.

Hola, ¿qué tal, cómo estás?

24 años, por si le queréis buscar en una red social de ligar.

No sabemos si tienes o no.

Oye, escúchame una cosa, Sergio.

¿Crees que esto de la dictadura "progre" es una dinámica

de discusión en redes sociales?

O es un conflicto que se vive en la vida real.

Mira, tengo una perspectiva un poco diferente por lo que he estudiado.

Estoy estudiando la producción erótica y pornográfica

de España de los siglos XVIII y XIX.

Guau.

Quiero entender que sé un poco de lo que es la censura.

Entonces, rápidamente te puedo decir

que no creo que exista la dictadura "progre".

Yo tenía un guion para hablar de esto,

pero voy a cambiar un poco en base a lo que se ha dicho.

Se han mencionado los derechos LGTB

como parte de esta dictadura "progre".

Y los delitos de odio han entrado en la conversación

como parte de una dictadura "progre".

Quiero explicaros un poco, yo he vivido en Utah,

un estado de Estados Unidos,

durante dos años, que se caracteriza por la inexistencia absoluta

de ningún tipo de dictadura "progre"

porque es un estado que está básicamente dominado

por la iglesia de los mormones.

¿Vale?

¿Por qué digo esto?

Porque he conocido mucha gente allí

juventud LGTB,

que ha tenido muchos problemas

por este sectarismo

de: "Yo estoy más oprimido que tú".

En el caso de Estados Unidos, por la ley de libertad religiosa.

Los religiosos sienten que están oprimidos

por una mayoría que es atea, en el caso de Utah.

Las consecuencias prácticas de este tipo de ideología,

en Utah,

es que cuando la media de suicidios en Estados Unidos

entre jóvenes de entre 15 y 19 años es de 8 personas

por cien mil habitantes,

en Utah es de 25.

Me parece que este tipo de discursos

que tratan de, digamos,

superponer una clase oprimida: "Yo estoy más oprimido que tú".

Estos sectarismos no conducen a nada más que a estas consecuencias.

Me parece que los derechos LGTB, los derechos de las minorías sociales,

las mujeres, las poblaciones racializadas,

es algo muy positivo y yo agradezco a los juristas de este país

que incluyan los delitos de odio en la ley española.

Me parece que es lo que hay que hacer.

Teresa, ¿qué tal, cariño?

¿Cómo estás? Buenas tardes.

20 años, estudiante de periodismo y documentación.

¿Te han intentado censurar

alguna vez o te has intentado censurar alguna vez?

-A ver, he visto en la dinámica de este debate

que ha pasado una cosa que me da mucha pena.

Y es que he notado como que aquí se hablaba

como mucho de extremismo.

O el progresista que es esa persona rompedora

que se tinta el pelo.

O como el conservador, como el chico Frente Obrero.

O el votante de VOX, más radicalizado todavía.

O sea, la realidad no es así. ¿El votante de VOX es Darío?

No, es broma.

Estoy hablando de cuando hablamos del conservador medio

la idea que tenemos de la persona conservadora.

Que se le dice" facha". "Es que eres 'facha'".

Igual que existe el insulto "progre", existe el "facha".

Para mí al ideología no es un interruptor de la luz

para arriba o para abajo.

¿Por qué la defensa de los derechos civiles,

como estábamos hablando, del colectivo LGTB va en contra

de la defensa del modelo tradicional de familia?

O del sentimiento religioso

o de la simbología nacional o europea.

¿Y por qué esto es indisociable

con las distintas opiniones económicas?

¿Por qué una persona de izquierdas no puede estar hablando

de moralidad

y ser "progre", pero defender este tipo de cosas?

La realidad de la ideología para mí es una cosa más compleja.

Que se mueve, dependiendo del tema, en distintos lados del espectro.

Es como una construcción de distintas opiniones

sobre diversos temas.

No es A o B.

Entonces, creo que se ha quedado esa sensación.

En lo que han sido las intervenciones anteriores.

O defiendes una cosa o tienes que estar necesariamente en contra.

Y no sé.

Bueno, ¿te has autocensurado alguna vez?

Poniendo algún tuit o alguna cosa.

De Twitter me hice el año pasado.

Y por redes sociales soy más bien poco activa

en temas de meterme

en todas esas pescas.

Porque creo que Twitter no es una red

que fomente el buen debate.

Es como que me da mucha pereza.

Pero sí siento que en general hay

como, no una censura,

pero sí que nos movemos en parámetros de deshabilidad social.

Por ejemplo, con lo que hablaba Sergio

de la gente religiosa.

Que se sienten mal percibidos, en España también pasa.

Es España hay una cristianofobia muy fuerte.

Esas personas yo sí pienso que puedan sentirse, no censuradas,

porque no es una censura directa,

no creo que exista una censura directa,

pero sí como que encuentran dificultades

a la hora de expresarse.

Es que es muy difícil ser un individuo en el mundo en general.

Como resumen.

Sergio, ¿te has autocensurado alguna vez?

-Sí que nos autocensuramos.

Sí que existe la censura en esta sociedad,

pero no tiene por qué ser negativo.

En todas las sociedades ha existido y existe cierto grado de censura.

Y precisamente, volviendo a mi intervención inicial,

yo creo que esa censura es necesaria para proteger a ciertos individuos

culturalmente e históricamente discriminados y atacados.

Bueno, chicos, muchísimas gracias.

Buenas tardes,

que tengáis mucho ánimo con los exámenes.

Gracias.

Bimodales, orinales con pedales.

Como diría Danel.

Vamos a hacer un pequeño cierre

de conclusiones, de reflexiones que queráis.

Incluso, insultarme.

¿Sabes? Si quieres...

-¿Me ves con ganas de insultar?

A mí. No, a ti no.

No, no, no.

Vamos a ver.

Solo a modo de cierre

y por lo que acaba de decir él.

Yo creo que hay que distinguir entre autocensura

y tener dos dedos de frente.

Hay muchas veces que la gente te dice en redes sociales:

"Es que quiero cagarme en la madre de mi jefe".

Hombre, pues a lo mejor no.

Porque te vas a quedar sin trabajo.

"Es que me estoy autocensurando".

No, es saber vivir en sociedad y ya está.

Vale.

-Yo creo que se habla de censura

y es verdad que creo que la gente se autocensura

como que está muy pautado lo políticamente correcto.

Que ya lo he denunciado.

Pero se invisibiliza algo que es mucho más real,

que es la represión.

Hay un montón de gente

con multas muy importantes,

con juicios muy duros,

con penas de cárcel,

por defender derechos, por defender

intereses de los trabajadores.

Y creo que esa censura sí que es jodida.

Sí que es jodido la gente que no se atreve, por ejemplo,

a organizar un sindicato en su centro de trabajo

porque se va a la calle.

Sí que es importante cómo actúa la policía en las manifestaciones.

Sí que es importante

cómo la gente que da la cara en la lucha social

se le invisibiliza absolutamente.

Pero creo que los "progres" le hacen la cama a la reacción.

Porque cuando tú vas de abanderado:

"Yo defiendo a los pobres"

y traición.

"Yo plantaré cara a las eléctricas". Traición.

"Yo defiendo a las mujeres". Traición.

Es lo que permite que se instalen todos esos discursos reaccionarios.

Siempre nos gusta traer comunistas a la mesa.

Antxon.

-Recogiendo lo que ha dicho Fermín.

Con lo último que ha dicho puedo estar más o menos de acuerdo.

La no valentía de la izquierda

con respecto a la defensa de los derechos,

de todos los trabajadores... Yo estaba de acuerdo.

O sea, me he reído de...

No me he reído del comunismo.

No te interrumpo más.

Tiene un reverso que es el auge de movimientos de extrema derecha.

Pero, cuidado.

Comprar los marcos en los que habla la extrema derecha,

no es la forma de recuperar a esa gente que se ha ido allí.

La forma de recuperar a esa gente es hacer políticas valientes.

Hablar en sus marcos, en sus términos,

nos subordina a ellos. -¿Cuáles son sus términos?

-Hablar de dictadura "progre",

que es al final la evolución del marxismo cultural

que era una teoría conspiranoica,

surgida en Estados Unidos en los años 90

en los círculos más reaccionarios. -¿Y quién combatía esas teorías?

-Los comunistas. -Ah...

-Pero, evidentemente.

Comprar los marcos y los términos, no ayuda en nada.

Lo importante es realizar políticas valientes

que vayan en defensa de la gente trabajadora y punto.

Antxon, eres monísimo.

Te lo tengo que decir, ¿he dicho bien tu nombre al final?

Todos sois monísimos.

Por favor, yo soy comunista para estos.

Os quiero, chicos.

Mi cierre final.

Voy a hablar de un ejemplo que vi hace poco.

Habla de esta dictadura de lo "progre",

muchas veces en el audiovisual.

Y hace poco, quiero contar una anécdota,

en Netflix apareció una serie,

una serie, recalco, de ficción.

En la que en una especie de sociedad europea

del siglo XVIII o XIX

había en las más altas esferas negros.

Y gente salía en redes sociales:

"Esto no puede ser, porque esto es tal".

Me metí en uno de los perfiles

que hablaba de esta dictadura "progre"

y su serie favorita es una en que hay dragones, muertos vivientes,

congelados que reviven o un muro de alto como las Torres Kio

multiplicado por tres y un montón de razas y magias

que conviven.

Y es como, a ver,

tápate un poco, que estás chirriando.

A ver si lo que vas a odiar no son los dragones y es lo otro.

Chicos, yo quiero la paz en el mundo, esto es real.

Bueno, muchísimas gracias

por ver "Genplayz",

programa financiado por todos los españoles,

menos por los "youtubers" andorranos.

El próximo programa no sabemos muy bien de qué vamos a hablar,

pero huele a Pirineo, ¿huele a Andorra?

Es que no me lo han dicho, es sorpresa.

No te lo pierdas, síguenos en Linkedin, en el teletexto.

En todas las plataformas donde ya sabes que no estamos.

Puedes poner un correo electrónico,

si tienes algún interés en contarnos alguna basura

a Gemplayz@RTVE.es

Adiós.

Puf, no sé

cuál es el himno de nada, no puedo cantar.

El del Atleti.

# Yo me voy al Manzanares...#

Gen Playz - ¿Vivimos en una 'dictadura progre'?

¿Qué es ser progre?

Empecemos por el principio. La palabra “progre” es el calificativo derivado de progresista, parece obvio. Sin embargo, este término ha resucitado en los últimos años con una connotación peyorativa. De hecho, tal y como asegura Danel, España es el único país del mundo en el que la palabra “progresista” se usa como insulto.

Cuando se les pregunta a los invitados que definan esta polémica palabra se dan cuenta de que no es tan fácil como parece. “Los progres no luchan por el progreso del país, es como, todo por el progreso pero sin el progreso”, comienza Fermín. Él, por ejemplo, no está de acuerdo con el feminismo. “No representa a la mayoría de las mujeres”, añade.

Henar lo interrumpe "¿por qué dices que la mayoría de las mujeres no estamos de acuerdo con el feminismo? ¿Qué mujer no va a estar a favor de la igualdad?", le pregunta. Fermín, por su parte, no niega la igualdad entre sexos solo por el simple hecho de no compartir el feminismo.

Por otro lado, Guillermo del Valle prefiere obviar hablar de "dictadura progre" y prefiere utilizar la expresión "hegemonía cultural": “Vivimos en modo de producción capitalista. Las desigualdades entre clases son más patentes que nunca. No hay una dictadura, hay una hegemonía cultural y económica”, concluye. Para Henar, progre es “un insulto que se le da a la gente que está más a la izquierda y que prefiere gastar fuerzas en mejoras sociales que económicas”.

¿Existe la censura?

Si existe una hegemonía cultural, ¿practicamos la autocensura para no ser rechazado por el resto a la hora de tratar determiandas cuestiones? Para uno de nuestros zoomers, Sergio Martínez, filólogo hispánico, está claro que "nos censuramos y existe la censura", aunque no lo percibe como algo intrínsecamente negativo siempre que permita proteger a otros individuos discriminados.

Por otro lado, Teresa García estudiante de periodismo y documentación, cree que “la ideología no es como un interruptor de la luz que está arriba o abajo”. Ya lo decían nuestras abuelas, hay puntos intermedios, no todo es blanco o negro. “O defiendes una cosa o tienes que estar necesariamente en contra”, se queja la futura periodista. Con respecto a si hay o no censura, Henar dice que “hay que distinguir entre autocensura y tener dos dedos de frente”. 

PLAYZ

anterior siguiente
-->