Toma uno   Despidiendo la temporada 47 26.07.2020 58:39

Con este programa culminamos la temporada número 47 de TOMA UNO y no sabemos si tendrá continuación a partir de septiembre. En los últimos 18 años, nunca nos habíamos tomado vacaciones en estas fechas... hasta el presente. Tendremos todo el mes de Agosto para preparar una próxima temporada a conciencia, aunque seguiremos contactados a través de las redes sociales.

Nos hemos enterado de la muerte durante la pasada semana de Jamie Oldaker, socio fundador y batería de los Tractors, además de un respetado músico de sesión para artistas como Eric ClaptonBob Seger o Leon Russell, entre otros muchos. Nativo de Tulsa, en Oklahoma, formó los Tractors junto al trístemente desaparecido Steve Ripley. Nos dejaron canciones inolvidables como "Baby Likes to Rock It" en 1994, a cuya presentación oficial asistimos aquel año en Nashville durante la celebración de la Fan Fair.

Hace 15 años, el ahora desaparecido Jamie Oldaker publicó en el sello Concord el álbum Mad Dogs & Okies, donde cio todo el protagonismo a invitados tan brillantes como ClaptonJ.J. CaleRay BensonVince GillWillie Nelson o Tony Joe White. Era un homenaje a la herencia musical de su estado natal, Oklahoma, y por lo tanto no podía faltar el legendario J.J. Cale, con su voz y su guitarra en “Daylight”, un tema propio que ejemplariza a la perfección el Tulsa Sound.

Es evidente que Margo Price no deja indiferente a nadie. Así ocurrió con sus críticas directas a la administración Trump y ahora la amplitud de miras de su nuevo álbum, That's How Rumors Get Started. La artista de Aledo, en Illinois, sigue aventurandose por todos los caminos que se abren a su paso y tampoco ha dejado fuera el legado que Muscle Shoals ha dejado en la escena de la Americana. Esas influencias clásicas que van mucho más allá de Nashville se reflejan en "Prisoner of The Highway", donde habla de los músicos en gira y en el que el Southern rock y el góspel se confunden, conformando uno de los cortes más sobresalientes de un álbum que mira con cariño hacia el rock clásico. Los que se consideran más puristas ya han levantado la voz y las quejas. El susto al saber que Sturgill Simpson era el co-productor aún no se lo han quitado de encima.

Ethan Johns, un productor curtido al lado de nombres tan eclécticos y sonoros como Ray LaMontagnePaul McCartney o Kings of Leon, ha sido el encargado de trabajar al lado de Mary Chapin Carpenter, a la que se llevó hasta los estudios Real World de Peter Gabriel en Bath, al suroeste de Inglaterra, para grabar The Dirt And The Stars, el nuevo álbum de la cantante compositora de Nueva Jersey, que explora los desafíos del presente desde una visión íntima y personal. Mary Chapin compuso estas canciones en su granja de Virginia antes de la pandemia, y deja momentos tan intensos como “Secret Keepers”, un recordatorio de aquellas experiencias irremplazables que nunca desaparecen. Que las cicatrices desaparezcan no significa que lo haga el dolor que las produjeron. The Dirt And The Stars supone la primera colección de nuevas canciones desde que hace cuatro años publicó The Things That We Are Made Of. En 2018 lanzó junto a Ethan Johns y en los estudios de Peter Gabriel Sometimes Just The Sky que, excepto el tema que lo dio nombre, era una celebración de sus 30 años de carrera discográfica con nuevas versiones de algunas de sus canciones más queridas.

Lori McKenna, la compositora y vocalista de Stoughton, en el estado de Massachusetts, se mantiene en la senda de construir grandes canciones que profundizan en sus experiencias personales y que vienen a ser, en cierto modo, una versión femenina de lo que puedan suponer Jason Isbell o Sturgill Simpson. En el tema central de su nuevo álbum, The Balladeer, recién editado, nos encontramos con el temor de que el cantar sobre una relación feliz impida, precisamente, el reconocimiento que suele tenerse por las composiciones que describen relaciones dolorosas y desgraciadas.

Parece ser casi una norma en Courtney Marie Andrews que no haya demasiado optimismo en sus propuestas, y en este séptimo registro se mantiene la tónica. Desde el delicioso vals de apertura, "Burlap String", hasta el final no hay una sola nota de más y su voz persiste en el convencimiento más absoluto. La joven cantante y compositora de Arizona que cumplió 29 años el pasado diciembre ha querido que su nuevo trabajo, Old Flowers, sea precisamente un disco de ruptura, con el riesgo que suponen que exista una cantidad ingente de discos que tratan sobre esas tensiones emocionales. La autocompasión puede resultar empalagosa y siempre estás en el difícil equilibrio de que una canción sea un terrible cliché terapéutico o que se convierta en un clásico intemporal.

Hace cuatro años debutaba un cuarteto de Sheridan, en Wyoming, llamado The Two Tracks con un disco homónimo que se convirtió en el mejor álbum del año para la emisora pública de aquel estado. Aquello supuso que al año siguiente Will Kimbrough quisiera hacer su presentación como productor con Postcard Town y que ahora persista en esa labor con Cheers to Solitude, su nuevo disco, con un sonido familiar enraizado en la tradición que supone un paso significativo hacia adelante con respecto a sus propuestas previas. Se editará a mediados de agosto y fue grabado en el mítico The Butcher Shoppe de Nashville, muy pocos meses antes de que se viera obligado a cerrar para reconstruirlo. Un tema como “All Women Are Healers” es en cierto modo un himno de apoyo a las mujeres, inspirado en el título de un libro de curación natural. El protagonismo de ellas en los cambios y la conciencia de combatir ciertos los estándares sociales y prejuicios a los que las mujeres aún se enfrentan en el mundo está muy presente.

Con sus raíces en Texas, Evan Ogden se inspira en los clásicos que escuchó por primera vez en los discos de su abuelo, pero su interés está en que las nuevas generaciones también receptivas a esas propuestas que como en “Thunderstorms” provoca una tormenta emocional parecida a las muchas que van apareciendo lentamente a nuestro alrededor. Volvemos a encontrarnos con reflexiones muy honestas y personales de un joven músico de Austin que descubrió muy pronto lo significativo que fue el country de los años 1940, aquel que plantó las semillas para apreciar el impacto de una música conmovedora.

Omnivore sigue dando sorpresas a los coleccionistas con ediciones puntuales que recuperan tesoros inesperados e inéditos. Esta vez se trata de escarbar en los archivos del trío América y conformar Heritage II: Demos/Alternate Takes 1971-1976 como una continuación del primer volumen publicado en 2017. En esta ocasión las canciones se han centrado, excepto las dos primeras, en dos álbumes producidos por George MartinHoliday de 1974 y Hideaway del 76. El sexto trabajo de América fue Hideaway, grabado en el Caribou Ranch de Nederland, en el estado de Colorado cuando América estaba culminando su carrera en Warner Bros. Allí encontramos "Amber Cascades", una canción de Dewey Bunnell con una letra abstracta de tonos espirituales cuyo arrope instrumental evoca el soleado sur de California bajo el sol. La mezcla alternativa que podemos escuchar por primera vez de su tercera toma enfatiza el carácter de la composición en sí misma, sin las armonías vocales ni la orquestación que escuchamos en su edición original.

Hace exactamente 45 años, los Eagles alcanzaban el primer puesto de las listas con el álbum One Of These Nights. Fue el aldabonazo definitivo en aquel verano de 1975, consiguiendo con él un Grammy como mejor grupo de pop tras permanecer durante cinco semanas en la cima de las listas generales. Pero Bernie Leadon abandonaría la banda en diciembre de ese mismo año al no comulgar con la dirección musical tomada. El álbum One of These Nights nos dejó aún cierto protagonismo de Bernie Leadon, que participó en la composición de hasta tres de las nueve piezas del trabajo, incluyendo "Hollywood Waltz", un tema que pasó demasiado inadvertido y en el que compartía autoría con Don HenleyGlenn Frey y su hermano, Tom Leadon, que había sido socio fundador de Mudcrutch, la primitiva banda de Tom Petty. Tras tocar el bajo con Linda Ronstadt, se unió a Silver, un grupo de country-rock californiano. En 2007, Tom Petty volvió a contar con su tocayo en la reforma de Mudcrutch.

Sin abandonar a la banda californiana, el pasado miércoles, Don Henley cumplía 73 años, desde su nacimiento en la tejana Gilmer y crecer en Linden. Militó en los Four Speeds, que pasaron a llamarse Felicity, luego estuvo en Shiloh y de ahí a los Eagles. Por primera vez en su carrera, Don Henley logró hace cinco temporadas que uno de sus álbumes en solitario alcanzara la cima de las listas. Cass County, su último trabajo, debutó en el No. 1 de las de country. El artista tejano regresó de manera decidida a los sonidos de sus comienzos con un álbum que rezuma tradición en el fondo y nl las formas. La estrecha colaboración entre Don Henley y Stan Lynch, socio fundador de los Heartbreakers de Tom Petty, fue vital en la composición de muchos de los nuevos temas, pero en canciones de la categoría de “Waiting Tables”, posiblemente la mejor de aquel trabajo, participaron también Timothy B. Schmit y Steuart Smith en la creación y contó con Jamey Johnson en los coros.

“Take It Easy” de los Eagles fue la canción con la que comenzamos la primera temporada de TOMA UNO allá por 1973 y es la que hoy escuchamos para cerrar la número 47 del programa. Aunque no estaremos en antena, seguiremos en las redes sociales y nos encantaría que fuera posible vernos en los conciertos, porque la música sigue siendo cultura y apoyamos una #cultura segura. Confiamos en volver a primeros de Septiembre en la nueva temporada de Radio 3. Nos encantaría seguir cumpliendo años juntos.

Toma uno
Más opciones