Enlaces accesibilidad
30 aniversario del Hubble

30 aniversario del Hubble, una ocasión para mirar al cielo en tiempos de confinamiento

  • Este telescopio espacial superó las interferencias de la atmósfera con las que chocan los telescopios terrestres
  • Gracias a los ingenieros, el Hubble es hoy muy superior al que se puso en órbita en 1990

Por
 Arrecife cósmico para celebrar el 30 cummpleaños del Hubble
EFE/EPA/NASA, ESA, and STScI

El telescopio espacial Hubble cumple 30 años y la NASA y la ESA lo conmemoran con esta imagen, el "Arrecife cósmico", llamado así por su parecido con una escena del mundo submarino y que, en realidad, es el retrato de la nebulosa gigante NGC2014 y de su vecina NGC2020, parte de una galaxia satélite de la Vía Láctea.

Es una muestra de las imágenes proporcionadas durante tres décadas por el telescopio espacial Hubble y que han permitido una exploración y conocimiento del universo que hasta su existencia no eran posibles. La falta de actividad y el parón de la industria por el coronavirus nos dejan estos días una atmósfera tan limpia que, incluso en las ciudades, permite ver más estrellas y con más nitidez de la habitual.

El telescopio espacial Hubble lleva 30 años observando el cielo. Y lo ha hecho contra todo pronóstico. Cuando se lo bautizó como Hubble, en honor de Edwin Hubble, el astrónomo norteamericano que probó la existencia de otras galaxias y descubrió la primera evidencia de un Universo en expansión, el telescopio estaba diseñado para operar solo 15 años.  Pero desde su lanzamiento desde la base de Cabo Cañaveral (EE.UU.) en 1990 en el transbordador Discovery su esperanza de vida ha ido aumentando.

El Hubble en cifras...

Fruto de un proyecto conjunto entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA y puesto en órbita el 26 de abril, el telescopio Hubble continúa en activo como el gran fotógrafo del espacio, autor de las imágenes más deslumbrantes y reveladoras jamás conseguidas.

Festeja su 30 cumpleaños sobrevolando nuestras cabezas, a 593 kilómetros sobre el nivel del mar y después de haber enviado 1,4 millones de imágenes a la Tierra, a la que tarda en dar una vuelta completa 97 minutos.  Es decir, orbita a unos 28.000 kilómetros por hora y eso le ha permitido recorrer en estos años de actividad unos 3.000 millones de kilómetros.

A toda velocidad se mueve este enorme espía fotográfico que mide 13 metros de largo, aproximadamente lo mismo que un autobús escolar y que pese a la rapidez de su desplazamiento, es capaz de enfocar un cuerpo celeste con una gran precisión.

... y en hallazgos

En 1994, solo 4 años después de ser puesto en órbita, proporcionó evidencia concluyente sobre una cuestión científica llena de controversia: la existencia de agujeros negros supermasivos en el centro de las galaxiasEn  2008, consigue la primera foto de un exoplaneta, el Flormalhaut b y encuentra moléculas orgánicas en un planeta extrasolar

Si no físicamente, el Hubble nos ha permitido mirar como nunca antes de su existencia en las profundidades del universo y descubrir algunos de los objetos más lejanos jamás vistos. Su información permite realizar a los científicos un verdadero viaje hacia el pasado del cosmos. Es el caso del llamado "Campo Ultraprofundo" que, a partir de 2004 reveló las primeras galaxias que emergen las llamadas "edades oscuras", poco después del Big Bang

En 2010, nos mostró unas galaxias súper azules y ofreció una imagen del universo tal y como era cuando tenía menos de una décima parte de su edad actual. Y también en 2010, Hubble ofreció una nueva imagen estelar con la evidencia  de una colisión entre dos asteroides

En 2014, se convierte en el primer telescopio en observar un asteroide que se desintegra. Con sus imágenes, y después de 16 años de aportaciones, los astrónomos han podido realizar el llamado Hubble Legacy Field el atlas de galaxias más grande y completo en una sola imagen: unas 265.000 galaxias extendidas a lo largo de 13.300 millones de años

¿Es el 2021 el límite de esperanza de vida para el Hubble?

Su vida como telescopio científico se ha visto reanimada por varias misiones de servicio, un total de cinco, en las cuales los astronautas aprovecharon para hacer reparaciones, actualizar y mejorar las capacidades del telescopio con nuevos instrumentos y también para mantener su órbita que, con el rozamiento en la atmósfera, se va frenando. 

Después de superar el cuarto de siglo como satélite científico, se le concedió a Hubble en 2016 una prórroga de otros 5 años de actividad. Y así, con un presupuesto de 40 millones de dólares anuales, pudo continuar en activo hasta hoy.

El 30 de junio de 2021 se dio como fecha para su desactivación pero Hubble ha ido superando ultimátums de supervivencia y hoy los científicos consideran que todavía está en buena forma y seguirá funcionando. Cuando ya no pueda hacerlo, volverá a entrar en la atmósfera para destruirse. Los restos que queden deberán de caer al Pacífico, que se ha convertido en el gran cementerio de "elefantes" espaciales.

El Hubble, un satélite pop

Pero en su larga vida, el Hubble ha pasado de ser una gigantesca e inaccesible herramienta para los científicos a convertirse en un nuevo icono de la cultura popular que luce estampado en camisetas, pósteres, portadas de discos y ha ocupado un lugar en series de televisión tan populares como The Big Bang Theory o Star Trek

Las distintas celebraciones de este 30 cumpleaños del Hubble, programadas en estos días,  han tenido que ser aplazadas también por el coronavirus. Se espera que, finalmente, puedan tener lugar en los próximos meses,  antes de finales de septiembre. 

Noticias

anterior siguiente