Enlaces accesibilidad

'Litus', cuando la tragedia pone a prueba a la amistad

  • Una comedia de Dani de La Orden que habla de la amistad, el amor y la muerte
  • Hablamos con sus protagonistas: Quim Gutiérrez, Belén Cuesta, Marta Nieto, Adrián Lastra y Miquel Fernández
  • Se estrena este viernes, 13 de septiembre

Por
'Litus', una historia sobre la amistad, el amor, la pérdida y el paso del tiempo

Litus, de Dani de la Orden fue una de las películas mejor recibidas del pasado festival de Málaga, donde Quim Gutiérrez consiguio el premio al mejor actor de reparto. Una comedia agridulce con toques de thriller, que se basa en la obra de teatro de Marta Buchaca, y que habla de temas como la amistad, la muerte y el amor. Hemos entrevistado a cinco de sus protagonistas: Quim Gutiérrez, Belén Cuesta, Adrián Lastra, Miquel Fernández y Marta Nieto, recién llegada del Festival de Venecia, donde consiguió el premio a la mejor actriz de la sección Horizontes.

La película narra la reunión de un grupo de amigos unos meses después del suicidio de uno de ellos, Litus, y cómo esa tragedia les ha afectado a ellos y a la amistad que compartían.

“Como en cualquier grupo de amigos reunidos por un motivo traumático para todos –asegura Quim Gutiérrez- son seis bichitos reaccionando cada cual a su manera. La película habla del duelo, de la incapacidad para despedirse, de la presencia de la muerte, de la necesidad de salir adelante, de cómo el dolor nos lleva a tomar decisiones equivocadas… de muchísimas cosas”.

“La película también habla del proceso de madurez que afrontan los protagonistas –asegura Belén Cuesta-, de la falta de comunicación, de cómo cada uno gestiona la pérdida y de esa generación de treintañeros que se siente perdida, que no encuentra su sitio, que se siente adolescente… creo que es un reflejo bastante certero de todo eso”.

“También habla de las no despedidas –añade Adrián Lastra- de lo difícil que es decir adiós a los seres queridos y, sobre todo, habla de la amistad de un grupo de amigos en una situación tan compleja como el suicidio de uno de ellos, lo que hace que ese grupo corra el riesgo de desaparecer”.

“Y de lo poco que conocemos a alguna de la gente nos rodea –puntualiza Adrián-. Hay un diálogo que dice el personaje de Belén que explica muy bien eso. Cuando Alex le dice: “Tu antes me contabas todo lo que te pasaba” y ella contesta: “Ya, pero es que antes tu y yo éramos amigos”. Ese distanciamiento suele pasar por no hablar, por no comunicarse”.

Quim Gutiérrez en 'Litus'

“Las amistades no tienen que durar para siempre”

“A mí hay una cosa sobre el tema de la amistad, tal y como lo plantea la película, que me flipa –asegura Quim- y es esa sensación que a veces nos imponen que las relaciones de pareja o de amistad tienen que durar para siempre. Mejores amigos y amor para siempre. Eso no es así y no es necesariamente malo. Hay relaciones que tienen sentido durante un cierto periodo de tiempo. Pero cuando cada persona toma caminos distintos y la amistad se enfría o desaparece, no pasa nada. No es ninguna tragedia que una amistad de acabe si tiene que acabarse. A veces nos forzamos a continuar cosa que ya no tienen sentido”.

“En la película hay varios personajes que se enfrentan a ello –añade Quim-. Por ejemplo el mío, Tony, que hace una autoinmolación sabiendo que es muy posible que, a partir de ahí no vuelva a ver a ninguno de los que están en esa reunión. Me gusta enseñar eso”.

Quim y Belén interpretan al hermano y la novia de Litus, a los que el dolor convierte en pareja. “Creo que eso pasa mucho, que hay relaciones nacidas del dolor –asegura Belén-. Aunque la gente juzgue a nuestros personajes, yo comprendo perfectamente cómo han llegado a esa situación. Me interesaba indagar en hasta qué punto es una relación de amor, de apoyo o de supervivencia. E intentar comprender hasta qué punto se culparía ella del suicidio de su Litus y de su relación actual con Tony. Es algo muy complejo y creo que es una de las relaciones más interesantes de la película”.

“Es una relación –añade Belén- que, desde el sentido común, no es la relación con mayor futuro del mundo pero que tiene sentido en un proceso de duelo porque, aunque dure poco tiempo, a lo mejor les vale para darse cuenta de que eso no es lo que deberían hacer”.

Una escena de 'Litus'

“El amor no lo puede todo”

Amor y amistad están muy mezclados en este grupo. Otra de las parejas protagonistas es la formada por Su (Marta Nieto) y Marcos (Adrián Lastra), que son exnovios.

“Son dos personajes que se aman de una forma muy pura, muy bonita, pero su amor es imposible –asegura Adrián-. Están en puntos muy distintos de sus vidas. Marta ha madurado y se ha atrevido a dar un paso adelante para dejar atrás el pasado. Porque la vida tiene que seguir. Y Marcos no consigue avanzar”.

Es un amor lúdico, divertido, tierno... -añade Marta- pero a veces el amor no lo puede todo. A veces dos personas se aman pero no son compatibles o no les basta con ese amor. Porque lo que uno quiere no tiene por qué ser lo que desea el otro. Y a veces te quedas enganchado en ese tipo de relaciones que hay mucho amor y pasión pero también mucho conflicto. Su está en un punto en el que quiere estar bien, quiere estar tranquila y eso no lo puede tener con Marcos”.

Aunque a todos les cambió la vida la muerte de Litus, hay un personaje a quién le benefició, el personaje al que interpreta Miquel Fernández, que formaba un dúo musical con Litus y que solo triunfó después de su muerte. “Le queda ese sentimiento de que ha triunfado tras el suicidio de su amigo. Pero, a la vez, lo ha tenido que asimilar en muy poco tiempo. Por eso hay un punto en el que decide tirar para adelante, sin mirar atrás, y se convierte en el “fucking” cantante del momento. Y aunque piensa en qué precio ha tenido que pagar por ese éxito, yo creo que no le ha dado tiempo a asimilarlo. También es un tipo al que cuesta expresar sus sentimientos con palabras”.

Adrián Lastra y Álex García

Casi una obra de teatro

La película no oculta su origen teatral y se rodó de forma cronológica, lo que es más fácil para los actores. “Estamos acostumbrados a rodar por decorados –asegura Quim. Y creo que cuando ruedas de forma cronológica tienes la sensación de irte a dormir con el poso emocional con el que el personaje va a empezar a rodar al día siguiente. Y eso es agradable porque heredas de un día para otro lo que vas a contar y, además, lo disfrutas mucho más como actor. Eso es una de las cosa que más me emocionan de este trabajo, disfrutar un día y empezar al día siguiente ahí arriba, de nuevo, y empezar a flipar otra vez… me parece un auténtico goce”.

“Rodar cronológicamente ayuda mucho –continúa Miquel- Además casi todos nos conocíamos y había una complicidad y una generosidad absoluta entre todos. Esa ha sido la clave para que la película sea tan auténtica, para que parezca que somos amigos de verdad. Dani también ha ayudado a crear esa complicidad y ese espacio para cada personaje. Todos estábamos disfrutando del rodaje y cuando encuentras un proyecto que te gusta piensas: “Por esto me dedico a ser actor. Me encanta y lo disfruto”.

En cuanto a si se ven siendo amigos dentro de diez años, Belén asegura que: “No sé si llegaremos a tener ese grado de amistad, pero la verdad es que ha sido un rodaje estupendo. Y la promoción está siendo bonita porque nos hemos reencontrado. A ver si trabajamos juntos en más ocasiones”.

“Estaría genial volver a reunirnos en unos años, pero sin el muerto –añade Marta-. Sería muy divertido juntarnos alrededor de Dani para celebrarlo y, ¿por qué no?, para rodar un Litus 2, dentro de 20 años. Y con todo al revés: mi personaje ocho veces divorciado, Marcos casado y con un montón de hijos…” (ríen).

Belén Cuesta

Mejor actriz en Venecia

Marta Nieto estaba recién llegada del Festival de Venecia donde ha recogido el Premio a la Mejor Actriz de la sección Horizontes por su papel en Madre, el largometraje de Rodrigo Sorogoyen que se basa el cortometraje del mismo título que el pasado febrero fue finalista a los Oscar.

Es un pistoletazo de salida muy bueno para la película porque le da mucha visibilidad -confiesa Marta-. Es muy importante para un título pequeño y muy diferente de las películas comerciales habituales e incluso de las que ha hecho Sorogoyen anteriormente (El Reino, Que dios nos perdone)”.

“Y para mí, personalmente, me ha hecho sentirme parte de la industria que amo, del cine que me gusta. Siempre había soñado con eso pero sabía que era casi imposible, sobre todo compitiendo con películas de todo el mundo y con actores y directores que yo admiro muchísimo” –afirma la actriz-.

En cuanto a los referentes de la película Marta nos comenta: “Hay referencias a Los amigos de Peter, a Las distancias, a Reencuentro, a Pequeñas mentiras sin importancia... Dani nos dio algunos títulos, sobre todo para conseguir la atmósfera que quería. También había referencias musicales y nos dio una lista con canciones para que las escucháramos. Lo importante es que a mí me parece una película muy valiosa porque trata un tema tabú (el suicidio), que deja de serlo al menos durante un rato. Porque es muy humano planteárselo. Y esta es una manera más de afrontar la este tema, con humor, pasando un buen rato, pero con temas interesantes de fondo, que no sean superficiales”.

Una escena de 'Litus'

“Hay que hablar del suicidio”

Este martes se celebra el del Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo.

“Hay que hablar del suicidio -asegura Quim-. Se intenta evitar porque se cree que humilla la memoria del fallecido, cosa con lo que estoy en desacuerdo, y también porque se piensa que hay un efecto llamada. Yo creo que no es así. Esta semana he leído mucho sobre esas cosas y creo que esa dificultad que tenemos para asumir el suicidio tiene que ver con nuestra herencia religiosa. El suicidio tiene unas cifras espeluznantes que ocurren cada día en España y no se ha afrontado como deberíamos haberlo hecho. Es un tema del que hay que hablar y tomar medidas urgentemente para prevenirlo”.

“Si alguien se plantea ese tipo de idea, que muchas veces son solo ataques de pánico, que intente pensar en las personas que tiene a su lado y que lo necesitan –añade Adrián-. Creo que la gente tiene mucho miedo a pedir ayuda. Incluso ayuda profesional. Ir al psicólogo no significa estar loco. Además, los que nos quedamos, nunca entendemos lo que ha pasado, como ocurre en la película. Esta persona se ha ido y nadie sabemos por qué ha sido. Hay que hablar las cosas”.

Hay que pensar cómo dejas a los demás cuando haces algo así –añade Marta-. A veces esos planteamientos son muy egoístas y si lo piensas un poco te das cuenta de que la gente te quiere, que hay manera de afrontar las depresiones y las tristezas que son comunes a todos. Ponerte un poco en el lado de los demás es importante para comprenderlo”.

“Los gobiernos –concluye Miquel- deberían plantearse seriamente una parte de educación emocional en los colegios. Como tres horas a la semana. Eso no significa que los niños tengan problemas, sino que tienen que aprender a cómo vivir en este mundo, en esta sociedad, que es muy bestia y muy complicado. Creo que la educación emocional desde pequeños es esencial para que luego no pasen ciertas cosas”.

Litus se estrena este viernes, 13 de septiembre.

Cartel de 'Litus'

Noticias

anterior siguiente