Enlaces accesibilidad

La mala ortografía de Dalí, clave para descubrir su primer cuadro surrealista

  • Una dedicatoria en el lienzo delata que El Nacimiento intrauterino es de Dalí
  • Un mallorquín lo compró hace 26 años en un anticuario por 25.000 pesetas

Por
La mala ortografía de Dalí, clave para descubrir su primer cuadro surrealista

Cuando el artista mallorquín Tomeu L'Amo compró hace 26 años un cuadro en un anticuario de Gerona por 25.000 pesetas, nunca imaginó que se trataría de la primera obra surrealista del célebre pintor Salvador Dalí. Una dedicatoria en la esquina inferior derecha ha dado la pista definitiva para delatar uno de los secretos del genio de Figueras.

El lugar donde se encuentra el cuadro original es hoy un misterio, pero este jueves el Círculo de Bellas Artes de Madrid ha acogido su réplica. Así, el dueño de la genialidad y varios expertos han asegurado que los estudios científicos confirman que se trata de El nacimiento intrauterino de Salvador Dalí.

El mallorquín ha recogido durante más de dos décadas cerca de 300 argumentos para atribuir esta obra o relacionarla con Dalí. "Le diré simplemente que él mismo dijo: 'de muy joven compuse una obra sobre los ángeles'", ha señalado.

Las faltas ortográficas, la pieza clave

Además, un análisis grafotécnico ha desvelado que el manuscrito y la firma presentan las tres características más importantes de Dalí: la alternancia de dos escrituras distintas, las frecuentes faltas de ortografías y su corrección, en muchos casos, sobre el propio error. Así, la confusión entre las letras 'b' y 'v', su fallo más común, es una de las piezas claves que completa este rompecabezas.

"No solo se ha usado una tinta distinta sino que se ha querido corregir para que no se note que había una falta de ortografía", ha asegurado José Pedro Venzal, experto en criminalística documental.

El genio no lo puso nada fácil. Los expertos también descubrieron que sobre el lienzo había una pista falsa. Se trata de la fecha con la que termina la dedicatoria: 27 de septiembre de 1896, más de siete años antes del nacimiento del pintor. Sin embargo, Carmen Sandalinas, experta en el examen de obras de arte y restauradora, ha explicado que un análisis químico demostró que el pigmento amarillo que aparece no se comercializó hasta el año 1909.

Una figura femenina en el reverso

Asimismo, Sandalinas ha indicado que por el reverso, la tela presenta un boceto a pincel de una figura femenina representada de medio cuerpo. Además, ha agregado que se ha podido determinar que la tela ha sido reaprovechada en tres ocasiones.

En cuanto a la técnica de ejecución de la obra, se trata de una composición básicamente colorista y abocetada, realizada con grandes pinceladas, en la que las figuras se definen durante la ejecución de la obra mediante trazos de lápiz negro y pinceladas azules.

Nicolás Descharnes, experto internacional en la obra de Dalí e hijo de su biógrafo Robert Descharnes, ha señalado que esta obra no solo es importante por lo que representa en sí misma desde el punto de vista personal en la vida del artista, sino porque "da sentido y explica" otras muchas obras suyas.

El cuadro puede considerarse como la primera obra surrealista de Dalí, aunque el movimiento no fue fundado hasta el año 1924 por Bretón. No obstante, el término ya existía desde 1917 y el genio interpreta su voluntad de solucionar conflictos entre sueño y realidad.

La excelencia de las obras maestras va a menudo asociada con el sufrimiento de los artistas. Dalí no es la excepción a esta regla y el tema del cuadro se relaciona con el contexto de su vida. Así, los expertos aseguran que se trata de una obra histórica porque en ella aparece el hecho que marcó para siempre la vida del autor: la muerte de su hermano, que aparece encarnado por el ángel superior. La obra es, sin duda, fruto de una reflexión detenida.

Noticias

anterior siguiente