Enlaces accesibilidad

Morsi se reúne de urgencia con su Gobierno y el Ejército mientras crecen las protestas en Tahrir

       
  • El alto tribunal de apelaciones cesa al fiscal general 
  •    
  • Partidarios del presidente convocan movilizaciones
  •    
  • Los opositores han dormido en la Plaza Tahrir

Por
El Ejército de Egipto hace pública su hoja de ruta y la oposición cierra filas en torno a Al Baradei

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, se ha reunido de urgencia con su gobierno, con el primer ministro Hisham Qandil al frente y a excepción de los ministros de Defensa e Interior, y con el jefe del Ejército, según han afirmado a Efe y Reuters fuentes gubernamentales. Mientras que las manifestaciones de seguidores y detractores se han sucedido durante todo el día. Decenas de miles de personas han vuelto a llenar la plaza Tahrir para exigir la dimisión del presidente.

La reunión se ha producido mientras la tensión volvía a ser la tónica este martes en las calles egipcias. Cientos de miles de personas han ocupado la emblemática plaza de Tahrir, cuando ya ha expirado el ultimátum impuesto por la organización opositora Tamarud (“rebelión, en árabe). Las manifestaciones se han sucedido durante la tarde, en las que tanto de los grupos opositores como de los seguidores de los Hermanos Musulmanes y el gobierno de Morsi han medido sus fuerzas.

Tensión en las calles

Estos últimos se han concentrado, fundamentalmente, en torno a la mezquita Rabea al Adauiya, en el barrio de ciudad Naser, y junto a la Universidad de El Cairo, algunos de sus feudos tradicionales. El mufti de Egipto, la máxima autoridad musulmana de Egipto, jeque Shauqi Alam, ha pedido a los seguidores de uno y otro bando que las manifestaciones se desarrollen pacíficamente.

Sin embargo, la cadena Al Jazeera ha informado que se han registrado algunos choques violentos en varias zonas de El Cairo y Giza. Por su parte, el Ejército de Egipto, que este lunes dio un ultimátum de 48 horas a las fuerzas políticas para poner calma, ha hecho pública su hoja de ruta en la que establece que suspenderá la Constitución y disolverá el Parlamento de mayoría islamista si el presidente Morsi y la oposición no son capaces de llegar a un acuerdo.

A la presión opositora se ha sumado un varapalo judicial al Gobierno. La máxima corte de apelaciones del país ha confirmado una sentencia de una corte inferior que ordena la destitución del fiscal general, Talaat Abdallah, nombrado por el presidente, y el retorno del anterior, Abdel Meguid Mahmoud. La oposición había criticado el nombramiento de Abdallah, al que consideraban poco independiente y cercano al islamismo.

Fuentes del Ministerio del Interior ha informado a la agencia oficial de noticias Mena de que en las últimas 48 horas las fuerzas de seguridad se han incautado de 208 armas de fuego, cinco granadas y 37 cócteles molotov, además de detener a un número indeterminado de personas.

Reunión del gabinete

El Gobierno egipcio ha informado de que cinco ministros han presentado su dimisión tras las masivas manifestaciones aunque siguen en sus puestos, ya que todavía no se ha aceptado su renuncia. Según la Presidencia del Consejo de Ministrose trataría de los titulares de Asuntos Exteriores, Mohamed Amr; de Turismo, Hisham Zaazu; de Telecomunicaciones, Atef Helmi; de Asuntos Parlamentarios, Hatem Bagato, y de Medio Ambiente, Jaled Fahmi.

La presidencia ha negado que hayan renunciado otros miembros del gabinete, como habían anunciado previamente fuentes gubernamentales, especialmente el primer ministro egipcio, Hisham Qandil.

Precisamente Qandil ha mantenido una reunión con Morsi aunque, según un comunicado recogido por Efe, el Gobierno ha explicado que, previamente a la reunión del gabinete con el presidente, el Consejo de Ministros "autorizó a Qandil a presentar recomendaciones al presidente para salir de la crisis dentro de la legitimidad constitucional".

Qandil ha expresado su tristeza por la muerte de civiles en las protestas de los últimos días (al menos 16) y ha insistido en que "hay que proteger la Revolución del 25 de Enero (que derrocó el régimen de Hosni Mubarak) y las vidas de los ciudadanos". "El Gobierno se compromete a asumir sus responsabilidad hacia todos los ciudadanos sin diferenciar entre ellos, en estas circunstancias difíciles y críticas, según los intereses supremos de la patria", ha dicho Qandil, citado por la agencia oficial Mena.

Además, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que aún no ha tomado una decisión sobre los cinco ministros que han presentado su dimisión, el último de ellos el titular de Asuntos Exteriores, Mohamed Kamel Amr, esta misma madrugada.

Noticias

anterior siguiente