Enlaces accesibilidad

La Generalitat recurrirá el auto que le obliga a igualar castellano y catalán en las escuelas

  • Tiene de plazo hasta el 6 se septiembre para presentar el recurso
  • La consejera de Enseñanza cree que no será preciso cambiar el modelo

Por

La consejera de Enseñanza de la Generalitat catalana, Irene Rigau, ha asegurado que el Govern presentará un recurso contra el auto del TSJC que le da dos meses para que adapte su sistema educativo y el castellano sea lengua vehicular, y se ha mostrado convencida de que no será necesario cambiar el actual modelo.

Rigau ha informado este viernes en rueda de prensa de las medidas que adoptará la Generalitat para no tener que aplicar este cambio de modelo que implica el auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y que tendrá como principal base este recurso "desde el respeto institucional" que la administración catalana deberán presentar antes del 6 de septiembre.

La resolución puede ser recurrible, pero su impugnación no suspendería en principio la ejecución de la sentencia a no ser que el propio tribunal así lo acordara, a instancia de alguna de las partes.

La Generalitat no cree necesario aplicar la resolución

No obstante, la consejera cree que no será necesario llegar a aplicar lo que recoge la resolución del tribunal, una vez que se remita nueva información al TSJC sobre los beneficios del actual modelo.

Ha señalado que el recurso se presenta desde el máximo respeto institucional y "en estrictos términos de defensa", si bien no ha desvelado qué hará la Consejería si el TSJC no acepta su recurso, al entender que el Tribunal Constitucional (TC) ya ha avalado en el pasado el modelo actual.

Asimismo Rigau ha defendido dicho modelo escolar "que ha sido patrimonio colectivo de este país y que no ha generado diferencias y que ha permitido el conocimiento de los dos idiomas a la vez que garantizado la cohesión social".

El auto del TSJC fija un límite para que la Generalitat cumpla la sentencia de diciembre pasado, en la que el Supremo estableció que el castellano debía ser lengua vehicular en las escuelas igual que el catalán.

Datos estadísticos para defender el catalán

Durante la comparecencia, el departamento de Educación ha entregado el escrito que el pasado 30 de junio Rigau envió al TSJC en el que se presentaron las medidas concretas que había adoptado la Generalitat para cumplir la sentencia del supremo.

En esta misiva se presentaron datos estadísticos sobre el uso de las lenguas en la educación y concluía que para "garantizar la exigencia legal del pleno dominio de las dos lenguas oficiales" al finalizar la enseñanza secundaria es necesario continuar con el sistema actual.

Enseñanza argumentó también en su escrito que el estado de normalización lingüística de la sociedad catalana no permite el cambio de modelo educativo actual.

La consejera se ha mostrado convencida de que "explicando y concretando" el modelo, el TSJC podrá trasladar al Tribunal Supremo que el catalán se mantenga como lengua vehicular en la escuela, y por ello no ha entrado en detallar qué cambios se ejecutarían para aplicar el auto.

"En Cataluña todo el mundo es prácticamente bilingüe, excepto aquellos que únicamente saben castellano", ha explicado Rigau para argumentar la necesidad que el catalán continúe siendo idioma vehicular.

Noticias

anterior siguiente