Enlaces accesibilidad

Alerta en Islandia ante una posible gran erupción de uno de sus volcanes

  • Podría ser mayor que la vivida este fin de semana
  • Peligra que se ponga en erupción en la zona del Monte Katla

Por
Erupción del volcán Fimmvorduhals, en el sur de Islandia, que obligó al Gobierno a decretar el estado de emergencia en la zona.
Erupción del volcán Fimmvorduhals, en el sur de Islandia, que obligó al Gobierno a decretar el estado de emergencia en la zona. EFE EFE/Ragnar Axelsson

El volcán situado bajo el glaciar Eyjafjallajokull, en el sur de Islandia, ha vuelto a escupir lava, una señal que lleva a los científicos a considerar que podría provocar una erupción mucho más poderosa que la vivida el fin de semana en un punto de geológico cercano.

La erupción cerca del glaciar Eyjafjallajökull, que comenzó poco antes de la medianoche del sábado, envió 4 kilómetros de vapor al aire y continúa intensificándose, según ha informado el geofísico Steinunn Jakobsdóttir a un periódico local.

Otro científico ha afirmado que le preocupa la actividad pueda causar una erupción en el Monte Katla, un volcán "enormemente poderoso" que se extiende bajo un glaciar cercano.

"Eyjafjallajökull apenas hace un movimiento para que el Monte Katla quiera entrar en acción", ha declarado Pall Einarsson, un geofísico de la Universidad de Islandia, quien ha añadido que, por tanto," es de suma importancia vigilar los acontecimientos con cuidado".

Estado local de emergencia

Una erupción en el Monte Katla podría derretir grandes cantidades de hielo y causar inundaciones masivas, afectando potencialmente a una población de cerca de 300 personas, ha explicado Einarsson. La erupción en el Monte Katla ha sido provocado por las tres previas que tuvieron lugar en Eyjafjallajökull.

El domingo, los equipos de rescate evacuaron a 500 personas de la zona rural alrededor del volcán y la policía declaró el estado local de emergencia. Los vuelos internacionales fueron desviados a causa del riesgo de interferencia por las nubes de cenizas.

Por el momento, no se ha informado acerca de heridos o daños materiales.

Islandia se encuentra en un punto caliente de la volcánica cordillera del Atlántico medio y tiene erupciones con relativa frecuencia, aunque la mayoría se producen en zonas poco pobladas y representan poco peligro para personas o propiedades. La última erupción en Islandia tuvo lugar en 2004.

Noticias

anterior siguiente