Presentado por: Diana Dzhalalova Dirigido por: Alexey Motorin

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad.

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad. ¿Qué merece la pena visitar? ¿Dónde comer bien sin gastar demasiado? ¿Qué rincones sorprendentes no aparecen en las guías? Tan solo un día para conocer parques, museos, restaurantes, mercados¿

5825591 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Visítame en un día - Episodio 10: Budapest - ver ahora
Transcripción completa

"BUDAPEST".

Te puedes enamorar de una ciudad en un solo día.

¿No me creéis? Pues deberíais.

Os he preparado un recorrido que podréis seguir con facilidad

y no requiere demasiado tiempo ni dinero.

Hoy, me perderé en la mazmorra de Drácula.

(Con voz aterradora) Qué miedo,

voy a caminar por aquí hablando ruso,

en voz alta y aterradora, para que nadie se acerque a mí.

Descubriré dónde trabajan

los mejores y más simpáticos chefs del mundo.

Nunca había viso un gulash con hígado.

Voy a probarlo.

Y disfrutaré de un baño sublime.

Por aquí circula una leyenda que cuenta que el rey Buda

gobernaba una ciudad desde la cima de una colina,

y la reina Pest gobernaba otra en el valle.

Mientras el rey levantaba una fortaleza inexpugnable,

la reina construía casas para sus súbditos.

La bondad de la reina conquistó el corazón del rey,

y este le propuso matrimonio.

Así, las dos ciudades se convirtieron en una: Budapest.

Soy Zoya Berber y tengo un día para conocer esta ciudad.

Más allá de la leyenda, lo cierto es que Budapest surgió

a partir de la unión de tres ciudades: Óbuda, Buda y Pest.

Y no hace mucho tiempo: en 1873.

Y aunque paradójicamente, Budapest es la capital más joven de Europa,

su historia se remonta a más de mil años de antigüedad.

Mi consejo es que comencéis vuestro recorrido por la vieja Buda,

que es más antigua que Pest.

El corazón de Buda es el castillo de Buda,

pero recordad que no se trata de un solo edificio.

Para recorrerlo en su totalidad, tendría que dedicarle todo el día,

y como no tengo mucho tiempo,

me concentraré en las partes más interesantes.

Estas murallas se levantaron

para proteger al país de sus enemigos,

y su resistencia se puso a prueba en varias ocasiones.

En el siglo XVI,

el Ejército turco destruyó el castillo hasta sus cimientos.

La Segunda Guerra Mundial también dejó sus huellas.

Cuando se reconstruyó la fortaleza, en primer lugar,

trataron de conservar la infraestructura medieval,

y en segundo lugar, su arquitectura.

Y lo consiguieron.

Cuando estás aquí,

tienes la sensación de haber retrocedido 5 o 6 siglos.

Este es el Bastión de los Pescadores,

un lugar frecuentado principalmente por turistas,

y que se construyó entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Deberíais venir aquí,

aunque solo sea para disfrutar de las vistas de la ciudad.

Si os interesa la Historia,

os recomiendo que hagáis un recorrido

por el castillo de Buda.

Así, no os perderéis un solo detalle.

Pero, yo voy a hacer algo un poco distinto.

¿Sabíais que hay un antiguo laberinto de cuevas

a dos metros de profundad, bajo la base de la colina?

Os voy a enseñar el laberinto y la cámara de Drácula.

Aquí está prohibido filmar,

así que nuestra misión será de alto secreto.

Estas cuevas fueron creadas por la acción del agua,

y luego los seres humanos las modificaron

para adaptarlas a sus necesidades.

Durante la guerra fue un hospital militar,

pero mucho antes, hubo una mazmorra

en la que languidecía un vampiro sediento de sangre.

En el siglo XV,

el rey Matías encarceló a Drácula en este laberinto.

Y esa leyenda aumenta el suspense del recorrido.

De hecho, ni siquiera soy capaz de expresarme con claridad

ahora mismo.

En la entrada me han dado este farol,

pero deberían haberme equipado con un poco de ajo y una estaca.

Me pregunto porqué no veo a nadie.

Había un montón de turistas en la entrada,

y ahora estamos aquí completamente solos.

Incluso hay eco.

Madre mía, esto es aterrador.

Tengo ganas de gritar.

Qué miedo.

(Con voz aterradora) Voy a caminar por aquí,

hablando ruso en voz alta y aterradora,

para que nadie se acerque a mí.

¿Eso es un agujero? ¡Dios mío!

El laberinto se extiende a lo largo de algo más de un kilómetro,

y creo que me he perdido.

Tengo los pies mojados.

El ambiente es pegajoso, húmedo. Esto da miedo.

¡Dios mío, mis zapatillas nuevas!

Cielo santo...

Desde luego, esta gente está en todo.

Aunque, la verdad es que no sé cómo se me ocurre venir aquí

con estas elegantes zapatillas.

Dios mío..., esta linterna casi no alumbra nada.

Pero, ¿qué ocurre?

¡Chicos!

Chicos, ¿por qué os paráis de golpe?

¿Por qué os brillan los ojos?

Estoy muerta de miedo.

Varias personas pasan delante de mí

con un aspecto bastante saludable.

Drácula no ha tenido tiempo de chuparles la sangre,

así que voy hacia el lugar de donde vienen.

Y veo la luz al final del túnel.

Uff... Después de semejante pesadilla,

me merezco algo más agradable.

Y la Galería Nacional Húngara está cerca del laberinto.

Las pinturas que hay aquí son tan hermosas,

que este palacio es el lugar perfecto

para poder disfrutar de ellas.

Vamos a echar un vistazo.

La colección es enorme.

En la Galería Nacional Húngara se exponen miles de obras,

pero, mi agenda está demasiado apretada,

así que dedicaré la visita a mi artista húngaro favorito:

Mihaly Munkacsy.

El cartel dice: "Haga su visita más cómoda".

Seguiré su consejo.

Una agradable sorpresa: sillas portátiles.

¡Muy apropiado!

Mihaly Munkacsy es conocido como el rey de la pintura húngara,

y disfrutó del éxito en vida, algo poco habitual.

Dicen que los coleccionistas pagaban mucho dinero

por adquirir sus cuadros, e incluso por verlos.

Me siento muy afortunada por poder admirarlos gratis.

Este cuadro es muy famoso, se titula "Mujer cargando leña".

A Munkacsy le encantaba plasmar la belleza de su tierra natal.

Es precioso, ¿verdad?

La mujer parece triste.

¿En qué estará pensando?

Quizá, en lo dura que era la vida de una mujer.

O a lo mejor, simplemente está cansada de posar para el pintor.

Fabuloso.

No es de extrañar

que se le considere uno de los grandes pintores realistas

del siglo XIX.

Este cuadro se titula "Aprendiz bostezando".

Si lo miras de lejos parece una fotografía.

Incluso puede provocar un par de empáticos bostezos.

Tengo que marcharme.

Después de apreciar la belleza de Buda,

ya puedo dirigirme a la moderna y alegre Pest.

Pero, ¿cómo puedo llegar hasta allí?

Bueno, pues en funicular.

Solo hay dos estaciones, una arriba y otra abajo,

así que es imposible perderse.

Un billete, por favor.

Gracias. 3 euros con 70, no es barato.

Este es el funicular de Budapest.

Ah, y es el más antiguo del mundo, por cierto.

Se nota la diferencia de inmediato.

Buda es tranquila, relajada,

mientras que Pest vive al ritmo de una gran ciudad;

y eso me gusta.

Los turistas siempre van al mismo mercado.

Pero, yo quiero visitar un lugar diferente.

Muy pocos lo conocen,

así que esta es una información muy exclusiva.

¿Sabéis por qué el mercado Belvarosi Piác es único?

Aquí están los mejores chefs de Europa.

Y creedme, los exquisitos platos que preparan,

no los encontraréis a un precio tan bajo

casi en ningún otro lugar del mundo.

Voy a un restaurante que se llama "Moskvater".

Es como un guiño a mi país.

Así que, no puedo pasar de largo.

Hola, disculpe.

Hola, buenas tardes.

Hola. Qué maravilla.

Lo único que reconozco es el pierogi.

Lo hay varios tipos, ¿no?

Hay un surtido variado de pierogis: siberiano, de gambas, de caviar.

Cuanto me alegra que hable usted ruso.

Pero..., ¿y cómo es eso?

Me llamo Alexander. Yo, Zoya.

Encantado.

Bueno..., de hecho, aquí servimos cocina rusa.

Y usted es el jefe de cocina. Sí.

Vaya..., hoy estoy de suerte.

Y aquí hay mucha variedad.

Entonces, el pierogi de caviar es una buena elección, ¿verdad?

Lo es.

Genial. Me gustaría mucho probarlo.

A veces ocurren estas cosas.

Vienes a una ciudad en la que nunca has estado

y te encuentras con gente que habla tu idioma.

Sasha Nyiri cree que los húngaros sienten cierta nostalgia

de los platos tradicionales rusos,

que fueron populares aquí durante la ocupación soviética,

y los convierte en auténticas obras maestras de alta cocina.

Lleva caviar, crema agria y una salsa maravillosa.

No sé de qué está hecha.

Es... roja, pero desde luego, no es ketchup.

Los pierogis estaban estupendos,

pero, aún tengo que probar la auténtica cocina húngara.

Mi nuevo amigo me ha presentado a un colega suyo,

que prepara el mejor gulash de la ciudad.

Y el gulash es un plato típico de Hungría,

el equivalente a la sopa borscht de la cocina rusa.

Este es un plato tradicional.

Es goulash, solo que está hecho con hígado.

Nunca había visto un goulash con hígado.

Tengo que probarlo.

Normalmente, la carne tiene un gusto fuerte... y peculiar.

Pero en este, el hígado está muy suave.

Solo los mejores chefs pueden hacer este tipo de magia.

Después de un almuerzo tan copioso, tengo quemar calorías.

Y qué mejor que dar un paseo por un parque.

Iré en metro hasta allí.

Un billete, por favor.

Un billete cuesta un dólar veinte, aproximadamente,

prácticamente un euro.

Gracias.

Siempre se habla de que el metro más antiguo del mundo es el de Londres,

pero en la Europa Continental,

el primer sistema de metro eléctrico se construyó en Budapest.

Lo llaman "el tranvía subterráneo", y tiene sentido,

porque los trenes no van a mucha profundidad bajo tierra.

De camino al parque pasaré por la Plaza de los Héroes.

En el centro está el Memorial del Milenio

con el Arcángel Gabriel en la cúspide,

sobre un globo terráqueo.

Lleva una cruz y la corona de Esteban Bocksai,

uno de los reyes más célebres de Hungría.

Pero, lo más interesante de la plaza es la columnata.

Ahí se puede ver a los más grandes héroes húngaros.

Y en su honor, se llama "la Plaza de los Héroes".

Aquí están los reyes y gobernantes más importantes de Hungría.

Entre ellos, mi monarca favorito, el rey Matías Corvino.

Gobernó en el siglo XV y fue uno de los reyes más sabios.

Verlo en los billetes húngaros de mil florines despertó mi interés.

Detrás de la plaza se encuentra el Parque de la Ciudad.

Antiguamente, era un coto de caza,

pero, a finales del siglo XVIII se drenaron los pantanos

y se plantaron árboles.

Varosliget significa "parque de la ciudad".

Es uno de los lugares favoritos de los habitantes de Budapest.

En el recinto hay de todo:

un zoológico, un jardín botánico y unos baños.

Este castillo de cuento tiene un nombre difícil de pronunciar:

Vajdahunyad.

A los turistas les encanta hacerse fotos con el castillo al fondo.

En realidad, este castillo es una copia del original,

que se encuentra en Transilvania.

Tiene menos de cien años, pero parece muy antiguo.

¿Qué pensáis que hay dentro?

No, no son los aposentos de una princesa,

sino un museo de agricultura.

No es lo que esperabais ¿eh?

No voy a entrar, prefiero pasear por los alrededores.

Esta escultura es muy interesante.

Hubo una vez un monje que registraba de forma meticulosa

los acontecimientos más significativos de su época.

Sin embargo, no escribió ni una sola palabra sobre sí mismo.

Los húngaros, en agradecimiento, erigieron un monumento en su honor.

Llamaron a la estatura "Anónimo".

Dicen que si tocas su pluma, te conviertes en un genio.

Je, je, je...

Qué responsabilidad.

Al tocar la pluma del monje recordé al instante

que tenía pensado viajar en barco por el Danubio.

La travesía dura sólo una hora,

pero dejará un buen recuerdo en mi memoria.

En Budapest hay 9 puentes,

ahora vamos a pasar debajo de uno de ellos.

Está custodiado por cuatro leones de piedra,

y según cuenta la leyenda,

fueron los causantes de la muerte de quien los esculpió,

ya que decidió quitarse la vida

al descubrir que había olvidado poner lengua a los felinos.

Dicen que el Puente de las Cadenas fue idea del conde Szechenyi,

que tuvo que esperar una semana para poder cruzar el río,

así que, juró construir un puente.

Las vistas son fantásticas.

Ese es el edificio del Parlamento.

Desde aquí es aún más majestuoso.

Al principio, me sorprendió que no hubiera nadie en el barco,

excepto yo.

Ahora lo entiendo.

Hace un frío atroz en el río.

Es hora de pisar tierra.

Tengo el tiempo justo para ver el Parlamento,

uno de los principales monumentos de Budapest.

Aunque lo había visto en fotografía,

no esperaba que fuera tan hermoso en vivo y en directo.

¡Qué envidia me dan los políticos

que trabajan en este castillo de cuento de hadas!

Es precioso por dentro.

El Parlamento es el edificio más grande de Hungría.

Para construirlo se utilizaron 40 millones de ladrillos

y 40 kilos de oro.

Vaya..., el interior es aún más grandioso y suntuoso.

Es un edificio de estilo neogótico,

que se construyó a finales del siglo XIX.

El arquitecto húngaro, Imre Steindl,

se inspiró en el Parlamento de Londres.

Es impresionante.

Podría pasarme el día entero paseando por aquí,

pero, el poco tiempo que tengo

se lo voy a dedicar a la parte más preciada del edificio.

El corazón del Parlamento es la Sala de la Cúpula.

Aquí están los símbolos nacionales de Hungría:

el cetro, la espada, el orbe y la corona de San Esteban.

No está permitido acercarse demasiado a ellos.

Esta es la corona de San Esteban.

En Hungría, se la considera un atributo sacro.

¿Queréis saber un detalle interesante?

Durante mucho tiempo, era la corona, y no el rey,

quien ostentaba el máximo poder.

Y era a ella a la que se juraba primero lealtad,

y sólo después, al rey.

Si yo fuera la reina, pediría el postre más exquisito.

Y ¿por qué no?

Estoy en Budapest.

Y aquí se hacen los strudels más deliciosos del mundo.

Estar en Budapest y no probar un strudel sería un crimen,

porque aquí se hacen los mejores.

Nunca había visto tantas variedades de strudel.

Siempre pensé que se hacían con manzana,

pero resulta que también los hay de cereza, requesón, albaricoque,

carne, pescado y hasta con repollo.

No sé por dónde empezar.

Por cierto, aquí podéis ver cómo los hacen

con vuestros propios ojos.

La masa debe ser tan fina

que se pueda leer un periódico a través de ella.

Esa es la norma.

Ahora está mezclando las manzanas con el azúcar y la canela.

A los pasteleros no les molesta que yo esté aquí,

describiendo como los preparan.

Se han acostumbrado a esta forma de trabajar.

Ya hanpreparado mi strudel y me lo han servido.

Bien, lo pruebo.

Era un trozo grande.

No siento la masa.

Está delicioso.

No es demasiado dulce,

y hay una generosa cantidad de relleno.

Más que suficiente.

Es bastante sustancioso.

Ah..., aquí hay una capa de masa.

Muy rico.

Este es el paraíso del strudel.

Me siento revitalizada y con energía para reemprender la marcha.

Quiero comprar algunos recuerdos para familiares y amigos.

Así que visitaré el mercado principal de la ciudad.

Este mercado se llama "Vásárcsarnok".

El húngaro es uno de los idiomas más difíciles del mundo,

así que dudo que lo haya pronunciado correctamente.

Por dentro es tan bonito como por fuera.

Hay muchos puestos. Vamos allá.

En Budapest venden la famosa porcelana de Herend,

de gran calidad y de una belleza excepcional.

Para que os hagáis una idea:

un juego de café de porcelana como este

puede costar hasta 13.000 euros.

Espero que en el mercado esté más barata.

Esta porcelana destaca por su refinado diseño

y por la gran calidad del material con el que trabajan.

Es la más fina y la más duradera, lo cuál me desconcierta un poco.

¿Cómo algo tan fino puede durar tanto?

Bueno, mirad este pequeño jarrón.

Cuesta 40 euros.

Un poco caro.

Pero, sería una pieza única en vuestra casa,

aunque eso sí, habría que tener cuidado

para que nadie pudiera romperlo.

Vale, el pequeño jarrón era caro y poco práctico.

Esta campana también es cara y poco útil,

aunque cuando tenga una gran familia,

podré usarla para que vengan a cenar.

A cenar... A cenar todos.

¿Cuánto cuesta?

Son 26.000 forintos.

¿En euros? 83.

Vale.

83 euros por una porcelana de Herend es un precio razonable

para un recuerdo tan bonito.

Se ha pasado el día casi sin darme cuenta.

Ahora voy a un pub que es único en su género.

No veréis uno igual en ningún otro lugar del mundo.

Si hacéis un viaje por Europa, no podéis dejar de venir a Budapest.

No sólo porque es bastante más barato que Londres o Bruselas,

sino porque sólo en Budapest encontraréis bares en ruinas

como este.

Esta es una idea perfecta para montar un negocio:

vienes a Budapest, buscas un edificio abandonado,

colocas en él algunos muebles viejos,

pones una barra de bar y vuestro pub en ruinas estará listo.

La mayoría de la gente viene a tomar una copa.

La clientela es bastante variopinta.

Aún así, los turistas son mayoría.

De todos modos, yo no bebo.

Me gusta llevar una vida saludable.

Es zumo.

Un sitio curioso.

Francamente, no entiendo el secreto del éxito de los pubs en ruinas.

Tendré que investigar un poco.

Tiene que haber una idea detrás de todo esto.

Estos chicos no están nada mal.

(Risas).

No puedo ni imaginar cuántos rotuladores se usaron

para dibujar esto.

Por lo que tengo entendido,

cada espacio tiene su propia historia.

Bueno, más que una historia,

cada estancia tiene su propio ambiente

y además..., es única.

Esta parece un laboratorio.

Vale, empiezo a entenderlo.

El ambiente aquí es tan relajado

que te sientes casi como en tu propia casa.

Se está muy bien.

Puedes quedar con un grupo grande de amigos,

y la barra está ahí mismo.

Yo me sentaría aquí.

Los demás, no sé dónde, pero sería divertido.

¡Anda, qué camisetas más chulas!

Mola, es bar y tienda al mismo tiempo.

Me gusta ir a sitios originales como este,

porque es algo...

que no se olvida, os lo aseguro.

Me ha gustado el bar en ruinas,

pero estoy cansada

y quiero tomarme con calma mis últimas horas en Budapest.

Ahora necesito relajarme y recuperarme.

Y Budapest tiene el lugar perfecto para eso.

En Budapest hay más de 100 manantiales

de aguas termales medicinales.

Y hay balnearios para todos los gustos y bolsillos.

Pero el más famoso de todos es, sin duda, el "Széchenyi"

que se construyó a principios del siglo pasado.

El balneario Széchenyi es un enorme complejo de baños.

Dispone de saunas, piscinas o salas de masajes.

Y yo quiero probar su espectacular piscina exterior.

El agua está fantástica.

No sabía que los húngaros eran tan noctámbulos.

Quería pasar un rato tranquila y relajada.

Creo que he visto una piscina vacía.

Voy para allá.

El agua está un poco más fría en esta piscina,

pero comparada con el aire frío de la noche,

apenas se nota.

Es maravilloso sumergirte en las aguas termales

de un manantial caliente al aire libre.

¿Puede haber algo más relajante para un turista cansado?

Mi estancia en Budapest ha sido sencillamente fabulosa.

He podido hacer todo lo que había planeado.

El día ha sido luminoso y la noche, relajante.

Soy Zoya Berber.

Nos vemos en la próxima ciudad.

Subtítulos realizados por Chus Suárez Liaño.

Visítame en un día - Episodio 10: Budapest

25:09 23 mar 2021

Zoya Berber nos invita a visitar Budapest. Visitará el Castillo de Buda; el aterrador laberinto de Drácula; probará el famoso goulash húngaro; viajará en el metro más antiguo del mundo antes de visitar los famosos 8 puentes de la ciudad y, por último, se bañará en una piscina al aire libre.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Zoya Berber nos invita a visitar Budapest. Visitará el Castillo de Buda; el aterrador laberinto de Drácula; probará el famoso goulash húngaro; viajará en el metro más antiguo del mundo antes de visitar los famosos 8 puentes de la ciudad y, por último, se bañará en una piscina al aire libre.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

ver más sobre "Visítame en un día - Episodio 10: Budapest" ver menos sobre "Visítame en un día - Episodio 10: Budapest"

Los últimos 10 documentales de Visítame en un día

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Episodio 10: Budapest

    Episodio 10: Budapest

    25:09 23 mar 2021

    25:09 23 mar 2021 Zoya Berber nos invita a visitar Budapest. Visitará el Castillo de Buda; el aterrador laberinto de Drácula; probará el famoso goulash húngaro; viajará en el metro más antiguo del mundo antes de visitar los famosos 8 puentes de la ciudad y, por último, se bañará en una piscina al aire libre. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 9: Lucerna

    Episodio 9: Lucerna

    24:58 22 mar 2021

    24:58 22 mar 2021 Diana empieza la visita a esta ciudad suiza subiendo en teleférico al Monte Pilatus, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Un paseo a pie por el centro de la ciudad nos permitirá conocer el alma de Lucerna y su estilo de vida. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 8: Ginebra

    Episodio 8: Ginebra

    25:10 22 mar 2021

    25:10 22 mar 2021 Ginebra es una de las ciudades más prósperas del mundo en la que Diana se embarcará en un crucero gourmet, en bicicleta llegará a un mirador donde disfrutar de la naturaleza alpina; visitará el museo de arte moderno y visitará una famosa fábrica de chocolate. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 7: Bolonia

    Episodio 7: Bolonia

    25:04 18 mar 2021

    25:04 18 mar 2021 En Bolonia nos reciben las majestuosas Torres Assinelli y Garisenda y su espectacular centro histórico está reconocido por la Unesco. Diana hace un recorrido por la Plaza Mayor, el Palacio de Justicia y la Basílica de San Petronio, y por supuesto la imponente fuente de Neptuno. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 6: Nápoles

    Episodio 6: Nápoles

    25:17 17 mar 2021

    25:17 17 mar 2021 Un día entero en Nápoles para conocer, sentir y probar los sabores de esta ciudad llena de color. La visita comienza en el Castillo Dell Ovo desde donde se puede admirar el Golfo de Nápoles, el famoso monte Vesubio y Pompeya. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 5: Amberes

    Episodio 5: Amberes

    24:51 16 mar 2021

    24:51 16 mar 2021 Amberes es conocida como la capital mundial de los diamantes. Bañada por el río Escalda, visitará el Museo del Río desde donde se contempla una espectacular panorámica de la ciudad; el parque de Middelheim, un museo de esculturas al aire libre y la espectacular estación central. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 4: Bruselas

    Episodio 4: Bruselas

    25:04 16 mar 2021

    25:04 16 mar 2021 Zoya Berber hace un recorrido por la ciudad de Bruselas visitando el Palacio Real, museos, galerías y las sedes del Parlamento y la Unión Europea. El arte en Bruselas está por todas partes, sin olvidarnos del diseño y la moda. Visitará alguno de estos talleres que han trabajado para la casa real. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 3: Erevan

    Episodio 3: Erevan

    24:53 15 mar 2021

    24:53 15 mar 2021 Zoya Berber visita Erevan, la capital armenia, Desde la Gran Cascada hay unas vistas increíbles de la ciudad y del monte sagrado Ararat. La visita a la Catedral de Ereván es obligada, así como ver sus mercados, sus puestos callejeros y el barrio bohemio que se llena de vida cuando cae la tarde. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 2: Tallin

    Episodio 2: Tallin

    25:04 15 mar 2021

    25:04 15 mar 2021 Tallin, capital de Estonia sobre el mar Báltico, es el centro cultural del país. Es una de las ciudades más limpias y ecológicas del mundo que formó parte del imperio ruso. Está llena de historia, repleta de cafés, terrazas y vida al aire libre durante todo el año. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Helsinki

    Helsinki

    25:08 11 mar 2021

    25:08 11 mar 2021 Diana Dzhalalova nos propone visitar los lugares más importantes de una ciudad en un solo día. Helsinki es la propuesta de hoy. Helsinki es el sonido de las olas, el susurro del bosque, el chirrido de los tranvías, el estruendo del órgano de una iglesia y las canciones de talentosos músicos. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Mostrando 1 de 1