Presentado por: Diana Dzhalalova Dirigido por: Alexey Motorin

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad.

Serie concebida para que el viajero pueda -en tan solo 24 horas- visitar lo más significativo y llevarse una impresión completa de una ciudad. ¿Qué merece la pena visitar? ¿Dónde comer bien sin gastar demasiado? ¿Qué rincones sorprendentes no aparecen en las guías? Tan solo un día para conocer parques, museos, restaurantes, mercados¿

5824618 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Visítame en un día - Episodio 9: Lucerna - ver ahora
Transcripción completa

LUCERNA

Te puedes enamorar de una ciudad en un solo día. ¿No me creéis?

Pues deberíais.

Os he preparado un recorrido que podréis seguir con facilidad

y que no requiere demasiado tiempo ni dinero.

Hoy me moveré entre el cielo y la tierra.

No se puede venir a Suiza y no visitar los Alpes.

Por cierto, ahora mismo estoy a algo más de 2000 metros de altitud.

Me embarcaré en un viaje espacial.

Ah, ¿por qué no cae? (RISAS)

Y descubriré mis talentos ocultos.

El nombre de esta ciudad

significa "lámpara de aceite" en latín.

Según la leyenda, hace mucho tiempo

los residentes de un pequeño pueblo pesquero vieron un ángel

que les indicó un lugar con un rayo de luz.

En ese sitio se erigió una iglesia,

y más tarde, se construyó una ciudad a su alrededor.

Estoy en Lucerna,

y solo tengo un día para disfrutar

de una de las ciudades más pintorescas de Suiza.

Comenzaré mi periplo justo aquí, en el Monte Pilatus,

porque no se puede venir a Suiza y no visitar los Alpes.

Por cierto, ahora mismo estoy a algo más 2000 mil metros de altitud.

Se puede subir a la montaña en teleférico, pero no es barato.

Un viaje de ida y vuelta cuesta 60 euros.

Pero, creedme, merece la pena gastar ese dinero.

La montaña debe su nombre a Poncio Pilato.

Según la leyenda, su alma encontró la paz aquí,

junto a este lago de montaña.

Y cada luna llena,

lava su manos cubiertas de sangre en las aguas del lago.

Una leyenda un poco extraña.

Pero te olvidas de ella enseguida. ¿Y qué se puede hacer aquí?

Bueno, pues basta con disfrutar de estas impresionantes vistas,

y prepararnos mentalmente

para el ajetreado día que nos espera.

También se puede escuchar el instrumento nacional de Suiza,

la trompa o cuerno alpino, y ver las cuevas donde,

según una leyenda, vivían dragones de verdad.

En la Edad media, se prohibió a los residentes subir a la montaña.

La gente creía que aquí vivían dragones que escupían fuego.

Pero los dragones no eran malvados, sino todo lo contrario.

Una vez, se perdió un viajero en las montañas,

y lo guiaron hasta su casa.

Al menos, eso es lo que contó a sus amigos.

Las cuevas son bastante pequeñas, los dragones también lo serían.

Ojalá tuviera más tiempo,

porque me podría pasar el día entero en el Monte Pilatus.

Desde aquí, Lucerna es preciosa, pero quiero conocerla mejor.

Os sugiero que bajéis en tren.

Este es el tren de cremallera con el recorrido más empinado del mundo.

En algunos tramos se alcanza un desnivel del 48 %.

La estación de tren abre de mayo a noviembre.

Durante el invierno, hay que utilizar el teleférico.

Sé que técnicamente esto es seguro,

aunque lo cierto es que impone bastante,

especialmente si te dan miedo las alturas como a mí.

Estamos a muchísima altura, pero los Alpes son preciosos.

Después de mi viaje a la montaña,

me apetece tomarme una taza de café y probar algún dulce local.

Aunque estas magdalenas son veganas,

que quiere decir que se han hecho sin huevos,

sin mantequilla y sin leche, están deliciosas.

Tener un estilo de vida saludable está muy en boga aquí.

Os recomiendo que os mováis por Lucerna a pie.

Es una ciudad bastante pequeña.

Primero, os ahorraréis dinero en transporte,

que en Suiza es caro,

y segundo, disfrutaréis de la ciudad mientras camináis.

Para descubrir el alma de una ciudad hay que ir a su centro histórico.

Y yo ya estoy en él.

Así que, veamos cómo es realmente Lucerna.

En el corazón de la ciudad antigua hay casas cuyas fachadas se pintaron

entre el siglo XVIII y XIX,

y que han sobrevivido hasta hoy.

Estas pinturas dan un toque de cuento de hadas a la ciudad.

Si creéis que los carnavales más vibrantes del mundo

son los de Venecia y Río de Janeiro, al de Lucerna,

que se celebra al final del invierno,

acuden turistas de todo el mundo.

Los protagonistas del desfile son la Familia Fritschi,

el padre, la madre y su hijo; tienen un aspecto un poco aterrador,

pero no temáis, aquí les tienen mucho cariño,

así que supongo que no deben ser peligrosos.

No lejos del casco antiguo

hay una escultura tallada en la propia roca,

el monumento del león moribundo.

Se esculpió en 1821,

y desde entonces se considera una representación

del valor y la lealtad.

Mark Twain dijo que era

"el trozo de piedra más triste y conmovedor del mundo".

La escultura más emblemática de Lucerna, "El león moribundo",

se erigió para conmemorar la muerte de unos 700 guardias suizos

en tiempos de la revolución francesa.

Se me ha puesto la piel de gallina.

No os podéis marchar de Lucerna sin ver el Puente de la Capilla.

Creo que es uno de los puentes más pintorescos que he visto nunca.

Este puente es la principal atracción de Lucerna,

un símbolo de la ciudad.

Para los turistas es obligatorio hacerse una foto

junto a esta belleza arquitectónica.

Este puente de madera cubierto es el más antiguo de Europa.

Se construyó a mediados del siglo XIV,

para proteger la ciudad por la parte del río y el lago.

Y justo en la mitad, se alza una torre de piedra octogonal,

que a lo largo del tiempo ha sido una prisión o la cámara del tesoro.

Ahora alberga una tienda de recuerdos.

Junto al puente hay un mercado de agricultores

en el que se pueden comprar productos suizos de calidad

a un precio muy razonable.

Hola. Hola.

¿Podría recomendarme algún queso local para comprar?

¿Los prefiere suaves o más bien fuertes?

Quiero un surtido variado.

Podemos empezar con el Klewnalp.

Este queso se elabora a 20 kilómetros de aquí.

¿Os imagináis? A solo 20 kilómetros de aquí.

Entonces ¿se hace con leche alpina?

Con leche alpina. Qué maravilla.

Huele bien.

¿Quiere saber cuál es el secreto de la leche alpina?

Cuanto mayor es la altitud sobre el nivel del mar,

más fresca es la vegetación.

Y cuanta más hierba de calidad coma una vaca, mejor será su leche,

y por supuesto, el queso.

Está repleto de ácidos grasos omega-3.

El color amarillo es por la vitamina A, el caroteno.

Los quesos alpinos son los más saludables del mundo.

Este queso está delicioso, así que me lo voy a llevar.

Está riquísimo.

Genial.

¿A que no sabe por qué los quesos suizos

no son tan famosos como los holandeses?

No. ¿Por qué?

Porque los suizos nos comemos todos nuestros quesos.

Esa es la diferencia.

Muy bueno. Gracias.

La Iglesia Jesuita se construyó en el siglo XVII.

Por fuera es austera, bastante modesta,

pero su interior es otra historia.

En este templo de estilo barroco destacan sus paredes de estuco,

blancas como la nieve, y su bóveda decorada con frescos.

Pero fijaos en las ventanas que hay a ambos lados.

Lo que más llama la atención es la luz que las atraviesa

e inunda todo el interior,

creando un ambiente luminoso y sublime.

Sin duda, Lucerna es la ciudad de la luz.

La Iglesia tiene una capilla dedicada a San Nicolás de Flue,

también conocido como el hermano Klaus.

En dicha capilla se conserva el hábito del santo.

El hermano Nicolás es el santo patrón de la ciudad.

Tuvo un destino muy peculiar.

A los 50 años decidió dejar atrás su vida terrenal

y se convirtió en ermitaño.

Dicen que no comió ni bebió durante casi 20 años,

siendo su único alimento la eucaristía.

Es la hora del almuerzo

y estoy deseando probar el tradicional pastel de carne local.

Por cierto, conozco un sitio donde te enseñan a cocinarlo.

Seguidme.

Aquí gusta mucho el pastel de hojaldre de ternera y champiñones,

que llaman Chugelipastete.

Por lo visto, está riquísimo.

¿Y cómo es este auténtico milagro culinario?

Vamos a averiguarlo.

Ya me he lavado las manos para cocinar.

Tomad nota de la receta.

Toma, Diana, te voy a dejar un delantal.

Póntelo.

El proceso de elaboración de este pastel es bastante largo:

lleva cuatro horas.

Pero lo han simplificado un poco para mí.

La chef ha preparado previamente las albóndigas con carne picada.

Yo solo tendré que hacer la salsa.

Comienzo picando las cebollas.

Con cuidado, no te vayas a cortar los dedos.

Al principio es igual que cuando vas a preparar una sopa.

Es fácil. Freímos la cebolla.

Y ahora empieza la parte más interesante.

Añado el lomo de ternera.

Lo echo junto a la cebolla que se está friendo.

Luego, los champiñones, las albóndigas,

un poco de nata y vino blanco.

En 45 minutos, cuando todos los ingredientes estén cocinados,

añadiremos la salsa y el relleno estará listo.

Luego hay que verterlo dentro de una especie de molde, y ya está.

Qué hambre.

Según la receta,

el relleno se echa en un molde de masa de hojaldre.

¿El molde se hace ahí? En el horno.

Bueno, ya lo habéis visto.

Yo lo llamaría un "ataúd para la salsa",

pero no es un nombre que abra mucho el apetito.

Parece que no se trata de un ataúd,

el molde tiene la forma de uno de los monumentos

más emblemáticos de la ciudad:

la Torre de Agua octogonal,

que está junto al Puente de la Capilla.

Se supone que es la torre que vimos antes, la Torre de Agua.

¿Os dais cuenta de lo simbólica que es?

Ahora coges salsa y la echas dentro; así, y lo vas rellenando.

Y se pone esto por encima. El detalle que faltaba.

Vale.

¿Y eso también? Todavía no está listo.

También hay que darle un toque de amor.

Claro, con amor.

Con amor.

Con amor. Y amistad.

Con eso no basta. Se hace con amor.

Con mucho amor, con amor.

Eso es. (RÍE).

Fantástico.

Ya está.

Ya está listo el pastel.

Bravo, chef. Y bueno, yo también he hecho un buen trabajo.

Debo deciros que este pastel con ternera y champiñones,

el Chugelipastete, como lo llaman aquí,

está increíblemente delicioso.

Es un plato fantástico.

Cojo un trozo de carne.

La salsa ha quedado suave y aromática a la vez,

gracias a las especias y al vino.

Esta es una mezcla mágica de sabores.

Un champiñón.

Buenísimo.

Una vez saciado mi apetito, ya puedo continuar.

Voy a visitar el fascinante Museo del Transporte de Lucerna,

y me desplazaré en barco.

Así aprovecho la travesía para admirar este bellísimo lago.

Existe un leyenda sobre el lago de Lucerna,

también llamado lago de los Cuatro Cantones.

Al crear la Tierra,

Dios envió a un ángel con un recipiente divino

para que llenara de agua todos los lagos del planeta.

El ángel, al sobrevolar los Alpes, rozó una de las montañas

y derramó sin querer un poco de agua.

Así nació este lago.

Suiza es un país lacustre, aquí hay un montón de lagos.

En este, el agua es clara y de color turquesa,

y el paisaje que lo rodea es increíblemente hermoso.

La siguiente parada de mi ruta es el Museo del Transporte,

está ahí mismo.

De hecho, es el museo más popular de Suiza.

Todos los objetos expuestos se pueden tocar,

e incluso te puedes montar en alguno de ellos.

El museo alberga más de tres mil piezas: trenes, aviones, coches.

En realidad, es todo un complejo

dedicado a la ciencia y el entretenimiento.

Es impresionante.

Seguramente la mayoría de los niños

sueñen con tener un tren eléctrico como este.

Y este es el sueño de muchos adultos:

tener una colección de coches como esta.

El Museo del Transporte es interactivo,

y tiene muchísimas atracciones.

Por ejemplo, en esta sala, en concreto,

se puede elegir cualquier coche, el que queráis,

y luego podéis examinarlo hasta el más mínimo detalle.

Vamos a elegir.

Un Bentley, perfecto.

Es una gran elección, un modelo clásico.

Es súper lujoso.

Me recuerda a esos programas concurso de la televisión

donde la gente pulsa un botón para votar

por el coche que más le gusta,

y luego alguien se lleva el modelo más votado.

Bueno, creo que he tenido suerte.

Me encanta este coche.

En nuestra siguiente parada, vamos a explorar el cosmos.

El Space Transformer es un simulador espacial

en el que os podréis sentir como Yuri Gagárin.

Bienvenida a nuestro Space Transformer.

Usamos este cubo para simular esa sensación de desorientación

que se tiene en el espacio.

Recuerda que hemos entrado por la puerta número dos, ¿vale?

Comenzaremos así, en esta posición.

A continuación, el cubo empezará a girar, ¿lo notas? ya ha comenzado.

Muy bien, eso es. Ahora da un paso.

Dios mío ¿Qué hago?

Se está moviendo, se mueve.

Bien, ahora da un paso.

Vale.

Eso es.

Y prepárate para dar el siguiente paso.

¡Ay, Dios mío! ¿Así? Sí.

Y ahora mírame. No dejes de mirarme.

Madre mía, ¿quién me manda meterme aquí?

¿Cómo es posible? ¿por qué no se cae? (RÍE)

Esto es una auténtica locura, es que no me lo puedo creer.

Bienvenida de nuevo.

Qué sensación tan extraña,

te sientes completamente desorientada.

No distingues entre arriba y abajo,

y la cabeza te da vueltas, pero ha sido muy emocionante.

Ahora entiendo por qué a la gente le gusta tanto este museo.

Es casi como un parque de atracciones.

Divertido y educativo a la vez.

Me dirijo al Museo Rosengart,

que tiene varios originales de artistas del siglo XX,

incluido Pablo Picasso.

El fundador e impulsor de esta magnífica colección

fue el célebre galerista Siegfried Rosengart.

Su hija, Angela Rosengart,

ha continuado su trabajo desde entonces.

De hecho, la colección cuenta con varios retratos suyos

realizados por Picasso.

Sin duda, a Pablo Picasso no le faltaba imaginación.

¿Cómo creéis que se titula este cuadro?

En efecto, "Caballero con pipa y flores".

Todo está en su sitio: las flores, el caballero...

¿Qué más puede hacer?

Pues fumar su pipa mientras espera a su amada.

El fotógrafo David Duncan pidió un autógrafo a Picasso.

Este, dibujó un búho, le recortó los ojos

y los sustituyó por sus propios ojos que recortó de una fotografía suya.

Y le dio el título de "Autorretrato".

Esa cara me resulta familiar.

Creo que es Angela Rosengart.

Buenas tardes.

Es usted la mujer del cuadro, Madame Rosengart, ¿verdad?

Sí, soy yo.

Es la dueña de la galería ¿no? En efecto.

Es un placer conocerla. Soy Diana.

Encantada.

¿Y cómo se convirtió en la musa de un genio?

Picasso y mi padre eran buenos amigos,

y visitábamos su taller a menudo.

Siempre era muy amable, y nos regalaba algunos dibujos.

En una de aquellas visitas, decidió pintar un retrato mío.

Posar para Picasso era, sin duda, muy intimidante.

Yo era consciente de que el artista más famoso del siglo XX

estaba pintando mi retrato.

Fue aterrador y emocionante a la vez.

Pese a todo,

me alegré mucho cuando vi el resultado, por supuesto.

Aunque nunca me habían desplazado la nariz de esa manera,

el retrato me gustó.

Fue una sorpresa maravillosa.

Y aquí están todos: el primero, el segundo, el tercero,

el cuarto y el quinto.

Sí, es muy fácil reconocerla.

Es cierto.

Bueno, ha pasado mucho tiempo.

Parece que le tenía mucho aprecio, porque son retratos muy tiernos.

Es cierto.

La verdad es que no distorsionó mucho mi rostro.

El primer retrato lo pintó en 1954.

Más tarde, en el año 1958, cambié de peinado,

y Picasso me dijo:

"has cambiado tu peinado, tendré que hacerte otro retrato".

Muchas gracias. Me ha contado un montón de cosas.

Me ha dado tantos detalles que casi ha sido como una exclusiva.

Se lo agradezco mucho. Mil gracias.

Ahora voy a un lugar muy popular entre los lugareños y los turistas.

La diversión está garantizada.

Esta noche voy a cenar fondue,

uno de los platos más representativos de Suiza,

que tiene una interesante leyenda detrás.

Cuando los pastores iban a las montañas con su ganado,

llevaban poca comida para no ir muy cargados.

Un día, a un pastor sólo le quedaba queso seco, vino y pan.

Y se le ocurrió fundir el queso, añadir el vino y mojar ahí el pan.

Y así nació el plato suizo por excelencia: la fondue.

Voy a probarla.

Madre mía, qué untuoso y apetitoso.

Se me hace la boca agua, literalmente.

El aroma del genuino y cremoso queso suizo es delicioso.

Sublime.

Es una comida sencilla, pero muy sabrosa.

La clave está en la gran calidad del queso.

Es tan untuoso y cremoso que se te deshace en la boca.

¡Qué delicia!

Este restaurante ofrece un espectáculo folclórico

todas las noches.

No puedo perderme esta oportunidad.

Esto ya ha empezado,

están interpretando música tradicional suiza, el yodel.

El yodel era un grito de llamada que usaban los pastores

para agrupar al ganado

y avisar de su llegada a alguna población.

Tendré que poner a prueba mis cuerdas vocales.

Está bien. Ahora con fuerza.

(Cantan)

¡Gracias!

Eso era solo el aperitivo.

Ahora tengo que ser capaz de extraer algún sonido

a la famosa trompa de los Alpes.

¿Cómo hay que soplar?

Tienes que apretar los labios con firmeza.

Es importante que pase un mínimo de aire entre tus labios,

y luego soplar.

Venga, prueba.

justo en el centro.

Creo que he encontrado el lugar más alegre de Lucerna.

Suizos, australianos, americanos y rusos cantando y bailando juntos.

Es una gozada.

Esto es una auténtica fiesta.

Así es como se divierten en su tiempo libre, me encanta.

En general, se ve que los suizos están orgullosos de su país,

de sus costumbres y de sus tradiciones.

La gente es muy abierta y hospitalaria,

me han acogido con mucha calidez.

Es muy agradable. Bueno, voy a seguir disfrutando.

Mi único día en Lucerna toca a su fin.

Ha llegado el momento de decir adiós a esta fantástica ciudad

que ha conquistado mi corazón en un abrir y cerrar de ojos.

Lucerna encarna el alma de Suiza, con sus ríos, montañas y lagos,

y con su hermoso casco antiguo tan cálido y acogedor.

Aquí están muy orgullosos de sus tradiciones

y las comparten con tanta generosidad

que en un solo día he sentido que formo parte de esta ciudad.

Adiós amigos, soy Diana Dzhalalova.

Nos vemos en la próxima ciudad. Hasta pronto.

Subtitulado por Victoria Sánchez Mayo

Visítame en un día - Episodio 9: Lucerna

24:58 22 mar 2021

Diana empieza la visita a esta ciudad suiza subiendo en teleférico al Monte Pilatus, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Un paseo a pie por el centro de la ciudad nos permitirá conocer el alma de Lucerna y su estilo de vida.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Diana empieza la visita a esta ciudad suiza subiendo en teleférico al Monte Pilatus, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Un paseo a pie por el centro de la ciudad nos permitirá conocer el alma de Lucerna y su estilo de vida.

Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

ver más sobre "Visítame en un día - Episodio 9: Lucerna" ver menos sobre "Visítame en un día - Episodio 9: Lucerna"

Los últimos 10 documentales de Visítame en un día

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Episodio 10: Budapest

    Episodio 10: Budapest

    25:09 23 mar 2021

    25:09 23 mar 2021 Zoya Berber nos invita a visitar Budapest. Visitará el Castillo de Buda; el aterrador laberinto de Drácula; probará el famoso goulash húngaro; viajará en el metro más antiguo del mundo antes de visitar los famosos 8 puentes de la ciudad y, por último, se bañará en una piscina al aire libre. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 9: Lucerna

    Episodio 9: Lucerna

    24:58 22 mar 2021

    24:58 22 mar 2021 Diana empieza la visita a esta ciudad suiza subiendo en teleférico al Monte Pilatus, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Un paseo a pie por el centro de la ciudad nos permitirá conocer el alma de Lucerna y su estilo de vida. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 8: Ginebra

    Episodio 8: Ginebra

    25:10 22 mar 2021

    25:10 22 mar 2021 Ginebra es una de las ciudades más prósperas del mundo en la que Diana se embarcará en un crucero gourmet, en bicicleta llegará a un mirador donde disfrutar de la naturaleza alpina; visitará el museo de arte moderno y visitará una famosa fábrica de chocolate. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 7: Bolonia

    Episodio 7: Bolonia

    25:04 18 mar 2021

    25:04 18 mar 2021 En Bolonia nos reciben las majestuosas Torres Assinelli y Garisenda y su espectacular centro histórico está reconocido por la Unesco. Diana hace un recorrido por la Plaza Mayor, el Palacio de Justicia y la Basílica de San Petronio, y por supuesto la imponente fuente de Neptuno. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 6: Nápoles

    Episodio 6: Nápoles

    25:17 17 mar 2021

    25:17 17 mar 2021 Un día entero en Nápoles para conocer, sentir y probar los sabores de esta ciudad llena de color. La visita comienza en el Castillo Dell Ovo desde donde se puede admirar el Golfo de Nápoles, el famoso monte Vesubio y Pompeya. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 5: Amberes

    Episodio 5: Amberes

    24:51 16 mar 2021

    24:51 16 mar 2021 Amberes es conocida como la capital mundial de los diamantes. Bañada por el río Escalda, visitará el Museo del Río desde donde se contempla una espectacular panorámica de la ciudad; el parque de Middelheim, un museo de esculturas al aire libre y la espectacular estación central. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 4: Bruselas

    Episodio 4: Bruselas

    25:04 16 mar 2021

    25:04 16 mar 2021 Zoya Berber hace un recorrido por la ciudad de Bruselas visitando el Palacio Real, museos, galerías y las sedes del Parlamento y la Unión Europea. El arte en Bruselas está por todas partes, sin olvidarnos del diseño y la moda. Visitará alguno de estos talleres que han trabajado para la casa real. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 3: Erevan

    Episodio 3: Erevan

    24:53 15 mar 2021

    24:53 15 mar 2021 Zoya Berber visita Erevan, la capital armenia, Desde la Gran Cascada hay unas vistas increíbles de la ciudad y del monte sagrado Ararat. La visita a la Catedral de Ereván es obligada, así como ver sus mercados, sus puestos callejeros y el barrio bohemio que se llena de vida cuando cae la tarde. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Episodio 2: Tallin

    Episodio 2: Tallin

    25:04 15 mar 2021

    25:04 15 mar 2021 Tallin, capital de Estonia sobre el mar Báltico, es el centro cultural del país. Es una de las ciudades más limpias y ecológicas del mundo que formó parte del imperio ruso. Está llena de historia, repleta de cafés, terrazas y vida al aire libre durante todo el año. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

  • Helsinki

    Helsinki

    25:08 11 mar 2021

    25:08 11 mar 2021 Diana Dzhalalova nos propone visitar los lugares más importantes de una ciudad en un solo día. Helsinki es la propuesta de hoy. Helsinki es el sonido de las olas, el susurro del bosque, el chirrido de los tranvías, el estruendo del órgano de una iglesia y las canciones de talentosos músicos. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2023.

Mostrando 1 de 1