Programa que trata sobre algunos crímenes ocurridos en España durante los últimos 20 años relacionados con el mundo del misterio esotérico. Las entregas contarán con testimonios y con la visión de especialistas para completar unos relatos que girarán en torno al vudú, tarot, sectas o juegos de rol.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5434019
No recomendado para menores de 16 años Víctimas del misterio - La asesina de ancianas - ver ahora
Transcripción completa

"El 18 de abril de 2003,

un hombre encuentra muerta a su madre de 96 años

en su domicilio de Madrid.

Alguien le ha dado una terrible paliza.

María Iribarren es la primera víctima

en una larga lista de brutales asaltos a ancianas".

(Apparat, Soap & Skin "Goodbye")

Hubo una alerta de Emergencias,

de un dispositivo de emergencias aquí, en Madrid,

nos dijo que había una persona de 97 años muerta en la calle Ayala.

Acude el Grupo Quinto de Homicidios

y se encuentran con una señora mayor, ya anciana,

con unos trapos que le han introducido en la boca,

que ha fallecido por asfixia mecánica.

La víctima encontrada es María Iribarren,

una mujer de 96 años,

que ha sido brutalmente asesinada.

Había sufrido una fuerte paliza, es decir, la empujó,

la llevó a una estancia donde no la oyera nadie

y empezó a meterle cosas en la boca,

eso le produjo el ahogamiento.

Tenía una prótesis postiza

y a consecuencia de la violencia que se había ejercido con ella,

se había tragado la prótesis y se había asfixiado.

Posteriormente, tapona sus fosas nasales.

Esto causa necesariamente la muerte por sofocación

al impedir en todo punto la entrada de oxígeno.

El año 2003 era un año en el que se produjeron muchos homicidios,

pero más de ajustes de cuentas,

de violencia en la calle,

pero no en una vivienda y más del Barrio de Salamanca,

una de las zonas más privilegiadas de Madrid

y con un poder adquisitivo alto.

La casa se encuentra revuelta,

la familia nos dice que faltan algunos efectos de valor

que tenía la moradora.

En su domicilio, faltan 300 euros, varios efectos de valor

y muy especialmente, una alianza que lleva grabada en su interior...

sus iniciales y una fecha.

En cuanto nos dijeron que había sido un robo,

nos saltó la alerta de que algo estaba ocurriendo.

Hay una descarga de agresividad, no se busca solo el robo,

el robo de joyas o el robo de dinero,

que parece que es, digamos,

lo que motiva esa entrada en la casa,

sino que vamos más allá, ¿no?

La víctima aparece con un vestido de una muñeca

en lo profundo de su garganta,

con sus prótesis dentales incorporadas también en la boca,

o sea, un nivel de agresividad bárbaro

que nos habla de una persona

sin ningún tipo de control de impulsos.

No es necesario a una mujer de 97 años

producirle esa agonía y la asfixia metiéndole objetos en la boca,

ese exceso de violencia es

lo que nos llamó enseguida la atención

a todos los que cubríamos sucesos.

Ese día, el portero habitual no estaba.

Estaba de vacaciones y tenía un sustituto.

Este hombre declaró a la Policía que recuerda...

que llegó una mujer...

y le pidió permiso para entrar,

él le autorizó porque era normal que en la casa hubiera visitas.

La descripción que da el conserje en un principio es vaga,

es mujer, de 1,60,

con el pelo largo,

complexión normal, con un bolso.

Si salimos ahora mismo a la calle, encontramos 50 personas,

50 mujeres que responden a ese perfil,

con lo cual, ni siquiera se pudo hacer un retrato robot

o un perfil mucho más detallado

que permitiera llegar

a la supuesta autora en aquel entonces.

El día del suceso, Ángel, el hijo de María,

había ido a recoger a su esposa y a su hijo,

se dirigieron a la vivienda de la abuela en este caso.

Un detalle que llamó especialmente la atención de Ángel fue

encontrarse una colilla a la entrada de la vivienda.

Ninguno de ellos fumaba,

evidentemente, María tampoco era una persona fumadora,

por lo tanto, le extrañó.

En el interior de la vivienda se encontraron algunas colillas,

colillas que recoge la Policía

y se extrajo el ADN,

ese ADN se codificó...

y una vez que se coteja con la base de datos existente,

no había antecedentes de esa persona,

por lo tanto, la Policía tiene...

un... un ADN codificado,

pero que no le puede dar identidad.

No habíamos detectado otros hechos similares

por aquella época,

entonces, ¿qué pasó?

Homicidios siguió su investigación

y nosotros entramos "a posteriori"

porque durante el mes de junio,

empiezan a repetirse con el mismo "modus operandi" robos con fuerza.

"En poco más de dos semanas del mes de junio,

cuatro ancianas de entre 76 y 88 años

sufren violentos asaltos en sus domicilios".

Aquel día llamaron a la puerta, llamaron a la puerta,

como yo tenía las manos llenas de carne picada,

que iba a hacer albóndigas para mi madre,

pues entonces, yo miré por la mirilla

y vi una persona que yo no conocía

y por no lavarme las manos ni nada, pues no abrí la puerta,

pero luego oí bastante ruido

y es que se había ido a casa de Antonia.

Y entonces le dijo:

"Hay qué cansada vengo. ¿Me daría usted un vasito de agua?".

Y le dijo mi madre que sí y ya entró.

Yo creo que la vio sola y la vio buena persona.

Entonces, ella se metió para coger el vaso de agua en la cocina,

la otra se metió en la casa.

-Cogió un trapo, la tapó la boca

y la dijo: "Esto es un atraco, no chilles"

y se la llevó a la habitación.

La ladrona, al abrir los cajones, sacó los pijamas de mi padre

y con eso la ató, con las camisetas, con ropa vamos,

con el pijama, con... con eso la ató.

Al parecer, siempre utiliza... prendas que tiene a su alcance

para inmovilizar a su víctima.

Le puso, pues sería un pañuelo o una camiseta en la boca

para que no... chillara.

Ella tenía un monedero, le quitó el dinero, se sentó ahí un poquito

y luego, se bebió el vaso de agua y se fue.

Mi madre se suelta, la dejó atada,

y consigue soltarse, empieza a pedir ayuda

a ver si le oían, como era verano.

-Yo salí a los gritos solo,

a los gritos que estaba ella pegando,

la sentaron ahí un rato, en el pasillo,

la sentaron ahí porque estaba muy mal ella.

Se llevó dinero, se llevó los anillos,

le quitó los anillos de las manos, los pendientes

y se llevó una pulsera que le trajo mi padre de Alemania,

de oro y en la que ellas, antiguamente, se iban enganchando

las moneditas famosas,

que era lo que más valor tenía,

y ya no valor económico, sino valor sentimental.

Siempre va eligiendo...

barrios con viviendas ya con una antigüedad,

porque se va asegurando

que en esos domicilios viven personas mayores.

-Yo fui a sacar la basura del portal como todos los días

y vi una señora que estaba llamando al ascensor,

pero como otra señora cualquiera, no sospeché nada

porque a este edificio viene mucha gente

y ya un vecino me dijo

lo que le había ocurrido a Concepción,

una señora de aspecto morena y tal

que le había abierto la puerta, la tumbó en la cama

y le dijo que la iba a matar, que le diera las joyas y el dinero

y que la dejó atada.

-Vamos hablando, no solamente con las víctimas,

sino con el resto de personas que viven en el portal,

vamos tomando declaraciones

a todas aquellas personas que nos dicen

que ha estado allí una misma persona,

una señora de unos 40 o 45 años,

estatura alrededor de 1,60,

gitana decían, podría ser gitana, pero con la tez blanca, bien vestida

y una complexión, pues gruesa, parecía llevar una prenda negra,

el pelo era largo, el color, negro, con coleta.

Los investigadores se encuentran prácticamente

el mismo patrón de huellas

en los diferentes escenarios

en los que se han producido las agresiones,

el problema es que la dueña de esas huellas

no está afiliada, por lo tanto, no se puede llegar a saber

nombre y apellidos de una posible sospechosa.

Todo esto se produce en una ciudad de tres millones de habitantes,

es decir, buscar a alguien entre tres millones de habitantes

es lo más parecido a buscar una aguja en un pajar.

La Policía nos llegó a confesar que no sabían ni por dónde iban,

porque lo mismo atacaba en la zona norte

en un barrio rico,

en la zona sur en un barrio pobre,

a personas con gran poder adquisitivo,

a personas menos pudientes...

"La Policía tiene la certeza

de que detrás de todos estos asaltos a ancianas

se esconde una misma mujer,

pero los agentes cuentan con pocos detalles

y la agresora prosigue su escalada criminal".

Sonó la puerta y al abrirla, me encontré...

una señora mayor, madura,

me dijo que estaba vendiendo productos de importación

y le dije que no, que muchas gracias.

A la hora y media, dos horas,

empecé a oír unos gritos de socorro,

me asomé a la ventana que da al patio en la cocina

y me encontré que estaba la tía Dora

con los brazos todos enrollados con pañuelos y tal

asomada así al poyete pidiendo socorro.

Un empujón, fui a parar, que tengo un hall muy grande,

y me senté de culo.

Me agarró por los pelos y me dijo: "¿Dónde tienes joyas?".

Me llevó arrastrando por el pasillo.

Ella había conseguido salir de la cama,

porque la había puesto en la cama, con almohadones y cojines,

que además, luego, ella lo que no se cansaba de repetir era

que le había salvado la vida su perro, Pepe,

porque estaba prácticamente asfixiada.

Porque la amordazó, la metió igualmente cosas en la boca,

la tapó con almohadas y el perro, poco a poco, pudo meterse

y salvarla.

Di un salto como un cigarrón, oye, me levanté,

amarradas las piernas y las manos,

y pude abrir la ventana,

por eso me salvé, si no, me mata

y el perro, como me levanté, pude respirar.

Esa mujer si no hubiese sido por su mascota,

lo más fácil es que hubiese muerto asfixiada.

Mi tía lo que nos contó es que era una persona muy agresiva,

o sea, que según ella abrió la puerta,

la dio un empujón que la empotró,

pues imagínate esa puerta, hasta esa pared

y luego, la arrastró por todo el pasillo,

se la llevó a rastras

hasta el dormitorio,

pero vamos, sin ningún miramiento

y con toda la brutalidad que fuese necesaria.

No hay lazos de unión, ni siquiera un rastro que nos permita decir

que actúa cada cierto tiempo.

La Policía sí lo tenía, pero no lo decía,

porque tenía una periodicidad de uno o dos a la semana

hasta que empieza a aumentar su nivel de delitos

ante la confianza que gana

como buen depredador criminal.

(MARTA) El hecho de que poco a poco esos plazos se fueran reduciendo,

llegando a tener varias agresiones en el mismo día

denota, por un lado, que ya va cogiendo confianza,

es decir, esa primera agresión genera un impacto en ella

y poco a poco, ese placer, tanto de la agresión que ella obtiene

como el placer de lo económico,

de llegar con nuevos recursos a casa,

eso genera en ella un impacto

que poco a poco necesita ir repitiendo.

Las agresiones son muy similares,

el "modus operandi" prácticamente es el mismo

y es entonces cuando se logra tener un perfil

de la persona que está cometiendo estos sucesos

y hay que decir que ese perfil en todos y cada uno de estos casos

coincide.

(SANTIAGO CALVO) Es una señora la autora de estos hechos

de alrededor entre 40 y 45 años,

complexión gruesa,

una estatura de 1,60,

pelo largo, que algunas veces lleva recogido en coleta,

vestimenta, casi siempre llevaba una prenda de color oscuro,

un bolso de color negro que lo portaba tipo bandolera

y que fumaba cigarrillos de la marca Fortuna.

Entonces, ya sí saltan las alarmas.

Ya empezamos a hablar con la Policía

y la Policía ya nos confiesa que efectivamente, estamos detrás

de una ladrona en serie,

de una persona con determinadas características

que no nos quiere dar para no levantar la alarma social.

"Además de elaborar el perfil de la agresora,

la Policía observa que la autora sigue unas pautas similares

en todos sus asaltos".

Las víctimas eran siempre personas mayores,

muy frágiles, muy sensibles y, sobre todo, muy atacables.

La investigación determina

que el "modus operandi" siempre es el mismo,

Se acerca a una mujer anciana,

gana su confianza y con cualquier excusa,

intenta que le abran la puerta.

Desde que es de una confesión religiosa,

desde que necesita un vaso de agua,

desde que le den fuego porque está fumando

hasta que le quiere vender esa bisutería.

Al ser tan mayores, en lo físico,

esta agresora sabe que no van a poder con ella,

entonces, solo su búsqueda principal es taparles la boca.

Una vez dentro, comprueban que está sola

y la agreden con una violencia extrema.

Cuando decía que estaba sola, era como un resorte,

era muy amable en principio y de pronto, saltaba,

entonces ya era golpear a la propietaria

y era: "Los armarios, te mato, te mato, te mato, vamos al armario".

Con cualquier ropa, ya la ataba de pies y de manos.

El ensañamiento con sus víctimas es muy llamativo

y absolutamente innecesario,

llegando a fracturar varios huesos a una de ellas

y a provocarle un infarto a otra.

En uno de los casos y esto nos vendría...

a desvelar cómo es el carácter frío

de la persona que comete estos asesinatos,

una de las víctimas permanece postrada en el suelo,

ya está prácticamente maniatada, inmovilizada...

Es una diabética, una mujer diabética,

y le pide que le dé algo porque realmente lo necesita.

Cuando se iba a marchar

y la señora le decía: "Desátame que soy diabética",

en una ocasión, le dice: "A mí como si te mueres".

En otra ocasión, la agresora consigue entrar en la casa,

literalmente, coge del cabello a su víctima,

la introduce bestialmente en la habitación

y esta, mientras tanto, va diciendo que la deje en paz,

que no tiene dinero.

De hecho, era especialmente virulenta

cuando habiendo dicho las víctimas "no tengo nada",

encontraba algún objeto de valor.

La pobre mujer decía no tener nada,

pero como encontró una caja con dinero,

iracunda,

castigó a su víctima por haberla mentido.

En venganza, cogió un canapé y le fractura la tibia y el peroné

metiéndole la pierna dentro del canapé

y bajándolo, o sea, se la fracturó

de una forma completamente inopinada,

gratuita e innecesaria, ¿no?

Es una psicópata que se explaya en su agresión,

no conecta con las víctimas,

parece que solo es capaz de conectar con la satisfacción y el placer

de... del dinero recogido

y de alguna manera, de esa...

de ese narcisismo y de esa potencia

que la agresión le hace sentir, ¿no?

De ese poder.

Lo que verdaderamente sorprende, crea estupor

y casi me atrevería a decir que asco

es el hecho de que se esté cebando con las más ancianas,

porque esas ancianas pueden ser la madre o la abuela de cualquiera.

Estamos muertas de miedo,

porque somos muchas personas mayores aquí

y estábamos muertas de miedo.

Este caso, en 2003, se solapa con otro muy importante en Madrid

que es el asesino de la barja,

es decir, de un asesino en serie demostrado

que dejaba su firma.

Vimos que teníamos dos asesinos en serie,

un asesino en serie mejor dicho

y un ladrón en serie, en este caso, ladrona en serie en Madrid,

que causaba más miedo,

sobre todo, por las personas, a las que iba dirigida

las víctimas.

"Sin que la asaltante de ancianas sea consciente,

una de las estratagemas que emplea

se convierte en un elemento clave en la investigación".

La autora no actúa con delicadeza

en el escenario de sus agresiones,

deja huellas,

toca todo, no...

no es especialmente cuidadosa

y hay un detalle que llama la atención a los policías

y es que en todos los escenarios,

hay una colilla y además, de la misma marca.

Ella estamos diciendo que entra con una excusa, pide fuego.

"¿Me dan fuego?".

Lleva ya el cigarro encendido y luego, mantiene una conversación

dentro de la casa.

Dentro de la casa, permanece fumando

y cuando surge el clic,

cuando ya tiene la información suficiente

que le permite saber que está sola en el domicilio,

pues entonces ya no le preocupa el cigarro,

deja el cigarro y ya no se vuelve a preocupar.

Cualquier ladrón con un poco de experiencia

se las hubiese guardado

o no hubiese fumado en el lugar de los hechos,

con lo cual, estaba dejando pistas.

(MARTA) En el fondo, son errores, son cuestiones no pensadas por ella,

igual que sus pelos o sus huellas en los escenarios de los crímenes,

así son también las colillas.

Su sello, en todo caso, sería esa mordaza, ¿no?,

más que la búsqueda de su marca en la colilla.

Lo que hay que decir es que esta ladrona es bastante mala,

comete fallos como no llevar guantes,

no taparse la cara,

deja las colillas que fuma en el lugar de los hechos,

con lo cual, tienen el rastro de ADN,

pero tiene la suerte en aquel entonces

de no estar fichada,

con lo cual, hay prueba contra ella,

pero no se puede cotejar y no se sabe quién es la identidad,

no se sabe a quién corresponde legalmente ni realmente.

Todo esto juega a su favor,

pero también va a jugar en su contra en el momento de la detención.

"Los investigadores también realizan

un perfil geográfico de los asaltos,

los lugares que elige la agresora de ancianas

acaban por revelar una pista importante".

Aunque son muchos los distritos de Madrid donde está actuando,

la mayoría son en la zona sur.

Cuando continuamos la investigación,

ya nos permite establecer un parámetro

de cómo se mueve la señora.

La Policía, haciendo un estudio de las agresiones de esta mujer,

encuentra un tema que sí que le llama la atención,

va marcando en un mapa los puntos donde ha actuado

y curiosamente, coinciden todos ellos

en una concreta línea del metro de Madrid.

Y trazando una línea,

nos damos cuenta de que pudiera empezar a moverse por la línea 5.

Canillejas, Aluche y luego, a partir de ahí,

moverse en diagonal.

Es habitual que en los perfiles criminológicos,

estudiemos muy bien el mapa de actuación, ¿no?

Y no tienden a actuar solo en un barrio,

sino a dispersarse

y habitualmente, hacemos como un círculo

en la actuación de los criminales.

¿Qué nos ocurre en este caso?

Que en vez de actuar en el círculo,

actuaba en la línea de metro que le venía fácil.

Nosotros elaboramos un dispositivo

junto con la Brigada de Seguridad Ciudadana,

con la Brigada Móvil y las comisarías de los distritos

para que procedan a la identificación

de aquellas personas que reúnan las características

que nosotros buscamos

y nos hagan un informe todos los días

de... de las personas identificadas que puedan...

que puedan ser las autoras de estos hechos.

La Policía despliega un dispositivo de efectivos

sin precedentes,

llegando a apostar a un agente de la Policía

en cada una de las entradas y salidas de la línea 5 de metro

en busca de alguien que pudiera encajar

con los datos de la investigación.

Empezó a meter mucha gente de paisano en la línea 5.

En las estaciones de metro, estaban agentes de paisano

con la ficha de esta autora

para ver si la localizaban,

pero hay un problema, la línea 5 es de las más utilizadas en Madrid,

porque va de norte a sur y tiene un tráfico enorme,

en aquel entonces, podía ser la línea más utilizada.

Consecuencia, los policías estaban completamente...

desesperados porque no sabían por dónde podía salirles el tema.

Nosotros vamos recibiendo esa información,

la vamos cotejando, vamos obteniendo las fotografías

y vamos comprobando también...,

pues hasta que corresponde, vamos enseñando a las víctimas.

Eso tampoco nos da resultado.

"A mediado del mes de julio,

la asaltante ya ha actuado en una quincena de ocasiones

dejando un rastro de ancianas malheridas

tras la muerte de María Iribarren,

pero ella no va a ser su única víctima mortal".

El 11 de julio es un día especialmente aciago

porque se producen tres agresiones.

Estamos hablando de que las dos primeras,

las ancianas,

pues como corresponde al "modus operandi"

de la persona que se está buscando,

agrede de una forma brutal,

la roba,

pero en el caso de la tercera víctima es terrible,

estamos hablando de Luisa Trueba,

una mujer de 64 años que vivía en Villaverde.

Una vecina del rellano de Luisa

observa que llevan varios días las luces encendidas,

llama a la Policía ante esa situación

pensando que podía haberle sucedido algo.

La familia echa en falta a esta mujer,

la llaman por teléfono, no la encuentran

y un familiar se acerca

y resulta que estaba muy cerca de la comisaría de Villaverde,

a 300 o 400 metros de donde se encuentra la comisaría.

Entra la Policía

y efectivamente, encuentran a Luisa muerta en su domicilio

y todo revuelto, que había sido objeto de robo

y de la muerte criminal.

También es una persona de avanzada edad

y hablando con los vecinos, ahí aparece...

aparece la señora también atada,

aparece con síntomas

de haber ejercido violencia sobre ella,

aparece también con trapos en la boca

y la causa de la muerte,

pues al parecer, también es una asfixia mecánica.

La muerte se había producido tres o cuatro días antes

por las mismas formas, la casa estaba revuelta,

con lo cual, se produce un nuevo caso

que levanta toda la alarma social de nuevo en Madrid

porque la "mataviejas",

como la bautizó la prensa en aquel entonces,

ha vuelto a matar.

Es habitual que en criminología utilicemos el término "mataviejas"

para personas que agreden a personas muy mayores,

a ancianos,

pero es que en Estados Unidos,

también se utiliza el término "mataviejas"

para otros casos de agresores de personas mayores.

Luisa era una mujer que vivía sola,

tenía dos hermanos, pero prácticamente podíamos decir

que no mantenía relación alguna con ellos,

era una víctima ideal para el caso que nos ocupa

y para la agresora que nos ocupa.

Hay que decir que los vecinos, posteriormente, declararon

que Luisa estaba pasando

por un proceso de depresión bastante profundo

a raíz de la muerte de su madre.

Luisa, la segunda fallecida, era la más joven de todas,

hubiera podido enfrentarse si solo pensamos en su edad,

pero Luisa estaba muy malita a nivel psíquico.

No solo buscaba a personas muy mayores,

sino que las buscaba frágiles,

frágiles para seguir teniendo ella esa sensación de poder,

de prepotencia y de empoderamiento sobre ellas.

Ya suponiendo que pudiera ser esta persona,

que hubiera tocado antes otros telefonillos,

se hacen gestiones a ver lo que ha pasado con los vecinos

y además, ya nos mencionan que coincide

con la presencia en ese domicilio

de una persona que ha estado ofreciendo la venta

artículos de oro, relojes...

Esa señora llamó a mi puerta,

entonces, yo no estaba en condiciones de abrir la puerta,

le dije: "¿Qué deseaba?".

Dice: "Quiero que salga,

que tengo joyas y quiero mostrárselas".

Entonces le dije: "No me interesa y no tengo tiempo".

Yo la había visto la semana antes de irme de vacaciones,

que había estado en el bloque nuestro,

y había estado una señora como de oscuro,

con el pelo negro, con una coleta,

y la vi ofreciendo oro que llevaba vendiendo,

sacó de un bolso negro un bolsito pequeño

y lo sacó

y yo la dije que no me interesaba, que no quería nada.

Nos hace suponer que estamos en el caso,

pero que en este caso, desgraciadamente,

la persona no hemos llegado a tiempo y ha fallecido.

"El asesinato de Luisa Trueba pone contra las cuerdas

a los agentes que investigan el caso.

no pueden permitir que haya una tercera víctima mortal".

Estaban atacando...

a ancianas en el domicilio personal, desvalidas,

con muchos problemas físicos por su edad

y ahí se estableció un objetivo prioritario

que era dar con esta persona como fuera,

incluso suspendimos las vacaciones hasta que diéramos con esta persona.

No había vacaciones hasta que la encontrásemos.

A estas alturas,

hay que decir que la alarma social ya era bastante contundente,

porque estamos hablando de dos muertes.

Por eso, los miembros de la Policía ya no buscaban a una persona

que se dedicara a asaltar viviendas de ancianas,

buscaban a una persona

que, hasta ese día en concreto, ya había asesinado a dos ancianas.

Aumentan las vigilancias, pide la colaboración ciudadana,

da consejos a la ciudadanía para que no haga determinadas cosas

y nos pide a los medios que lo difundamos también.

Que no se abriera la puerta a nadie,

que se desconfiara cuando alguien llamaba al telefonillo,

que no valían las fórmulas de "deme un vaso de agua"

o "necesito ir al servicio"

o "le voy a vender cualquier cosa", no, que la gente se asegurara bien

antes de abrir la puerta, sobre todo, las mujeres.

La Policía pide imágenes de comercios y semáforos

de alrededor de la zona donde ha aparecido

y en este caso, sí tienen suerte

y encuentran imágenes

de una persona que responde a la descripción física

que estaban dando los vecinos.

A raíz del atraco en el domicilio de mi tía,

eh... parece ser que las cámaras del banco

que hay unos metros más adelante,

la grabó al salir,

coincidió que tomó esa dirección

y por la descripción física que le hice a la Policía

cuando estuvo aquí, en casa,

eh... vieron que había salido grabada

en los vídeos del banco.

Ahí extraemos unas imágenes,

que por las características que nos ha aportado la señora,

en este caso, siempre es pelo largo y unas veces va recogido en coleta,

siempre lleva un bolso tipo bandolera de color negro

y nosotros vamos mirando a ver quién pasa con esas características

en las imágenes de la sucursal

y ahí obtenemos una imagen de la que podría ser la autora,

es una imagen fugaz, se ve de perfil,

pero podemos iniciar una investigación.

Pocos días después de la muerte de Luisa Trueba,

vuelve a asaltar a una anciana,

en esta ocasión, lo hace en el distrito de Chamartín,

pero comete un error, cree que su víctima está sola.

El último error que llevó a su detención

fue precisamente su exceso de confianza.

Si estábamos hablando en un principio,

cuando comete el primer asesinato en la calle Ayala,

que se asegura de que no haya nadie en la casa,

pregunta, incluso pide que salga la persona que está acompañando,

en el caso último, en el de Chamartín,

ella ya entra directamente.

Entra en la casa pensando que la anciana está sola,

pero no está sola y cuando intenta amordazarla,

la anciana consigue emitir un grito de auxilio,

inmediatamente, su nieta,

que se encuentra en un cuarto contiguo,

acude a ayudarla,

lo que hace es abalanzarse sobre esta persona

a tal punto de que literalmente, le pega un mordisco en el brazo,

lo que hace que la agresora, siendo consciente

de que no va a poder consumar el acto,

salga huyendo de la vivienda.

Ya comete todos los errores, ya la han visto dos personas,

saben su descripción, llaman a la Policía

y entonces, ya se monta un dispositivo de vigilancia

hasta que realmente, se acaba con su detención.

"El 16 de julio, tres meses después del crimen de María Iribarren,

la colaboración ciudadana da sus frutos

y la asaltante de ancianas cae infraganti".

Ella sigue cometiendo delitos

por aquello de que se siente confiada,

de que necesita robar, de que quiere robar

y entonces, gracias a esa colaboración

que nos pidió la Policía a los medios de comunicación,

difundimos una imagen, sus características,

cómo podía ser esta ladrona.

Y aquí sucede algo significativo

y es que un vecino llama a la Policía

diciendo que en su edificio,

acaba de ver a una persona que está llamando a varios timbres

ofreciendo joyas.

Recibo una llamada diciendo: "Jefe, acaba de llamar una vecina

que tiene una persona que puede ser

la que ha salido en la televisión el día anterior".

Dice que hay una mujer que corresponde

a las características que hemos difundido los medios

y que la ha visto en un reportaje de televisión,

que puede ser la "mataviejas",

porque está tocando a las puertas de todo el edificio.

(SANTIAGO CALVO) Ha preguntado

quién había en la casa.

"Si está tu marido, no me importa, que salga alguno de sus hijos,

yo se lo enseño para que no desconfíe de mí"

y cuando ve que la señora no quiere hacerle mucho caso,

saca un cigarrillo y le dice que si le puede dar fuego.

A esta señora no le gusta aquello, se asusta, cierra la puerta

y en este caso, ella se marcha.

Claro, ante esa llamada en el 091,

salen todas las patrullas del distrito a por ella.

(SANTIAGO CALVO) Llegamos allí, el "Z" la identifica

y ya llegan los compañeros del grupo,

que saben de la investigación más que de sobra

porque eso era saberse los datos de memoria.

Vino una gitana aquí que fumaba mucho,

llamó la atención entre los vecinos

llamaron a la Policía

y la trincaron en la puerta de mi casa.

Cuando yo llamo para decirles que me den datos de esa señora,

me dan los datos, Encarnación Jiménez Moreno,

comprobamos que no tiene antecedentes

y yo empiezo a inquirir sobre las características físicas.

Y entonces logran tener la imagen,

pero con un detalle, ya no es morena,

se ha teñido el pelo y va de pelirroja.

Eso desconcierta a la Policía.

Color del pelo. Pelirrojo.

¿Lleva bolso? Lleva bolso.

¿Cómo lo porta? Tipo bandolera.

Pregúntala si fuma.

Fuma.

La marca que lleva corresponde

con la de los cigarrillos que había ido depositando,

que habían ido apareciendo en los ceniceros,

ya empiezo a ponerme nervioso, coinciden muchas cosas,

entonces, yo pregunto.

Mira a ver si lleva algún tipo de herida en el brazo.

Y me dicen: "Afirmativo,

lleva como si le hubieran clavado las uñas y lleva arañazos

en el antebrazo derecho".

Ahora mismo, esa señora para la brigada.

Yo me enteré por las noticias que ya habían cogido a esta señora

que la llamaban la "mataviejas",

(TV) "La Policía ha detenido ya a la presunta asesina de la mordaza,

que mató a dos ancianas y robó en una veintena de casas".

"Una vecina la reconoció y llamó al 091

y parece que una pista definitiva para detenerla ha sido

que dejaba colillas de cigarros de la misma marca".

"Le han encontrado un anillo de una de las víctimas".

"La detenida se llama Encarnación Jiménez

y tiene 39 años".

Después de mucha investigación, después de mucha desesperación,

se sabe que se trata de Encarnación Jiménez Moreno,

que vive en el barrio de Hortaleza, que está casada con un fontanero,

que lleva una vida completamente normal

y que además, no daba el perfil

por no tener ningún antecedente policial ni penal

previo a todo esto que está cometiendo.

(SANTIAGO CALVO) Cuando nosotros, esta señora ya me la traen,

llega a la brigada,

hay una cosa curiosa,

nosotros entonces teníamos en el grupo

un plano del metro de Madrid, ella mira el plano de Madrid

en el que habíamos ido clavando con chinchetas

los puntos donde...

los domicilios donde ella había estado cometiendo,

en principio, las fechorías, ¿no?

Ella sonríe...

y entonces, yo la pregunto:

"¿Qué pasa? ¿Cómo te mueves tú por Madrid?".

Y dice: "Yo, en taxi".

"Tras cotejar las huellas de la detenida

con las que han encontrado

en los domicilios de las ancianas asaltadas,

los agentes confirman

que Encarnación Jiménez es la mujer que están buscando".

Las muestras, policialmente hablando,

son inequívocas

en base a la coincidencia de las huellas

y el reconocimiento por parte de las víctimas

a través de las fotografías.

Durante el registro en su domicilio,

se hallaron numerosos objetos

que habían sido sustraídos en los distintos asaltos

tal y como constaba en las denuncias de las víctimas,

en concreto, uno relacionado con el primero de ellos.

En el primero de los homicidios, doña María Iribarren,

aparecen las huellas inequívocas de la autora

y es más, en el registro domiciliario

que ayer se practicó en el domicilio de Encarnación Jiménez Moreno,

de 39 años, que es la autora,

pues se encontró un anillo que pertenecía a esta víctima.

(SANTIAGO CALVO) Es una alianza

en la que figuraban las iniciales de doña M. I.

y la fecha de boda de... de la fallecida

el día 18 de abril, doña María Iribarren.

A posteriori, una vez que se hace el registro,

lo que se hace es llamar a todas las familias de las víctimas,

a las víctimas y los hijos, que vengan a reconocer

y a partir de ahí, hay otros efectos que son reconocidos

por parte de las víctimas.

Nos enteramos de que la han cogido a ella

y bueno, nos llaman y nos dicen que vayamos al juzgado,

vamos a Plaza Castilla a hacer el reconocimiento

para ver si la reconoce,

la ponen cuatro o cinco señoras

más o menos igual,

ella dice que sí la reconoce.

Y la Policía me enseñó unas fotos,

me enseñó cuatro fotos me parece que fueron.

"A ver, ¿me dices cuál?". -"Pues sí, es la tercera"

y dijeron: "Sí, no hay duda, es la señora que ellos buscaban".

"Mientras Encarnación Jiménez se encuentra en prisión

a la espera de juicio,

en Barcelona,

otra mujer, Remedios Sánchez, replica sus asaltos".

Josefa, a la que todos sus allegados

de forma cariñosa llamaban Pepita,

fue encontrada estrangulada en el salón de su casa.

Cuando los Mossos llegan al domicilio de Josefa,

se la encuentran muerta allí

e inicialmente, descarta el móvil del robo.

Hay que decir que una semana antes, ella y una amiga del barrio

habían estado tranquilamente en la puerta de casa

y de repente, pues apareció una joven de 40 años

que dijo estar encontrándose mal,

ellas la invitaron a entrar en casa para ofrecerle una manzanilla

y como les ofreció confianza y les cayó bien,

la invitaron a comer.

Mi abuela era una mujer que era muy buena,

era muy confiada porque para ella, toda la gente era buena,

o sea, no veía maldad.

El "modus operandi" para obtener víctimas pasaba

por ganarse la confianza de ancianas en plazas y calles,

hasta el punto de que permitieran a Remedios

que las acompañara a sus domicilios.

Una vez dentro, cambiaba por completo,

tenía una actitud brutal con ellas,

Las empujaba, las terminaba estrangulando

para finalmente, robarles todos sus bienes.

Pero es poco tiempo más tarde cuando los Mossos se dan cuenta

de que están ante un posible asesino en serie

que lo hace para robar.

En menos de tres semanas, atacó brutalmente a diez ancianas,

de las cuales, tres fallecieron

y siete resultaron gravemente heridas.

En menos de un mes,

había puesto en alerta a toda la Ciudad Condal

y a más de 200 miembros de los Mossos d'Esquadra.

En ese sentido, convocan una rueda de prensa

y advierten a la población,

a las mujeres mayores que viven solas y demás,

que no se fíen, que no abran su puerta a nadie

y que no dejen entrar a desconocidos en sus casas.

En los últimos días, ha actuado con una frecuencia,

es decir, del primer hecho del día 10

hasta el día 17, si no recuerdo mal,

pasada una semana, luego, los hechos han ido dos días,

algunos, un día.

Probablemente, es una asesina de tipo pragmático,

es decir, acababa con la vida de sus víctimas

para obtener un fin, en este caso, de tipo lucrativo,

pero al no existir grandes periodos de calma entre cada crimen,

podríamos decir que se comporta casi como una asesina frenética,

pero ¿quién era Remedios Sánchez?

Remedios había llegado procedente de Galicia

en la inmigración,

procuró salir adelante con todas las ocupaciones que pudo,

fundamentalmente de cocinera,

y se casó con un hombre

con el que tuvo una pareja de gemelos.

Posteriormente, se separaron debido a su adicción al juego.

(TV) "Es la asesina de ancianas de Barcelona

en el momento de ser detenida,

se llama Remedios, tiene 48 años

y trabajaba de cocinera en un bar".

"Los Mossos d'Esquadra la detuvieron anoche

después de intensos días de búsqueda

y minutos después

de que Televisión Española difundiera su foto".

Esta detención hay que decir

que se produjo casi, casi de casualidad.

Los Mossos estaban por el barrio del Eixample

y en un momento determinado,

conociendo la ludopatía que tenía Remedios,

decidieron entrar en un establecimiento determinado

y allí la encontraron.

Se llevaba días preguntando a porteros de fincas y demás

y ayer, en un momento dado,

se da la orden de entrar en las porterías, mirar

y algunos locales

y en uno de ellos, en la confluencia de Provenza con Paseo de Gracia,

eh... se ve a una persona que responde a esas características,

se la identifica y nos cuadra.

El fiscal dijo literalmente

que Remedios Sánchez después de cometer los crímenes

se iba directamente al bingo.

"En Barcelona, ha empezado hoy el juicio contra Remedios Sánchez,

acusada de matar a tres ancianas

y agredir a otras seis hace dos años,

allí, en Barcelona".

"Se enfrenta a 172 años de cárcel".

Remedios, durante el juicio, tiene una actitud bastante errática.

Inicialmente, niega cualquier relación con los hechos,

ni que tuviera conocimiento de nada.

Remedios Sánchez sigue en esta línea de defensa

hasta el punto de afirmar que algunas de las víctimas,

testigos que han quedado con vida,

la reconocen porque la han visto en televisión.

Se contó con el testimonio de dos personas agredidas

que permanecieron detrás de un biombo

para preservar su identidad.

Según iban narrando los detalles más escabrosos

de las agresiones que habían sufrido,

mostraban un terror absoluto

hacia la persona que se estaba enjuiciando.

Finalmente, Remedios fue condenada a 144 años de prisión

por haber cometido tres asesinatos, cinco en grado de tentativa

y, por supuesto,

también por los robos con violencia que había llevado.

"En Madrid, el juicio contra Encarnación Jiménez Moreno

comienza casi cuatro años después de su detención,

la fiscalía pide para ella 183 años de cárcel".

La estrategia que desde un principio se utiliza

dada la multiplicidad de hechos

por los que Encarnación era objeto de acusación

fundamentalmente, se basa en justificar

que Encarnación no es dueña de sus actos

como consecuencia de esos padecimientos psíquicos,

es decir, que aquellas enfermedades que ella presentaba la afectaban

y condicionaban severamente su actuar,

como creo que así fue.

No... no era una persona que denotase sentimientos ni de...

estoy nerviosa o tengo miedo o...

Como si fuese ajena al bien y al mal.

Encarnación se mostró en todo momento

muy fría, muy distante, no colaboró en ningún momento

y siempre adujo que se trataba,

que sufría un trastorno psicológico, mental, para que no condenaran,

al final, el tribunal...

Durante el juicio y ahí están las grabaciones para verificarlo,

el comportamiento de Encarnación fue de ausencia total,

yo estoy convencido

de que durante las muchas sesiones de juicio que tuvimos,

Encarnación no fue consciente de lo que ocurría.

Desde mi punto de vista, era claramente consciente

de lo que está bien y de lo que está mal,

amenazaba a las víctimas a las que no asesinó

y que pudieron contar su testimonio, las amenazaba de muerte,

sabía perfectamente lo que estaba haciendo.

Saber lo que hacía, sí, puesto que a mí,

es que ni lo intentó, o sea,

simplemente, se quedó en la puerta mirándome fijamente.

Sabía perfectísimamente lo que hacía,

yo no estaba dentro de sus planes.

Cuando Encarnación es evaluada por la clínica médico forense,

por el psiquiatra y la psicóloga forense,

lo que nos encontramos es una valoración

que describe un funcionamiento psicopático,

con muchísima ansiedad y algunos rasgos de depresión,

pero con una clara capacidad volitiva,

es decir, era consciente de lo que hacía

y era capaz de pensar en ello, ¿no?

No tenía ninguna enfermedad mental

y, por tanto, ninguna patología psíquica

que pudiera explicar sus actos

y menos aún, atenuar su responsabilidad,

es decir, su capacidad intelectiva,

la de entender, distinguir entre el bien y el mal,

estaba intacta

y su capacidad volitiva,

la de actuar conforme a ese entendimiento, también.

Era plenamente consciente de sus actos.

Ella nunca recordaba estos episodios,

pero... pudo obedecer perfectamente

al abandono de un tratamiento farmacológico

que pudiera atenuar esos brotes psicóticos

y que al abandonar ese tratamiento,

pues esos brotes psicóticos vuelven a aparecer.

"'No recuerda nada' es el argumento

de la mujer a la que se juzga en la Audiencia Provincial

por el asesinato de 2 ancianas

y el asalto a otras 15 en sus propios domicilios".

"En su declaración, ha dicho que sufre trastornos mentales

desde la adolescencia".

Parecen grandes puntajes de simulación,

es decir,

tiende a aparentar que tiene más enfermedad de la que tiene,

más ansiedad de la que tiene, más depresión de la que tiene

y además, en un momento determinado, dice: "No recuerdo nada", ¿no?

Con esos altos puntajes de simulación,

da la sensación de que esta amnesia es claramente inventada.

El mundo que ella se representa como real

es tan real como el que nosotros vemos reales,

es decir, cuando alguien tiene una serie de brotes psicóticos

o se encuentra con un tratamiento mal administrado

o se abandona,

la representación que un enfermo se hace de la realidad es tan cierta

como la que nos podemos hacer nosotros,

con lo cual, ¿tan ausente estaba ella?

Posiblemente, sí.

Posiblemente, fuese esa otra personalidad o ese otro yo

o ese interior que la llamaba a realizar esas actuaciones,

porque yo no recuerdo a Encarnación,

en la soledad de las entrevistas de la prisión,

no recuerdo a Encarnación como una persona

especialmente peligrosa, agresiva...

La recuerdo como una persona cercana, abatida,

en ocasiones, ausente,

pero nunca como una persona capaz de hacer daño por hacer daño, nunca.

Encarnación demuestra tener

una fuerte rabia contra las ancianas,

de hecho, podríamos casi clasificarla

como una gerontofóbica,

es decir, alguien que tiene odio hacia los ancianos.

"El 6 de julio de 2007,

la Audiencia Provincial de Madrid dicta sentencia

contra Encarnación Jiménez".

"Encarnación Jiménez, conocida como 'la mataviejas de Madrid"

ha sido condenada a 137 años de cárcel

por asesinar a 2 ancianas

y robar con violencia a oras 15".

Lo oímos en las noticias...

y...

también lo comentamos con Dora y demás

cuando salió la sentencia, que dijimos: "Pues mira,

afortunadamente, una persona que es mala

que no va a estar en la calle en una temporada larga".

Encarnación no encaja la condena porque no la entiende.

Cualquier pronunciamiento que aparece una pena de prisión

es manifiestamente injusto por improcedente.

Ella no entiende que ha cometido ningún delito

porque no es consciente de...

En los momentos de lucidez, ella no ha cometido ningún delito,

con lo cual,en esos momentos de lucidez, ella no entiende

cómo puede recibir una condena.

Las víctimas de delito violento en la mayor parte de las ocasiones

sufren lo que se llama el trastorno de estrés postraumático.

Mi cliente que tiene 85 años largos

ahora mismo, padece un alzhéimer como consecuencia de todo esto.

La pobre mujer pues no... no levanta cabeza ahora.

Sufren de evitación,

en estas personas mayores,

seguramente, evitarían salir a la calle,

abrir la puerta...

Antonia era muy activa, ella iba al mercado,

hacía la compra...

Después del robo, ella estaba muy asustada,

tampoco se atrevía a abrir a nadie.

Estuvo una larga temporada bastante fastidiada,

eso sí que lo sé, muy fastidiada ella.

No se atrevía ni a salir la pobre.

Y además, la reexperimentación

y es tener la sensación de que el pasado se hace presente,

es decir, en su cabeza,

se repite de forma permanente la agresión sufrida

y sienten que puede volver a suceder en cualquier momento.

Porque además, recuerda continuamente los hechos

y la mujer se pone muy nerviosa y muy mal.

Concepción, ella vivía sola, pero después de esto,

tuvo que necesitar una persona para que la acompañara

porque le daba miedo.

Yo estoy convencido de que si Encarnación...

se ha representado como probables,

no ya como ciertos,

sino como probables los hechos por los que ha sido condenada,

estoy convencido de que estará arrepentida

porque Encarnación tiene hijos también,

Encarnación también tiene familiares

y es la responsable de su familia.

Yo estoy convencido

de que Encarnación no es una mala persona.

Encarnación no es un ser...

que tenga como finalidad hacer daño a las personas a las que se lo hizo.

Encarnación era una persona enferma.

A lo largo de mi carrera,

ha sido uno de los casos que más me ha llamado la atención

por las víctimas

y cuando te das cuenta

de que ha atacado a mujeres de 97 años

y la ha matado

o de 80 años y la ha matado,

te das cuenta de que estás ante una persona mala,

pero en el peor sentido de la palabra, de una asesina

y de una persona que disfruta haciendo el daño a los demás.

Yo llevo en la Policía 37... 37 años,

es uno de los casos que más alegría me ha dado

por la entidad de las personas a las que hacía daño esta mujer

y bueno, hemos resuelto un problema

para Madrid y para nuestras ancianas de Madrid.

Yo calculo que cumplirá entre 25, 30.

Cuando llegue a los 20 aproximadamente,

si tiene un comportamiento normal,

podrá conseguir un tercer grado o salir durante los fines de semana,

con lo cual, me imagino que hacia 2023, 2025,

esta mujer ya podrá tener alguna salida de prisión

y hacia 2030, estará libre.

"En 2010,

el Tribunal Supremo incrementa de 137

a 152 años de prisión

la pena contra Encarnación Jiménez

tras elevar la calificación de sus crímenes

de homicidio a asesinato".

Víctimas del misterio - La asesina de ancianas

05 nov 2019

Programas completos (18)

Los últimos 18 programas de Víctimas del misterio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios