www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5527301
No recomendado para menores de 12 años Versión española - La adopción (Coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Dejamos a nuestros protagonistas a punto de iniciar

la gran aventura de su vida en común

y volvemos a nuestro plató para hablar de "La adopción",

del modo más cercano y realista posible.

Le damos de nuevo la bienvenida a nuestras tres invitadas,

Daniel Fejerman, directora y coguionista junto a Alejo Flah

de esta preciosa y dura historia que acabamos de ver y de compartir.

Anne Igartiburu, Anne, bonita mía,

compañera de la casa, madre de tres hijos,

dos de tus hijos, adoptados.

Anna Badía, psicóloga clínica, especializada en traumas de apego,

eres también una persona adoptada y una de las fundadoras

de La voz de los adoptados, ahora ya hemos entrado otra vez

en el por qué estáis aquí y el cordón umbilical

de cada una de vosotras con el programa de hoy

y efectivamente, esa mirada del niño final, Daniela,

que nos cuenta que ahora empieza la verdadera aventura, ¿no?

¿Qué trae ese niño en la mochila? ¿A qué retos especiales

debe hacer frente la familia adoptante?

Bueno, ese niño que mira hacia atrás

con esa mirada, yo quería contar

en el final de la peli, efectivamente, que este niño

deja cosas atrás, de entrada ha sido sustraído,

digamos, de todo lo que le resultaba familiar

y que de pronto se ve inmerso en un mundo lingüístico

que le es ajeno y esto implica un primer proceso de adaptación,

mutuo, por parte de ambos.

Y aún más allá, digamos después del proceso de adaptación,

en algún momento los padres adoptantes

nos tenemos que empezar a preguntar lo que tú decías,

qué hay dentro de esa mochila, esa mochila de la que nos hablan

mucho en los procesos preadoptivos,

la mochila, la mochila..., pero que de verdad

no lo sabes, que el niño viene con una historia

detrás que será probablemente una historia de abandono

o de más de un abandono.

Quizá una historia de institucionalización,

historias de negligencia,

cuando no de abusos o de violencia física,

es decir, en cualquier caso historias de maltrato

que se han producido además en unos años que son

fundamentales para el desarrollo, bueno, esto lo puede decir mejor

Anna, son fundamentales para el desarrollo del cerebro,

para su desarrollo emocional y nos damos cuenta

de que nuestro trabajo consiste en parte en ayudarles a reparar

estas heridas y estas pérdidas

y que ese trabajo no se hace solo con amor,

porque nos han contado también que el amor todo lo cura y mentira,

esto se hace con mucho trabajo, con mucho esfuerzo,

con mucha dedicación, a veces, con ayudas externas.

Bueno, pues cuando ya estamos en eso, llega la escuela

y entonces..., pero eso ya es otro tema,

llega la escuela y se convierte en la mayor pesadilla

para los padres adoptantes.

Digamos que hay dos temas muy importantes, la familia

y la escuela, vamos a ir por partes porque creo que es muy bonito

cómo lo planteas, como partes hacia las que caminar

y reconstruir. Anna, por alusión

no sé qué quieres comentar.

Sí, a ver, sí que es cierto que quizá en la película

se ve muy bien como esa pareja

están todo el rato como "lo vamos a resolver,

vamos a aguantar, todos los conflictos se van a superar"

y luego ya está, cuando tengamos a nuestro niño,

se puede reflejar que cuando ya tengamos a nuestro hijo

y estemos en casa tranquilos, se han acabado los problemas

y no, eso no es así, luego viene otro proceso

difícil a veces, complejo

y como estaba comentando ahora Daniela,

es cierto que el impacto que pueda tener,

abandono, al abandono de los cuidados,

pero abandono de los cuidados incluso en el útero materno,

porque nosotros aquí les ponemos musiquita,

hacemos masajes a la barriga, hablábamos con los bebés,

es una estimulación, pero desde el útero,

estos niños, pues no han tenido muchas veces

ni estimulación, ni afectividad,

ni cariño, hay un rechazo a veces, otras veces no hay un rechazo

como tal, pero sí que hay un abandono de los cuidados

desde el útero materno. Eso tiene unos efectos

y unas consecuencias en el impacto del cerebro del niño,

porque nosotros nacemos prematuramente,

en el sentido que no podemos desenvolvernos por nosotros mismos

a diferencia de otras especies, con lo cual el cerebro del niño

se va a desarrollar prematuramente en función de sus cuidados

que va a tener a través de esa figura materna

principalmente, a desarrollar la confianza

en uno mismo y a través de esa figura también,

si puedo confiar en esa figura que me atiende mis necesidades

de cariño, no solo alimentación e higiene,

si no también de afecto, de verme,

de jugar, de explorar, permitirme explorar,

voy a poder confiar en el resto del mundo

y con eso es con lo que se van a encontrar esos padres

una vez lleguen a casa y eso puede ser complejo.

-Cuando un niño llega a los brazos

de sus padres adoptantes, depende del país, pero muchas veces

si es internacional, ha vivido tres rechazos

de familias nacionales, por lo tanto, muchas veces se crea

un deseo de complacer a ese padre que quiere,

vives en un continuo deseo de ser el perfecto hijo

que ese padre quiere y eso cala

en la personalidad del niño hasta la adolescencia

cuando empieza, como decía, a desarrollar su propia personalidad

y su propia identidad, por eso es muy importante trabajar

con naturalidad y con certeza y con honestidad,

contigo mismo y con el niño, con el menor,

todo lo que ha sucedido hasta llegar y explicarle porque estás ahí,

porque quieres que eso suceda, esa sociedad que dice al niño

"tienes que estar agradecido a tus padres", es esa frase

que zasca, que cae como una losa en el niño,

cuánto más consciente es más se siente con la obligación

de dar las gracias a la sociedad y a esa madre o a ese padre

de que le ha salvado la vida, cuidado con estas frases,

cuidado con la sociedad que le dice lo bueno que es el padre o la madre

adoptante, cuidado con esto, porque no somos ni mejores ni peores

que otros, simplemente hemos decidido llevar un proceso,

no somos protagonistas, somos acompañantes

de un proceso en el que ese niño va a encontrar su propia identidad

y su propia personalidad y no olvidemos que también,

además de con el niño y con nosotros mismos, tenemos un compromiso

con esos padres que no pudieron cuidar de ese pequeño

y tienes que decir a tu hijo o hija, "¿sabes qué? Existe una persona

en el mundo que no ha podido y le debemos mucho

y le vamos a cuidar, le vamos a honrar"

y con este tipo de actitudes

hacia ese proceso, yo creo que es más sano

y va a funcionar mejor, pero tenemos que ser conscientes de ello.

-Yo creo que es un poco como un baile,

porque hay periodos en que los niños pueden estar enfadados

con esas figuras biológicas, por el abandono, por el rechazo

o por lo que han vivido y creo que debemos acompañar también

en ese rechazo, en el sentido de "valido tu emoción de enfado",

tienes motivos para estar enfadado, porque lo que te ha pasado

es injusto y luego hay otros momentos en que quizá esa figura

que odias y que no quieres saber nada y que la rechazas

y la apartas, a mí una de las preguntas que me han hecho

muchas veces es: "¿Qué cambiarías de tu vida?"

Ahora no respondería lo mismo, pero durante muchos años

yo respondía: "A mí me hubiera gustado ser hija biológica

de mis padres adoptivos", ahora mismo, claro, es así,

porque así me ahorro muchas cosas,

muchas preguntas y son los que conozco

y estoy encantada con ellos,

pero es cierto que luego hay fases

en las que quizá no hay un rechazo o un odio

y también tenemos que poder acompañar

en "esa figura es muy importante para mí",

porque es mi madre biológica, es la persona que por los motivos

que fueran, yo no los sé, aquí viene el tema de la búsqueda

de orígenes, pero no pudo cuidarme y yo creo que es como un baile,

que hay que saber acompañar y adaptarse a esos momentos.

-Estar muy atentos y no pensar en nosotros,

si no en lo que pueda necesitar.

-Mira qué carita que tiene, te lo comes.

Pero, no hay nada de lo que me tenga que preocupar, ¿no?

-No, mujer, para quedar más tranquilos, ya te digo,

los análisis están muy bien, no se ve nada especial.

Yo siempre digo que la adopción es una especie de grapa

donde va foto, expediente y pum y de repente te llaman y te dicen:

"Aquí" y claro en esa época yo creo que no había ni...

no sé si tenía móvil, me imagino, no sé cómo fue,

me imagino que llegó por carta la foto, ya no me acuerdo

cómo sería, pero ver esa foto y decir: "Madre mía, qué cosa",

lo que pasa en la peli que acabamos de ver, ¿no?

"Ay, ¿no has visto la foto? qué bonita", no sé qué.

Claro, es un proceso ilusionante, pero largo,

madre soltera con una edad ya adulta,

en mi caso los procesos que son con patología, ya pasas a verde,

tienes que estar muy segura, pasas otro tipo de filtros también

en los que la asistenta social te pregunta si eres consciente

a lo que te atienes, porque una vez más las adopciones internacionales,

como tú sabes, vienen con extras, tú lo has vivido en primera persona,

tú te has hecho una idea de un perfil de niño

y cuando llegan te traen patologías que no estaban registradas

en tu certificado de idoneidad, a ti te han dicho que es un niño

entre cero y tres o entre tres y seis, lo que sea

y en principio, sano y claro, tú te sientes culpable

porque dices que no, claro ahí esa secuencia es impresionante.

Impresionante. Yo venía aquí a otra cosa.

-Y soy una mala persona entonces.

-En mi caso, por lo menos en mi caso personal

el proceso ha sido eso, peliagudo, de esperar,

de tener paciencia, de viajar, de esperar,

de enfrentarte a un juez indio que cree que por ser mujer sola

no vas a poder sacar adelante un niño

y tienes que llevarte a un varón contigo al juicio para demostrar

que hay un hombre que te ampara, son cosas que son curiosas

y son también muy de cara a la sociedad

y pues también te aportan otra visión, ¿no?

Y lo demás muy bien, pues eso,

fenómeno, pues como cualquiera que es padre o madre, pues ahí.

Y estando con la realidad. Que si las meriendas, los deberes.

Que si el disfraz. Exactamente.

Claro. Anna, desde el 2009 formas parte

de La voz de los adoptados, lo hemos comentado al principio,

Asociación de ámbito nacional integrada por un grupo

de personas adoptadas tanto a nivel nacional como a nivel internacional

y, ¿cómo y por qué surge?

Pues surge...

por una necesidad de tener un espacio

en el que te sientas comprendida,

porque socialmente aún nos queda y aquí ha salido en la mesa,

nos queda mucho camino por recorrer, el sentimiento de agradecimiento

sigue estando ahí, por ejemplo, en las búsquedas de orígenes

yo como adulta y tal con mi carrera y todo,

pues aún escucho comentarios del tipo de cuando yo empecé

mi búsqueda de orígenes, de no sé en que año empecé,

2008 o así, pero de: "¿Y por qué vas a buscar

si tú ya tienes unos padres y además son fantásticos?"

Pues aún hay mucha incomprensión

y nos sentimos, a veces, muy juzgados

por también una lucha, porque hay como una visión

en la sociedad, como una maternidad y como ser hijos de segunda también,

aún se ve mucho la adopción y hemos avanzado muchísimo,

pero aún se ve mucho desde el punto de vista de profesionales

y desde el punto de vista de los padres y con visiones

en las formaciones, incluso, muy dulcificadas y muy edulcoradas

de lo que es la realidad de la adopción

y creo que tenemos que ser un poco más realistas,

no quiere decir tremendistas, ¿vale?

Porque la heterogeneidad de la adopción es muy amplia,

hay muchos casos que funcionan muy bien, pero también es verdad

que hay porcentajes de fracasos y que el porcentaje de fracasos

pueden ser muy dolorosos, hay familias que conviven

con mucho conflicto, con mucha problemática

y es muy duro tanto para los padres como para los hijos

y creo que tenemos que ser realistas y La Asociación de la voz

nace un poco como un punto de sensibilidad

de cara a la sociedad y también a un espacio propio.

¿Crees que se puede hablar de características específicas

de los menores adoptados?

Creo que se puede hablar de características específicas

y de características comunes, aunque el guion de cada película,

de cada vida, es único, cada uno tiene su libro,

pero sí hay unas características que nosotros en La voz, por ejemplo,

siempre lo hemos dicho y somos muchas personas,

pero es como que hablamos sin hablar,

nos entendemos fácilmente, detalles muy simples,

como por ejemplo, las fechas de los cumpleaños,

algo tan simple como que uno puede celebrar las fechas de cumpleaños

en La voz, que tenemos un grupo de wasap que está...

pues, a veces, felicitamos con cuidado,

como: "Espero que sea un buen día, a pesar que puedas recordar cosas",

¿vale? Son detalles que, a veces, la gente no piensa.

Hay familias, a veces, que celebran

el día de la adopción, porque es el día que se crean como familia

y además celebran el cumpleaños, como un aniversario más.

A veces hay personas adoptadas que les parece bien

y les gusta, pero hay personas adoptadas que ese momento,

celebrarlo no les gusta porque les recuerda a lo que es

algo previo, de hecho, no perdamos de vista que la adopción

es una solución a un problema,

es un mecanismo de protección a la infancia,

con lo cual significa que antes ha habido un problema

y eso hay que verlo y hay que ver cómo es niño

lo integra o las personas adoptadas lo integran en su historia.

(Música)

Daniela, ¿cómo es el reto del niño adoptado en la escuela?

Yo parto de que yo tengo el profundo convencimiento

de que la escuela, la institución escolar

en España y en un montón de países es una institución obsoleta,

rígida, que ya es un camino arduo

para aquellos niños, digamos que encajan

en los patrones de normalidad estrictísimos

de la institución escolar

que fomenta un aprendizaje memorístico de cosas irrelevantes,

que tiene a los niños sentados horas,

que les atiborra de tareas

y les machaca a exámenes permanentemente, en fin,

que esta institución escolar con la que contamos

pues claro es refractaria a la diversidad de todo tipo,

todo lo que se le sale de la norma por arriba, por abajo,

por los lados, no pueden con ello, entonces, lógicamente,

no está preparada para acoger las necesidades

específica, digamos, y muy variadas

de los alumnos adoptados, digamos, que en lugar

de proporcionarles un entorno de seguridad y de confianza,

digo institución, porque hay maestros que se dejan la piel

y hacen lo imposible, claro, pero la institución escolar

les señala, les segrega, les estigmatiza,

muchas veces la escuela manda a los niños al neurólogo,

el neurólogo suele diagnosticar un déficit de atención,

los padres, a veces, caen, caemos,

aceptamos la medicación que les dan, al poco tiempo comprobamos

que no sirve para nada, lo digo con todos los respetos

y con conocimiento, que soy hija de neuropediatra

que era partidaria de la medicación.

Que al final todo este proceso desgasta a los niños

y desgasta a los padres.

Yo debo confesar que mi solución personal,

porque estoy hablando muy en general y no me estoy pringando,

mi solución personal sí ha sido buscar

unas pedagogías alternativas y he acabado encontrando

y no es fácil y además cuesta dinero, no todos pueden hacerlo,

pero un sitio verdaderamente acogedor

e inclusivo para mi hijo,

pero la mayor parte de los adoptantes tienen que lidiar

con este sistema, entonces, ¿qué se le puede pedir

al sistema educativo? Pues que intente por lo menos

sensibilizarse y reconocer esas especificidades,

que combata desde luego como punto de partida,

tolerancia cero ante el racismo, porque los niños adoptados

que tienen diferencias, digamos,

genotípicas evidentes, normalmente sufren racismo,

pero no hace falta que tengan diferencias genotípicas evidentes

con los padres, también la simple condición de adoptado,

muchas veces conlleva discriminación,

o sea, cosas como: "A ti te abandonaron",

"nadie te ha querido", "tus padres no son los verdaderos",

los niños tienen que escuchar cosas así en la escuela

y eso les puede causar un dolor muy profundo,

a veces, tienen dificultades para concentrarse

durante largos periodos de tiempo, pueden tener dificultades

con la fracción o con la motricidad fina, gruesa,

pero también tienen muchas potencialidades

y hay que apoyarles ahí, o sea, son niños con una enorme capacidad

de resiliencia, término que también aprendemos los adoptantes.

-Supervivientes. -Son supervivientes.

-Y empáticos muchas veces más que otros.

-Tremendamente empáticos,

o sea, generan una capacidad de ponerse en el lugar del otro

y de sentir los sentimientos del otro.

-De compartir y de ser considerados,

estos "soft skills" de los que se habla ahora tanto.

(Música)

¿Te parece importante el contacto de los menores adoptados

con su lugar de origen?

En nuestro caso sí, porque yo he ido volviendo,

sobre todo los primeros años, a India todos los años,

entonces era volver un poco a donde ella estaba,

luego ya de mayor ha ido de voluntaria al mismo orfanato

y tiene mucha relación con sus amigas que ahora también

ya tienen niños y ya son mayores, entonces, ese encaje de bolillos

tengo que reconocer, egoístamente, que para mí ha sido más cómodo,

porque lo hemos podido vivir en primera persona

y ha ayudado también para tener cierta sensación de orgullo

de donde pertenezco y que país más bonito

y que origen más precioso, ¿no?

Y sí tengo pendiente un viaje por todo el país

y descubrir más cosas juntas, pero ya llegará.

¿Qué importancia le habéis dado vosotras a la búsqueda de orígenes?

Desde los dos lados.

Yo todavía no estoy ahí,

porque mi hijo está entrando en la adolescencia,

entonces, todavía no le toca,

pero cuando te oía pensaba: "Jo, qué distinto",

claro, mi hijo nació en una zona

que está en guerra, su orfanato ya no existe

y el día que él quiera

buscar y quiera saber de dónde viene va a ser bien complicado,

o sea, de dónde viene, conocer el lugar concreto, quiero decir,

o buscar su filiación e intentar localizar

a su madre biológica puede ser bastante complicado,

de todas maneras, él lo que sí conoce es la historia,

o sea, de dónde viene, lo que sabemos, lo que no sabemos

y yo estaré ahí para acompañarle.

-Durante muchos años, al menos en mis generaciones,

se ha visto como algo tabú, era algo que se ha visto

como mal visto, como que era un fracaso de la adopción

o un problema de la persona adoptada,

porque ya tenía una familia, ¿por qué se buscaba

a la familia biológica? Como una traición,

eso las personas adoptadas aún lo arrastramos a veces,

incluso en el hecho de empezar a hacer esa búsqueda,

es lo que denominamos el conflicto de lealtades,

como la sensación de que estás pudiendo hacer daño

y estás traicionando, cuando en realidad a lo que responde

realmente la búsqueda de orígenes es a una respuesta de un vacío,

incluso cuando vas al médico y te preguntan:

"Antecedentes de..." Y eres un interrogante,

yo ese interrogante lo tengo bastante grabado,

porque solo decides: "Uf, no sé, no sé, no sé",

constantemente el no sé, el ser humano hace el ¿por qué a mí?

¿Por qué me ha pasado esto? ¿Qué significa esto?

¿Me rechazaron? ¿No me querían? ¿O me están diciendo que me querían

y me querían tanto que no me podían cuidar y preferían

que otras personas? Entonces, esa persona que tanto me quiere,

si un día no puede porque se queda sin trabajo,

en las crisis eso lo hemos visto en el despacho así...

¿me va a volver a abandonar? Responde a mucha explicación

de intentar integrar lo que me ha sucedido

y responde a la historia de uno mismo y a veces eso

se rellena con un simple dato de historia médica,

-No sé si a ti te pasaría en tu época más adolescente,

pero el niño adoptado lanza preguntas al aire

y lee entre líneas lo que no se atreve a preguntar

y a través de la edad, de los años

va..., "¿y tú, mamá, querías tener...?

Va preguntando a su manera sutilmente porque no se atreve

porque ha oído que igual es poco amable

si pregunta directamente o porque no se atreve.

-Es una de las situaciones de muchos padres,

dicen, "es que él no ha preguntado", ya, pero tú tienes que tender

el puente a estoy dispuesto, porque tú eres el adulto,

"estoy dispuesto a hablar, no tengo ningún problema

en hablar de esto" ¿vale? Y luego cuando él esté preparado

si ve que no hay ningún problema, preguntará, no sé si habéis visto

el logotipo de La voz de los adoptados

es una pieza de puzle. Sí, sí, sí.

Precisamente. Es cierto.

En España hay alrededor de 700.000 personas adoptadas,

entre los años 2004 y 2008 fuimos uno de los países

con más adopciones internacionales del mundo,

más de 5.000 menores cada año.

Desde 2004, las adopciones internacionales han descendido

progresivamente hasta situarse por primera vez por debajo

de las nacionales. Hemos pedido a Benedicto García,

coordinador general de la Federación

de Asociaciones en defensa de la adopción y el acogimiento,

CORA, un retrato de la situación actual y una valoración

de esta tendencia.

A principios de la década de los 90

en España se produjo un boom de adopciones internacionales,

en aquellas fechas España llegó a ser el primero

en porcentaje en adopciones internacionales.

La bajada de la adopción internacional, especialmente

es algo generalizado en el resto de nuestro entorno,

estamos aproximadamente en diez veces menos,

unas 500 adopciones al año, hay distintas causas,

en muchos casos ya tienen su propia adopción nacional

en los países de origen, que ya tengan una familia previa

y no sea necesario darlos en adopción,

eso siempre será positivo.

La adopción nacional en España en estos últimos 22 años

está por encima de las adopciones internacionales,

los niños y niñas disponibles para adoptar

en la mayoría de los casos son de lo que se denomina

necesidades especiales, tanto físicas, como psíquicas

o psicológicas y también entendiendo ahí

como necesidades especiales pues a grupos de hermanos

o niños ya de unas edades un poco mayores

a partir de diez, doce o más años.

Y es que eso requiere, además de una información específica

sobre esas situaciones, sobre todo, una formación

específica para saber afrontar esa singularidad

de necesidades especiales que la experiencia

nos está demostrando que solo con cariño y amor no se resuelve.

Quien tiene derecho a tener una familia, son los menores,

las familias no tenemos derecho a tener hijos,

eso hay que tenerlo siempre muy claro,

son ellos los que tienen que ser el objeto y el sujeto

de todos los derechos, porque son los que los necesitan

y son a los que nos tenemos que dedicar.

¿Tenéis algún comentario a las palabras de Benedicto García?

Yo estaba escuchando y decía: "Qué bien dicho todo, ¿no?"

Quizá añadir el papel de las ECAI, que no hemos hablado de ello,

pero las ECAI son fundamentales a la hora de la adopción,

no todos los países exigen que exista una ECAI,

una entidad intermediaria, pero sí que también te abren

el camino y te guían, el hecho de dar un niño en adopción

supone que estás reconociendo que tu país no puede hacerse cargo

de esos menores, entonces, ahí sí que cortaban bastante

la salida de los bebés o menores a nivel internacional.

-Sí, esto no tenía nada que ver con la protección del derecho

de menores, eso también pasaba en Ucrania, porque estaban además

en un momento donde yo adopté que pretendían ser aceptados

en la Unión Europea y daba mala imagen tener niños

en adopción internacional, o sea, lo último en lo que pensaban

era en el bien del menor.

-De hecho, en el convenio de La Haya,

la adopción internacional es subsidiaria a la nacional,

lo que pasa es que tiene que estar el país en una situación

de poder dar esos recursos a esos menores,

de hecho, la adopción nacional primero viene en que haya alguien

en la familia extensa que se pueda hacer cargo del menor,

son como unos pasos, hay una familia

que no puede hacerse cargo de ese menor por lo que sea,

de su hijo y luego hay toda una serie de pasos

y el último recurso sería la adopción internacional.

El acogimiento familiar y la adopción abierta

son otras interesantes opciones tanto para el menor

como para las familias, hemos pedido de nuevo

a Benedicto García que nos explique en qué consisten.

Tenemos otros retos que afrontar mucho más importantes,

en estos momentos uno de los principales

consiste en el acogimiento.

El acogimiento familiar no es una adopción,

son cosas muy diferentes, requiere información

y sobre todo, formación muy específica para eso,

las familias acogedoras tienen que tener siempre presente

esa opción de que por mucho que te vincules

con ese acogimiento, el principal objetivo

es que vuelva a su familia.

La adopción abierta es una nueva figura que se contempla

en la ley del 2015, hay un contrato en el cual

la administración con los técnicos acreditados

de la propia administración, psicólogos y asistentes sociales,

hacen una valoración de la situación de ese niño,

que la mejor situación, consideran es que esté en esa familia

de adopción, porque al final va a ser una adopción,

pero teniendo siempre presente que la familia biológica existe

y que va a haber un contacto con la familia biológica,

puede ser una foto, puede ser información que existe

del entorno biológico, pueden ser visitas o no,

eso lo determinan cada uno de los técnicos

de la administración. Hay una figura jurídica

legalmente establecida, ratificada por un juez

que dice que es adopción abierta, que se tiene que cumplir

según el contrato establecido y además tiene seguimiento periódico

por parte de la administración. La seguridad jurídica del menor

tiene plenas garantías, el menor tiene los apellidos

de la familia adoptiva, con lo cual todos los derechos

de herencia, todos los derechos, igual que tiene cualquier

otro hijo, hija, tanto adoptado como biológico,

puesto que en eso en España hemos conseguido una igualdad

total y absoluta. La figura jurídica que permite

a los propios padres ser tutores plenamente del menor

pues para darle la máxima garantía jurídica.

Anne, fuiste madre de acogida antes de adoptar,

me gustaría que compartieras tu experiencia.

Pues una experiencia distinta,

o sea, no era un deseo de maternidad si no un proyecto

más de compartir espacio, tiempo y emociones

con alguien que lo necesitaba

y en este caso, como bien ha dicho él,

tienes que ser consciente de que ese niño vuelve

en un tiempo y sí que recuerdo momentos

en los que había familias que pensaban que ese niño

se quedaba para siempre y ese deseo de "aquí se queda", no,

tú eres un acompañante en el camino de ese niño

hasta que pueda encontrar un lugar mejor y bueno,

gran aprendizaje también para trabajar el apego

y el desapego porque al final le coges cariño y sabes

que no puedes volver a verle, tú cuando entregas ese niño,

en principio, ya está y es bonito también

el saber que va a un sitio bueno, no sé si mejor o peor,

en principio, bueno y el que le corresponde

a ese niño y en ese proceso en vez de estar

en una casa de acogida, en vez de estar en un orfanato,

pues está contigo.

¿Pensáis que hay mayor resistencia ante estos dos modelos,

el acogimiento familiar y la adopción abierta?

Creo que son dos medidas

de protección que se diferencian bastante,

en la adopción, lo ha explicado muy bien Bene,

en la adopción abierta,

los apellidos legalmente es una adopción,

en el acogimiento no hay ningún tipo de adopción,

como acaba de explicar Anne,

es una transición, es momentáneo

y aunque ese momento genera un vínculo importante,

tu figura es de acompañar y de dar temporalmente a ese niño

un espacio, un hogar,

¿creo que hay resistencias? Creo que aquí en España, sí,

de ponernos en cuestión como adultos el rol de maternidad y paternidad,

el hecho de que si se va es que no lo he hecho bien

o es que no me quiere, no sé qué es lo que se despierta ahí

¿vale? Pero es así.

-Es curioso también cómo nos aferramos a esa compañía

a que estemos siempre juntos y no te vayas de mí

y bueno, hay personas que pasan por tu vida,

te acompañan, te enriquecen emocionalmente y personalmente,

se van y siguen enriqueciéndote, no tienen por qué estar ahí,

entonces, hay muchos conceptos que llevamos aprendidos

y aprehendidos durante tantos siglos que ya es difícil.

Es difícil gestionarlos, sí.

No sé si os apetece cerrar con un punto de vista,

con una experiencia, con un deseo.

Yo sí tengo un deseo,

tengo un deseo de que la sociedad

tenga una visión más realista de todos estos procesos,

del acogimiento, de la adopción

y que los profesionales que intervengan, ¿vale?

O con menores, sea a nivel educativo, a nivel de salud,

a nivel, incluso en las formaciones preadoptivas,

estén más formados y den una formación también

de trauma para que realmente la gente que opte por ese proyecto

sepa, tenga herramientas de base para poder enfrentarse a eso.

Ese es mi deseo.

-Pues mi deseo sería

que la sociedad y en concreto la institución escolar,

se abriera de verdad a la diversidad

y fuera capaz de acoger de forma inclusiva,

no solo la especificidad de los niños adoptados,

si no tantas otras,

desde altas capacidades

hasta cualquier tipo de circunstancia

que hacen que los niños no encajen en sus normas

y les fastidien la vida un montón.

Anne.

Pues no sé, quizá un deseo muy grande

sería que no hiciera falta que existieran las adopciones,

que no hubiera ningún niño que se sintiera solo,

o que, incluso no hubiera ninguna familia que tuviera

esa necesidad y que si la tiene

que llegue a la adopción de una manera sana y alegre

para celebrar el encuentro entre dos personas

que se necesitan y se quieren.

Muchísimas gracias a las tres, de verdad, por vuestro tiempo

y por vuestra generosidad enorme.

Gracias, ha sido un placer teneros aquí.

Y por tu maravillosa película, Daniela.

Muchas gracias, gracias a vosotras.

De hacer posible encuentros como este, gracias de verdad.

Y muchas gracias a vosotros también,

ya sabéis que os esperamos la próxima semana aquí

en la mejor butaca del cine español reciente.

Un beso muy grande, chao.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • (Coloquio)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Versión española - La adopción (Coloquio)

02 mar 2020

Cayetana Guillén Cuervo presenta la película de Versión española y un coloquio sobre la misma.

ver más sobre "Versión española - La adopción (Coloquio)" ver menos sobre "Versión española - La adopción (Coloquio)"
Programas completos (85)
Clips

Los últimos 977 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos