UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5580577
Para todos los públicos  UNED - 22/05/20 - ver ahora
Transcripción completa

"Tú también, tú, Empédocles, otro tiempo,

sorbiéndote la llama transparente de inmortales ardores,

purificaste el cuerpo.

No diré que te echaste voluntario

del Etna entre los ígneos manantiales;

pero sí que queriendo desaparecer, caíste no queriendo".

A través de estos versos nos pone al corriente Diógenes Laercio

en su "Vida, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres"

del trágico destino de uno de los filósofos

más relevantes de la Magna Grecia: Empédocles de Agrigento.

De él se dice que al final de sus días, creyéndose un dios,

en virtud de lo extraordinario de su vida y de sus obras,

se arrojó al Etna.

El volcán, para sorpresa de propios y extraños,

escupiría poco después una de las sandalias del filósofo.

Como suele suceder con las vidas de los filósofos de la antigüedad,

en el caso de Empédocles, el halo de lo legendario

hace difícil discernir entre los hechos reales

y lo meramente fabulado.

Parece ser cierto que Empédocles nació y vivió en Agrigento

alrededor del 490 a.C. en el seno de una familia acomodada.

De él, afirmaba Aristóteles, que inventó la retórica,

mientras que Zenón le atribuía la concepción de la dialéctica.

Si sabemos que perteneció a la aristocracia de Agrigento

y si sabemos que tuvo una participación política destacada.

De hecho, durante mucho tiempo los críticos han argumentado a favor...

del compromiso democrático de Empédocles,

el hecho de que, en su fragmento,

se describiera a sí mismo como una persona muy... engolada,

que hablaba en su discurso a la gente que le rodeaba,

que la sermoneaba.

Entonces, no parecía tener un talante democrático

en la forma en la que se describe a sí mismo en los fragmentos

y, sin embargo, los testimonios y las historias que nos han llegado

son de un gran compromiso con la vida política de su ciudad.

Curioso Silicia, ¿verdad?

Platón también se enamora de Sicilia y quiere ir, repetidamente...

sólo hay que leer la Carta Séptima y su autobiografía...

siempre quiere ir a influir en Dionisio el "tirano",

a través de la filosofía y de la filosofía gobernante.

La gran Sicilia, la gran Siracusa es,

realmente, en Empédocles, una protagonista inigualable,

así lo percibirá Hölderlin a través de la muerte de Empédocles,

Hölderlin se hace empedocliano... directamente,

Hölderlin dice que Empédocles es Dios,

que es un dios como lo es Jesús de Nazaret

y como lo es Hércules,

los grandes benefactores de la humanidad son...

Empédocles, Hércules y Jesús, para Hölderlin,

a causa de la isonomía, de la igualdad.

Claro, él es, junto con Sinclair, un revolucionario,

pero no está de acuerdo en que se entronice sólo al hombre,

la historia de la humanidad tiene que acoger a la naturaleza

y tiene que acoger igual a la polis, igual a la palabra...

de manera que su figura es Empédocles.

Estos semidioses, hijos de un dios y una mortal,

son los benefactores de la humanidad, y los que más han sufrido,

los que más han comprendido el dolor de lo humano.

El conocido como "Valle de los templos"

es una muestra, todavía visible en la actualidad,

del esplendor que logró la ciudad de Agrigento.

Un desarrollo que alcanzó sus cotas más elevadas

coincidiendo con la época en la que a Empédocles le tocó vivir.

De los suyos afirmaba, según Diógenes Laercio, Empédocles:

"Los agrigentinos se deleitan como si hubieran de morir mañana,

y edifican casas como si hubieran de vivir para siempre".

La prosperidad de Agrigento,

así como de la mayor parte de la polis

de la conocida como Magna Grecia, contrasta en estos momentos

con la inestabilidad del mundo helénico oriental,

constantemente amenazado por el imperio Persa.

El tiempo de Empédocles

será por tanto un tiempo marcado por los conflictos bélicos.

El contexto histórico...

no solamente de Empédocles de Agrigento, sino...

de la mayor parte de los filósofos de la Magna Grecia,

los llamados presocráticos, es la guerra.

En ese momento, los griegos nacen para la guerra,

eso hace ya tiempo que el maestro de Nietzsche

habló de la cultura agonística,

que caracterizaba a la forma de vida, al "bíos" de los griegos,

pero esta cultura para la guerra, de repente, tiene un encuentro

en la filosofía presocrática en la obra de Empédocles,

que irrumpe con un llamamiento en donde...

uno de los filosofos que mejor ha interpretado la obra de Empédocles,

ha descrito como un manifiesto.

Es un manifiesto que habla de la paz.

Es un manifiesto en donde la presencia de la amistad,

que es una de las dos fuerzas

que rigen la cosmogonía, la zoogonía...

de Empédocles de Agrigento,

el amor y el odio,

irrumpen en este contexto de la cultura del "agón",

de la Grecia que está en ruinas,

no solamente por la guerra de unas ciudades contra otras,

sino por la guerra de los propios griegos entre sí,

y todo esto aparece descrito con una palabra que es "stasis",

la guerra civil, la discordia...

es el epicentro de la cultura de los griegos

y eso es a lo que responde el manifiesto de Empédocles.

Tenemos pues a una figura de marcado perfil público,

brillante orador y político destacado.

Pero, además, y según no pocas crónicas,

Empédocles sobresale como médico eminente

y como no menos extraordinario adivino.

Los adivinos no tenían nada que ver con lo que hoy llamamos "adivinos".

Un adivino... de hecho, las últimas investigaciones,

las más importantes que se han hecho en torno al santuario de Delfos,

Michael Scott ha dejado muy claro que...

una de las cosas que no hacían los adivinos

era responder una pregunta sobre el futuro.

Era, de hecho, en un caso famoso,

el rey de Persia hizo una pregunta al oráculo de Delfos

sobre qué es lo que iba a estar haciendo él

en un momento determinado.

Y eso era una muy mala forma de preguntar al oráculo de Delfos,

porque tú nunca preguntabas...

al oráculo de Delfos sobre una cuestión concreta sobre el futuro,

tú preguntabas sobre qué era lo mejor para ti... que hicieras...

ante un acontecimiento del futuro.

¿Es mejor para mí que haga este viaje, o no?,

esa era la clase de pregunta que tú hacías.

Y el oráculo de Delfos, el mantis, lo que hacía el dios, la divinidad,

lo que hacía es... aconsejarte.

Por tanto, la función de los adivinos en la antigua Grecia,

la función de los mantis,

y se ha relacionado... no solamente a Empédocles,

sino también a Parménides, con esta figura del "iatromantris",

era la de un consejero, y, en este sentido, sabemos que...

que estas figuras de los adivinos-consejeros

eran fundamentales para todos los que intervenían en política

y, en particular, para los políticos de la democracia.

En 1999 sale a la luz el contenido...

del conocido como "Papiro de Estrasburgo",

una serie reconstruida de fragmentos de textos,

desconocidos hasta la fecha, atribuidos a Empédocles.

Desde entonces, este hallazgo ha supuesto

un espaldarazo sin precedentes

en la comprensión del pensador agrigentino,

ayudando a convertirlo en uno de los filósofos presocráticos

con más vigencia en la actualidad.

Empédocles está de moda.

Por un lado, ha sido descubierto...

yo diría que es el gran descubrimiento arqueológico-material

de la filosofía de los últimos siglos,

son los Papiros de Estrasburgo,

que reconstruyen muchos de los versos, de los "katharmoi",

eso es muy conmovedor,

se remontan a 1666, casi parece una cifra demoniaca,

y redescubren a lo largo de la última década del siglo XX,

dando lugar, por lo tanto,

a un renacimiento de Empédocles en el siglo XXI,

desde 1990 hasta 1999 en que se publican...

muchos de los versos que habíamos perdido de los "katharmoi".

Una primera aproximación a su forma de escribir,

inmediatamente nos revela las dotes de Empédocles como poeta.

Conocedor de los recursos de los rapsodas clásicos,

tanto de Homero como de Hesíodo,

Empédocles no se conforma con imitarlos,

sino que introduce elementos novedosos de enorme valor.

Varias son las obras que se le atribuyen.

Sin embargo, sólo conservamos fragmentos de dos de ellas:

El poema "Purificaciones",

en el que el poeta se muestra como portador de un mensaje de salvación,

y "Sobre la naturaleza",

un texto en el que Empédocles desarrolla su visión del cosmos,

tendiendo puentes entre Parménides y los filósofos milesios.

Se asiste, con asombro profundo, a una poesía intimista,

que ya sí tiene en cuenta la singularidad individual

y que es un himno a la naturaleza, a lo divino y al hombre,

en una correlación de nexo no roto entre "physis",

la naturaleza soberana, espontánea, autolegislada,

con materia viva inteligente

que desea el bien ontológico de las síntesis mejores,

"khai", "logos", que atraviesa la palabra,

el lenguaje, aunque no sea autoconsciente,

"physis", "khai logos", "khai polis", que no puede desentenderse...

del descubrimiento democrático de la isonomía,

de que todos los seres vivos, también las plantas y los animales

y las montañas y los elementos, cada uno a su manera, somos iguales,

esto sigue siendo revolucionario para la ecología contemporánea,

"khai bíos", en el sentido también de la salud,

de manera que el "logos", la palabra, el lenguaje,

la "physis", la naturaleza, la "polis", la ciudad,

y el ordenamiento de la ciudad,

y también la salud del alma, de la "phyqué" y de la naturaleza toda,

están imbrincadas en un nexo

que no puede ser roto en ninguna de sus dimensiones

porque, para decirlo con Empédocles,

o nos salvamos todos o no se salva nadie.

Con Empédocles, quizás podríamos decir...

que la relación que tiene Aristóteles con Empédocles

es de una naturaleza muy cercana a la que tiene Platón con Parménides.

La discusión es constante y hay muchos elementos

que encontramos en la filosofía de Empédocles

que van a ser constituyentes de la filosofía aristotélica,

y a través de Aristóteles van a tener una influencia fundamental

en todo el desarrollo del pensamiento occidental.

Quizás uno de los elementos más conocidos sea, precisamente,

lo que tiene que ver con la Teoría de los Elementos de Empédocles,

en realidad, Empédocles no habla de elementos,

ese es el concepto que le da Aristóteles, él habla de raíces,

pero es importante también subrayar

que estas raíces de las que habla Empédocles,

las cuatro raíces: el fuego, la tierra, el agua, el aire,

para Empédocles son divinas.

Lo novedoso de Empédocles

radica en la afirmación de que estos cuatro elementos

son igualmente originarios e imperecederos.

Estos elementos estarán a su vez asociados a diferentes divinidades.

Fuego, tierra, agua y aire,

serán Zeus, Hefesto, Hera, Nestis, Éter, Aidoneo...

De esta manera, no excluye Empédocles el elemento olímpico,

un recurso narrativo de enorme fuerza plástica,

así como de incalculable valor pedagógico

para la filosofía de su tiempo.

Si seguimos por partes, lo "rizómata", las raíces vivas,

por sí solas no dan lugar a las combinaciones.

La imaginación poética-creativa de Empédocles

asume de Parménides y de los milesios que no hay muerte,

no hay corrupción, ni hay generación absolutas,

lo que hay es muerte y generación de las síntesis de las composiciones,

pero estas instancias, incluso algunas muy perfectas

que se han logrado como el oído o como el ojo,

están, por así decir, flotando,

de manera que se combinan para dar lugar a la síntesis

o los organismos mejores,

de acuerdo con el deseo de la propia materia,

de acuerdo con el deseo que la materia tiene de la "philia",

de la "simpatheia", de la amistad y la atracción

por aquello que le permite ser mejor,

entrar en modos de vida y de percepción mejores, superiores.

Estas fuerzas que rigen estas potencias,

que permiten las combinatorias y las descombinatorias

en las que se está moviendo constantemente,

el deseo que penetra la vida y la naturaleza por todas partes,

estas fuerzas son el amor y el odio.

Amor y odio se sucederán en ciclos alternos

en los que prevalecerá una u otra fuerza.

En la fase en la que prevalece el amor,

al Ser que surge como resultado de la mezcla de las cuatro raíces,

Empédocles lo llamará "Esfero"

y lo describirá como "el dios más feliz".

Agotado el tiempo de la amistad le tomará el relevo el odio,

introduciendo modificaciones en la composición del Ser.

Este sería el momento del surgimiento de nuestro mundo,

de la configuración de nuestro entorno,

así como de las especies que lo habitan.

Es verdad que, para eso, ya lo había en Homero,

hay un camino de ida y un camino de vuelta,

esta es la filosofía de la historia

que establecen conjuntamente la Ilíada y la Odisea.

En Empédocles es igual,

la historicidad del predominio del amor se pierde,

porque se perdería en un elemento demasiado centrípeto,

la diversidad, la alteridad, la riqueza... como en Anaximandro,

la "diké" es... la de que hay muerte

para que puedan darse los otros mundos y las otras posibilidades.

Aquí, entonces, el imperio del amor,

de lo bienaventurado, de la felicidad, de la no discordia,

es interrumpido, roto, establecido en pluralidad, por odio, por neikos,

que, sin embargo, a medida que va progresando

da lugar a que haya todo... fragmentos,

fragmentos disyuntos donde cada vez es más difícil

el establecimiento de la armonía.

Así pues Empédocles tiene desde el principio en cuenta

la velocidad, la intensidad,

el predominio de cada una de las instancias a la hora de la síntesis,

porque tiene en cuenta un contexto histórico de la historia del mundo,

en la cual, naturalmente, también está el hombre.

Por lo tanto, en cuanto a la historia del mundo,

hubo un predominio del amor, un progresivo predominio del odio

y un momento en que se vuelve, en que se retorna, en que se sabe...

que hay que volver al ideal...

del amor y del bien, de la "philia", de la concordia...

Esto ahora mismo está en discusión, sabemos muy poco por los testimonios

y lo que está claro, sin embargo,

es que hay un movimiento tanto de las especies animadas

como de lo que constituye nuestra geografía física...

que actúa, que interviene en función de esas dos grandes fuerzas,

que son la discordia y el amor,

y que las especies que hoy podemos ver en el mundo

y de las que Empédocles habla directamente, él habla...

tanto de fieras del bosque,

habla de arbustos, habla de peces de acuática crianza,

habla de erizos, habla del ser humano,

habla de los hombres, habla de las mujeres...

todo, está compuesto por raíces que son divinas,

y que lo que llamamos nacimiento y destrucción,

lo que llamamos crecimiento y consunción,

lo que llamamos muerte y venir a la vida,

son solo apariencias, porque, en realidad...

lo que existe en realidad, existe de una manera eterna

y es el principio de lo divino,

que constituye a cada una de estas raíces.

En su poema "Purificaciones" Empédocles es consecuente

con las ideas desarrolladas en "Sobre la naturaleza".

Reitera en sus versos que tanto "nacimiento" como "muerte",

tal y como los entendemos, son conceptos falsos.

De las combinaciones entre los cuatro elementos

surgirán además unos seres a los que Empédocles llamará "Daimones".

Estos "daimones", expulsados del estado de felicidad

en el que habitaban cuando reinaba la Amistad,

se ven obligados a introducirse y transmigrar

por entre las diferentes formas de vida mortal,

ya sean éstas animales, vegetales o seres humanos.

Hay un fragmento en donde Empédocles lo describe muy gráficamente,

sino que nos encontramos...

la descripción del reino de la discordia

en donde éstos "daimones" se encarnan,

y de cómo, a través de su influencia

o de la manera en que estos "daimones"

se dejan relacionar por el influjo del amor,

podemos pasar a un reino... diferente, al reino de la amistad,

un reino que él describe de una manera muy gráfica,

y, como decía antes, muy ecológica, porque...

en este reino no se producen nefandas carnicerías de toros,

sino que se produce una convivencia en los altares,

en los altares, en lugar de producirse los sacrificios...

que estaban tan a la orden del día en la antigua Grecia,

se producen sacrificios con ofrendas...

de incienso, de flores, de vegetales.

Y aquí es donde, en efecto, Hölderling verá...

el gran antecedente de la revolución cristiana,

de Cristo, de Jesús, de Jesucristo, contra todo sacrificio cruento.

Dice Empédocles "cuando estemos hacia lo bienaventurado,

tenemos que ofrecer pinturas de animales,

oro, que sea el néctar de las abejas, o incienso...

fijaos como se nota que ya la epifanía...

incienso de perfume agradable",

pero lo que sí agrada a lo divino,

lo que sí permite la restitución del reino de la isonomía,

es que se trate a todos los seres vivos,

a todos los seres animados,

también a los elementos, pero a los animales, a las plantas,

se les trate como iguales en una legislación universal,

de nuevo vuelve uno a entender por qué...

el eterno retorno de Nietzsche es el de lo igual,

es la isonomía entre todos los seres vivos lo único que restituirá

el que podamos abandonar las tinieblas de la ferocidad,

de la guerra, de la escisión, de los pedazos,

de los trozos que ni siquiera llegan a constituir síntesis.

De un tiempo a esta parte,

Empédocles es uno de los pensadores presocráticos

que más interés suscita en el ámbito académico.

Lo cierto, es que el alcance de su pensamiento es inabarcable,

así como difícil de cuantificar su influencia

en los más diversos campos del conocimiento.

Si tomáramos, por ejemplo,

la descripción del proceso a través del cual, según Empédocles,

los elementos se combinan dando como resultado el surgimiento

de las diferentes especies conocidas,

no resulta difícil atisbar...

un claro anticipo de la Teoría de la Evolución de Darwin.

Por otra parte y, durante siglos,

los principios a través de los que Empédocles

explicaba el funcionamiento del cosmos,

sirvieron como base del corpus teórico de la medicina,

que veía en el cuerpo humano

una representación a escala del universo.

Recientemente, la conocida como "Teoría Queer",

crítica con la tradicional división binaria entre géneros,

así como algunos movimientos ecologistas,

también han buscado inspiración en el pensamiento del agrigentino.

Entre el descubrimiento... impresionante,

del Papiro de Estrasburgo y de los versos, de los "katharmoi",

y la ecología queer,

hay un intermedio que afecta profundamente a la...

ontología hermenéutica,

y es el redescubrimiento de Hölderlin,

la muerte de Empédocles,

la comprensión de Empédocles como un adivino, sabio...

Nietzsche retomando todo esto,

dirá en el Zaratrusta respondiendo a los "katharmoi",

ahora se trata de ser médicos... del alma y del dolor de los hombres,

adivinos, de los oráculos interpretativos de un mundo mejor

y cantores de himnos, porque en esta dimensión, en cantar,

en la afirmación de la afirmación,

de lo divino y de lo sagrado, de cada vida de la naturaleza,

está justamente la culminación del lenguaje y de la polis.

Y, por supuesto, hay en Empédocles un mensaje muy contundente

de la necesidad de sacralizar todas las formas de vida,

que hoy, quizás, somos herederos de un pensamiento laico,

en donde hemos considerado que el elemento religioso

no tenía nada que ver con las relaciones con la naturaleza,

o que debíamos de proteger a la naturaleza

con independencia de cualquier concepción religiosa,

sin embargo, lo que estamos comprobando

es que todas las sociedades que han sido capaces...

de ver en el resto de las naturalezas animadas algo divino,

algo que nos ponga en comunidad con ellos y que trascienda,

y que ese algo divino sea precisamente la propia vida,

lo que permanece después de la muerte

de cada uno de los individuos singulares

que componen nuestra especie,

lo que hay en nosotros de divinos, según Empédocles,

sería ese momento de eternidad que está presente en cada uno,

es decir, la vida que se preserva

a través de cada uno de los ejemplares de la especie.

Y Heidegger, dedicando en un texto maravilloso que se llama...

"Poéticamente habita el hombre"

un último poema cuando termina el texto a Hölderlin y a Empédocles,

dice así y no me resisto a leerlo, le llama "la visión",

esto es lo que podemos atisbar de lo que es el retorno:

"Cuando a la lejanía se va la vida habitando de los hombres,

donde en dirección a la lejanía,

resplandece el tiempo de los sarmientos,

está también la vacía campiña de verano,

el bosque aparece en su imagen oscura,

que la naturaleza complete la imagen de los tiempos,

que se demore, que ellos pasen deslizándose veloces,

es por su perfección, la cumbre de los cielos brilla,

entonces para los hombres, como las flores coronan los árboles".

En 1939, la vida en España cambia fuera y dentro de cada casa.

Especialmente, cambia dentro de las casas

en las que la acción represiva fue más significativa.

Mientras el nuevo régimen...

condenó a los vencidos a la marginalidad del olvido,

donde la memoria quería ser borrada,

sus familias buscaron espacios pequeños,

para conservar lo que el tiempo no tiene derecho a destruir.

El libro "El duelo revelado", de Jorge Moreno Andrés,

miembro del proyecto Mapas de Memoria

con el departamento de Antropología Social y Cultural de la UNED,

abre la puerta a esos pequeños espacios

que son las fotografías de las víctimas del franquismo.

"El duelo revelado",

su origen, está en una investigación...

que es el resultado, también, de una anomalía.

Una investigación...

sobre la represión de posguerra en Ciudad Real,

y digo que es el resultado de una anomalía, porque...

Ciudad Real, a pesar de ser una provincia donde...

con mayor intensidad y mayor duración en el tiempo...

la represión actuó, actuó de una manera contundente,

digo, a pesar de eso,

se conocía poco, tanto cuantitativa como cualitativamente.

Entonces, nuestra investigación, desde el año 2006,

consistió en normalizar, en la medida de lo posible,

esa anomalía, en acabar con ella.

Por un lado, recorriendo archivos poco vistos, poco conocidos,

como el Archivo Histórico de Defensa,

donde podíamos completar el número de las víctimas

y, por otro lado, más importante todavía que eso,

para conocer la vida que había detrás de esos nombres,

de esos números, comenzar a visitar casas de represaliados.

"El duelo revelado" es un ensayo sobre los usos

que las familias hacen de sus propias fotografías.

Fotografías que pertenecen a las víctimas

de la violencia política del franquismo.

Es decir, los usos que hacen con fotografías de desaparecidos,

de asesinados, de fusilados...

los usos que se hacen con las fotografías

cuando estas pertenecen a los presos,

en el momento mismo de estar en prisión,

esas fotografías que se envían a las cárceles,

o desde las cárceles que se envían a las casas,

para dar cuenta, por ejemplo, de que se está vivo,

y, también, las fotografías que se utilizan

en la correspondencia con el exilio,

las fotografías que viajan de España al exterior

y desde el exterior hasta España,

desde México, desde Francia, desde Venezuela, desde Argel...

Bueno, pues... el libro analiza esos usos,

esas itinerancias, esos desplazamientos,

y construye el objeto de sentido, que son las fotografías, a partir...

de lo que la gente hace con esos materiales.

Hemos recorrido más de cien pueblos,

cientos de casas donde la gente, las familias de los represaliados,

contradictoriamente, nos estaban esperando, pero...

al mismo tiempo, estaban temerosos de poder lanzar al aire

el discurso tantas veces reprimido,

las narrativas tantas veces reprimidas,

sobre qué pasó, qué fue de sus seres queridos.

Cuando ganamos la confianza,

cosa que está en la base de nuestra profesión como antropólogos,

pues nos abrieron... no solamente sus bocas,

a decir cosas hasta entonces no dichas,

pero también nos abrieron los cajones donde se encontraban,

dentro de esos cajones, otras cajas, que hemos llamado "altares profanos",

donde estaban, desde hacía muchos años,

desde el final de la guerra,

cartas personales de estos familiares,

cartas desde la cárcel, insignias, documentos...

pequeños objetos de la memoria de sus seres queridos

y, en todas estas cajas, había también fotografías.

Estando haciendo trabajo de campo,

en mi pueblo, porque esta investigación también transita por...

el contexto al que yo pertenezco.

El caso es que un buen día,

voy a casa de José y Longina a hacerles una entrevista,

dos personas mayores que habían sufrido la violencia política,

y de los relatos pasamos a las fotografías,

y sacaron una caja con fotografías.

Entonces, empezamos a verlas...

y, de repente, como en el fondo de la caja,

aparece una fotografía así como bastante usada, bastante rota,

los rotos hay que pensarlos desde el uso,

desde el uso intenso que les han dado siempre las familias,

incluso los niños, hay fotos que aparecen con garabatos...

¿Qué quiere decir eso?

Quiere decir que esa foto ha estado pasando por manos, que ha sido usada.

El caso es que me enseña esa fotografía,

y en la fotografía aparece...

el hombre al que estaba entrevistando... y mi abuelo...

digo: "pero si este es mi abuelo",

dice: "sí, claro, es que tu abuelo y yo éramos muy buenos amigos",

mi abuelo ya había muerto hacía tiempo,

y digo: "qué cosa", además, aparecían así como abrazados.

El caso es que me fui... y un año después,

como los antropólogos hacemos trabajo de larga duración

y en eso consiste ir sacando todos los matices...

que tiene el contexto, el campo, los usos, en este caso...

yo me quedé estupefacto cuando, al entrar en el salón,

vi que aquella pequeña fotografía que estaba en el fondo de una caja,

estaba ahora expuesta en el salón.

Y yo me pregunté: "¿qué significa que la fotografía

haya pasado de una caja a estar expuesta en el salón?.

Bueno, este libro va sobre eso, va sobre dar sentido a esos gestos,

a esas manipulaciones que hacen las familias con las fotografías

y que tienen un sentido.

Los antropólogos...

lo fácil sería decirte que los antropólogos

aportan el trabajo de campo,

que es algo sobre lo que ya se ha hablado aquí,

aportan, desde luego, el trabajo de campo,

pero lo que ese trabajo de campo puede dar a un estudio

o puede aportar para completar un estudio, desde la imagen,

es un trabajo con los familiares, con las personas,

es un trabajo que funciona desde la emoción,

una emoción que, en cualquier estudio visual,

o en cualquier estudio de la imagen siempre se pierde, nunca está.

Los historiadores no trabajan con las personas,

trabajan sólo con la imagen, y están siempre muy preocupados por...

por el aporte teórico que tiene esa imagen

o por muchas latencias o muchas connotaciones,

por mucha historia que hay detrás de esa imagen,

de esas formas de hacer imagen.

Esa manera tan refrescante de llegar, de aportar lo personal,

en el sentido de lo que aportan las personas con las que trabajan,

a esas imágenes, es algo que para los historiadores...

es una llamada de atención sobre nuestro modo de trabajar,

sobre nuestro modo de entender las imágenes,

incluso sobre nuestro modo de entender nuestra propia disciplina.

Hay un dicho que es...

"que malas fotografías para que no anden rodando".

Es decir, para que no las tenga alguien que no sea de la familia

y que queden como una especie de fantasma, entonces...

denota un poco que la vida de una fotografía

es la vida de la familia que le da sentido

y, generalmente, la vida... ese sentido se lo dan mujeres.

Cuando ves, a lo largo de las generaciones,

quién tiene las fotografías, principalmente son mujeres...

pero no cualquier mujer, y esto es importante.

Pongamos por caso que fusilan, que asesinan a una persona,

y cuando yo, en el 2017, voy a preguntar,

pues me dirijo a los hijos... de esa persona,

yo entendiendo, bajo un sentido común,

que serían los hijos los que sepan sobre la familia,

sobre el desaparecido.

Y te encuentras con hijos que no saben quién es el desaparecido,

que no han visto nunca una fotografía de esa persona

y que tienen una relación distante... con su padre o con su abuelo,

algo que ya dices tú: "aquí hay algo anómalo".

Y lo que ha ocurrido es que esa mujer, esa viuda,

ha silenciado esa memoria, en esa casa no hay fotografías,

y que no haya fotografías... está diciendo algo,

y está diciendo que en un contexto de violencia y de represión,

para conservar una casa que ya ha quedado tocada y es inestable,

pues para que no desaparezca más, porque...

exponer la fotografía de los padres,

es exponer a los hijos a la venganza,

y así lo piensan muchas mujeres,

entonces, quieren que sus hijos tengan una vida normal...

y eso pasa por la anormalidad de ocultar al propio marido,

a lo mejor, a la persona que más has querido.

Sin embargo, la memoria... esas fotografías,

a veces, no aparecen en la casa de la viuda,

pero están en otra casa.

Lo que a lo mejor no me atreví a preguntarle muchas veces a mi padre,

por el tema de que cómo él no decía nada...

con mi madre he tenido mucha confianza en ese aspecto,

siempre le he ido sacando cosas y preguntándole cosas,

porque yo, hubo un momento en el que...

a mí lo que se me dice es, claro, no era una versión tampoco completa,

era que mi abuelo... porque mi madre finalmente me dice que mi abuelo...

no es que mi abuelo, el padre de tu padre,

fue un día al cuartel de la Guardia Civil, y ya no lo vimos más.

Avelino, que te tienen que hacer en la Guardia Civil unas preguntas,

dice: "¿de qué?", digo: "pues no lo sé",

han dicho que te lo digamos, y que vengas para allá conmigo,

que te van a hacer unas preguntas.

Pues él fue a la Guardia Civil, y no sé lo que le dirían...

total, que él no viene... a cenar ni nada, ya va mi madre,

y le dicen: "no, Francisca, le han dejado aquí hasta por la mañana

porque le tienen que hacer otras preguntas".

Lo sacaron... y cerquita de mi huerta, sabes tú,

pues le dieron cuatro tiros, los que ellos quisieran, y dijo él:

"no siento más que cuando se enteren mis padres y lo que dejo hecho".

La vida de las fotografías personales,

fruto de los mundos secretos y privados familiares,

son usadas para construir identidad,

a veces escondidas en un cajón, a veces rotas,

presidiendo la habitación,

o llevándolas en la cartera cerca del corazón.

Las fotografías de los represaliados

de la posguerra española tuvieron...

y siguen teniendo, una vida diferente.

Preguntarse por... la fotografía,

a mí no me interesaba tanto saber quién era,

que ya sabía quién era, lo que mostraba la imagen, sino...

¿qué significan esas arrugas?.

Lo mismo pasa con el relato,

¿qué significa que ese relato se diga de esa manera?

O sea, está mediado por todo un periodo de violencia,

y eso te habla sobre cómo la memoria se trasmite,

es decir, no me interesaba...

lo que había pasado en 1939 con su asesinato,

sino, cómo eso influye...

a lo largo de todas las generaciones, en el recuerdo que se tiene de eso,

o sea, qué significan esas arrugas

que, al final, tienen que ver con besos, cosida...

y que en el relato también está, ¿por qué se dice de esa manera?,

¿por qué se pronuncia?, ¿por qué se dicen cosas a medias?,

y todo eso te lleva a cuestiones como es el disimulo y el silencio,

que para mí son fundamentales.

En ese sentido, el libro viaja por alcobas,

viaja por cajones, por bolsillos, por desvanes...

Debemos pensar que no es lo mismo

encontrarnos una fotografía en un desván,

que encontrártela en el bolsillo...

de una persona que la ha llevado 40 años,

eso está hablando sobre la fotografía,

y esa cuestión es muy importante para esta investigación.

¿Por qué se enmarcan?, ¿por qué se rompen?

Se rompen para olvidar, por dolor, o se rompen para ocultar algo,

o se esconden durante muchísimo tiempo.

Bueno, pues esta investigación intenta dar cuenta de eso,

con una pregunta que hay en el trasfondo de todo esto,

¿por qué recordamos lo que recordamos?,

o ¿cómo se construye el recuerdo en un contexto de violencia?

Hablamos de esos símbolos de las fotografías,

¿por qué está rota?, ¿por qué está cosida?,

y nos cuentan esta historia, esta vida social,

que es el subtítulo...

que tuvo la tesis doctoral de Jorge Moreno Andrés,

"La vida es social".

Todos los trasiegos que ha tenido la fotografía...

pues, en fin, como una especie de resultado feliz,

de moraleja de esta historia,

es que después de tanto tiempo ahí guardadas, temerosas de salir,

pues ahora mismo están ocupando espacios públicos

y de prestigio social como es la universidad, o puede ser librerías,

o sea que, en poco tiempo han escalado...

desde lo más bajo y lo más oculto, a lo más público,

y que permite amplificación de voces más intensa y más contundente.

En el libro de Jorge Moreno,

se ve mucho énfasis, un énfasis muy claro...

en un tipo de fotografía muy concreta, que es un retrato,

un retrato que se ha ampliado, además,

con una serie de mecanismos que él explica perfectamente,

y que, de alguna manera, preside determinados espacios de las casas.

Ese es un tipo de fotografía familiar

en el que es muy importante el uso social...

que se hace de esa imagen,

es decir, cómo las familias la utilizan,

cómo las familias la ven, la colocan, conviven con ella,

porque la fotografía en sí...

primero, no da mucha más información,

y, en segundo lugar, no tiene unas latencias

que puedan saltar de manera fácil o que puedan saltar a primera vista,

o en una segunda o tercera mirada.

El uso social, en ese sentido, en este tipo de imágenes,

connota las imágenes de una manera muy rica,

y nos permite verlas o entenderlas...

como unas formas, de las que ya hablaremos,

unas formas de actuación de las familias que, ahora, hoy en día,

son muy importantes o deberían ser muy importantes para nosotros,

pero hay otro tipo de imágenes,

que también aparecen en el libro de Jorge Moreno,

que son imágenes construidas de otra manera,

imágenes en las que, por ejemplo, una familia hace un montaje,

en el que aparecen los miembros familiares,

incluidos los que no están, o bien porque están en el exilio,

o bien porque son desaparecidos, han sido asesinados.

Sin embargo, la familia los incluye en esa fotografía familiar,

esa imagen, su uso social es importante, obviamente,

y Jorge se ocupa de eso,

pero también es importante la imagen en sí,

y aquí es donde sí que tienen algo que decir

los estudios sobre la imagen.

Esa imagen tiene unas latencias, tiene unas pulsiones,

tiene un interés en la construcción de la identidad de la familia,

o en ese deseo de inclusión de una familia,

que tiene que ver con la vieja frase popular de "me lo arrancaron"

"lo arrancaron de mí, me lo quitaron, me lo arrancaron"

y es ese modo de incluirlo.

Cuando termina la guerra,

muchísimas familias, muchísimas viudas,

cogen lo único que tienen, que es una pequeña fotografía...

muchas de las clases populares en España están accediendo,

por primera vez, a la fotografía,

estamos hablando de álbumes, de las fotografías de desaparecidos,

en muchas casas hay una o dos,

bueno, pues con una fotografía muy chiquitita,

las familias fueron a los estudios de fotografía.

Debemos de imaginar que ya no se va sólo al estudio fotografía...

para hacerse una fotografía alegre,

sino que van con lo único que quedan, para ampliarlas.

El caso es que el fotógrafo... al ampliar la imagen se difumina,

y para corregir esa difuminación, esa deformación,

lo que hace es utilizar la técnica...

que habían utilizado los famosos pictorialistas, que es...

transportar la imagen a un papel que pueda ser pintado,

de tal manera que esa fotografía que está latente

se corrija con pintura.

Son estas imágenes que chirrían un poco cuando uno las ve,

porque no saben si es... pintura o fotografía, es una mezcla.

Como una mezcla es la condición de un desaparecido,

que ni está vivo ni está muerto.

En ese sentido, la misma técnica...

objetiva, digamos, la condición del desaparecido,

y entramos en casas donde, de alguna manera,

la foto es el cuerpo y la alcoba es el sepulcro.

Yo he analizado los reversos de las fotografías

que a veces tienen varios estratos temporales.

Hay una fotografía que fue enviada, por ejemplo, desde la guerra,

y pone: "madre, estoy bien, aquí en Madrid en la guerra, salud".

Yo cuando me encuentro eso, no me encuentro eso,

me encuentro eso lleno de rayas, han tachado la palabra salud,

la han raspado entera,

dices: "¿y por qué han raspado la palabra salud?",

pues porque hay otra anotación después que viene...

"ampliar la cabeza a 8x70 y 40x20",

es decir, la mujer ha salido ya en pleno franquismo,

con una fotografía que pone salud a ampliarla para tenerla en su salón,

y, entonces, lo que hace es disimular y esconder...

las palabras proscritas, tacharlas,

para poder tener la imagen ampliada de su ser querido.

La historia de cada fotografía, tomada en los años treinta,

se alargan en muchos casos hasta nuestros días.

El uso e itinerario que viven estas fotografías

depende del tipo de violencia que sufrió la persona de la imagen:

muerte, presidio o exilio.

En cada caso, la fotografía nos habla

de una necesidad de supervivencia, de una forma de resistencia.

Una parte del libro habla sobre las fotografías en el exilio,

sobre la correspondencia de fotografías que viajan...

de ida y vuelta, de España al exterior.

Una de esas fotografías, que a mí me llamó mucho la atención,

y que habla un poco de esos primeros momentos

en los que el exiliado acaba de salir a Francia o a México,

es una que envía José Luís López Tercero desde México a Madrid.

José Luís López Tercero estaba casado, tenía un hijo,

ellos se quedan en Madrid,

y él cruza la frontera, me parece que es en mayo de 1939.

Luego, estará en un par de campos de concentración,

y termina viajando en el Sinaia, desde Marsella hasta Veracruz,

y de Veracruz viaja a Ciudad de México.

Cuando yo encontré a esta familia,

la familia conserva un montón de fotografías, pero... un montón,

porque tiene la correspondencia de ida y vuelta

de cómo se ha ido viviendo el exilio, a lo largo del tiempo,

con aquella familia que dejaron en Daimiel,

que es un pueblo de Ciudad Real.

De todas esas fotografías que a mí me mostraron,

me llamó mucho la atención una que es de 1939,

ponía en el reverso "1939", y era de José Luís López Tercero

haciendose una fotografía en Xochimilco,

que es una zona como de recreo, digamos, como un sitio de turistas,

y lo que ponía en el reverso de la fotografía,

me hacía tener todavía más preguntas, porque era...

"esto es Xochimilco, lo llaman los mexicanos la Venecia de aquí,

por un peso puedes estar una hora entera en la barca".

Digo, a cuenta de qué este hombre,

después de haber estado en dos campos de concentración

después de haber viajado hasta México,

se va a Xochimilco, se hace una fotografía de turista,

y le dice a su mujer que por un peso te tiras una hora en barca,

yo digo: "aquí hay algo raro".

Lo interesante es eso, lo que decía John Berger,

que sin en el contexto familiar,

una fotografía significa sólo lo que aparenta,

y aquí José Luis lo que estaba haciendo era, sabiendo esa condición,

esconderse en el interior de la fotografía.

Yo cuando me di cuenta de lo que estaba haciendo,

que se estaba disfrazado de turista en el fondo, me quedé perplejo,

digo, claro, él entendía que esa fotografía

iba a ser requisada por la censura del régimen,

que todo el correo que llegaba se miraba,

entonces, tenía que aparentar ser un hombre...

que no viaja por cuestiones de persecución política,

sino que viaja por ocio, que tiene tiempo.

Entonces, lo que hace es...

pues ser un familiar que en realidad vive en México,

y que ese domingo se había ido a hacerse un viaje a Xochimilco.

Claro, la censura ve la fotografía, la pasa,

y cuando le llega a la mujer dice "está vivo".

Cuando una familia decide recuperar... no decide recuperar,

decide mantener... en su casa, delante suyo,

el retrato de un familiar desaparecido,

lo que está poniendo sobre la mesa es una forma de resistencia,

llámale doméstica, me da igual,

una forma de resistencia en la que está negando...

en este caso, a los vencedores, les está negando...

la posibilidad de convertir a su familiar en un innombrable,

frente a la idea de los vencedores de...

"no te volverás a acordar de estas personas,

no tienen derecho a la memoria estas personas",

lo que hacen los familiares es reivindicar esa memoria,

y lo hacen porque se niegan, de alguna manera se están negando,

a aceptar una ausencia sin memoria.

Delés decía... que cuando no hay memoria,

cuando nos falta la memoria, sólo queda la ausencia,

y la ausencia es una especie de plomo, algo muy "plomizo"

sobre lo que no es posible pensar.

Lo que hacen estos familiares es justo lo contrario,

intentan negar esa ausencia a través de una presencia convocada,

no de una presencia real, sino de una presencia...

en la que se convoca como si estuvieras convocando a un espectro.

Entonces, es un espectro que va a estar siempre ahí,

como decía Derrida, un espectro cuando le convocas,

si viene, tiene siempre más preguntas que respuestas,

y viene siempre afirmando su propia negación.

Cuando un espectro está delante de ti afirma...

la negación de que él no existe.

Muchas, muchas fotografías...

fotografías, a veces, únicas de una persona,

una persona que fue fusilada o que estuvo mucho tiempo en la cárcel,

una única fotografía que hablaba...

porque era signo y, al mismo tiempo, era símbolo,

lo que fue esta persona y lo que fueron los 40 años,

o más de 40 años de silencio,

digo, que era signo y símbolo porque...

por un lado, hablaban de esta persona...

tantas veces vistas tantas veces tocadas,

besadas esas fotografías,

pues ayudan a mantener vivo un relato, un discurso...

sobre lo que fueron sus proyectos vitales y políticos,

pero, al mismo tiempo, eran símbolos porque...

después de tanto tiempo las fotografías estaban cuarteadas,

estaban rotas, estaban cosidas y recosidas,

y por eso se podían interpretar,

y así lo hemos hecho, así lo hace Jorge Moreno Andrés,

se podían interpretar como un símbolo

de la negación a silenciar algo.

Las costuras en una foto, los cuarteamientos,

los besos invisibles son eso, son símbolos también de resistencia.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 22/05/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

UNED - 22/05/20

22 may 2020

1.- Empédocles de Agrigento.
2.- Costuras Fotográficas.

ver más sobre "UNED - 22/05/20 " ver menos sobre "UNED - 22/05/20 "
Programas completos (718)
Clips

Los últimos 2.480 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos