UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5576360
Para todos los públicos UNED - 15/05/20 - ver ahora
Transcripción completa

Este es el mar donde las primeras culturas,

las primeras civilizaciones...

se empiezan a plantear las cuestiones esenciales, es decir...

la vida, el amor, la muerte...

y se empiezan a plantear cuestiones tan esenciales como la libertad,

el derecho, lo jurídico, los derechos...

y no estábamos dispuestos a que este mar se convirtiera,

que es el origen de esas civilizaciones,

que este mar se convirtiera en un mar de tragedia, es decir...

en la frontera más mortífera del mundo.

No se puede llenar el mar Mediterráneo de cadáveres,

el derecho del mar obliga a rescatar a los náufragos,

a las personas que están a punto de perder la vida,

y esa es la idea esencial para, a partir de ahí, empezar a hablar...

sobre cuáles son las políticas migratorias.

Actualmente, vemos los derechos humanos como algo...

a lo que tienen derecho un determinado estrato social,

pero, si vamos al debate del derecho,

y al debate de las ideas, y a los argumentos jurídicos,

los derechos humanos tienen que ser derechos universales,

de todos los hombres y todas las mujeres,

y ahí no hay ningún debate que mantenga esa desigualdad.

Si el debate se mantiene fuera del ámbito de las emociones

y lo centramos en el ámbito del derecho,

evidentemente no podemos, desde el punto de vista del derecho,

aceptar ni reconocer estas desigualdades

o las restricciones de derechos como es el derecho a la vida,

como es el derecho a la migración, porque... no es admisible,

porque tenemos una serie de instrumentos jurídicos,

tanto el Convenio Europeo de Derechos Humanos

como la Declaración Universal de Derechos del Hombre y la Mujer,

derechos... que no aceptan esa situación.

Nosotros insistimos mucho...

en que no hay una crisis de personas refugiadas,

lo que hay es una crisis de derechos humanos.

Si miramos cinco, diez años para atrás,

lo que vemos es que se ha producido...

un endurecimiento de las políticas migratorias.

Cuando hablo de endurecimiento,

quiero decir endurecimiento de la política de cierre de fronteras,

el endurecimiento del control de fronteras,

y esto se ha hecho a costa de los derechos de las personas migrantes.

La frontera es, hoy por hoy, un espacio de impunidad,

es muy difícil conseguir justicias...

para las personas que habitan la frontera,

precisamente por esa realidad transfronteriza,

por esta política de cierre de fronteras.

Nosotros lo que observamos es el cambio de los flujos migratorios,

es decir, si hay fronteras que se cierran,

como ocurrió en Grecia en el año 2015,

pues esas personas no van a dejar de querer llegar hasta aquí.

Es verdad... que llegarán a Andalucía,

llegarán a Grecia, llegarán a Portugal,

llegarán a otros muchos sitios,

pero, poner en duda esa realidad es... engañarnos.

Y lo que hay detrás de eso es...

las consecuencias negativas para los que tratan de llegar,

pues que si tienen que hacer tres mil kilómetros más...

pasando por dos países más,

tienen muchas más posibilidades de que abusen de ellos

y de encontrarse en situaciones lamentables.

Por tanto, mientras las condiciones y las circunstancias actuales,

en sus países de origen, sigan siendo las mismas,

ellos van a seguir viniendo,

o, dicho de otra manera,

van a seguir huyendo de sus lugares de origen.

Llevo mucho tiempo en el mundo de la emergencia,

yo pensé que lo había visto todo, que estaba curtido en el aspecto,

por supuesto, técnico y en el emocional,

pero cuando llegué allí me vi absolutamente desbordado.

La desesperación de un padre o de una madre...

de meter a sus hijos en una embarcación,

que aún puedes oler el pegamento que han utilizado para montarla,

barcos con una escasa flotabilidad, personas que no saben navegar

y en menos de medio metro la gente se ahoga,

porque jamás habían visto el agua.

Hablamos que las mafias les vendían salvavidas...

"oye, toma, te vendo un salvavidas",

pero en caso de naufragio ese salvavidas no valía para nada.

Recuerdo que... estando allí en la isla,

la vista te alcanzaba a ver las costas de Turquía,

que desde donde nosotros estábamos...

eran unos 20 kilómetros en línea recta.

Veías que llegaban en esas embarcaciones que naufragaban

y, a su vez, a veces veías también...

el ferry que cruzaba desde Turquía a Lesbos, a Grecia,

y de Grecia a Turquía, el cual por unos 8-10 euros...

puede hacer ese traslado, ese viaje, absolutamente seguro.

¿Por qué ocurre esto?

¿Por qué esta constante política de control de fronteras?

Yo creo que esto tiene mucho que ver con las políticas económicas,

no sólo con unas políticas económicas injustas,

quiero decir con unas relaciones exteriores injustas,

sino que también ocurre...

porque hemos introducido una variable muy importante

que es el enriquecimiento de las empresas que gestionan,

efectivamente, toda la política securitaria del control de fronteras.

Las inversiones que se han venido realizando, en Europa,

en control de fronteras,

en ese "mar border", en esta frontera inteligente,

toda la técnica y la industria desarrollada,

genera muchísimo dinero.

Hemos conseguido hacer de un círculo vicioso de la inversión,

del gasto en fronteras, un círculo virtuoso por el cual...

instituciones o agentes estratégicos

están ganando muchísimo dinero con el control de fronteras.

Por lo tanto, si pensamos en política de control de fronteras son...

profundamente ilegales, porque vulneran derechos fundamentales,

incluso criminales, diría yo,

son ilegitimas,

porque proscriben los derechos de las personas que están en el camino,

pero también de las sociedades europeas

y, además, son ineficaces, porque si analizamos los números,

nos encontramos con que cada vez se invierte más en control de fronteras

y cada vez nos encontramos con que hay más personas...

que se ven obligadas a cruzar las fronteras subrepticiamente.

La información sobre emigrantes

o sobre refugiados que llegan a España y a Europa,

es tan mala como el resto de información en la actualidad.

Los medios hemos perdido estructura,

masa muscular, enviados especiales, corresponsales...

y la mayoría de la información bebe de tópicos,

de noticias rápidas y efervescentes, con poca profundidad, entonces...

¿cómo entender la realidad de un chico de Guinea Conakry,

de Liberia, de Sierra Leona, de Mali, de Gambia?

Si uno visita Guinea Conakry...

ve que es uno de los países más ricos del mundo,

geológicamente tienen bauxita, tienen oro, tienen coltán...

pero el 24% de la gente que llega a España,

la primera nacionalidad que llega a España, en patera,

son de Guinea Conakry, uno se tiene que preguntar...

¿por qué los jóvenes de Guinea Conakry vienen a España?

Si no le explicamos a nuestras audiencias los motivos complejos...

y de los que de alguna manera nosotros,

como gobernantes europeos y como ciudadanos europeos,

somos causantes de los resortes que llevan a esa gente a salir...

lo simplificamos a que han llegado 40 o 50, que son muchos o pocos...

o si han llegado más o menos que el años pasado.

No, hay unos motivos muy complejos,

que es nuestra obligación como periodistas,

en este tiempo de creación de odio de los grupos de ultraderecha,

nuestra obligación, más que nunca, es contar la verdad

y darle el protagonismo del relato a ellos.

Los verdaderos protagonistas del viaje del relato de este tiempo...

tan complicado al que les estamos sometiendo, tienen que ser ellos.

Yo creo que hay que reivindicar el papel de los datos reales,

de los testimonios reales, y pinchar el globo de mentiras

y de estereotipos que se comparten en la sociedad...

de una manera tan preocupante.

Nosotros, en las entrevistas que hacemos a las personas que llegan,

solemos preguntar de dónde son

y por dónde han pasado, porque países han ido.

Es verdad, que igual que el perfil de los países de dónde vienen cambia,

también lo hacen los países de tránsito

y, en este caso, se sabe que uno de los países...

por los que se han visto obligados a cruzar es Libia,

que es un país muy problemático,

donde el respeto de los derechos humanos es inexistente y...

las mujeres y los niños...

tienen unas circunstancias aún más penosas todavía,

y esto es debido a que, fundamentalmente,

son víctimas de trata con fines de explotación sexual,

un alto porcentaje de las mujeres que llegan.

En mi destino donde he estado hasta ahora, en Alcalá de Henares,

hay un alto grado de prostitución y la mayor parte de las mujeres

vienen como consecuencia de esa trata de seres humanos.

Cuentan multitud de situaciones de violaciones,

agresiones sexuales a lo largo del viaje,

fundamentalmente en Argelia.

En Argelia es sistemática la actuación de policías argelinos

con violación de las mujeres migrantes.

Luego, esas mujeres que han tenido ese recorrido tan duro

desde Nigeria, en muchos de los casos,

hasta que llegan a España,

en el supuesto que yo conozco llegan a Sicilia,

y de Sicilia pasan a España,

nos encontramos con que en España tienen que ejercer la prostitución

porque tienen una deuda contraída...

con las personas que les han traído hasta aquí,

de manera que entran en una dinámica absoluta de sumisión,

sometimiento y de perdida de los derechos.

La Unión Europea si quisiera,

sí que podría presionar a esos países

para evitar que se produjeran esos ataques a las mujeres,

pero no lo hace, no lo hacemos.

Entonces, estamos más pendientes de cerrar fronteras,

de que Marruecos asuma ese control de la frontera europea,

con unos medios y unos métodos que se escapan de nuestro control

y que parece que no nos importa,

porque parece que no son seres humanos

y, sin embargo, no intentamos ir...

a la razón de fondo, al fundamento de fondo,

a la ayuda para esas mujeres que sí que hacen ese viaje.

Y luego hay una realidad muy singular...

que es la de la infancia en movimiento,

los niños y niñas que se mueven.

Estamos hablando de una realidad...

que nos interpela de una manera muy profunda,

porque estamos hablando de niños y niñas que viajan solos,

estamos hablando de una realidad...

que no estamos sabiendo acoger en el Estado español.

En la sociedad española actualmente hay mucho miedo

hacia esta infancia en movimiento,

hemos conseguido que los niños en movimiento,

los niños solos que viajan solos...

ya no sean niños, sino que sean menas,

hemos trasladado y reducido la realidad de la infancia

a un acrónimo terrorífico que lo que hace es que los despersonaliza,

les retira efectivamente su condición de seres humanos.

Esto no es posible, es decir, los menores que llegan a Europa,

para ellos rige un único estatuto jurídico,

que es el estatuto de la protección de los derechos,

que está recogido tanto en los tratados,

en la Convención de Derechos del Niño, muy específicamente,

y en las legislaciones nacionales, que a partir de la convención...

desarrollan una serie de legislación orgánica,

dura, esencial... sobre la primacía de los derechos de la infancia

frente a las políticas de extranjería.

Y luego, el otro plano fundamental es...

cómo se está aplicando, en la práctica,

toda la política migratoria en contra...

no sólo de lo que dicen los convenios,

sino las propias legislaciones internacionales.

El año pasado tratamos tres casos en las jornadas de Motril,

tratamos tres casos fundamentales.

Uno era el de los tres bomberos de Sevilla,

que habían ido a Lesbos y al mar Egeo a rescatar migrantes,

lo habíamos visto todos, cómo físicamente sacaban niños...

en el momento en que se podían haber ahogado.

Dentro de los escenarios que nosotros nos habíamos planteado...

el último escenario imaginable era que nos fuesen a detener...

por tráfico de personas,

pero nuestra sorpresa fue mayúscula cuando esa noche del 16 de enero,

cuando íbamos a hacer un rescate con una embarcación de una ONG danesa,

y, al no encontrarlos, regresar a puerto,

pues una patrullera griega nos iba a cortar el paso,

nos iban a pedir que acompañásemos a puerto y, que una vez allí,

en las instalaciones de la autoridad portuaria,

al cabo de algunas horas nos dijeran que estabamos detenidos...

por intentar facilitar la entrada

a personas que no tenían el derecho administrativo de hacerlo,

y también por posesión de armas, es decir, por ir armados,

el arma a la que se refería esa acusación es el cortacabos,

una pequeña navaja que llevamos siempre en los chalecos de rescate,

que es obligatoria.

Están acusados de tráfico ilegal de personas.

Mañana pasarán a disposición judicial.

Sus compañeros no se explican lo sucedido.

Finalmente, cuando la jueza dijo que no éramos culpables,

fue una gran alegría para nosotros lo primero, por supuesto,

pero después es que ya una jueza había dicho...

que eso que estábamos haciendo nosotros no es delito,

que salvar vidas, en situaciones de emergencia, no es delito.

Yo creo que no era una condena para nosotros, porque creo que era...

se quería condenar a la solidaridad, criminalizar al que ayuda.

Estamos hablando... yo creo que hubiera sido...

y parte de mi miedo era ese, decir...

"si consigo enjuiciar y condenar a unos bomberos,

que vamos a considerar que somos el paradigma de la ayuda...

desinteresada y humanitaria,

pues eso hubiera sido una victoria para navegantes... brutal",

"oye, que hemos metido en la cárcel a tres bomberos,

y todo el que venga después, no nos va a temblar el pulso".

En el caso de Open Arms, el juez de Ragusa, de Sicilia,

dice que no tiene que estar el barco inmovilizado,

porque lo que estaban ejercitando era un derecho

y una obligación de rescatar a personas

que están en un momento en el que pueden perder la vida.

Dice eso y, además, dice una cosa muy importante...

"y, además, a estos migrantes que rescataron

no se les debe de devolver a Libia, porque Libia no es un país seguro

y pueden ser sometidos a tratos inhumanos, degradantes o a torturas".

El tercer caso era el caso de Helena Maleno en el que...

un juez instructor en Tánger

estaba pendiente de abrir proceso o no.

Y los tres casos que vimos,

creo que son paradigmáticos de cómo se está utilizando mal...

no sólo las convenciones,

no sólo las propias constituciones de los Estados,

sino la propia legalidad interna de los Estados.

Es Europa la que tiene que hacer una reflexión profunda,

centrar, situar en el centro de debate...

los derechos humanos de las personas que migran

y no las cuestiones de seguridad de las fronteras

y, en definitiva, la idea que tratábamos antes, es decir...

que la cultura de los derechos humanos,

que es lo que es la esencia de los orígenes de Europa,

sobre todo, en la segunda mitad del siglo XX,

sea la argamasa que pueda ligar todo este conglomerado

y dar una respuesta democrática y respetuosa con los derechos humanos...

a las migraciones.

Soy antropólogo,

soy doctor en Antropología y, además, soy fotógrafo y cineasta.

Los campos de actividad en donde suelo ejercer mi profesión,

son, actualmente, como controlador investigador,

en el departamento de Antropología,

vinculado a un proyecto que se llama" Mapas de Memoria",

un proyecto sobre la violencia de posguerra, en Ciudad Real,

financiado por la Diputación de Ciudad Real.

Organizo también, dirijo un festival de cine en México,

un festival de cine sobre migración y exilio,

que es financiado por el Santander,

a través del Centro de Estudios de Migraciones y Exilios.

Un festival que se realiza una vez al año, en la ciudad de México,

suele ser por el mes de noviembre.

Lo primero que yo estudié fue imagen,

la fotografía, iluminación y video.

Estuve de fotógrafo en "Diario 16", recién llegado a Madrid,

pero me cansé un poco de eso...

y quería indagar más intelectualmente en otros campos.

Estudié Humanidades y, después, estudié Antropología,

me había enterado que la Antropología tenía...

una disciplina, una corriente que trabajaba con fotografía

y trabajaba con cine, tanto pensándolo como practicándolo.

Entonces, a raíz de un premio que me dan de fotografía,

de un reportaje sobre la matanza del cerdo,

que el premio era hacer un máster en la Autónoma de Barcelona,

pues empiezo a simultanear...

la carrera de Antropología en la Universidad de Barcelona,

con este máster en fotoperiodismo.

Yo creo que la Antropología... una de sus principales formas metodológicas,

la forma de hacer de la Antropología es la Etnografía,

es ir a los lugares, es describir, es observar.

Muchas veces, en las etnografías,

el antropólogo describe una situación, describe un contexto,

bueno pues, el cine, para describir esos contextos,

muchas veces es más poderoso que la literatura, que lo escrito.

Incluso las mismas entrevistas, las entrevistas climadas,

no son lo mismo que las entrevistas escritas,

un pequeño gesto da mucha información,

que es, muchas veces, difícil describirlo textualmente,

o, por lo menos, se aprecia de manera muy directa con el cine.

Yo hago muchas entrevistas...

por ejemplo, entrevistas relacionadas con memoria histórica,

pues para mí los silencios son fundamentales, pequeños gestos,

que complementan lo que ya está diciendo en el discurso hablado.

La Antropología visual,

en el contexto de la investigación sobre memoria histórica,

que estamos desarrollando en el proyecto" Mapas de Memoria",

en mi caso me ha servido...

para hacer un análisis sobre fotografía familiar,

a mí me ha interesado mucho... saber cómo se trasmite el trauma

en contextos de violencia política, en contextos de violencia.

Esa trasmisión del trauma, a través del uso de la fotografía,

es algo que viene de la corriente de la Antropología visual,

es decir, dar sentido a... gestos,

dar sentido a... lo que es enmarcar una foto,

amputarla, cortarla, coserla...

¿Qué significa eso?

¿Qué significa que una persona lleve la foto de su ser querido,

desaparecido, en una cartera, durante 40 años?

He hecho, por ejemplo, genealogías fotográficas

de quién tiene las imágenes,

y eso da cuenta o, por lo menos, te permite hacer una pesquisa sobre...

quién recuerda y por qué recuerda, y quién olvida y por qué olvida.

La Antropología visual me ha permitido...

hacer análisis de este estilo.

Además, he participado en proyectos...

por ejemplo, recopilación de testimonios

con la Universidad de Goldsmiths, en Londres.

He trabajado para una empresa canadiense de Antropología visual,

para un proyecto de Google,

un proyecto, por ejemplo, que consistía en ver y observar,

filmar a la gente, cómo utiliza los dispositivos móviles...

para cocinar y para comprar.

Otro proyecto que hemos hecho para Telefónica,

en el que yo he estado haciendo fotografías sobre...

cómo la gente lee en un contexto urbano,

y haciendo también pequeños documentales sobre...

cómo la gente lee en un contexto rural,

tanto en un caso como en otro, el audiovisual o la fotografía,

nos permite otro tipo de acercamientos,

en este caso, al lector, entonces...

intento utilizar siempre la fotografía o el audiovisual,

tanto practicándolo, como en el caso de mi tesis doctoral,

analizándolo, en la línea que llevo de investigación,

académica y profesional.

Fijémonos en esta imagen.

Se trata de un detalle de una animación en video

realizada a partir de la pintura de Pieter Bruegel el Viejo,

conocida como "Juegos de niños".

La animación se realizó para una de las exposiciones

celebradas en Bruselas, para conmemorar el 450 aniversario

del fallecimiento del pintor, en 2019.

La pintura original no tenía movimiento, eso es obvio,

pero sí había en ella una intención de captar la vida

que parecía estar invitando a que la informática...

aportara la técnica que faltaba en el siglo XVI.

Dos jóvenes jugando a balancearse sobre un tonel de madera.

Despreocupados.

En la calle.

Sin pompa, ceremonia, drama, historia o aspiraciones,

ni más intención a nuestros ojos...

que recoger un instante de la vida de la gente común.

Lo cierto es que esa forma de acercarse a la realidad,

a los hombres y a las mujeres,

no había sido muy frecuente en la pintura anterior a Bruegel.

Karel Van Mander publicó en 1604

la primera biografía conocida de Pieter Bruegel.

El texto se abría diciendo que...

"la naturaleza había efectuado una elección singularmente feliz

el día en que escogió,

entre los paisanos de un oscuro pueblo de Brabante,

al humorístico Pieter Bruegel

para convertirlo en el pintor de los aldeanos".

La rotundidad de esa frase ha hecho que hasta hoy mismo

se haya entendido frecuentemente a Bruegel

como a un pintor sencillo,

abierto a recoger con humor la vida cotidiana,

y de manera principal...

a retratar a las clases populares urbanas y rurales.

Detalles como el de los jóvenes en el tonel, que acabamos de ver,

o como el de los cazadores en la nieve, que tenemos delante ahora,

no eran extraños a la pintura anterior,

pero el hecho de centrar una pintura en escenas como estas,

era una novedad indiscutible.

¿Qué significa, sin embargo, esta idea del "pintor campesino"

que ha circulado desde Van Mander hasta hoy?

¿Se trataba realmente de una pintura popular

y fundamentalmente sencilla?

Una mirada con más detalle a sus cuadros, dibujos y estampas

nos hace ver cómo la ingenuidad...

que se desprende de su identificación con los aldeanos,

no lo describe de manera completa.

La historia del arte de las últimas décadas

ha encontrado en Bruegel a un protagonista fundamental

en la renovación de la pintura europea del Renacimiento,

que supo proporcionar una propuesta de nuevos formatos y temas

para la ornamentación de las casas de las élites ciudadanas de Flandes.

Como el propio Van Mander señalaba,

Bruegel comenzó su carrera pintando en la estela de El Bosco,

a quien estudió copiando sus "diablerías y temas cómicos",

en palabras del biógrafo.

Entre otras muchas,

gran parte de las figuras secundarias de...

"El Triunfo de la Muerte", del Museo del Prado,

o de "La caída de los Ángeles Rebeldes" del Museo de Bruselas,

transitan por este camino.

Este tipo de figuras...

abundan también en otro de los cuadros más peculiares de Bruegel,

hoy en el Museo Mayer Van der Berg, de Amberes,

que retrata a un personaje del folklore flamenco

conocido como Dulle Griet,

que en castellano quiere decir Margarita la Loca.

Bruegel escogió el momento en que Dulle Griet...

se dirige a saquear el infierno con su ejército de mujeres.

No es cualquier cosa.

El fragor de la batalla contra los demonios

está sin duda lleno de escenas derivadas de El Bosco,

pero la forma en cómo Margarita construye la escena

pertenece ya a otro espacio mental

y convierte a esta pintura en una imagen única.

Extraordinario por esa representación en la que,

como decía Margarita, avanza con la espada en la mano

y lleva ya un cesto con los primeros trofeos de ese saqueo,

en el que vemos joyas, cofres...

lo normal que uno espera en el botín de una batalla,

pero también una sartén.

Una sartén que es una clave explicativa

con una potencia tremenda en este cuadro,

porque nos lleva a esa inversión de roles,

a esas mujeres con pantalones...

que aparecen en el entorno de Bruegel con cierta frecuencia,

a esa sátira que podemos entender, quizás,

que fue misógina en un momento determinado,

que nos hablaba de la locura de un mundo

en el que la gente estaba fuera de su lugar natural,

pero de un mundo en el que estaban sucediendo muchas cosas,

en el que había guerra, en el que había desesperación,

en el que... las cosas estaban cambiando

y no se sabía muy bien hacia dónde.

Y eso también convierte a este cuadro en extraordinario,

porque ya es un mundo muy distinto a El Bosco,

un mundo en el que hay también un pensamiento crítico que parte,

en gran medida, de una conciencia de uno mismo

y de la situación del hombre y la mujer en su destino y en su momento.

Y cómo esta inversión de roles...

es también una herramienta para pensar a contrapelo

y para inquirir al espectador que está delante viendo el cuadro.

Y es extraordinario también,

como sucede con casi toda la obra de Pieter Bruegel el Viejo,

por la inteligencia, por el sentido del humor

y por el respeto con el que él trata...

a los personajes que están representados,

y desde luego, también, a esta Margarita la Loca.

Cuando Bruegel pintó Dulle Griet, hacia 1562-63,

llevaba ya varios años de carrera en los que, por lo que sabemos,

había trabajado, sobre todo, realizando dibujos para grabados,

que respondían a la amplísima demanda que tenían...

las representaciones en el estilo de El Bosco.

Bruegel supo aprovechar la fama...

que le granjeó la difusión de sus primeras obras grabadas

para ir creando progresivamente un estilo propio.

Su trabajo comenzó a responder a una nueva demanda de pintura

para el entorno doméstico de los poderosos flamencos,

cortesanos, nobles, comerciantes,

que estaban desarrollando formas de interactuar con las imágenes

que suponían un entendimiento más moderno de la pintura,

que incluso conecta en muchos aspectos con el mundo de hoy en día.

Este tipo de clientes...

estimaba la capacidad de la inventiva visual de Bruegel

para seguir a El Bosco en la creación de multitud...

de detalles anecdóticos que arroparan al tema central,

pero al tiempo permitió que Bruegel

pudiera explorar con insistencia...

una nueva caracterización del lugar del ser humano en el mundo.

Este interés por lo humano puede encontrarse en todo tipo de temas.

Por ejemplo, entre los asuntos más conocidos de Bruegel estaban...

las representaciones de paisajes, y especialmente los invernales,

típicos de la pequeña Edad de Hielo de los siglos XVI y XVII,

y también las escenas de vida cotidiana,

fiestas populares y festines,

que según apuntan las fuentes de la época

adornaban las casas de la burguesía flamenca

y de las élites relacionadas con el gobierno de los Habsburgo.

Un ejemplo de ello está en el "Censo en Belén",

que realizó para Jan Vleminck,

un burgués ennoblecido por Felipe II de España.

Esta obra representaba en realidad un tema religioso,

la llegada de la Virgen y José a Belén para censarse,

y hoy sabemos, como ha estudiado Tine Meganck,

que también era un alegato de la posición social de Vleminck.

Éste aprovechaba para representar en la pintura

sus estados señoriales y enfatizar su conexión con los Habsburgo.

Sin embargo, la garantía de que el espectador retuviera estos mensajes

descansaba en el interés que adquiría la multitud de figuras

de gente común en sus quehaceres comunes.

La lectura de los paisajes,

los banquetes y las escenas de trabajo rural,

simultaneaba distintas capas de interpretación

con el deleite ante la reproducción fiel

y algo humorística de la realidad.

No en vano, el cartógrafo humanista Abraham Ortelius, amigo del pintor,

dijo que admiraba a Bruegel porque en todos sus trabajos

siempre había asuntos implícitos

más allá de lo que realmente estaba pintando.

En alguna ocasión se ha dicho que la representación del mundo rural

servía como una inversión irónica

de los banquetes urbanos de los ricos burgueses

que se sentaban a cenar junto a esas pinturas,

y que quizás podrían jugar a hacer girar parte de sus conversaciones,

más o menos académicas, sobre ellas.

Se sabe, por ejemplo,

que los seis paneles de la conocida serie de las estaciones,

que representaban escenas del trabajo rural a lo largo del año,

colgaba en las paredes del comedor de la mansión campestre

del rico comerciante Nicolaes Jongelick.

Según esta idea, la representación de los campesinos

funcionaba como una adaptación cultivada y adaptada a Flandes

de los temas, los conceptos y las formas de la literatura clásica,

quizás incluso en la forma de sátiras modernas.

Hay que señalar que a lo largo de varias décadas,

la historiografía del arte ha sostenido un debate muy vivo

sobre el significado último que podían tener las pinturas de Bruegel

bajo su apariencia sencilla.

Con todo, la conocida discusión que mantuvieron en los años setenta

los historiadores Svetlana Alpers y Hessel Miedema,

sobre si en los campesinos de Bruegel

había diversión o afán moralizante,

parece resolverse hoy día desde su comparación con la sátira clásica

que es al tiempo diversión y enseñanza moral.

La cuestión está más clara

cuando hablamos de interpretaciones muy generales

que apelaban a cualquier espectador

que se colocara frente a las pinturas,

como podía ocurrir...

con alguna de las más de 130 copias antiguas localizadas del...

"Paisaje de invierno con una trampa de pájaros", del Museo de Bruselas.

Según esta interpretación,

con la misma rapidez en que un patinador

podía caer por un agujero en el río helado,

los pájaros podían quedar aplastados

por la trampa que les aguardaba,

y el espectador entendía los riesgos físicos y morales

que acechaban en cualquier instante.

Más claro todavía...

es el significado de las representaciones de refranes.

Estas obras estaban en conexión...

con el interés humanista y erasmista

por la paremiología como fuente de sabiduría popular,

pero tenían también un alcance...

que los hacía accesibles a cualquier público.

La cuestión de las copias, es fundamental para entender...

cómo eran interpretadas las obras de Bruegel

en un marco más amplio que en el de su encargo original.

A su muerte, el 5 de septiembre de 1569,

Bruegel contaba sólo con 43 años de edad,

pero era el pintor más reconocido de Flandes

y uno de los pocos artistas del norte de Europa

que dialogaba en igualdad de oportunidades con los italianos

en la competencia por el gusto de las élites del continente.

Su enterramiento en la iglesia...

de Notre Dame de la Chapelle de Bruselas,

levantado por su hijo Jan Bruegel en 1598, es digno de un noble,

y en él todavía hoy sigue resaltando el orgullo...

con el que se señala su dedicación a la pintura en una lápida...

que le dedicó, en 1676,

el también pintor y descendiente suyo David Teniers III.

La demanda de sus obras,

que había sido notable ya en vida de Bruegel,

se multiplicó tras su fallecimiento.

Como vimos antes, por un lado sus estampas...

circularon por toda Europa desde fechas muy tempranas

y, por otro, sus pinturas se convirtieron en objetos preciados,

que por su escaso número,

alimentaron un lucrativo mercado de copias.

Viendo el alcance de esta difusión,

no parece que aquellas interpretaciones eruditas

que estuvieron presentes en los encargos originales a Bruegel,

fueran predominantes o por lo menos imprescindibles

para disfrutar de su obra.

La enorme variedad de contextos de recepción

que alcanzó la obra de Bruegel,

debió alimentar una gran variedad de lecturas.

La voluntad de reproducir obras como...

"El banquete de bodas" de Viena,

que vemos en una copia antigua del Museo de Gante,

no tenía por qué estar ligada...

al conocimiento de los posibles significados concretos

que pudo haber recibido...

por parte de los clientes originales de Bruegel,

entre los que quizás se encontraba la figura del noble...

que figura en la parte derecha del cuadro.

Para adquirir y disfrutar de esta pintura

seguramente bastaba con el interés por la caracterización emocional

y el tipismo popular de los personajes.

Más allá de los temas tratados,

y de las posibles lecturas sociales, religiosas o morales...

de cada pintura particular,

el éxito de la obra de Pieter Bruegel el Viejo

se explica, sobre todo, como decíamos antes,

por la capacidad de su inventiva visual

para prestar reconocimiento a la naturaleza humana de las figuras.

La curiosidad que demostraba Bruegel por las figuras populares,

por la expresión y las emociones de los personajes,

entrañaba una forma radical de apelar a los espectadores,

mostrándoles el mundo que les rodeaba.

Bruegel lo hacía, además, con una empatía hacia la gente común

y con una ironía frente a las desviaciones de la norma

que todavía hoy resulta deliciosamente subversiva.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 15/05/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

UNED - 15/05/20

15 may 2020

1.- Motril en la frontera sur: XVII Jornadas de Derechos Humanos y Migraciones.
2.- Antropología en Primera Persona. Jorge Moreno Andrés.
3.- Pieter Bruegel el Viejo, pintando la vida.
ver más sobre "UNED - 15/05/20 " ver menos sobre "UNED - 15/05/20 "
Programas completos (718)
Clips

Los últimos 2.480 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios