www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5808142
Para todos los públicos Un país para escucharlo - Castilla  y León - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"La ciudad de Segovia se eleva sobre una gran roca,

un viejo cascarón dorado sobre el horizonte.

Paseo bajo los arcos de su acueducto,

sus grandes ojos contemplan inmóviles el azote del tiempo.

En la alameda del río Eresma,

me voy a encontrar con una mujer valiente y viajera

que ha recorrido infinitos caminos en busca de su sonido:

el soul, el country o las rancheras.

La voz de Rebeca es como el chile verde:

picante pero sabroso.

En Burgos, las afiladas cumbres de las torres

le dibujan a su catedral un perfil inconfundible.

Camino por sus bonitas calles y plazas

en busca de una cuadrilla de amigos que no olvidan de dónde vienen.

En sus canciones hay rabia pero también belleza.

Hay miedos pero también sueños y esperanzas.

La voz de David, curtida en los mejores tugurios,

es carismática, áspera y misteriosa.

Pero se torna dulce al hablar de sus compañeros.

Ellos son la..."

# Despertarme contigo.

# Déjame pasar

# solo una vez más.

# no puedo esperar

# Yo...

# tengo el calor

# que tú necesitas.

# Guardo la flor

# para calmar tu dolor.

# Solo quiero despertarme contigo.

# Solo quiero despertarme contigo.

# Solo quiero despertarme contigo.

# Déjame pasar

# solo una vez más.

# No puedo esperar,

# quédate.

# Sin ninguna pretensión

# pero con todas.

# Sin ninguna condición # salvo que ahora

# me digas # que esta noche es solo para mí,

# que ya está amaneciendo.

# Quédate conmigo,

# Quédate conmigo,

# quédate a vivir.

# Solo quiero despertarme contigo.

# Solo quiero despertarme contigo.

# Solo quiero despertarme contigo. #

Vaya sitio, ¿no, Rebeca?

Qué impresionante, ¿verdad?

En la imaginación de un crío,

lo que debió ser pasear por aquí, tener siempre

la vista del Alcázar al fondo, ¿qué se te pasaba por la cabeza?

Bueno, yo, de pequeña, lo veía como un castillo de Disney.

Que luego, además, Disney se inspiró en este castillo-palacio

para hacer Blancanieves o Cenicienta o las dos.

Es único. Te harías mil películas.

Sí, muchas películas.

Sí, algunas de miedo y otras...

Vuestra familia es muy musical, había mucha música en casa.

Sí, siempre ha habido.

La verdad es que nuestro padre siempre nos ha enseñado mucha música

y hemos cantado desde pequeñas.

Siempre, en las reuniones familiares

siempre ha habido una guitarra.

Bueno, yo es que el piano empecé a tocarlo...

Con seis años, empecé a estudiar.

¿Como empiezas a desarrollar tu carrera?

Al principio, tuve varios grupos de electrónica.

Estuve viviendo en Viena. Ajá.

Porque estudiaba allí, bueno, estudiaba Filología Alemana

y me fui a aprender alemán.

Y en Viena, en esos años, la escena electrónica

era superpotente.

Te gusta mucho viajar también.

Cuando tienes la etapa en Viena, aunque no nos aclaraste...

¿A qué fui? A qué fuiste, claro.

Y a México, ¿a qué fuiste?

A México me fui porque...

En un momento dado, cuando sentí dentro que era bastante mexicana,

(RÍE)

Dije: "Pero no conozco mi paisito. Entonces, tengo que ir, claro".

Esta última etapa, rarísima, ¿no?

Todo lo que ha pasado. Sí.

Tú, sin embargo, inventaste algo con tu pareja.

¿Cómo surge esta idea, cómo se llama? Cuéntanos un poco.

Se llama "Conciertos 'Yo me quedo en casa'".

Y, bueno, cuando de repente se cancela todo,

nos quedamos todos confinados,

mucha gente tuvo la idea de hacer conciertos así

a través de Instagram Live.

Y, bueno, nosotros, rápidamente

si el mismo lunes que empezaba el confinamiento,

empezamos a programar, hicimos casi 90 conciertos.

Todos los días, uno o dos artistas.

He sentido realmente cómo la gente lo ha apreciado tanto

y que les hemos dado mucho.

Se han refugiado mucho en el arte.

Por eso creo que nos tienen que valorar mucho

y querer porque... Sí.

Sí, a ver si... A ver si...

A ver si...

(Música)

# Ultramarinos Paqui # ahora vende avena.

# La nueva clientela # ha roto sus esquemas.

# Renovarse o morir, # planteamiento lógico. #

"Dicen que a quien encuentra la rana

en la fachada de la Universidad de Salamanca

le trae suerte, pero no es fácil.

Tampoco es fácil mezclar referencias literarias,

filosóficas, humor y desparpajo

para confeccionar

perfectas piezas punk de tres minutos.

Las Estrogenuinas lo consiguieron."

(Música)

# Gentrificación, # ya llega hasta Alcorcón.

# Gentrificación, # ya llega hasta Alcorcón.

# Gentrificación, # ya llega hasta Alcorcón. #

(Música)

# Tierno como un niño, # fiero como un león.

# Es mi superhombre, # enemigo de Platón.

# Si le prestas buen servicio, # tus valores transmuta.

# No lo digo yo... # ¡Así habló Zaratustra!

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Voluntad de poder # está siempre con él.

# Con su moral seductora # me quiere hacer su señora.

# Si se enfada conmigo # y no volvemos a vernos,

# A juzgar por el destino... # ¡El retorno será eterno!

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Mi amor por él está # más allá del bien y del mal.

# Para lo nuestro, # ¡menos mal que Dios ha muerto!

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche.

# Nietzsche, # Nietzsche es mi fetiche. #

Hay una leyenda muy bonita

que parece ser que en un encuentro entre Bob Dylan y Jimi Hendrix

Bob le dijo a Jimmi:

"Cuida la letra, la música se cuida sola".

Y parece, escuchando vuestras canciones,

como si hubieseis seguido el consejo de Bob.

Porque la verdad sorprende y da mucho gusto

encontrarse con unas letras llenas de ingenio, de humor,

de provocación, de referencias culturales.

Sí, las letras, yo creo que es lo que más mimamos.

De hecho, he de reconocer

que hay veces que las metemos un poco con calzador.

Yo peco de escribir mucho, meter mucho texto

y a veces, de hecho, hay canciones que pueden parecer trabalenguas.

Pero es porque me gusta mucho jugar con el lenguaje.

Creo que tenemos un idioma muy rico que se presta precisamente a eso,

a la ironía, a los dobles sentidos.

De hecho, muchas de las canciones surgen del título,

normalmente es una rima consonante, como no podía ser de otra manera.

"Nietzsche es mi fetiche", "Orgía en casa de los Buendía",

"Pepinos asesinos".

Nos gusta empezar la casa por el tejado.

¿Te encargas solo tú de las letras? Normalmente sí,

pero a veces que Carol es también fuente de inspiración.

-Muchas veces surgen a través de conversaciones,

temas que tenemos de literatura,

estamos hablando de literatura, filosofía y decimos

una pequeña greguería que queda luego al final.

-Ahí hay canción.

¿Qué referencias literarias manejáis?

Literarias muchas, porque somos estudiantes de Humanidades,

y entonces todo eso se iba a reflejar.

Yo también soy profesora de cultura clásica, latín,

estudié en esta facultad precisamente, Filología Clásica.

Y luego, hablamos de todos esos temas

que nos inspiran en las canciones.

Gabriel García Márquez, "Cien años de soledad",

que es un poco nuestra novela de cabecera.

-¿Y vosotras creéis que el punk

es un buen vehículo para las ideas feministas?

-Yo creo que sí porque, además, el punk

surge en un momento de ruptura con el rock'n'roll, ¿no?

Veníamos de una tradición de Elvis y sus caderas,

Elvis y su paquete, luego...

El imaginario del rock'n'roll, ¿no?

Chicas, motos, cervezas.

Entonces, el punk llega en un momento,

aparte de romper con ese pasado, un poco que...

Que ya olía por aquel entonces a naftalina también, liderado...

No por nada, quiero decir,

venimos de un momento, nuevas juventudes.

-Un poco "testosterónico". -Y también el punk

daba libertad, yo creo, creativa a todo el mundo.

¿Cómo era la escena de Salamanca en esa época?

Cuando empezamos nosotras, yo creo que era un momento muy bueno

porque había muchos conciertos en directo.

-Y había una buena cantera también de punk-rock.

-Había muchos conciertos de jueves a sábado, por ejemplo.

Que es algo que yo echo de menos y que creo que es muy necesario

a la hora de crear una escena.

-Y muchos espacios autogestionados también.

¿Y qué pasó con esa escena?

Eran muchas bandas que se forman porque son de estudiantes,

terminan la carrera, van a buscar trabajo a Madrid.

Salamanca es una ciudad maravillosa pero el trabajo...

-Y las bandas se desintegran. -No hay muchas posibilidades.

Y, en nuestro caso, hace mucho el hecho de que seamos hermanas.

Cuando son dos personas las que tiran del carro

y ese vínculo ahí fraternal hace que...

Que...

# Quizás tape mi sonrisa,

# mis ojos te lo dirán.

# Porque amar en la distancia

# es otra forma de amar.

# Volveremos a sentir

# la arena fría en la playa... #

¿Llevabas mucho tiempo sin venir a Salamanca?

Pues desde el año pasado. Ajá.

Pasaste una buena temporada tú aquí.

Bueno, estuve rodando una película.

La primera película que hice.

Bueno, he hecho dos en mi vida, no he hecho más,

pero el director, Chema de la Peña, es de Salamanca,

y, entonces, parte de esta película

la grabamos aquí, en Salamanca.

Y tengo recuerdos muy bonitos,

por los días de rodaje aquí en la ciudad

y porque, además, era mi primera película

y, claro, para mí era una emoción total.

Una película sobre grupos, bandas. Sí.

Sí, sí, es que fue curioso porque,

después de estudiar muchos años interpretación,

y hacer muchos casting, un día estaba en un sitio de Madrid,

un bar, y el director de casting me preguntó:

"Rebeca, ¿tú tocas la guitarra?". Digo: "Bueno, para acompañarme, sí".

Y me dijo: "Es que estamos buscando una chica para una película

que tiene que ser cantante y rockera y tal".

Y te juro que cuando me lo dijo, pensé:

"Ese papel lo voy a conseguir seguro".

# Nuevas brisas volverán. #

(Música)

Había muchas apariciones de músicos en la película.

Estaba Kiko Veneno, que hacía el papel de un comisario;

estaba Raimundo Amador;

Albert Pla;

o sea, un montonazo.

Y lo más bonito para mí fue que estuve grabando

unas escenas con Antonio Vega.

Es donde yo conocí a Antonio.

Y además es que él tenía un pequeño papel.

Formaba parte de la banda que yo tenía

después de tocar en "Osaki".

En una banda de versiones que tocábamos en bares de carretera

y así como muy underground todo.

Y entonces Antonio era mi bajista y yo era la guitarrista.

Qué bueno. Sí.

Y tocábamos "La chica de ayer.

Cantada por ti. Sí.

¡Ah! Sí, sí.

Y el cine me encanta, pero, luego, yo ya dejé un poco de lado...

La actuación. Sí.

# No es el tiempo,

# es la espera

# es el qué vendrá... #

"Al entrar en la Casa Lis,

bajo el caparazón de esta tortuga multicolor,

me encuentro con Jorge, de Maldita Nerea,

un músico que llegó a la ciudad guiado por su intuición.

Encontró la paz en la sencillez de sus melodías."

# De cómo y cuánto pensar,

# me cansé, me cansé ya.

# La excusa es siempre no llegar.

# No llegar ya. # De no decir la verdad. #

Todos los que, en algún momento, decidimos dedicarnos a esto,

en algún momento sentimos cómo una llamada.

Creo que ese momento se produjo aquí, en Salamanca.

Sí que es cierto que yo tuve un cambio muy grande

cuando decidí estudiar aquí y luego tuve,

recuperando tus palabras, una revelación ya estando aquí,

que fue cuando compuse "El secreto de las tortugas".

O sea ya llevaba, una pequeña parte de mi carrera musical profesional

cuando llevaba aquí unos dos años estudiando,

había tomado la decisión.

Pero la revelación o la segunda revelación,

que ya es la definitiva,

fue cuando me di cuenta de que corría demasiado.

¿Qué estudiabas?

Estudié Logopedia, que es el estudio del lenguaje humano.

Sí, bueno, se centra mucho en lo que es la intervención,

pero el lenguaje humano es amplísimo.

Y luego hice Magisterio.

En tu primer concierto,

ya casi hiciste como una especie ejercicio de marketing, ¿no?

Y funcionó, ¿cómo fue eso?

Sí, eh... Nada, estaba que llevaba aquí apenas tres meses

y quería dar un concierto y, bueno...

Lo que yo siempre he soñado es que las canciones fueran cantadas,

que yo no hago canciones para que la gente las escuche.

Sino para que las cante.

Esto, de todas todas, condiciona todo el proceso, ¿no?

De hecho, si una canción no es cantada, va fuera.

Imagínate en los discos nuevos.

Pero es así y funciona así.

Y aquel día, como nadie me conocía,

llevaba aquí tres meses,

hice 50 maquetas.

Entonces, puse un precio rompedor, era, no sé,

tres euros cerveza, maqueta y entrada.

Eso es marketing.

Ya nos has comentado lo que significa para ti la tortuga,

que fue, a lo mejor, después de ese momento,

el tomarte las cosas con más calma.

De ahí, a lo mejor, te diría que esa meditación que haces tú

viene a lo mejor, en el momento que dices:

"Debo, a lo mejor, meditar, tomarme las cosas con calma".

Y meditas dos veces al día ahora.

-A ver, a la meditación he entrado por el tema de la creatividad.

Bajo mi punto de vista, esta es mi opinión,

está bastante demostrado por la ciencia,

aunque yo me guío más por la intuición,

que meditar es vivir presente

y no hay nada más potente a nivel de creatividad.

Incluso que las drogas, que son tan manidas.

No, no, porque, al final, vas

a tu droga interior, a tu energía interior.

¿Meditas cuando estás de gira también?

Sí, antes de subir al escenario, vamos,

sales hecho un toro.

# Dime la verdad,

# nunca has llegado a conocer

# otro que te robe el corazón,

# todo es más pequeñito que yo.

# Y dime la verdad,

# nunca has llegado a conocer

# otro que te robe el corazón.

# Todo es más pequeñito que yo, # que yo, que yo, que yo.

# Que yo. #

Héctor, no nos gusta mucho en este programa clasificar

y ponerle etiquetas a lo que hace todo el mundo y tal,

viniendo de Salamanca, haciendo no sabemos qué.

En realidad, es eso lo que queremos preguntarte:

¿Cómo definirías lo que haces?

Bueno, nosotros, nuestro estilo,

si así te lo pudiera decir u os pudiera decir,

ser naturales, ¿no?

Nosotros entendemos la música como el reflejo de nuestra vida.

-Las canciones,

parece que os levantáis mucho con el pie derecho,

porque no el izquierdo, porque son muy positivas,

muy buen rollo.

-Yo, como artista, tengo una máxima,

siempre compongo cuando me encuentro bien.

-Qué bonito, porque la gente suele componer cuando está triste.

-Normalmente, ¿no? Siempre el recurso

que mucha gente utiliza y que me parece superrespetable,

cuando: "Me ha dejado la novia",

"He tenido una faceta malísima en mi vida".

Sin embargo, la música

independientemente que es nuestra pasión,

es nuestro trabajo.

Y siempre pongo la comparativa

de que una persona cuando va a trabajar deprimido,

no trabajas igual que estando alegre.

Entonces yo, cuando hago las canciones

y me encuentro bien,

creo que hago mejor tema que si me encuentro mal.

(Música)

# He perdido sin quererlo

# los papeles # que me diste antes de ayer

# Donde estaban # los consejos que apuntamos

# pa'que todo fuera bien.

# Y ahora estamos # camino de la frontera

# disfrutando a poquitos # la vida entera.

# Así que tengo que encontrarte # para verte

# y que me digas otra vez...

# Necesito una ayudita,

# una palabra # que me pueda convencer.

# Cuando me habla # la montaña más pequeña,

# no se mueve cada vez.

# Y cruzamos camino de la frontera

# disfrutando a sorbitos # la luna llena.

# Cómo no voy a mojarme si aquí # dentro nunca deja de llover.

# Si no para de llover.

# Improvisemos un guion definitivo,

# que no tengamos más remedio # que olvidar.

# Que hacer # que todas las estrellas al camino

# para que nunca # falten ganas de soñar.

# Y suena bien, # parece que nos hemos convencido,

# solo tenemos que perder velocidad.

# Hace ya tiempo # que no estamos divididos,

# algo sobraba # cuando echamos a volar.

# Algo sobraba # cuando echamos a volar.

# Ah...

# Y sé que se, que suena diferente

# En su futuro, en tu pasado, # en mi presente.

# Y hemos sobrevivido, # aunque no se bien a qué.

# Y es que andábamos tan perdidos,

# que no podíamos ver

# la alegría que se lleva el miedo, # los buenos ratos, el sol de enero.

# Y ver contigo el amanecer.

# Dambidambidam, dambidambidam.

# Cuento hasta tres, # empiezo yo primero,

# que así el efecto del disparo # es más certero.

# Y ya me sigues tú quitándole # la prisa,

# mirando # cómo la tortuga te hipnotiza.

# Y nadie ser hará el camino # sin suerte,

# que aquí lo malo # en algo bueno se convierte.

# Existe un sendero # y te has convencido.

# Así que empiézalo conmigo # y echaremos a volar.

# Ah, ah, ah, ah... # Echaremos a volar...

# Ah... Y echaremos a volar.

# Nadie se hará el camino # sin suerte,

# que aquí la pena # en pedacitos se convierte.

# Aguarda un mundo entero.

# Titiritero no le hagas esperar. #

(Guitarra)

# Cuánto dolor

# cabe en el pecho.

# Adónde vamos a llegar.

# Corto la red,

# rompo el silencio,

# para gritarles: "Basta ya". #

"Futbolista, repartidor de pizzas, cantante,

de todas sus vidas posibles,

Jorge Marazu escogió la última,

la de despertar cada mañana con su guitarra

y retirarse a componer a su pueblo.

Lo que él denomina un búnker de paz."

# Sálvame,

# alúmbrame,

# para aceptar # lo que no logro entender.

# Para encontrar lo que perdí,

# para sentir valor,

# mientras el mundo # está perdiendo la razón.

# Abrázame y cura este vértigo

# que nace a la sombra # del diluvio universal.

# No quiero ver

# quién corta la flor,

# quién odia la piel,

# el mundo está muriendo.

# Abrázame

# y cura este vértigo

# que nace a la sombra # del diluvio universal.

# No...

# No quiero ver quién corta la flor,

# quién odia la piel,

# el mundo está muriendo.

# De sed... #

(Música)

"Cuando el Duero llega a Zamora,

está preparando su pasaporte camino del mar,

arrastrando el sonido de cuatro culturas.

Aquí, el folk es una moneda de dos caras.

Una mira hacia atrás buscando

viejas canciones en peligro de extinción.

Mientras la otra

mira hacia adelante pidiendo reinvención.

Dos miradas que hoy se encuentran.

El Lado Oscuro de la Broca y Luis Antonio Pedraza."

# Es lo que pasa la vida...

# Es la conquista... #

¿Cómo una propuesta tan innovadora, tan eléctrica,

tan casi punk como la vuestra

mira hacia lo tradicional?

-Bueno, al final, un poco aquí, quizás sucede en otras partes,

desde que eres pequeño es como algo que mamas.

Eh... Uno, el batería, por ejemplo, hacía bailes regionales...

Entonces como que siempre está la festividad, la tradición ahí.

Entonces, a la hora de escribir canciones o tener referentes,

no podemos hablar de un amor en el metro de Madrid, por ejemplo,

hablamos de algo, igual, más cercano para nosotros.

Me gustó mucho una frase que dijo el otro día Luis,

que la tradición es como una planta,

él igual está más en las raíces

y nosotros somos igual una parte de la hoja que está arriba,

sacando la cabeza.

-Los dos tenéis mucha relación también con Portugal, ¿no?

Somos los mismo.

Nosotros en la provincia de Zamora tenemos dos rayas con Portugal.

La raya húmeda que llamamos, que es el Duero,

que nos separa de los hermanos portugueses.

Y por la parte norte,

somos los mismos, es la misma tierra la que nos divide.

Realmente las cosas, tanto en Lisboa como en Madrid,

se ven de otra manera distinta aquí. Aquí somos los mismos.

Musicalmente, se prestaba a un lado y a otro,

material, musical,

se cantaba, se cantaba, se compartía mesa,

mucho matrimonio.

-De hecho, qué bonito que tú has escrito también

a esta zona más deshabitada, fronteriza, que es la raya,

y le has puesto música a esa parte también.

-Sí, la intención era un poco, pues,

llamar la atención porque nosotros estamos en lo que llaman

la España despoblada realmente.

Tenemos pueblos con muy poquitos habitantes,

menos de diez en algún caso, ¿no?

Y lo que hemos buscado era

ese corazón, esa música que late dentro de esta tierra,

poner, sacarle brillo,

ponerle el traje, como decimos aquí, de domingo,

y llevarla hacia lo universal: de lo local a lo universal.

-Es un tema, además, que nosotros hablamos en ciertos temas.

El de la despoblación, porque es verdad que es una problemática.

Pero, al final, se mira siempre desde una perspectiva como:

"Pobrecitos, esta gente".

Y ha tenido que llegar una pandemia para darnos cuenta

que los privilegiados somos nosotros.

Nosotros no tenemos el problema, estamos aquí bien.

Oye, aparte tú eres maestro de música,

eres un estudioso de tu tierra,

y eres un virtuoso, tengo que decirlo.

Porque la verdad que...

Bueno, eres como un multi instrumentista

pero lo haces todo al mismo tiempo.

¿Cómo es la figura del tamborilero?

El tamborilero era un instrumentista,

era realmente el protagonista de la tradición

en muchas de las comarcas de Zamora.

Era el que, con su música,

llevaba la cultura a los pueblos.

Y llevaba la alegría, al fin y al cabo.

Los trabajos,

sobre todo, en una provincia eminentemente agrícola y ganadera,

había pocos momentos para la festividad,

pero ahí estaba la figura del tamborilero,

que solían ser pastores.

¿Y por qué solían ser pastores? Pues mira, te explico.

Tenían instrumentos de este tipo, este tipo de cachas.

Eso lo usaban de bastón, imagino.

Que lo usaban de bastón y, además, para economizar,

sobre todo, el equipaje.

Lo que hacían era utilizar esta cacha como tamboril.

La flauta la llevaban para tocar melodías,

por ejemplo, romances como "La loba parda",

que voy a interpretar, fíjate.

-Qué bueno. Qué bárbaro.

(Música)

(CANTAN EN PORTUGUÉS)

(Música)

"De estas murallas de Ávila salieron dos espíritus libres,

dos artistas capaces de derribar los prejuicios más sólidos.

Julia de Castro y Vega Almohalla.

El descaro del cabaret y la insolencia del trap."

Es curioso que, viniendo de una ciudad amurallada,

aparezcan personalidades tan libres

y tan indómitas también.

Me gustaría saber cómo se fueron forjando

esos caracteres, digamos.

Renegué mucho de esta ciudad, salí corriendo,

no había referentes musicales, no había estímulos.

Y, para mí, eso

no había Internet en ese momento, no era tan accesible.

Necesitaba viajar, vivir, experimentar.

Ahora es cuando vuelvo aquí y me reconecto

y me apetece mucho, me siento muy abrigada.

Pero con ese recorrido previo.

¿A qué edad te fuiste? A los 17, salí corriendo de aquí.

Pero corriendo.

-En general, es lo que suele hacer la gente.

Ajá. Realmente.

Yo también salí corriendo

hasta que me di cuenta de que Madrid no es sitio para mí.

Yo me he criado aquí y me siento muy de aquí,

muy de Piedrahíta, muy de la tierra, de Corneja.

Y es como mi sitio donde me siento a gusto.

También estoy bien en Madrid porque sé que ahí aprendo muchísimo,

voy a conciertos, voy a salas de exposiciones.

Son cosas que aquí no hay y que creo que necesitamos mucho en Ávila

porque no solamente la muralla y los turistas,

sino que creo que necesitamos también muchísima cultura.

Y, no sé, maestros que puedan enseñar

a gente como nosotras

a que el arte también existe.

Y que por ser una ciudad pequeña, no nos tenemos por qué encerrar,

como las murallas y quedarnos dentro.

Sino que hay un mundo fuera que está también aquí

y parece que a veces no queremos verlo,

no sabemos, de alguna manera.

Pero ¿influyen las murallas en el carácter de la gente también?

Sí, la verdad es que sí, es como...

Una ciudad muy conservadora.

Parece que nos hemos quedado un poco en el medievo,

con la muralla también y todo.

-Es una ciudad que somos muy introspectivos, para adentro,

Orson Welles decía que de morir en un sitio, moriría aquí.

También hay una parte muy mística.

No creo que sea azaroso

que San Juan de la Cruz y Santa Teresa sean de aquí.

-¿Hay algo de ese misticismo dentro de vosotras?

-Para mí ella es como...

Pero más allá de la religión,

creo que es una tipa que espera 40 años

para empezar a escribir, que tiene semejante literatura,

que es alta literatura.

-Vega, y tú, ¿has notado mucho cambio

desde que tu tema "En el aire", tan exitoso,

cómo ha cambiado para ti esto?

-Ha tenido mucha más repercusión de la que me esperaba.

Que ahora mismo mi canción esté sonando en México o en...

Bueno, en general, en todo... -En todo el mundo.

-Es como muy fuerte.

# La niña de la amapola

# que ya no quiere cantar y llora.

# To' el mundo escucha a la niña,

# pero la niña se siente sola.

# Ah...

# La niña de la amapola

# que llora y se siente sola.

# La niña de la amapola

# que llora...

# Ah...

# Se siente...

# Sola. #

Las dos estáis emprendiendo nuevos proyectos.

Por ejemplo, Julia, en tu caso,

¿dónde quedó "De la Puríssima"?

-Hubo una muerte, un entierro, vino mi abuela.

-Y la enterraste. -Sí.

Rezó las letanías y murió allí, sí.

-Con "La historiadora" has cambiado totalmente de estilo,

has dejado el cuplé, el cabaret, el jazz,

para irte a un sonido muy electrónico.

-Es un sonido muy desprejuiciado. La madurez me ha dado eso.

Viajar, Latinoamérica ha influido mucho en este disco.

Y es un viaje.

Que es relativamente común, todo disco es un viaje.

(Música)

¡Cumbia!

¡Ra!

# Ue, ue, ue, ue, ue...

# Ue, ¡Cumbia!

# Ca, ca, ca...

# Yo, yo, yo... # Giraba a la vez que el mar.

# Yo giraba a la vez que el mar.

# Yo giraba a la vez que el mar

# y todo se movía alrededor.

# Yo giraba a la vez que el mar.

# Yo giraba a la vez que el mar.

# Yo giraba a la vez que el mar

# y todo se movía alrededor.

# Y un mexicano me puso la mano # sobre las caderas,

# se elevan, obedientes van.

# Con su bajo, me dibuja el trazo # muy finos los hilos.

# Y aquí, en Jalisco, # todo es a medida,

# me tira, me quiero quedar aquí # toda una vida.

# La libido sube, # la cumbia lo asume.

# ¡Volumen!

# La española está entregá'. # # Aplanadora.

# Esta descontrolá'. # Caminadora

# Lo quiere gobernar. # Aplanadora.

# Lo va a colonizar.

# La española está entregá'. # Aplanadora.

# Está descontrolá'. # Caminadora.

# Lo quiere gobernar. # Aplanadora.

# Lo va a colonizar # ¡Ra!

# Ue, ue, ue...

¡De Ávila al mundo entero!

¡Ra!

# La española está intrigá'. # Aplanadora.

# Está descontrolá'. # Caminadora.

# Lo quiere gobernar. # Aplanadora.

# Lo va a colonizar.

# La española está intrigá'. # Aplanadora.

# Está descontrolá'. # Caminadora.

# Lo quiere gobernar. # Aplanadora.

# Lo va a colonizar. # ¡Ra! #

(Música)

# La noche es tu amiga, # te abraza... #

"Llego a Burgos.

Una ciudad donde la luz va siempre acompañada del misterio.

Mi nuevo compañero de viaje

es uno de los siete hijos de Johnny Cash: David Ruiz.

Un tipo sencillo que cultiva la elocuencia.

Un letrista que escribe canciones

para no tener que decir

te quiero."

# Quién es # suficientemente joven y valiente

# para soportar el peso de empezar.

# Puedo soportar que todo cambie. ¡Todo cambia!

# No entender a casi nadie # y el sabor salado... #

Creo que sois un grupo con un sello muy particular,

pero, al mismo tiempo, que ha ido cambiando mucho, ¿no?

Que desconcierta desde el nombre.

Creo que cuando uno lo escucha,

parece que sois como un grupo más lúdico,

más fiestero.

Y realmente sois un grupo... Intenso, yo diría, ¿no?

Yo creo que intentamos despistar un poquillo.

Como que hemos intentado tapar, no sé si por timidez,

lo que éramos. O esconder ese trasfondo igual algo más oscuro,

un poco más denso,

con la alegría de los tonos de la mandolina, de las cuerdas,

incluso del nombre.

Seguís viviendo todos aquí, en Burgos,

cosa que ya llama la atención.

Cuando un grupo empieza a funcionar,

muchas veces se plantea cambiar.

Mucha gente de estas ciudades

y de lo que se ha llamado la España vaciada

han tenido que irse, muchos muy pronto, al acabar el instituto,

a estudiar o trabajar fuera.

Y, luego, con la crisis que hubo en España,

la que empezó en 2008,

mucha gente se tuvo que ir fuera. Entonces,

yo tengo a mis amigos de toda la vida,

hay uno que está trabajando en Canadá,

hay otro que está en Liverpool,

dos o tres están en Madrid,

y quedamos aquí, al final, los menos.

Y creo que muchas de las personas que vivimos aquí

han pasado algo similar.

El hecho de estar aquí, de funcionar de esa manera,

¿cómo...? ¿Hay roles en el grupo?

¿Cada uno se ocupa de alguna cosa?

Porque no es fácil autogestionarse, es mucho trabajo también.

Tenemos un grupo de trabajo de nosotros siete

con tres, cuatro personas,

y funcionamos, supongo, como una discográfica,

miramos desde quién va a hacer la portada,

los plazos, hablamos con la fábrica para editar las historias...

Cada uno tiene una especialidad. Cada uno la tiene,

aunque todos comemos del plato del otro.

lo que hace que, a veces, esto sea un caos absoluto.

Pero de ese caos, creo que también sale lo que somos.

Además de un grupo democrático, sois anárquicos.

Quiero pensarlo así, me gusta más.

El último disco es un paso adelante,

especial, no sé por dónde seguiréis,

pero con la producción de Refree.

Tiene una atmósfera increíble.

¿Por qué ese cambio?

Yo creo que sentimos esa necesidad de ir probando

cosas nuevas, de no reconocernos a nosotros mismos,

pero, a la vez, de no pensar que somos otra banda.

Es lo difícil, yo creo, conservar esa esencia.

Y, a la vez, de evolucionar y dar pasos

hacia donde uno quiera.

Entiendo que hay músicos que quieren repetir el mismo disco siempre.

A mí me encantan muchos grupos que han hecho eso,

pero nosotros sentimos esa necesidad,

que igual es tirarte un tiro en el pie,

pero es que lo otro no.

Tener que hacer la misma fórmula.

Creo que no estamos en la música para eso.

(Música)

"Obús tiene viva la leyenda del rock.

Una banda inconformista, rebelde,

de letras reivindicativas y grandes dosis de rock duro.

Su líder, Fortu, sabe que morirán con las botas puestas.

Que sin escenario, no hay vida."

# Prepárate.

# Va a estallar el obús. #

# Prepárate.

# Va a estallar el obús. #

(Música)

# ¡Oh! Ya, ya, ya...

# Vamos amigo y bebe conmigo,

# acaba tu copa. # ¿Qué pido más?

# Hoy es una noche # como otra cualquiera,

# Nadie nos espera, # solo unos litros de alcohol.

# Veo dobles caras, # luces que andan solas,

# maniquís que ríen, # mil bromas pesadas.

# Ya perdí la cuenta, # abro otra botella.

# Siempre encuentro algo # por lo que esta noche brindar.

# Vamos muy bien, # borrachos como cubas.

# ¿Y qué? # Aún nos mantenemos.

# Y ya no pararemos

# hasta no poder ver. #

¡Maestro!

Nunca pensé que iba a tocar esta canción, caramba.

Y yo nunca pensé que me ibas a entrevistar.

Leyendo tu biografía, me llama la atención

has nacido aquí.

Yo te hacía de Entrevías, pero eres de Burgos.

Soy burgalés, sí, soy burgalés

y de verdad me siento superorgulloso de esta ciudad tan maravillosa

donde siempre se me abre, con las manos abiertas.

La gente, de verdad, es muy agradecida.

¿Guardas relación con la ciudad?

Pues sí, sí guardo.

Y, además, bueno, mi banda, Obús,

solemos tocar bastante por aquí, por Burgos.

Oye, ¿en la familia había ya mucha música?

Creo que te criaste, no sé, si tu abuelo

o qué familiar era.

Sí, bueno, yo vengo de titiriteros, como dicen, ¿no?

Como dicen por ahí.

Mi abuelo empezó a cantar,

sus primeros paseítos fueron con Manolo Caracol.

Es un cantaor de cante jondo.

Y mi madre, mi mamá, que todavía vive,

pues canta de maravilla.

Le gusta mucho el flamenco, sobre todo, la copla.

Yo, muchas veces, babeo con ella escuchándola.

Sigue cantando... Y tiene 86 años ya y sigue cantando.

-Fortu, todos te conocemos por tu trayectoria en Obús.

Pero yo quería preguntarte qué hubo antes

y qué pasaba... Yo lo he oído ya, me han contado varias veces

que, en aquella época,

antes de que empezaran los 80 en España,

había muchas bandas, pero que muchas se rompían

por el servicio militar obligatorio.

-Sí, una de mis bandas,

yo, antes de entrar en el servicio militar,

tenía una banda que se llamaba Luz.

Hacíamos versiones, un poco orquesta, un poco de todo,

íbamos a todos los pueblos haciendo nuestras historias.

¿Y qué ocurre?

El servicio militar nos llama, tenemos que ir a...

A hacer nuestros deberes, ¿no? Entre comillas.

Y sí, se jode...

Se jode, digamos, la carrera, entre comillas, del grupo Luz.

Pero, bueno, tengo la suerte de conocer

a un personaje muy importante en este país,

que es Rosendo Mercado.

Fuisteis el primero, yo diría el primer supergrupo

que hizo un gran montaje arriba de un escenario en España,

hasta ese momento. Ahora parece muy normal

pero antes salíamos con unos focos y poco más.

Sí, no sé, perdimos mucho dinero.

Perdimos mucha pasta.

Porque sí, fuimos de las primeras bandas

que hacíamos la competencia a las bandas europeas.

Bandas como Iron Maden, AC DC, Scorpions,

que traían sus "motor heat", que traían los aviones y tal.

Nosotros hicimos nuestro decorado, nuestras pasarelas,

nuestras calaveras y tal y cual.

-Quería preguntarte por la rivalidad entre Obús y Barón Rojo.

-Bueno, mira, eso ha existido y sigue existiendo.

Yo creo... Sí, sigue existiendo, pero de buen rollico.

Yo creo que siempre ha habido... Es como un Barcelona-Real Madrid.

O un Betis-Sevilla, vamos a ver...

El espectáculo no sería igual

si todos somos: "Qué buen chaval eres,

qué buen rollito tenemos".

Eso es importante para el espectáculo.

Entonces, esa rivalidad de Barón Rojo-Obús siempre la hubo.

Y la seguimos teniendo, pero yo creo que de buen rollito.

Lo increíble es que sigas haciendo

esas canciones que requieren de tanta energía

y que las sigas tocando todavía.

Yo pienso morir encima de un escenario.

Si no hay escenario,

si el público, nuestro público no escucha nuestras canciones,

apaga y vámonos, se va todo al carajo.

Pues yo creo que, entonces... (HACE UN ACORDE DE GUITARRA)

Nosotros no tocamos por dinero,

pero un poquito no vendría mal tampoco, ¿no?

¡Hombre! El dinero es importantísimo,

para poder comprar instrumentos, amplificadores,

su guitarrita,

irte con tu chati, con tu niña, con tu pareja a tomar unas copitas.

Por ejemplo...

# Dinero, dinero,

# en mi cabeza constante estás.

# Dinero, dinero.

# Compras o vendes con intereses.

# Nunca podrás cambiarme

# mi marcha ni mi fuego.

# Nunca podrás cambiarme.

# Nunca, nunca,

# podrás cambiar.

# Eh, eh... # Qué bueno.

(Música)

"En la ribera del Duero, hay una ciudad,

Soria,

donde me espera un dúo que desfila con paso firme

por la pasarela de la vida con sonidos electrónicos,

industriales y melodías pegadizas.

Un elegante grupo llamado Meta."

(CANTA EN INGLÉS)

(Música electrónica)

(CANTA EN INGLÉS)

María, tú vienes del mundo de la moda,

fuiste Miss España,

en relación al mundo de la música,

¿crees que eso te ha abierto o cerrado puertas?

-Yo pensaba que eras tú el que venía del mundo de la moda.

-Me la han puesto queriendo la pregunta.

-Pues creo que no había puertas.

Que, de repente, había toda una explanada y creo que...

Ha sido una forma muy natural que...

Sucedió en Barcelona y nos fuimos extendiendo por Europa

y hasta llegar a Soria.

No había algún tipo de prejuicio o, a lo mejor, al revés,

a lo mejor el hecho de conocer a tanta gente

te venía bien para tener contactos, tocar en sitios con glamour.

Bueno, no te creas.

De hecho, eso es lo que se creía mucha gente,

que me iba a abrir puertas en la moda

y me iban a ver en los desfiles como hay gente ahora

tocando en los desfiles y tal.

Pero a mí no me ha sucedido, fíjate.

No me importa, yo no soy rencorosa, me muevo en otros ámbitos.

Y prefiero estar donde me quieran bien.

-Y vosotros, con este proyecto,

arrancasteis en el año 2015.

-Fue sin prisa y... -Fue como muy natural.

Justamente en 2015, acababa de sacar un EP.

O sea que tenía cosas ahí que estaban sonando.

Y entonces yo estaba como de subidón,

había sacado un EP con Subterfuge,

que se llama "Introducing".

Y estaba como: "Qué guay, vamos a ver,

¿por qué no hacemos a la par un proyecto electrónico?".

Y empezamos así.

¿Cómo es la escena de Soria? ¿Es normal la música electrónica?

¿Qué es lo que más hay? ¿Hay una escena emergente?

¿Qué está pasando?

Siempre ha habido muchos músicos en Soria,

pero nunca hemos salido fuera,

es muy difícil salir desde Soria al ámbito nacional.

Pero la gente está preparadísima.

Hay muchísimos músicos de jazz,

blues, de rock'n'roll, punk.

Hay DJ buenos de house, de tecno, tal.

Pero, claro, Soria siempre es muy difícil salir de aquí.

Que te vean.

No sé si sois de la misma generación,

¿qué sentisteis cuando empezasteis a escuchar

"Camino Soria" de los Gabinete Caligari?

Ese himno. Es que yo vine a los 15 años aquí.

Así que creo que me sonaba Soria por la canción.

-Es que en los 80, Soria tenía mucha fiesta.

Venía mucha gente de la movida los fines de semana y tal.

Imagino que se inspirarían en... Nos engañó Jaime,

porque dice que venía aquí a buscar la soledad.

"La verbena debe cogerse justo antes del amanecer.

Por eso se pasaba la noche en vela cantando y bailando

hasta que llegaba la hora de recogerla.

Verbena, una palabra que todo lo cura.

Como la música, la magia de la gran naturaleza."

# Imaginé

# poder tener

# el universo en un cajón.

# Quitarle la piel

# al ego que arrastro,

# iluminar el cosmos.

# Nubes que antes # parecían siempre negras,

# ahora son caleidoscopios

# en el centro de un volcán.

# Hazme creer, # hazme creer,

# que se puede vivir, # que se puede vivir,

# bajo tus normas sin sentir.

# Que no va a salir bien.

# No va a salir bien.

# No va a salir bien.

# Lástima de astillas en los dedos,

# de nudos marineros

# que no me dejan de ir.

# Todos somos víctimas del miedo,

# del vértigo # a la inmensidad de la existencia.

# Busco esperanza

# en mis semejantes.

# Reconocerme entre los charcos.

# Oigo vibrar a la mar

# en las noches tristes

# cuando se calla el viento.

# Morir siendo # un vagabundo en París,

# como Oscar Wilde

# Y salvar el Olympia como Edith.

# Quiero quemar, # quiero quemar,

# la culpa y gritar:

# "Non, Je ne regrette rien". #

"Castilla y León es un lugar

en el que la llanura de la meseta castellana

se levanta y se vuelve curva, ondulada.

Donde el polvo del aire se hace lluvia

y los viejos poemas de Machado

se convierten en estribillos de canciones.

Tierra de trovadores del verso que invocan sonidos pasados.

Y acordes duros y voces rasgadas.

De mujeres místicas y embriagadoras

que saben que en la vida, el camino solo se hace al andar.

Sigue el viaje.

Golpe a golpe, verso a verso."

# Siguen haciendo

# girar la rueda

# mientras creen que solo juegan,

# necesitan la verdad.

# Necesitan la verdad.

# Necesitan la verdad. #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Castilla y León

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Un país para escucharlo - Castilla y León

02 mar 2021

Ariel Rot seis provincias de Castilla y León. Para ello, cuenta con dos copresentadores de excepción: David Ruiz, de La M.O.D.A., y Rebeca Jiménez. Junto a ellos se recorre la comunidad autónoma en busca de los mejores paisajes y la mejor música en directo.
El viaje comienza en Segovia con Rebeca Jiménez y termina en Burgos con David Ruiz, donde se encontrarán con el incombustible Fortu, líder de la banda de rock duro Obús.
Continúan su travesía hacia Soria y, a orillas del Duero, son testigos de la mutación de la modelo María Reyes en cantante de música electrónica con el proyecto META. En Zamora asisten a la alianza, más natural de lo que parecía, entre el indie ruidista de El Lado Oscuro de la Broca y el folclore de Luis Antonio Pedraza.
En la ciudad de Salamanca vemos en acción a Estrogenuinas con su punk pop ingenioso. Pero su visita no termina ahí, sino que Rot asiste al encuentro entre Jorge Ruiz, de Maldita Nerea, con la banda Tu Otra Bonita. Finalmente, en Ávila disfrutan de dos encarnaciones muy diferentes del pop de nueva hornada: Julia de Castro y Vega Almohalla.

ver más sobre "Un país para escucharlo - Castilla y León" ver menos sobre "Un país para escucharlo - Castilla y León"
Programas completos (30)
Clips

Los últimos 175 programas de Un país para escucharlo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios